El Blog

Calendario

     Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

30 de Marzo, 2006

La visión del Nacionalismo Radical (para algunos moderado)

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 6:20, Categoría: General

Les hemos ofrecido la práctica totalidad de los artículos del diario DEIA que como bien saben es el medio informativo y propagandístico del PNV. Para no hacerlo eterno, y eso que lo hemos dividido en bloques, no hemos incluido las noticias de agencia y aquellas que se publicaron en vasco. Con el GARA hemos hecho lo mismo. El primer bloque está dedicado a la noticia en sí misma, las reacciones del nacionalismo institucional y las reacciones de distintas personas de cierta relevancia pública vinculadas al nacionalismo radical, moderado para algunos incautos.

 

ETA declara un alto el fuego permanente desde mañana

 

 

Minutos después de las doce y media del mediodía de ayer, ETA mediante un comunicado leído por una mujer, acompañada por otros dos activistas, durante poco más de minuto y medio, declaró un «alto el fuego permanente» con el objetivo de «impulsar un proceso democrático en Euskal Herria» que finalice con que «los ciudadanos vascos tengan la decisión sobre su futuro»            

        

Bilbao - Al fin llegó la noticia más esperada de los últimos meses. A través de un comunicado difundido por "Gara", "Berria" y EiTB, la organización ETA anunció que declara un «alto el fuego permanente» a partir de mañana viernes. En un mensaje de 25 líneas dirigido al «pueblo vasco», señaló que el objetivo de esta decisión es «impulsar un proceso democrático en Euskal Herria» para llegar a dar cuerpo a «un nuevo marco» en el que sean reconocidos «los derechos que como pueblo nos corresponden». Asimismo, ETA dijo que pretende asegurar «de cara al futuro la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas». Ya de madrugada, ETA hizo público el texto completo del comunicado.

 

El anuncio de ETA llega cuando Arnaldo Otegi se encuentra a punto de comparecer ante el juez Fernando Grande-Marlaska en la Audiencia Nacional. Tanto es así que la entrada en vigor del alto el fuego se producirá el mismo día en que está llamado a declarar como imputado por los desórdenes contabilizados por el magistrado durante la jornada de huelga convocada por la izquierda abertzale el pasado día 9. Ayer el magistrado dejó en libertad sin fianza al dirigente de Batasuna Joseba Álvarez, después de comprobar que el pasado día 5 no estuvo en la rueda de prensa en la que se anunció la convocatoria.

 

ETA señala en su comunicado que su declaración debe dar paso a un proceso que culmine concediendo «la palabra y la decisión» a los ciudadanos vascos acerca de su futuro. Según la organización terrorista, los Estados español y francés «deben reconocer los resultados» del citado proceso «democrático», y lo deben hacer, además, «sin ningún tipo de limitaciones». «La decisión que los ciudadanos vascos adoptemos sobre nuestro futuro deberá ser respetada», insistió.

 

En esa línea, ETA hizo un «llamamiento» a las autoridades de España y Francia para que «respondan de manera positiva» a la nueva situación, «dejando a un lado la represión». Extendió sus peticiones a la ciudadanía vasca para pedirle que se «implique en el proceso» y, así, «luche por los derechos que como pueblo nos corresponden». Tras la fracasada experiencia del alto el fuego de setiembre de 1998, roto a finales del siguiente año, los autores del mensaje «muestran su deseo y voluntad» para que en esta ocasión el proceso «llegue hasta el final». Este horizonte irreversible pasaría por que se «consiga una verdadera situación democrática para Euskal Herria, superando el conflicto de largos años y construyendo una paz basada en la justicia».

 

«Nos reafirmamos en el compromiso de seguir dando pasos en el futuro acordes a esta voluntad», finalizó la banda, justo antes de considerar que «la superación del conflicto, aquí y ahora es posible» ya que «ése es el deseo y la voluntad de ETA».

 

Vídeo con tres encapuchados

 

El comunicado difundido por la organización estuvo acompañado de soporte videográfico. En las imágenes aparecían tres terroristas, con el rostro cubierto con pañuelos blancos y con txapelas en la cabeza, colocados ante el anagrama de la organización armada y tras una mesa en la que se exhibía el escudo de Euskal Herria. El texto, leído en euskera y castellano por una mujer, dura un minuto y 36 segundos.

 

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, fue informado de la noticia por el Centro Nacional de Inteligencia sobre las 12 de la mañana cuando despachaba en La Moncloa con el nuevo consejero del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Según informaron fuentes del Ejecutivo socialista, el presidente habló inmediatamente con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y con el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, con quienes tiene previsto reunirse en estos próximos días. En concreto, con Rajoy lo hará el martes.

 

Las reacciones al mensaje de ETA fueron inmediatas. Rodríguez Zapatero aseguró que la posición del Ejecutivo socialista ante el alto el fuego es «de cautela y prudencia» y expresó su deseo de «contar con todas las fuerzas políticas» de cara a un proceso que, según presume, será «duro, difícil y largo». Mientras tanto, desde Gasteiz, y tras una reunión extraordinaria del consejo del Gobierno tripartito, el lehendakari expresó su «alegría» por la decisión de ETA porque, a su juicio, permite abrir la puerta a un proceso de paz. Ibarretxe reclamó el trabajo del conjunto de la sociedad para lograr la «completa desaparición de la violencia» y pidió a ETA que «no frustre nunca más la ilusión». Desde el Partido Popular, su presidente ofreció el apoyo al Gobierno socialista para el proceso de paz, siempre que no haya «precio político» y que «el Estado de Derecho no deje de actuar contra el terrorismo».

 

 

Texto de Joseba Arruti publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«ETA está obligada a no frustrar la ilusión y nosotros a hacer irreversible la paz»

 

 

El lehendakari quiere mantener «un diálogo leal y sincero» con Zapatero sobre normalización         

 

Gasteiz - «Comparezco con responsabilidad ante un nuevo tiempo, un futuro mejor, un futuro apasionante y lo hago sereno pero también contento». Este fue el primer mensaje que el lehendakari Juan José Ibarretxe, arropado por todos sus consejeros, lanzó a la sociedad vasca en este «histórico día», un calificativo para una jornada de la que también quiso resaltar otros adjetivos como ilusión, responsabilidad, diálogo, participación ó decisión.

 

Ibarretxe, en la lectura de la declaración institucional del Consejo de Gobierno, comenzó por manifestar «nuestra alegría porque, por fin, ETA ha escuchado a la sociedad vasca» para acto seguido dejar claro que a partir de este momento, «es obligación de ETA no frustrar nunca más la ilusión de nuestro pueblo, y la de todos nosotros, partidos políticos e instituciones, hacer universal e irreversible el proceso de paz».

 

Tras este convencimiento, el lehendakari pasó a hablar de la «ventana a la esperanza que nadie debe cerrar» abierta ayer con la declaración de alto el fuego permanente de ETA y el «enorme alivio» que ha supuesto para toda la sociedad vasca.

 

En este punto, llamó a todos a trabajar para «abrir definitivamente la puerta de un proceso de paz que suponga el final dialogado de la violencia» hasta lograr su completa desaparición. Y, a continuación, Ibarretxe pasó a enumerar algunas de las tareas pendientes: el reconocimiento sincero a todas las víctimas y sentar las bases del camino para la reconciliación. Dos asignaturas que, enfatizó, «todos tenemos que ser capaces de llevarlas a cabo».

 

Compromisos

 

En el mensaje, el lehendakari informó de que había transmitido al presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, «mi completa disposición personal y la de mi gobierno, para allanar el camino del proceso de pacificación así como mi compromiso para desarrollar con él un proceso de diálogo leal y sincero sobre las cuestiones políticas referidas al proceso de normalización».

 

Para finalizar, Ibarretxe reconoció las trabas del camino que se acaba de iniciar. «Somos conscientes de que el proceso abierto será complejo y no exento de dificultades, lo sabemos». Ante dicha realidad, el lehendakari mostró la «firme» determinación de su gobierno de hacer que desaparezcan definitivamente todo tipo de acciones vulneradoras de derechos individuales y colectivos. «Asimismo, manifestamos nuestro compromiso inequívoco con las vías exclusivamente políticas y democráticas para la solución del conflicto de naturaleza política existente en Euskal-Herria, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse a través de los representantes legítimos de la voluntad popular», apostilló.

 

 

Texto de Elena Ferreira publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El PNV pide que la oportunidad sea «aprovechada con inteligencia» y asegura que es «el tiempo de la política»

 

 

Quiere que los partidos trabajen «desde el acuerdo integrador y sin ninguna tutela»

 

Bilbao - Sabin Etxea vivió ayer el ambiente de las grandes ocasiones. Multitud de medios de comunicación vascos y estatales se dieron cita en el salón de actos de la sede jeltzale para asistir a la lectura del comunicado del PNV en el que valoró el anuncio de alto el fuego permanente de ETA. Josu Jon Imaz, presidente de la Ejecutiva nacional, leyó un texto en el que solicitó que la oportunidad sea «aprovechada con inteligencia», rechazó cualquier tipo de tutela por parte de la banda ante el proceso político que se avecina y subrayó que ha llegado «el tiempo de la política».

 

El EBB se reunió con carácter de urgencia a las dos de la tarde al conocerse la noticia del alto el fuego de ETA. Sus miembros elaboraron un escueto texto de sólo 17 líneas que fue leído tres horas más tarde por Imaz en euskera y castellano ante los periodistas y ante sus compañeros de Ejecutiva. En el mismo, el partido abertzale con mayor respaldo popular asegura que el paso dado por la banda «es motivo de esperanza» y, además, «contribuye a vislumbrar un final definitivo de la violencia en Euskadi».

 

El PNV quiso resaltar su «ilusión» ante el nuevo escenario y apostilló que esta «oportunidad» debe ser «aprovechada con inteligencia, compromiso y desde la cooperación de todos». A su vez, los jeltzales exigen que el anuncio de alto el fuego permanente sea «irreversible» y conlleve «la desaparición de toda violencia y coacción», respondiendo de esa manera «a la demanda democrática manifestada una y otra vez por la sociedad vasca y sus instituciones».

 

Marco de dignidad y libertad

 

Imaz miró también hacia lo que se avecina una vez que ETA se retire del escenario y estimó que el «horizonte, abierto entre todos, de una paz justa debe desarrollarse en un marco de dignidad y libertad». Para el PNV lo que viene es «el tiempo de la política», una etapa en la que «los partidos, en una mesa, desde el acuerdo integrador y sin ningún tipo de tutela, debemos trabajar para ofrecer a la sociedad vasca la posibilidad de decidir, en paz y en libertad, su propio futuro».

 

Tras la lectura del comunicado del EBB, que Imaz llevó a cabo de pie tras un atril y no sentado en la mesa habitual, tanto el presidente jeltzale como el resto de los miembros de la Ejecutiva se retiraron del salón.

 

El PNV ya fijó su postura para afrontar el proceso político que ahora se pretende abrir en el documento ‘Elkarbizitzarako bake bidea’ aprobado en octubre pasado por unanimidad de la Ejecutiva nacional.

 

 

Texto de Joseba Arruti publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

ELA y LAB piden a los partidos políticos que muestren ahora su compromiso con el proceso        

 

 

La vicesecretaria general de LAB dice que «tienen la oportunidad de abrir una nueva etapa hacia soluciones respetuosas con la voluntad del pueblo»            

        

Bilbao - Los sindicatos abertzales ELA y LAB mostraron ayer su satisfacción por el anuncio de ETA y arengaron a partidos políticos a que muestren su compromiso con el proceso, ya que, como subrayó la vicesecretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, «tienen la oportunidad de abrir una nueva etapa política hacia soluciones democráticas respetuosas con la voluntad del pueblo vasco».

 

El secretario general de ELA, José Elorrieta, hizo una «valoración positiva sin reservas» del alto el fuego permanente de ETA, y exigió al Estado español que «dé pasos concretos» que muestren su «compromiso con el proceso» de paz en el País Vasco. Elorrieta aseguró que el anuncio es una «gran noticia» que su sindicato recibe «con una enorme satisfacción», y que se trata de una decisión «deseada, esperada y responsable».

 

«A partir de esta decisión de ETA, el Estado ya no tiene ninguna excusa para no implicarse en el proceso de paz y de normalización política», señaló Elorrieta, quien opinó que «ahora la gran responsabilidad recae sobre el Gobierno español». Según el secretario general de ELA, el anuncio de ETA «abre nuevas expectativas políticas y sociales», de las que subrayó «la colaboración para crear nuevas condiciones de acumulación de fuerzas políticas y sociales que defendemos el derecho de Euskal Herria a decidir».

Por su parte, LAB aseguró que el anuncio de alto el fuego permanente de ETA tiene «gran envergadura política y resulta una aportación fundamental para construir un escenario de soluciones políticas». La vicesecretaria general de la central aber-tzale, Ainhoa Etxaide, dijo que se ha llegado al momento actual «gracias al compromiso y la lucha de miles de personas en defensa de los derechos de Euskal Herria», y agregó que «ahora los Gobiernos tienen la oportunidad de abrir una nueva etapa política hacia soluciones democráticas respetuosas con la voluntad del pueblo vasco».

 

 

Texto de A. Laiseka publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Batasuna reclamó en Bruselas la implicación de la Unión Europea para impulsar el proceso de paz

 

 

El Sinn Féin apuesta por la implicación de todos los actores políticos en este camino         

        

Bruselas - El dirigente de Batasuna y ex eurodiputado de HB Karmelo Landa reivindicó ayer en Bruselas la implicación de las instituciones europeas para impulsar un proceso de paz en Euskadi y arremetió contra las medidas adoptadas recientemente en el Estado español contra miembros de su partido porque suponen un «obstáculo» al proceso de paz. Landa compareció antes de que ETA hiciera público el anuncio.

 

Junto a Landa comparecieron el representante de Batasuna en Bruselas, Gorka Elejabarrieta, y la eurodiputada del Sinn Féin Bairbre de Brun. «Si venimos aquí es porque vemos posibilidades reales de hacer algo parecido a lo que se ha hecho en Irlanda», aseguró. «Pero somos conscientes de que se están poniendo obstáculos para boicotear el proceso», advirtió en relación a la encarcelación de dirigentes de su partido, como le podría ocurrir el viernes a Arnaldo Otegi. «¿Qué se pretende encarcelando a una figura como Gerry Adams?», preguntó. Landa atacó también la Ley de Partidos, la utilización política de las instancias judiciales, y la existencia de una lista de organizaciones terroristas «porque Batasuna no lo es» y que la UE debería promover una lista «de conflictos políticos a resolver». Precisamente, la representante irlandesa considera que la retirada de Batasuna de esta lista podría ayudar en el camino hacia la paz, y ofreció todo su apoyo y esfuerzos para trabajar en este sentido. «Es muy importante que todos los actores políticos hagan lo posible para favorecer el proceso», demandó.

 

 

Texto de Silvia Martínez publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«Lo primero que he hecho al enterarme ha sido coger el teléfono y llamar a mi mujer»

 

        

Juan María Atutxa recibió con emoción la noticia de la tregua permanente ETA

        

Bilbao - «Cuando me he enterado lo primero que he hecho es coger el teléfono y llamar a mi mujer Begoña». Ilusionado y con la esperanza de que este paso sea el definitivo para lograr la tan esperada y deseada paz en Euskal Herria, Juan María Atutxa se mostraba ayer optimista, «con una tremenda alegría», aseguraba. La noticia de la tregua permanente de ETA la recibía en su despacho.

 

«Me han llamado y cuando he escuchado la noticia me he quedado en silencio. Ha sido muy grande la emoción que he sentido. Tanto que me cuesta expresar lo que siento en estos instantes», comentaba con emoción el presidente de la Fundación Sabino Arana.

 

Como no podía ser de otra manera, nada más enterarse de la noticia que hoy ocupa las portadas de los periódicos, Atutxa llamó a Begoña, su esposa y su gran apoyo durante los duros años que le ha tocado vivir en la política. «He estado a punto de llorar. ¿Quién dice que sólo lloran las mujeres y los niños? Eso es una tontería. No me da vergüenza reconocer que en mi vida he llorado muchas veces. En esta ocasión sería de auténtica emoción», relataba Atutxa.

 

Cuando terminó de hablar con Begoña volvió a descolgar el teléfono y comenzó la ronda de llamadas con sus cuatro hijos. «Cuando les he llamado todos estaban informados. Mi mujer se ha adelantado. No ha perdido el tiempo», explicaba.

 

Diálogo y escuchar

 

El teléfono de Juan María no dejó de sonar durante la conversación que mantuvimos por la mañana. «Es la mejor noticia», le decía a uno de los amigos que le llamó. «Tenemos que aprovechar esta ocasión. Es una oportunidad inmejorable», continuaba Atutxa.

 

En opinión del presidente de la Fundación Sabino Arana a partir de ahora es fundamental el diálogo con cada una de las partes implicadas. Sin exclusión.

 

«Todos somos parte. Todos tienen qué decir. Hay que escuchar al de enfrente y hacer un esfuerzo para entenderlo. Este ejercicio es clave para mantener lo que tenemos. No debemos pensar que tenemos la verdad y la razón en todo. Los otros también tienen sus razones y su verdad», concluía Atutxa.

 

 

Texto de Sandra Atutxa publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Ardanza pide «cautela» a los partidos políticos ante un proceso de paz que será «largo y complicado»

 

 

El ex lehendakari se muestra convencido de que «esta tregua será realmente la definitiva»

 

Bilbao - El lehendakari José Antonio Ardanza rompió ayer su «compromiso de silencio político» al considerar el anuncio de la tregua indefinida de ETA una noticia «francamente positiva, buena y esperanzadora para este país». A la vez, pidió «cautela y prudencia» a los partidos políticos, porque, aunque «las circunstancias hayan cambiado desde las anteriores treguas», el proceso de paz va a ser «largo y duradero» en el que «todos deben estar dispuestos a pasar página de las heridas que se han producido».

 

El que fuera testigo directo de las anteriores dos treguas de ETA reaccionó ayer con una gran satisfacción. «Ahora hay que confiar en que la tregua sea irreversible y que a las 00.00 horas del día 24 acaben también las amenazas, pintadas, actos de ‘‘kale borroka’’ y cartas de extorsión», señaló Ardanza, para remarcar que existe el «contexto político y social esperanzador» para que así sea.

 

«Los políticos, por su parte, deben serenarse y no mirar este nuevo momento desde la mezquindad de a quién favorece más o quién va a beneficiarse», continuó, convencido de que esta tregua será realmente la definitiva si tanto políticos como agentes sociales la trabajan «con generosidad». Para Ardanza, se ha vivido una gran transformación desde la última tregua, tanto en el contexto internacional como en el propio mundo de ETA, en el que «el bando proclive a la paz ha pasado a ser el mayoritario». «Tras el 11 de setiembre cualquier intento político de usar la violencia ha quedado ilegitimado; antes existía cierta comprensión». A la vez, destacó el papel de la sociedad en el proceso al haber sabido expresar a ETA «su hartazgo».

 

 

Texto de Iñaki Makazaga publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Lokarri considera que el alto el fuego da respuesta a «la demanda de la sociedad»

 

 

La Red ciudadana por el acuerdo y la consulta cree que el comunicado de ETA «es un hecho sin comparación en la historia reciente» de Euskadi         

 

Bilbao - El coordinador general de Lokarri, Paul Ríos, aseguró ayer que con el comunicado en el que ETA anunció el alto el fuego permanente a partir del 24 de marzo, la organización armada «da respuesta a esa demanda político-social de que se pudiese dar una tregua o un cese de la violencia para hacer posible abrir un proceso de paz, normalización y de soluciones».

 

La Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, heredera de Elkarri, dijo que la «esperanza» que se ha abierto tras la declaración de la banda armada «es un hecho sin comparación en nuestra historia reciente» que sugiere que «la vuelta atrás es impensable». Según Ríos, «es el momento de la política con mayúsculas y los partidos políticos tienen ante si la importante tarea de empezar a trabajar para sentar las bases que permitan la convocatoria de una mesa de partidos». También abogó por un «acuerdo plural que sea refrendado por el conjunto de la ciudadanía en una consulta popular», y dijo que «Lokarri quiere contribuir» en este momento.

 

 

Texto de R. Martín publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los obispos vascos ven «un paso importante hacia el camino de la reconciliación social»

 

 

«Recibimos con verdadera esperanza este anuncio», afirman las diócesis en una nota

        

 

Bilbao - Los obispos de Bilbao, Donostia y Gasteiz recibieron ayer «con verdadera esperanza» la noticia del alto el fuego permanente y confiaron en que sea «un paso importante en el camino hacia una plena pacificación y reconciliación» de la sociedad.

 

Los obispos de Bilbao, Donostia y Gasteiz, Ricardo Blázquez, Juan María Uriarte y Miguel Asurmendi, así como el obispo auxiliar de Bilbao, Carmelo Etxenagusia, remitieron una nota conjunta en la que declaran que, contemplan la nueva situación «como una oportunidad de construir la convivencia social entre todos desde la pluralidad legítima y democrática». «En la medida en que este anuncio vaya a suponer una renuncia definitiva a la violencia, experimentamos junto con nuestra sociedad una sensación de alivio y una expectativa de que éste pueda ser un paso importante en el camino hacia una plena pacificación y reconciliación social», subrayan.

 

En este sentido, recuerdan que «todos los ciudadanos estamos llamados a contribuir a crear un clima social en el que se aleje definitivamente de nuestras relaciones el recurso a la violencia».También trasladan su «respeto y apoyo» a los gobernantes y representantes políticos y sostienen que, en estos momentos, son ellos «como servidores del bien común» quienes «tienen en sus manos la responsabilidad de conducir la construcción de una sociedad justa y en paz para todos, respetando las legítimas diferencias».

 

Los obispos vascos recuerdan que, «junto a muchos cristianos, como pastores de la Iglesia, hemos participado entre otros ciudadanos, en el trabajo por la paz».

 

 

Texto de N. Lauzirika y R. Martín  publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«Tengo la sensación de que es la definitiva»

 

 

Lamikiz, presidente del Athletic, muestra su ilusión y esperanza ante una nueva época

 

Bilbao - Fernando lamikiz se levantó ayer pensando en el importante partido que le aguardaba a la noche al Athletic en San Mamés ante el Espanyol. A partir del mediodía, el anunció de ETA alteró la jornada en Euskadi y el presidente del Athletic valoró de forma positiva el anuncio del alto el fuego permanente. «Es una noticia positiva, largamente esperada por todo el mundo, que yo creo que nos llena a todos de ilusión y esperanza. Pero, sobre todo, yo lo que diría es que lo que hay que hacer es mirar sin miedo al futuro. Hay que aprovechar la ocasión para solucionar el conflicto», añadió.

 

El máximo dirigente de la entidad rojiblanca esperaba que el alto el fuego fuera ya definitivo. «Tengo la sensación de que es la definitiva. Espero y deseo que hoy se haya abierto un nuevo escenario en Euskadi y por eso tengo confianza en que sea la definitiva», aseguró.

 

Fernando Lamikiz recordaba lo ocurrido en 1998. «La anterior ocasión, la de 1998, la tengo muy presente en mi memoria. El mismo día que se anunció la tregua nació mi hijo. Además, aquel día el Athletic jugó contra el Rosenborg sueco. Por eso tengo tan presente aquella jornada. Al final se truncaron muchas ilusiones, y por eso ahora espero, y deseo que sea algo positivo», manifestó.

 

Para el presidente del Athletic, ahora los políticos tendrán que hacerse cargo del nuevo escenario que se abre en este país. «Tenemos que apoyar todos, pero está claro que ahora tenemos una oportunidad única. Espero y deseo que no la dejemos escapar. Vamos a ser todos optimistas de cara al futuro».

 

 

Texto de Javier Núñez publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«Tengo la sensación de que podemos estar en el preludio de la normalización»

 

 

Juan Ignacio Vidarte, director general del Guggenheim, se muestra optimista

 

Bilbao - El anuncio del alto al fuego le sorprendió a Juan Ignacio Vidarte ultimando los preparativos para la inauguración del martes de una de las exposiciones estrellas de la temporada, ‘‘Rusia’. Pero, a pesar de la vorágine, Vidarte interrumpió la actividad para hablar de una noticia tan esperada.

 

Confiesa que aunque compartía la esperanza de que al final se declarase la tregua, no oculta que «en determinados momentos me he sentido más pesimista que optimista porque seguían ocurriendo atentados y amenazas».

 

El director general de Guggenheim Bilbao tiene la sensación de que «podemos estar en el preludio de la normalización de la sociedad vasca. Por otra parte, no olvidamos la experiencia de la tregua fallida del 98. Pero, confío en que hayamos aprendido de esa experiencia y que ahora los resultados sean los que todos queremos».

 

Juan Ignacio Vidarte es consciente de que la tregua acarreará más visitas para el museo, «aunque me parece que la importancia de la noticia está en un plano muy superior a los resultados que pueda tener en cualquier ámbito de actividad. Pero, esta noticia no puede tener más que consecuencias positivas, no sólo por las visitas, sino por lo que implica desde el punto de vista de normalización. Creo que es positivo que la gente que venga a vernos se encuentre con una situación normalizada, se van a llevar una imagen mejor y más acorde con la realidad».

 

 

Texto de M. Redondo y S. Atutxa publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El Círculo de Empresarios pide «un mayor entendimiento entre los agentes»    

 

 

Bilbao - El Círculo de Empresarios Vascos mostró ayer su alegría por el alto el fuego indefinido anunciado por ETA y reclamó también el «abandono definitivo de cualquier signo de violencia por parte de está organización terrorista».

 

Esta asociación, que reúne a los empresarios y directivos de algunas de las principales firmas vascas, mostró su esperanza en que esta iniciativa de ETA «se extienda igualmente al cese de las amenazas y de los intentos de extorsión y chantaje contra los empresarios, ya que ello sería incompatible con cualquier nuevo escenario de paz y progreso».

 

En todo caso, y «ante esta nueva esperanza que se abre para toda la sociedad», el Círculo de Empresarios Vascos, que preside Alejandro Echevarria, deseó «el mayor consenso y entendimiento entre los partidos democráticos y los agentes sociales para el logro de un marco pacífico y democrático en el que las empresas puedan desarrollar su trabajo con normalidad y eficiencia, contribuyendo a la generación de riqueza y empleo».

 

La patronal navarra

 

El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Manuel Ayesa, destacó, por su parte, como «positivo» el comunicado en el que anuncia el alto al fuego permanente, pero se preguntó si ETA continuará con el impuesto revolucionario y la extorsión a los empresarios.

 

Ayesa consideró importante que «no haya riesgo de desgracias personales, bombas, artefactos...», pero mostró sus «dudas» ya que el comunicado, apuntó, no dice que cese la actividad terrorista «fuera de los atentados con armas».

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Otras reacciones fuera del nacionalismo radical

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 6:15, Categoría: General

 

«El fin de la violencia tendrá el camino de la unidad de los partidos»

 

 

El presidente español emplaza al PP a colaborar y le habla de «máxima colaboración»        

 

Madrid - Cautela, prudencia, responsabilidad y unidad de los partidos. Con esas consideraciones, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, valoró ayer por primera vez la noticia del comunicado en el que ETA decreta el alto el fuego permanente. Zapatero hizo pública su declaración en el Congreso de los Diputados, ante una expectación mediática pocas veces vista y bajo la atenta mirada de un hemiciclo que, tras su intervención, rompió en aplausos, con excepción del PP, quien en cualquier caso rebajó el tono crítico en las intervenciones realizadas.

 

El jefe del Ejecutivo español tenía previsto tomar la palabra ante los periodistas tras sus respuestas en el pleno, pero las apelaciones de Gaspar Llamazares y Mariano Rajoy sobre el anuncio del alto el fuego hicieron variar los planes.

 

Así, Zapatero insistió sobre todo en su intención de contar con todos para el proceso que se avecina. Incluido el PP, quien ya avisó de que prestará su apoyo mientras las leyes se apliquen, el Estado de Derecho actúe y el Gobierno español trabaje en el sentido que indica el Pacto Antiterrorista. «El fin de la violencia tendrá el camino de la unidad de los partidos, de la democracia y de la ley», aseguró el líder socialista, probablemente en uno de los días más importantes de toda su carrera política. «Nos unía el espanto ante el horror. Confío en que ahora nos una la esperanza», concluyó, recibiendo una ovación en la que participó la mayor parte de los grupos.

 

Alejándose de las rifirrafes que habitualmente mantienen, el líder socialista emplazó en esta ocasión al PP a colaborar en el futuro. «Es un proceso de trabajo que requiere el concurso máximo de voluntades», afirmó, para añadir que su gobierno hará «todo lo que esté en su mano para estar con todos. Sé que desean el fin de la violencia», dijo Zapatero mirando a las bancadas ‘populares’, para a continuación expresar que, pese a las diferencias que han existido hasta ahora entre el gobierno y la oposición, su actitud hacia ellos respecto a este asunto será de «máxima colaboración e información». «Tengo confianza en ustedes», expresó.

 

Citas con Ibarretxe y Rajoy

 

Tras el pleno, y ya ante los periodistas, el presidente español repitió sus palabras y explicó que se reunirá en unos días con Mariano Rajoy. También mantendrá un encuentro con el lehendakari, Juan Jose Ibarretxe, y compartirá información con el resto de líderes de las formaciones políticas del arco parlamentario. Por último, respecto a la hoja de ruta que estableció el Congreso por la que el presidente comparecerá en pleno después de que ETA abandone la violencia, Zapatero manifestó que informará «a su tiempo», ya que es «esencial para caminar con certidumbre y serenidad».

 

 

Texto de José Luis B. Benayas publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Miguel Sanz pide que no se negocie con ETA «hasta que no entreguen las armas»

 

 

El Gobierno navarro dice que el alto el fuego «es un logro del talante de la ciudadanía»            

        

Iruñea - El gobierno navarro de UPN-CDN interpretó ayer el alto el fuego de ETA como «un logro del talante democrático de todos los ciudadanos» y se mostró confiado en «que lo que hoy es una tregua se convierta inmediatamente en una auténtica renuncia a todo tipo de violencia y extorsión». Reclamó asimismo «la disolución de la organización terrorista y el abandono definitivo de las armas, cuestiones éstas tanto tiempo reclamadas por el conjunto de la sociedad».

 

Esta declaración institucional fue suscrita en el curso de una sesión de gobierno extraordinaria que convocó el vicepresidente del Ejecutivo foral Francisco Iribarren, por encontrarse el presidente Miguel Sanz en Lisboa, presentando los actos del V centenario de San Francisco Javier.

 

Arropado por los consejeros: Javier Caballero, María Kutz, Alvaro Miranda y José Ignacio Palacios (de UPN) y José Andrés Burguete y José Javier Etxarte (CDN), Iribarren incidió en que «nunca permitiremos que la voluntad de los navarros sea suplantada por ningún tipo de negociación que implique precios políticos, o que Navarra sea utilizada como moneda de cambio». Por el contrario apeló a la unidad de todos los partidos democráticos «en el convencimiento de que deben ser las instituciones los órganos competentes para el debate de cuantas iniciativas puedan surgir como consecuencia del anuncio de ETA».

 

Sanz, reticente

 

Por su parte Sanz recalcó desde Lisboa que el alto el fuego «no es la noticia que esperábamos, aunque suponga un paso más para el abandono definitivo de las armas. No se puede dialogar con ellos hasta que esa circunstancia no se dé y el simbolismo más importante será el día en que ningún ciudadano tenga que ir con escolta por las amenazas».

 

Añadió que «el concepto de alto el fuego lleva implícita la temporalidad y en consecuencia no puede haber negociación, cesión o acuerdo alguno, mientras no entreguen las armas». Se mostró enérgico al advertir que el Gobierno de UPN «no va a permitir que la voluntad de los navarros sea suplantada por cesiones políticas como las que vienen pidiendo hace ya tiempos, como lograr ésa Euskal Herria libre».

 

Llegado el caso avanzó que el diálogo con ETA «se va a tener que limitar a muy pocas cosas: traslado de presos y poco más. Bajo ningún concepto olvidaremos a las víctimas del terrorismo y el pánico al que han sometido a los españoles».

 

 

Texto de Satur Leoz publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Europa aplaude el alto el fuego de ETA y ofrece su apoyo al Gobierno español

 

        

Tanto la Eurocámara como los gobiernos de la UE lo consideran una «buena noticia»

        

Bruselas - El ejemplo más claro de la satisfacción con la que acogió ayer Europa el anuncio del alto el fuego de ETA se vivió en el Parlamento Europeo. El pleno de esta Cámara respondió con aplausos a la «buena noticia» anunciada al inicio de la sesión por su presidente, Josep Borrell, y con mensajes de apoyo a un proceso de paz que será bueno «para todos». El mismo apoyo generalizado que ofrecieron los gobiernos de los Veinticinco al secretario general del Consejo, Javier Solana, a veinticuatro horas de la Cumbre de primavera que reúne desde hoy en Bruselas a los líderes de la UE.

 

«Tengo que anunciar una noticia que, por una vez, es positiva. Me refiero al comunicado de ETA en el que anuncia el alto el fuego permanente» con el que «se vislumbra un horizonte sin violencia terrorista», anunció Borrell entre aplausos. «Es un momento para la esperanza y la unidad de todas las fuerzas políticas democráticas» porque «la noticia no es buena sólo para España, sino para toda Europa», añadió. La emoción caldeó todavía más el ambiente con la intervención de la eurodiputada socialista Bárbara Durkhop, viuda del senador socialista asesinado en 1984 por ETA Enrique Casas. «Es una noticia sumamente esperanzadora», comentó con lágrimas contenidas. «Hacemos un llamamiento a la unidad de todos los demócratas europeos ahora y en el futuro para conseguir la paz», añadió con los eurodiputados en pie aplaudiendo.

 

Frente a la esperanza de Durkhop, la única nota pesimista la puso durante el pleno el eurodiputado popular español Alejo Vidal-Quadras, para quien el comunicado de ETA no introduce ningún cambio. «No hay una sola palabra de arrepentimiento, de perdón, de sometimiento al Estado de Derecho. Lo único que hace es demostrar el cinismo y la miseria moral del grupo criminal», criticó. Todavía más negativo fue Jaime Mayor Oreja fuera del pleno. «Es un proceso para y por la autodeterminación». Frente a esta voz, cautela en las filas del PPE. «Por mucho que nos alegre esta noticia, esta declaración no puede llevar a ningún tipo de concesión política», pidió su presidente, Hans-Gert Poettering. Las restantes intervenciones de liberales, verdes, izquierda e independientes sirvieron para subrayar que la gran mayoría ve este paso como «una nueva perspectiva para explorar un proceso de negociación» hacia la paz, tal y como apuntó Willy Meyer, de IU. «Felicitamos a todas las fuerzas políticas en España que han sabido resistir y negociar, porque si se quiere parar esta matanza uno tiene que ser capaz de hablar», añadió el ecologista Daniel Cohn-Bendit. La misma posición que manifestaron dirigentes irlandeses, incluido Gerry Adams, del Sinn Féin.

 

Otros representantes europeos también se fueron sumando. «A esta hora he hablado prácticamente con todos los gobiernos -afirmaba al filo de las siete- y todos me han manifestado personalmente su satisfacción por la buena noticicia y su apoyo a la posición que el Gobierno español pueda tomar a partir de ahora», indicó el secretario general del Consejo, Javier Solana. «Es una buena noticia para todos los españoles y europeos», añadió. El Consejo de Europa hacía pública también su esperanza de que «la paz se imponga definitivamente», mientras el coordinador de la lucha antiterrorista de la UE, Gijs de Vries, calificó el anuncio como «un paso positivo en la dirección correcta».

 

 

Texto de Silvia Martínez publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El alto el fuego divide a los partidos políticos en Iparralde

 

 

El anuncio de ETA fue acogido con una gran satisfacción por los cargos electos

 

Baiona - El anuncio del alto el fuego permanente por parte de ETA creó ayer un inmensa satisfacción entre los cargos electos y las distintas formaciones políticas de Ipar Euskal Herria. Según Daniel Poulou, el diputado derechista UMP de la costa labortana, la tregua podría traer tranquilidad al País Vasco y da la posibilidad de iniciar un dialogo. Sin embargo, Poulou añadió que la tregua no afecta en ningún caso a Iparralde. Afirmó que Francia no toma decisiones en España y que por lo tanto los españoles tampoco pueden decidir sobre el futuro de una parte del territorio francés.

 

Jean Jacques Lasserre, el presidente centrista UDF de Pirineos Atlánticos se expresó en términos parecidos. Lasserre califico el anuncio de muy importante y explicó que se muestra satisfecho para Euskadi y España, que espera conocer el contenido de la discusión que podría iniciarse ahora, y que tiene la esperanza de que el alto el fuego se convierta en una tregua definitiva.

 

El presidente del actual departamento vasco-bearnes se muestra satisfecho para el futuro de sus vecinos del sur del Bidasoa y deja claro que Iparralde no será actor de la negociación que podría producirse.

 

Departamento vasco

 

En el mismo tono se expreso ayer el presidente del Ipar Buru Batzar del PNV. Ramuntxo Camblong explico que en ausencia de violencia por parte de ETA ahora se podría crear un departamento del País Vasco para unir los tres territorios vascos de Iparralde en un departamento propio. La actuación de ETA ha sido hasta ahora un pretexto para no cambiar las instituciones.

 

Abertzaleen Batasuna subrayo el hecho de que un alto el fuego no es sinónimo de paz y que ahora París, Madrid y Gasteiz tendrán que dar pasos. La mayor fuerza abertzale en Iparralde cree que es hora de organizar una consulta popular para que Euskal Herria decida su futuro.

 

 

Texto de Franck Dolossor publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

CC.OO. cree que ha llegado la hora de convertir esta oportunidad en «algo irreversible»   

 

 

Bilbao - «Ha llegado la hora de la política con mayúsculas». Así reaccionó ayer CC.OO. Euskadi ante el comunicado de ETA. «Los partidos políticos tienen que ponerse a trabajar para convertir esta oportunidad en algo irreversible, con el objetivo de conseguir una sociedad donde todas las ideas políticas puedan ser defendidas en igualdad de condiciones, libertad y democracia», señaló el sindicato a través de un comunicado.

 

La comisión ejecutiva de CC.OO. mostró su esperanza en que el alto el fuego permanente anunciado por la banda terrorista ETA «se traduzca, más pronto que tarde, en el fin definitivo de la violencia».

 

El sindicato expresó también su reconocimiento a las víctimas e indicó que este anuncio «abre un camino que, con prudencia y determinación, ha de explorarse para que el terrorismo empiece a ser historia». Por eso, consideraron «imprescindible» que el proceso se aborde «desde la unidad».

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

UGT expresa su compromiso «para que el proceso de paz llegue a buen fin»     

 

 

Bilbao - UGT-Euskadi se unió ayer a la satisfacción del resto de agentes sociales y sindicales de Euskal Herria ante el anuncio de alto el fuego permanente declarado por ETA y expresó su compromiso «para que el proceso de paz llegue a buen fin». La central sindical aseguró que «por fin ETA hace caso del clamor de la sociedad vasca, que como UGT sigue reclamando el fin definitivo de la violencia».

 

El sindicato anunció que va a continuar comprometido «para que la paz y el proceso de normalización lleguen a buen fin». Manifestó por otro lado, que hay que mantener la «prudencia y ver la evolución de los acontecimientos» a partir de mañana. Para UGT, el anuncio del alto el fuego de ETA «confirma» las expectativas que «ha venido adelantando el Gobierno español de que nos encontrábamos en un espacio nuevo para la paz».

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Gesto por la Paz esperaba que el anuncio fuera «más rotundo» y ve «difícil» la vuelta atrás

 

 

Bilbao - Pedro Luis Arias, portavoz de Gesto por la Paz también calificó de «buena» la noticia, aunque «me hubiese gustado que fuese más rotunda». Dijo que sería «difícil» una vuelta atrás al tomar esta decisión, entre otras cosas porque «lo que le interesa a esta gente es presentarse a las elecciones municipales, para lo que estaban al límite del tiempo». Por este motivo era necesario «dejar las pistolas y la goma-dos». Arias aseguró que tiene «esperanzas» porque «parece que han entrado en razón, al menos a nivel funcional». Señaló que para recuperar alcaldías como «Arrasate o Laudio, con una ETA parada, mejoran sus posibilidades». «Este puede ser un paso irreversible», sin perder de vista que «la noticia no es que ETA se ha disuelto, hay que tenerlo en cuenta, con lo cual hay que tener cierta cautela».

 

 

Texto de Rosa Martín publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La fijación del PNV con el IRA

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 6:12, Categoría: General

A toda costa hay que vincular la acción criminal de la bandas ETA con el IRA. No tiene nada que ver, no lo explicaremos porque es muy largo, pero no hay ningún punto común. Un dato: Gerry Adams informó en todo momento a Tony Blair y la Casa Blanca de sus conversaciones y gestiones (ZP no podría informar de nada a George W. Bush tal como están las cosas). Y otro detalle, el IRA jamás estuvo en lista alguna como organización terrorista; ni en la del Departamento de Estado, ni en la Unión Europea. Eso sin mencionar el ‘unionismo’.

 

El espejo irlandés

 

 

Los paralelismos entre los pasos dados por el Ira y el Gobierno británico en el proceso norirlandés y los dados por ETA y el ejecutivo español son evidentes

 

Bruselas - La Historia de Irlanda del Norte, de los seis condados del Ulster como lo conocen los británicos, es una historia de enfrentamiento continuo entre católicos y protestantes, que durante las tres últimas décadas, gracias a la perseverancia, voluntad y diálogo; ha ido avanzando hacia un proceso de paz, aún inconcluso, pero que aspira a barrer definitivamente un conflicto que ha causado más de 3.500 muertes. Pero Irlanda del Norte es también un espejo en el que, sobre todo desde el Acuerdo de Viernes Santo de 1998, se ha mirado muchas veces Euskadi pese a que ambas realidades históricas y sus evoluciones políticas han guardado poca relación durante siglos. De hecho, la esperanza ahora a ambos lados del mar es muy similar: el final definitivo de la violencia.

 

No es ajeno a esas esperanzas, ni a la mirada vasca sobre la realidad irlandesa, cierto paralelismo entre el camino recorrido por ETA en los últimos años y el que recorrió el Ejército Republicano Irlandés (IRA) hasta que el pasado 38 de julio de 2005 ordenó a sus voluntarios entregar las armas.

 

Al igual que ha ocurrido con ETA, el IRA anunció en dos ocasiones en los últimos diez años un alto el fuego indefinido. Y, al igual que ETA con los gobiernos de Aznar y Zapatero, la primera tregua indefinida del IRA, el 31 de agosto de 1994, coincidió con un gobierno conservador en el Reino Unido, el de John Major, y la segunda, el 19 de julio de 1997, con un Ejecutivo laborista, el de Tony Blair.

 

El primer alto el fuego de ETA, presentado entonces como "unilateral e indefinido", con José María Aznar en el poder, finalizó catorce meses después. La primera tregua del IRA duró algo más de diecisiete meses. Y en ambos casos las dos organizaciones optaron por atentar en las respectivas capitales del Reino Unido y España para poner fin a su primer alto el fuego indefinido. El IRA hizo explotar un coche bomba el 9 de febrero de 1996 en el este de Londres, atentado que causó la muerte de dos personas y heridas a un centena y ETA asesinó con una bomba a un militar en Madrid el 21 de enero de 2000. El paralelismo, sin embargo, no acaba ahí. Los anuncios de las segundas treguas de ETA e IRA han venido precedidos en ambos casos por las declaraciones de Madrid ahora y de Londres entonces a favor de un eventual diálogo: la iniciativa presentada por Zapatero en el Congreso y la promesa de Blair de invitar al Sinn Féin a las conversaciones multipartitas de paz y la declaración de éste sobre el respeto a la capacidad de decisión de los norirlandeses.

 

Incluso en la dificultad que se apunta también ahora en el caso vasco hay puntos comunes con Irlanda del Norte. Tampoco allí ha sido fácil, pero la habilidad negociadora del moderador, el estadounidense George Mitchell, hizo posible la firma del histórico acuerdo de Viernes Santo y después en el progresivo desarme de los voluntarios republicanos hasta que el 6 de abril del pasado año, casi siete después de aquel segundo anuncio de alto el fuego del IRA, el líder del Sinn Féin, Gerry Adams, instó públicamente a los "antiguos provisionales" a abandonar la lucha armada y acogerse a la vía política. Veintidós días después, el IRA abandonaba definitivamente las armas y dejaba que la paz se instalara en los condados del norte irlandés por primera vez desde que protestantes ingleses y escoceses colonizaran seis de los nueves condados norilandeses a principios del siglo XVII y pese a que en diciembre de 1921 se creara el Estado Libre de Irlanda.

 

Hoy, tras el segundo anuncio de alto el fuego de ETA, casi mimetizando los pasos dados hace ya años por el IRA, todo apunta también en Euskadi a la esperanza de un camino que, como bien saben los irlandeses, será «duro, largo y difícil» hasta la verdadera consolidación, también en cierta forma pendiente en el Ulster, de la paz.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los presos, una de las claves

 

 

Humanizar la situación de los presos ha sido fundamental en todo proceso de pacificación abierto en el mundo

 

Bilbao - Todo proceso de paz que se ha puesto en marcha en el mundo ha prestado especial atención a la situación de los presos. En el Estado español está vigente desde 1989 una política de dispersión que ha provocado que miles de vascos deban realizar largos desplazamientos para estar apenas una hora con el preso que quiere visitar. Familiares y amigos han pagado así una condena que en ocasiones les ha costado la vida.

 

La dispersión se adoptó en su día como un intento de solución, pero no como castigo. En la actualidad, esta política ha fracasado en aquella finalidad de reinsertar a los presos y, no obstante, el Gobierno español la ha mantenido, lo que ha supuesto un condena adicional a los familiares de los presos, hayan sido o no condenados estos últimos (muchos salen libres tras el juicio) por delitos de "pertenencia o colaboración con banda armada" en todos sus grados, por muy tangencial que pueda ser la presunta colaboración. Se les aplica a todos, o mejor dicho a los familiares de todos los presos, que se ven obligados a recorrer miles de kilómetros y gastar importantes sumas de dinero -hay quien ha llegado a hipotecar su casa- para poder ejercer el derecho de visita. No obstante, lo peor es que las largas jornadas en la carretera han traído consigo 15 muertos y decenas de heridos en accidente.

 

Desde Euskal Herria, instituciones, partidos, sindicatos, organizaciones humanitarias..., llevan tiempo exigiendo al Gobierno español el fin de esta práctica. Gesto por la Paz destaca que en los últimos 15 años «el alejamiento es más un castigo que una medida que se pueda justificar en base a criterios de política penitenciaria. Siempre hemos defendido que no todos los medios son válidos para luchar contra el terror. Hoy nos reafirmamos en defender que el alejamiento, ni estuvo fundamentado entonces, ni hay razón para que se perpetúe ».

 

José María Aznar llegó a realizar un primer movimiento de acercamiento durante su proceso negociador. Fue cuando se le escuchó por primera y única vez hablar del Movimiento Nacional de Liberación Vasco (MNLV). Fueron pocos los presos y escasos los kilómetros de acercamiento, pero fue un gesto que el Gobierno de Zapatero no se ha mostrado hasta la fecha dispuesto a imitar.

 

La portavoz del Gobierno vasco considera que el acercamiento solicitado «no es una pretensión de otro mundo sino un gesto que favorecería la distensión», mientras el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, que participó activamente en el proceso que acabó con la reinserción de 43 presos de ETA, llevó esta reivindicación a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, donde su titular, Mercedes Gallizo, le dio el siguiente portazo: «El Gobierno va a mantener su política de dispersión tal y como se ha venido desarrollando hasta la fecha». Cuatro días después de esta respuesta, cuatro familiares de un preso resultaban heridos de gravedad cuando el camión que precedía a la furgoneta en la que viajaban hizo "la tijera" empotrándose contra ellos. En este contexto, la negativa de Instituciones Penitenciarias indicaría que el Estado español se guarda la baza de los presos para una eventual negociación con ETA, en una de las dos mesas de diálogo planteadas por Batasuna en la declaración de Anoeta. La situación es cada vez más insostenible y al PSOE se le caen los argumentos. Incluso Patxi López reconoce que «es evidente que los familiares de los presos de ETA no tienen por qué sufrir el alejamiento y los largos viajes». y que «constitucionalmente el sistema penitenciario tiene que tender a la reinserción de los presos», pero «todo el mundo tiene que entender que la política penitenciaria es parte fundamental de la lucha antiterrorista y quien la marca es el Gobierno de España». Con estas declaraciones López refuerza la idea de que este tema está destinado a fortalecer la posición negociadora del Gobierno de Zapatero. En la misma línea se manifestaba el líder de los socialistas guipuzcoanos, Miguel Buen señalando que se debe evitar el «dolor añadido» que supone al dispersión.

 

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz iba más allá al considerar como «un error increíble» mantener política de dispersión. Mientras tanto, los fines de semana, las carreteras se llenan de padres, madres, hermanos y amigos dispuestos a recorrer los kilómetros que sean necesarios para poner una pizca de humanidad en un conflicto que carece de ella.

 

 

Texto de Javier Velilla publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Adams pide al Ejecutivo de Zapatero que detenga los juicios a Batasuna

 

 

El Sinn Féin cree que se presenta una «oportunidad de proporciones históricas para resolver el conflicto vasco»   

 

Bilbao - El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, pidió ayer al Gobierno español que «responda positiva y creativamente» e intervenga «inmediatamente para detener los juicios contra los líderes de Batasuna».

 

Adams opinó que «el anuncio de ETA da a todas las partes en conflicto una oportunidad de proporciones históricas». «El anuncio de hoy da un impulso considerable al desarrollo de un proceso de resolución del conflicto», agregó. Según Adams, ahora «corresponde a todas las partes en conflicto aferrarse a esta oportunidad y hacer todo lo que esté en su poder para hacer que el proceso político se convierta en realidad». El Sinn Féin, precisó, «cree que la clave para el progreso es un proceso de diálogo inclusivo, en el que todos los participantes sean tratados en pie de igualdad» y en cuya «agenda de discusión» estén presentes «todas las posibilidades». Añadió que el Gobierno español tiene una «responsabilidad particular» y debe «responder de forma positiva y creativamente» y que «debería intervenir inmediatamente para detener los juicios políticos contra los líderes de Batasuna, incluido Arnaldo Otegi».

 

Mucho menos optimista se mostró el unionista radical Jim Allister, quien sostuvo que ETA «debe destruir todas sus armas y demostrar durante un tiempo su compromiso con la paz antes de que el Gobierno español pueda tomar en serio sus propuestas». Allister, europarlamentario del Partido Democrático Unionista (DUP) de Ian Paisley, mayoritario en el Ulster, espera que la tregua de ETA «sea más permanente que la de su organización hermana, el Ejército Republicano Irlandés (IRA)». En su opinión, «no se pueden aceptar, sin pruebas las palabras de los terroristas porque de lo contrario, señaló, el Gobierno español podría acabar cometiendo los mismos errores que se han producido en Irlanda del Norte». Antes de negociar con ETA, insistió el dirigente unionista, es necesario «lograr la destrucción total de sus arsenales y someterla a un periodo de prueba que demuestre su compromiso con la paz».

 

 

Texto de Merche Peña publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los empresarios vascos exigen que «el cese de la extorsión» acompañe al anuncio de ETA

 

 

Confebask confía en que la tregua signifique «un punto sin retorno» hacia la paz    

 

Bilbao - El nuevo escenario que se vislumbra a partir de mañana, con el alto el fuego anunciado por ETA, ha llenado también de satisfacción a la clase empresarial y sindical de Euskal Herria. Quien más quien menos coincidía en apelar al consenso y el entendimiento entre los partidos democráticos y los agentes sociales; a la responsabilidad y a la prudencia que precisa el momento; a la esperanza... Pero también se mostraron cautelosos, expectantes, ante lo que realmente supone el alto el fuego para los empresarios vascos. En este sentido, la Central Empresarial Vasca (Confebask) no tardó ayer en manifestar su satisfacción por el alto el fuego de ETA y, tras señalar que es necesario mantener una «prudente cautela», expresó su confianza en que signifique un «punto sin retorno».

 

A través de un comunicado, la patronal vasca aseguró que espera que este anuncio implique el «cese inmediato y definitivo de todas las formas de violencia, extorsión y amenaza». Confebask expresó su esperanza de que el alto el fuego abra por fin la puerta «al proceso de paz que la sociedad vasca tanto anhela».

 

Asimismo mostró su disposición a apoyar a las instituciones y fuerzas políticas «en sus esfuerzos». En su comunicado, quiso también trasladar el recuerdo y reconocimiento del conjunto de los empresarios vascos y a todas las víctimas.

 

La patronal vizcaina, Cebek, confió, por su parte, que el comunicado «suponga también el cese definitivo de la extorsión». «A partir de estos momentos, esperamos y deseamos que nuestros representantes políticos e institucionales lleven a cabo el esfuerzo necesario para propiciar la paz duradera que Euskadi y la ciudadanía vasca necesitan», señalaron. Una petición a la que se sumó Adegi al reclamar a la clase política que tenga «altura de miras porque por la paz merece la pena arriesgarse e, incluso, equivocarse».

 

 

Texto de Iñaki Makazaga publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Alegría y esperanza en la supuesta sociedad vasca

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 6:04, Categoría: General

Obsérvese que no hay ninguna opinión crítica o contraria. Ni una.

 

Ilusión, escepticismo y expectación se mezclan en la calle al recibir la noticia

 

 

Creen decisivo el cambio del Gobierno español, al que le atribuyen tanto peso en la resolución como al Ejecutivo vasco y a la organización armada. La ciudadanía de a pie esperaba hace tiempo un comunicado sobre el que se solapan las reacciones de todo tipo, principalmente la ilusión

 

Bilbao - Ilusión, escepticismo y expectación eran los tres estados de ánimo más frecuentes en la tarde de ayer, y no iban por separado, sino juntos. En muy pocas ocasiones la satisfacción por el anuncio de ETA de un alto el fuego acabó derramando cava, aunque en el bar "El Globo" se vendieron seis botellas de champán -claro que está al lado de la Diputación de Bizkaia-, y la heladería Alaska de Bilbao notó un aumento en la venta de helados para las celebraciones en txokos, «es la mejor noticia que me han dado en meses», decía un viandante. Esta tregua no ha llegado de sopetón, como la de 1998, sino poco a poco, con el recuerdo muy presente de que la anterior se rompió, con el sabor amargo de los intereses de quien no le conviene que la violencia cese y sabiendo que la organización armada lleva casi tres años sin matar a víctimas inocentes.

 

También se ha presentado con el convencimiento de que es más probable que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se siente a hablar con menos prejuicios que el de José María Aznar o, al menos, eso prevén los ciudadanos de a pie. Al margen de los discursos hinchados de políticos españoles, o de más comedidos por parte de los dirigentes vascos, los peatones que ayer transitaban por el centro de Bilbao ofrecieron su opinión, sincera y prudente, sobre quién debe sentarse en la famosa mesa de negociación, cuándo acabará el proceso de paz y cuánto tiempo llevaban anhelando un respiro.

 

«El principal obstáculo, como siempre, son las víctimas y el colectivo de presos de ETA», aseguraba José María Cortina, ingeniero de profesión, pero la «diferencia», con la tregua del 98, referente para todos los entrevistados, es la «flexibilidad de los interlocutores. Por muy españolistas que sean, tienen más visión de ir hacia adelante».

 

«El gobierno socialista, el nacionalista y el entorno de ETA» son los tres pilares de la negociación, según la valoración de Luisa María Santibáñez. Sobre ellos deberá recaer el peso de la paz; no obstante, el resto de formaciones políticas «deben estar presentes» en la mesa de partidos, la cual deberá valorar su opinión en su justa medida. Las víctimas, de tanto dolor como acumulan, se contemplan como agentes que «van a poner palos en las ruedas», añadía su hijo, Alberto Córdoba, y agregaba que el 11-M supuso un «cambio en el mundo», donde «no hay vuelta atrás y en el que el islamismo ha arrinconado el tema de ETA».

 

«Tengo ganas de ver el final, como todo el mundo», reconocía Santibáñez, ella que ha visto todo el proceso de formación de la organización armada, y que tanto sueña con su final, acertaba al referirse a "todo el mundo" porque ni Paula Díaz ni Patricia García, dos estudiantes de 17 años, vieron el alumbramiento de la organización, no conocen el significado de ETA militar y político-militar y de la última tregua tienen un vago recuerdo. Sin embargo, no titubearon al afirmar que les parece «muy importante» el anuncio del alto el fuego, añadiendo rápidamente, sin amagos de inocencia, «que otra cosa es que se vaya a cumplir». A su tierna edad, de los políticos apenas se fían, «porque llevan mucho tiempo hablando».

 

Para procurar no dar la respuesta cuando se formula una pregunta, ésta debe ser lo más abierta posible, del tipo ¿cómo ha recibido el anuncio de ETA? De este modo se espera un abanico amplio de contestaciones. En cambio, ayer, no fue así y casi todas las personas respondían de un modo bastante parecido. Al margen de las víctimas, de los presos y de hasta donde debe llegar en la negociación -ayer no era el día para hablar de ello, dijeron-, Mariví Tuenos, una administrativa, señaló que si ella pudiera le pediría a los políticos «que den una solución al problema porque Euskadi lo necesita». ¿Y a ETA, qué le diría? «Que ya es hora, que vale ya».

 

A las 12.30 horas de ayer, cuando los medios de comunicación hicieron público el comunicado de ETA, llovía en Bilbao, pero no hacía frío, y luego escampó un poco. Por la tarde, incluso salieron unos rayos de sol. Parecerá una tontería, pero el estado de ánimo, era así, como el tiempo en primavera, que si sí, que si no, pero que llegue ya el verano.

 

 

Texto de Gessamí Forner publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Interpretaciones para todos los gustos de un anuncio que no pasó desapercibido para nadie

 

 

Una de las imágenes más repetidas desde que se supo la noticia fue la que se dio en los bares, con la gente arremolina frente a los televisores       

        

Bilbao - Fue uno de esos días para celebrar con reservas; congratularse, sonreír e incluso brindar, como hicieron todos los partidos representados en el Ayuntamiento de Donostia, excepto el Partido Popular, pero sin muchos aspavientos. Para desfogarse sin que se notase o para gritar sin que se oyese mucho. Desde que minutos después de las doce del mediodía de ayer ETA anunciase un alto el fuego permanente desde las 00.00 horas de mañana, Euskal Herria entera pareció vestirse con el traje de la mesura, de la prudencia, como complemento a una alegría desbordante. La satisfacción fue de la mano del escepticismo en todos los discursos de una jornada que tuvo dos principios; uno, el de siempre, después de que el despertador sonara a las 8.00; el segundo, cuando el comunicado de ETA comenzó a despertar de su pesadilla a Euskal Herria.

 

Los medios de comunicación centraron, ayer más que nunca, la atención de todos, currelas, parados, jubilados, estudiantes... Las emisoras de radio y las cadenas de televisión coparon la actualidad informativa de un comunicado que generó una cascada de reacciones. Ayer, nadie vio Los Simpson, y hasta la noche, pocos se acordaron del Athletic. En los bares el tema era la tregua.

 

De las imágenes del día, entre brindis, corrillos en los bares, gente en los kioskos buscando ediciones especiales como la que DEIA publicó a primera hora de la tarde sobre la tregua, emociona más que ninguna la de Begoña Arregi, esposa del lehendakari, en el momento en que Ibarretxe hacía su valoración de la esperada noticia.

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«Se me quita un peso de encima, pero yo ya soy perdedora», afirma la viuda del ertzaina Montxo Doral

 

 

Cristina Sagarzazu se muestra esperanzada ante la tregua de ETA y exige a los partidos que se impliquen para lograr el fin definitivo de las armas  

        

Bilbao - «Me llega tarde, pero bueno, la noticia ha sido muy emocionante». Pocas frases pueden expresar mejor el sentir, respecto al anuncio de tregua indefinida por parte de ETA, de quienes han sufrido más directamente su actividad armada durante 40 años, las víctimas de dicha violencia.

 

Es el caso de Cristina Sagarzazu, quien perdió a su marido, el agente de la Ertzaintza Montxo Doral, el 4 de marzo de 1996 a consecuencia de un atentado con coche bomba. Un recuerdo que permanece ahora más vívido que nunca, en tanto que acaba de cumplirse el décimo aniversario de dicha fecha, lo que se tradujo , el pasado día 5, en un sentido homenaje en el cementerio de Irun al agente asesinado, con la presencia de familiares, amigos y destacados dirigentes del PNV.

 

Cristina Sagarzazu se enteró de la noticia como muchos otros, en el trabajo, a través de la llamada de una amiga. Un anuncio que pone fin a meses de especulaciones de los que ella también había sido partícipe. «Algún día tenía que ser, ¿no? Y llevábamos tanto tiempo oyendo que ya tocaba, que parecía que esta vez se acercaba más a la verdad», afirmaba. «Rumores había, y gente del mundillo de la prensa y la política me habían comentado que se acercaba el momento, aunque pensaba que igual podría ser para el Aberri Eguna», añadía en consonancia con el sentir de muchos otros vascos ante el ansiado anuncio.

 

A la hora de valorar el mismo, Sagarzazu prefiere no arrogarse un papel especial, a pesar de su condición de víctima, y afirma que «yo lo veo como alguien de la calle, no sé hasta dónde alcanzará pero, así de primeras, la noticia ha sido emocionante».

 

«Parece que va a haber más tranquilidad», se atreve a añadir, para confesar que «a mí se me quita un peso de encima, la verdad. A todos, los compañeros de trabajo también lo comentaban y enseguida han empezado a llamar a sus conocidos y a escuchar la radio, a ver qué decía».

 

Sin embargo, se puede decir que el proceso acaba de empezar y que queda todo por hacer, con una especial responsabilidad por parte de todas las partes implicadas. Así, llega el momento de mojarse: «Yo, como considero que ETA sólo se representa a ella misma, desde luego a mí no y a la gente que conozco tampoco, poca cosa puede negociar, si acaso dónde deja las armas», afirmaba Cristina Sagarzazu.

 

Sobre el papel de los partidos políticos en el camino que se abre ahora, se muestra más tajante incluso. «Deberían dejar de hacer el gamba y trabajar seriamente en el tema. Lo único que deberían hacer los partidos vascos es dejar que Madrid o el Gobierno central, contra quien se supone que estaba ETA en guerra, hablen entre ellos de cómo van a hacer para dejarlo, pero desde luego, yo a ETA no le reconozco derecho a ninguna negociación política, ni a decir que negocian en nombre del pueblo de Euskadi», aseguraba.

 

A título particular, sin pretender ejercer de portavoz de nadie, Sagarzazu también ha mantenido siempre una postura muy clara respecto al papel de las víctimas en este nuevo periodo. «En los demás no sé, pero en mi caso yo no tengo nada en que participar, yo ya soy perdedora de la jugada. Poco puedo aportar, en el fondo serían sólo cosas negativas, así que prefiero estar callada. No sirve de nada aportar la rabia, así que me quedo calladita en mi rincón y ya está».

 

 

Texto de C. C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La sociedad vasca opina

 

 

Izaskun Moyua (Directora de Emakunde): «Me he acordado de los que no están y que también hubieran celebrado la tregua»

 

La Directora de Emakunde expresó ayer su alegría. «Es uno de los días más felices de mi vida», explicaba por el acontecimiento que esperaba la ciudadanía desde hace ya muchos años. «Cuando he sabido la noticia me han venido a la memoria gente que no está aquí y que disfrutaría tanto como nosotros por la noticia», recalca. «También he recordado a toda la gente que ha trabajado duro para que venga la paz. Porque se pierde la perspectiva y no nos damos cuenta de que para llegar a esto cientos de personas han trabajado en condiciones muy injustas»

 

Iñigo Lamarca (Ararteko): «Espero que sea la desaparición definitiva de ETA»

 

El Ararteko, Iñigo Lamarca expresó su «enorme satisfacción» por el anuncio y el comienzo de un proceso que confía culminará «con carácter irreversible, en la desaparición de ETA». Lamarca recordó que la organización armada ha matado a cientos de personas y ha violado «de forma sistemática y cruel» los derechos fundamentales más elementales de miles de ciudadanos. Asegura asimismo que será preciso seguir trabajando por que los valores democráticos, basados en el respeto de los derechos humanos, «vayan impregnando profunda y sólidamente el pensamiento de todos y cada uno de los ciudadanos». A su juicio, ello será la mejor garantía de que se avance en una sociedad «más democrática».

 

Blanca Estrella (Pta. Clara Campoamor): «La violencia de género será tomada ahoramás en serio»

 

«Como presidente de una Asociación feminista me alegro por dos razones fundamentales. En primer lugar porque muchas mujeres vascas pasarán a vivir sin escoltas, sin miedo a que les maten. Yo sí me creo la tregua y estoy superfeliz con ella. En segundo lugar, pienso que a partir de ahora se podrá hablar más y más alto de los problemas de las ciudadanas vascas». Considera Blanca «que a partir de ahora los medios económicos que se dirigían a luchar contra el terrorismo podrán volver a solucionar un problema de gran magnitud como es la violencia doméstica. Además que haya sido una mujer quien nos ha brindado la tregua también significa algo».

 

J. A. Usparicha (Presidente de la DYA): «El tiempo nos dirá los beneficios»

 

José Antonio Usparicha, presidente de la DYA ha mostrado su satisfacción por el anuncio de la tregua. «El tiempo nos dirá sus beneficios, que de ser cierta es una magnifica noticia», ha subrayado. «La estoy digeriendo con reservas y cautelas porque en la anterior ocasión nos hicimos muchas ilusiones y luego resultó que no salió. Espero, sinceramente, que en esta ocasión sea para siempre y que no sea una excusa como la vez anterior».

 

Nerea Basterra (Directora Intermón Oxfam): «Esperemos que llegue la paz a nuestro pueblo»

 

«Desde Intermón Oxfam nos alegramos profundamente por el anuncio de tregua de ETA», explica Nerea Basterra. «Como Organización siempre hemos defendido la paz y el cese de la violencia para todos los pueblos del mundo. En nuestro caso esperamos que llegue la paz definitiva. Cualquier situación de violencia es demasiado larga. Lo importante -insiste- es poder vivir en libertad, con dignidad y en ausencia de cualquier tipo de violencia».

 

José Miguel Corres (Consejero delegado de BEC): «La gente mira a un futuro sin las ataduras que hemos sufrido»

 

La opinión de BEC llegó de la mano del consejero delegado, José Miguel Corres, que se mostraba «expectante» ante la que consideró como una «noticia magnífica, siempre que se cumpla». No dejó de lado «la anterior tregua de la que siguen existiendo sombras», sin embargo, quiso «quedarse con lo positivo, y es que la gente mira a un futuro sin las ataduras que hemos sufrido», señaló. «Hay que ser optimista» concluyó.

 

Jon Ortúzar (Dtor. Palacio Euskalduna): «Esto es sólo un primer paso y hay que seguir y acabar la tarea»

 

El director del Palacio Euskalduna, Jon Ortuzar, se congratulaba ayer de la noticia que calificó como «la mejor noticia que podíamos tener y una responsabilidad porque ahora se inicia un proceso». «Esto sólo es un primero paso y hay que seguir adelante y acabar la tarea», aseguró. En su opinión, «siempre hemos tenido un handicap que se volvía en nuestra contra y esto nos abre unas expectativas inmensas». Señaló que «esto nos compromete a todos»y que «se trata de un proceso muy complicado, va a ser un camino altos y bajos»

 

Óscar Vizarraga (Portavoz colectivo gitano): «A ver si los políticos ponen los medios para que se lleve a efecto»

 

El colectivo gitano tiene una importante presencia en la sociedad vasca y el portavoz de la Asociación Kale dor Kayiko, Óscar Vizarraga también opinó, sobre el nuncio de "alto el fuego permanente" de ETA, asegurando que se trata de algo «importante si se llega a zanjar» ya que «lo que necesita este país es paz». Además, Vizarraga sitúa ahora la responsabilidad en la clase política. «A ver si es verdad que ahora los políticos ponen los medios para que eso se lleve a efecto y no se matan entre ellos por ver quién se lleva el gato al agua y el mérito», señaló el portavoz de la asociación gitana.

 

Ainhoa Arteta (Soprano): «Estoy muy contenta, lo voy a celebrar»

 

A Ainhoa Arteta la noticia le ha cogido en Bilbao. La soprano guipuzcoana debuta en el papel de la ‘‘Manon’’ de Massenet el próximo sábado, en el que será el sexto título de la temporada 2005-06 de la Asociación Bilbaina de Amigos de la Opera (ABAO) que se pondrá en escena en el Palacio Euskalduna. Fue en un pequeño impasse durante el ensayo de ayer cuando la soprano se enteró de la noticia. Ainhoa Arteta paseaba por Bilbao junto con la soprano Tatiana Davidova, parte del elenco de ‘‘Manon’’, cuando le informaron de la tregua. «¡Qué alegría!, comentó Arteta. «Es una noticia que voy a celebrar».

 

Javier Viar (Director del Bellas Artes): «Se percibe que el proceso es imparable»

 

Para el responsable de la pinacoteca bilbaina, la noticia resulta espléndida. «Puede significar para este país un auténtico renacimiento. Es evidente que todos los sectores, incluidos por supuesto, el cultural, vamos a salir beneficiados. Toda la sociedad tenemos que tener un comportamiento eufórico entusiasta porque se percibe que es imposible que se vuelva a retroceder. El proceso puede ser imparable».

 

Reconoce que la tregua va a atraer más visitantes al País vasco, y a los museos. El verano se presenta espectacular. «Tenemos un verano muy bien preparado porque hemos apostado por unas exposiciones muy fuertes, además el anuncio de tregua va a traer muchos más visitantes potenciales».

 

Juan Carlos Matellanes (presidente de ABAO): «Se nos abre una nueva etapa llena de esperanza»

 

Al presidente de ABAO y director financiero del BEC, le contaron la noticia durante una reunión. «Mi reacción ha sido lógicamente de alegría. Es una buena noticia, muy esperanzadora. Creo que es indudable que se nos abre una nueva etapa, llena de esperanza, de oportunidades, y no sólo me refiero desde el ámbito cultural que como presidente de la ABAO podría hablar, sino en todo los ámbitos de la vida: en el desarrollo, de calidad de vida, de progreso». Para Matellanes, «se abre un proceso, que puede ser más o menos largo, pero creo que puede tener un final feliz»

 

Toti Martínez de Lezea (Escritora): «Este pueblo se merece de una vez la paz»

 

Con optimismo, felicidad y esperanza recibía la noticia de la tregua de ETA la escritora alavesa Toti Martínez de Lezea. «Me ha llamado un amigo y me lo ha comunicado. Me he emocionado. Ya ha sido hora. Este pueblo se merece de una vez por todas la paz. Llevamos muchos años sumergidos en un ambiente de crispación que debía acabar», añadía la escritora.

 

A partir de ahora hay que trabajar para que esto dure, proseguía Toti Martínez de Lezea. «Todos, y cuando digo todos, digo todos con mayúscula, tienen que trabajar a partir de ahora para que este paso sea el definitivo», comentaba la escritora. Es tal la importancia de la noticia que para Toti no hay marcha atrás que valga.

 

Xabier Santxotena (Escultor): «Cuando me he enterado se me ha puesto la carne de gallina»

 

«Cuando me he enterado de la tregua se me ha puesto la carne de gallina. Impresionante. La mejor de las noticias», con estas palabras expresaba ayer el escultor Xabier Santxotena la emoción que sintió cuando se enteró de la tregua permanente de ETA. «Es muy positivo para todos. Para la cultura es muy importante porque los artistas vascos queremos que nuestros trabajos se proyecten también fuera. Este proceso de paz , sin duda, va a ser muy importante cara a mejorar nuestra imagen en el exterior», decía el escultor Satxotena. Junto con el optimismo y la ilusión, el escultor nos hablaba de esperanza. «Confiemos en que nuestros responsables políticos sepan lo que tienen que hacer a partir de ahora. Hay que mirar hacia adelante, para atrás ni siquiera para tomar impulso», concluía Xabier Satxotena.

 

Helena Pimenta (Directora de teatro): «Me he quedado sin palabras, emocionada, ilusionada...»

 

La directora de teatro Helena Pimenta se encontraba trabajando en sus nuevas obras teatrales cuando un amigo le llamó por teléfono para darle la noticia. «Me he quedado sin palabras. No sabía qué decirle. Qué emoción», reconocía Pimenta que vive desde hace años en Madrid.

 

«Eres la primera persona con la que hablo desde que me han dado la noticia. Todavía no he reaccionado. No sé qué decirte. ¿Puedes creer que estoy afectada?», proseguía la directora de teatro. «Ahora esperemos que todos los políticos lo sepan hacer bien para que la paz en el País vasco sea definitiva».

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El deporte vasco opina      

 

 

Xabier Jon Davalillo (Pte. Lagun Aro): «Con un futuro en paz este país tiene que seguir avanzando»

 

Xabier Jon Davalillo, presidente del Lagun Aro Bilbao Basket, acogía la noticia con un alto grado de optimismo, sobre todo por el beneficio que reportará a la sociedad vasca. «Es una buena noticia que todos estábamos esperando. Era una ilusión que estaba ahí y que la aguardábamos con muchas ganas. A partir de ahora, si hay un futuro en paz, este país tiene que ir avanzado en todos los sentidos, político, cultural y económico. Creo que es un día muy importante para todos y no podemos dejar escapar esta oportunidad».

 

José Luis Korta (Entrenador de remo): «Ahí está un toro y ahora los políticos van a tener que saber lidiarlo»

 

José Luis Korta, actual técnico del club cántabro de Castro Urdiales, se enteró del comunicado de ETA viajando de Asturias a Cantabria. Llamó a casa y se lo confirmaron. «Me he enterado en Asturias y creo sinceramente que es una buena noticia para Euskadi. Ahora hay un toro ahí delante que los políticos van a tener que saber lidiar y no dejar escapar esta oportunidad que se presenta. El primer paso está ya dado y ojalá que todo salga bien. No podemos dejar escapar esta oportunidad ya que no sabemos si habrá alguna más. Por eso hay que exigir la máxima responsabilidad a los políticos».

 

Miguel Madariaga (Euskaltel-Euskadi) «Es bueno para los que llevamos el nombre de Euskadi por todo el mundo»

 

El mánager del equipo ciclista Euskaltel-Euskadi está acostumbrado a pasear el nombre de Euskadi por el mundo y por eso se felicitaba por la noticia.«Era una noticia esperada que necesitaba Euskadi y es una alegría impresionante para los que tenemos que llevar el nombre de Euskadi por el mundo. Lo que ahora hace falta es que esto se confirme. Ahora hay que unificar los criterios y trabajar todos en la misma dirección».

 

Oier Zearra (Pelotari): «Los partidos políticos tienen que saber gestionar este nuevo escenario»

 

El pelotari galdakoztarra Oier Zearra apelaba a la responsabilidad de los partidos políticos tras tener conocimiento del comunicado de ETA en el que proclamaba el alto el fuego. «Tras oir la noticia lo primero que he pensado es que la tenemos que acoger con mucha esperanza y optimismo. Ahora espero que los partidos políticos sepan gestionar el nuevo escenario que se presenta para Euskadi. Ellos tienen la responsabilidad de sacar el país adelante y de que se vayan dando los pasos hacia la paz».

 

Miguel Indurain (Ex ciclista): «La gente lo que pedimos es vivir en paz y tranquilos»

 

«Es una buena noticia el no tener violencia y la posibilidad de llegar a esto para que luego los políticos puedan hablar, por lo menos es un paso adelante. Los que están ahí son los que tienen que hablar, y lo mejor es que no exista la violencia. La gente lo que pedimos es vivir en paz, tranquilos, y para eso se elige a los políticos, para que sean ellos los que tengan que hablar de esas cosas».

 

Javier Clemente (Entrenador del Athletic): «Espero que sea duradera y que nos dejen ser como queremos ser»

 

El entrenador del Athletic, Javier Clemente, inmerso en el importante partido que le aguardaba a su equipo, valoró de forma positiva la noticia. «Me parece fantástico. Me parece una gran idea para nuestro pueblo. Esperemos que al final todo dure y que todos nos dejen que seamos como queremos ser».

 

Juanito Oiarzabal (Alpinista): «Optimismo, ilusión y esperanza, las tres claves»

 

«Acojo la noticia con gran optimismo. Hace tiempo que se hablaba y se esperaba una noticia así. A ver si de una vez por todas podemos llegar a un acuerdo. Optimismo, ilusión y esperanza son las tres claves en las que nos movemos. Tenemos una gran oportunidad que los socialistas no dejen escapar».

 

Miguel Fuentes (Pte. Real Sociedad): «Las cosas se deben solucionar hablando»

 

«Es una noticia que todos esperábamos y que queremos que sea algo definitivo, que es lo realmente importante. Tenemos que tener la capacidad de solucionar las cosas hablando».

 

José María Arrate (Ex presidente del Athletic): «Espero que esta vez no la "caguen"»

 

Le pilló la noticia en Barcelona y José Mari Arrate, ex presidente del Athletic, recordó la anterior ocasión, «que coincidió con mi cumpleaños». Arrate estaba optimista, pero a la vez algo preocupado. «Es una gran noticia para todos y espero que esta vez no la "caguen". Ahora tenemos una gran oportunidad por delante que no podemos dejar escapar y lo cierto es que el peligro puede venir por el partido de la oposición».

 

 

Texto publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Una entrevista que ratifica las tesis expuestas

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 5:54, Categoría: General

«Lo más difícil de llevar escolta es mantener una vida familiar ‘‘normal’’ como tenéis el resto»          

 

 

Alexia Castelo Portavoz del PSE-EE en el Ayuntamiento de Sestao, esta madre de familia va acompañada de escolta desde enero de 2001.        

 

Bilbao - El anuncio de tregua también abre unas expectativas favorables para todos aquellos cargos electos que se encuentran amenazados en Euskadi, al menos así lo cree la portavoz del PSE-EE en Sestao, Alexia Castelo. Madre de dos niñas, conoce mejor que nadie la dificultad de compaginar la vida familiar con unas necesarias medidas de seguridad, lo que podría cambiar pero sólo tras un proceso que se prevé «largo».

 

¿Se vislumbra una mayor tranquilidad en el quehacer diario de los políticos amenazados?

 

Me imagino que nosotros vamos a seguir con los servicios de seguridad, pero la verdad es que, cuando he oído la noticia, me temblaban hasta las piernas sólo de pensar que podemos empezar a vislumbrar el fin de esta historia que para nosotros está durando ya cuatro años.

 

La solución tardará en llegar.

 

Seguramente tengan que pasar unos meses para que los ediles de a pie realmente notemos que nuestra vida cambia en el sentido de que volvemos a coger solos el autobús, a no tener que andar mirando atrás y delante... Pero bueno, es una muy buena noticia.

 

¿Es posible pensar en una normalización de la actividad política?

 

Supuestamente, es precisamente a eso a lo que se tiene que llegar después de todo este proceso, a que el ejercicio de la política en Euskadi se haga desde la normalidad y en democracia. Ojalá eso sea así, pero va a ser un proceso largo. Yo, por lo menos, estoy contenta y esperanzada con la noticia. Por ahora, en la vida práctica no ha supuesto más que tener una especie de sensación interna de que vamos por el buen camino para terminar y volver a estar como estábamos antes, pero sabemos que el proceso será largo y el objetivo final deberá ser que podamos estar todos y en democracia.

 

¿Cuánto tiempo lleva con escolta?

 

Creo que desde enero de 2001, justo después de nacer mi primera hija. Tengo dos niñas, una de seis y otra de tres años, y con la segunda el embarazo ya lo llevamos el ginecólogo, yo y los escoltas.

 

¿Qué es lo más duro de sobrellevar?

 

Lo más difícil es mantener una vida familiar ‘‘normal’’, cuando tienes hijos y reuniones familiares. La vida laboral la llevas porque, a fin de cuentas, vas y vienes al trabajo con esa carga y esos cuidados, pero con los críos, con tus padres, tíos, primos, en el monte, la playa, el cine... Pues no. Al principio es muy costoso explicar que tú llevas dos personas detrás y empiezas coartándote, no saliendo. Luego, poco a poco lo vas logrando, pero no puedes llegar nunca a llevar una vida normal como tenéis el resto.

 

¿Es posible llegar a acostumbrarse?

 

No, al revés, cada día pesa más. Que siempre haya cuatro ojos detrás de ti pesa muchísimo. A mí, por lo menos, me está agobiando mucho, y me imagino que a mucha gente también, el tener que estar como si fuera un reloj suizo, diciendo cuando entras, cuando bajas, cuando subes, cuánto vas a tardar en una reunión o en tomar un café con una amiga. ¡Pues yo que sé! Depende de si criticamos al marido o no.

 

 

Una entrevista de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La historia de ETA contada por el PNV

Por Narrador - 30 de Marzo, 2006, 5:48, Categoría: General

El PNV como hiciese GARA también narra su peculiar visión sobre la historia de ETA. No hace falta que les recordemos el grado de credibilidad…

 

El alto el fuego iniciado en 1998 tras el acuerdo de Lizarra ha sido el más prolongado de ETA hasta la fecha    

 

 

Han sido varias las ocasiones en las que ETA ha declarado altos el fuego. El periodo más prolongado de cese de la actividad armada fue el que se inició en septiembre de 1998, tras la firma del Acuerdo de Lizarra-Garazi. La organización armada rompió esta tregua en noviembre de 1999 y retomó con gran dureza los atentados.

 

Bilbao - Las negociaciones entre el Gobierno español y ETA han estado continuamente presentes en la historia de la democracia en el Estado, con independencia de quién fuera el inquilino del Palacio de La Moncloa. Incluso José María Aznar, que siempre ha mantenido que la única forma de luchar contra la organización es la judicial y policial hasta la derrota de ésta, ordenó contactos durante el alto de fuego que se inició en setiembre de 1998.

 

Mirando hacia atrás, y remontándonos hasta los primeros pasos de la Transición política de la dictadura a la democracia, nada más aprobarse la Ley de Reforma Política en 1976 se iniciaron los contactos auspiciados por el Gobierno de UCD con las dos facciones de ETA, la militar y la político-militar. Los mismos resultarían infructuosos mientras Adolfo Suárez ejerció de presidente del Gobierno español, comenzando con las entrevistas llevadas a cabo el 30 de noviembre de 1976 en Ginebra con la rama político-militar de la organización. A este encuentro le sucedieron otros, esta vez con la participación de ETA militar, y que desembocaron tras su fracaso en una radicalización de esta facción, reforzada por los comandos "bereziak" escindidos de los ‘‘poli-milis’’.

También resultarían infructuosos los contactos que se produjeron en 1977 en Ginebra, Francia y Gasteiz, al no ser aceptadas las peticiones de los portavoces de ETA p-m y ETA militar. Un cariz bien distinto tomarían los acontecimientos en 1981, esta vez bajo el mandato de Calvo Sotelo, con el entonces ministro de Interior y los máximos representantes de ETA político-militar departiendo con la intermediación de Mario Onaindia, secretario general de EIA, y José María Bandrés, de EE.

 

Las negociaciones llegaron a buen puerto y el 30 de septiembre de 1982 se produjo la disolución de ETA p-m VII Asamblea, que optó por la vía política integrándose en su mayoría en EE (los disidentes pasarían a formar parte de ETA militar). La clave para ello fue el Plan de Reinserción Social al que podían acogerse los miembros de ETA sin delitos de sangre y los exiliados de esta facción.

 

‘‘Alternativa para la paz’’

 

Los contactos entre el Gobierno socialista de Felipe González y ETA se concretarían en las conversaciones de Argel de 1989. Finalmente también fueron infructuosas pese a contar con una enmarañada red de encuentros previos. Así, tras unos primeros tanteos llevados a cabo en febrero de 1984 por el entonces comandante de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo con el dirigente de ETA Domingo Iturbe Abasolo ‘‘Txomin’’, en agosto de ese mismo año el ministro de Interior José Barrionuevo hizo pública la denominada ‘‘Alternativa para la paz’’. La misma ofrecía la reinserción social a los miembros de ETA que entregasen las armas y acatasen la Constitución, tras lo que la organización se mostró dispuesta a negociar.

 

Debido a su posición favorable a negociar el fin de la lucha armada, ‘‘Txomin’’ se perfiló como el interlocutor perfecto. El dirigente de ETA llegó en setiembre a Argelia tras ser detenido en abril de 1986 en un control policial y deportado después a Gabón. Ya instalado en Argel, se produjeron unas primeras conversaciones en las que el Ejecutivo, representado entre otros por el director general de la Policía Julián San Cristóbal, exigió a ETA un alto el fuego y la defensa del Estatuto de Gernika.

 

Fallecido ‘‘Txomin’’ en un accidente de tráfico en el país africano, fue reemplazado por Eugenio Etxebeste ‘‘Antxon’’, aunque las negociaciones seguían enquistadas. La matanza de Hipercor en Barcelona primero, y el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza después, llevarían al Gobierno español a exigir de nuevo una tregua. La misma se produciría, ya con José Luis Corcuera en la cartera de Interior, el 8 de enero de 1989 durante quince días, reanudándose los contactos. Pero el avance fue realmente imposible por ambas partes, dando por finalizado el diálogo en abril tras una última reunión el día 3 y después de que ETA comenzara a enviar paquetes bomba a distintas autoridades.

 

Negociación tras la tregua indefinida

 

La tregua indefinida declarada en septiembre de 1998 fue el marco en el que se llevaron a cabo los contactos entre el Gobierno del Partido Popular de José María Aznar y ETA, y que se concretaron en una única reunión el 19 de mayo de 1999 en Zurich (Suiza). Con la participación de "Mikel Antza", al que la Policía consideraba jefe del aparato político de la organización, y con la mediación del obispo Juan María Uriarte, y a pesar de las voluntades negociadoras, ETA acabaría por romper la tregua en noviembre. José María Aznar negaría años más tarde la existencia de estos contactos con la organización armada.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Cuarenta años de violencia

 

 

ETA nació el 31 de julio 1959 y tras unos primeros años de acciones violentas sin víctimas, inició un largo historial de asesinatos, secuestros y extorsiones que han marcado la vida política de Euskadi y del Estado español tanto durante la dictadura como ya en la democracia  

        

Bilbao - EUSKADI TA ASKATASUNA nació el 31 de julio de 1959 como una alternativa ideológica a los postulados del Partido Nacionalista Vasco, a través de un grupo de estudiantes disidentes del colectivo Ekin, surgido a su vez en 1952 para reaccionar contra la, a su juicio, pasividad y acomodo de los jeltzales.

 

Su primera acción violenta tuvo lugar el 18 de julio de 1961, con el intento fallido de descarrilamiento de un tren ocupado por voluntarios franquistas que se dirigían a Donostia con motivo de la conmemoración del alzamiento fascista de Franco. En estos primeros años, sus miembros se dedicaron a colocar pequeños artefactos explosivos, hacer pintadas reivindicativas y colocar ikurriñas.

 

Las bases de la organización se consolidaron en mayo de 1962, tras la celebración de su I Asamblea en el monasterio de Belloc, en Baiona, donde se presentó a sí misma como ‘‘Movimiento Revolucionario Vasco de Liberación Nacional’’. En esta Asamblea se definiría su rechazo a cualquier colaboración con partidos o asociaciones no nacionalistas vascas, y su visión de sí misma como una ‘‘organización clandestina revolucionaria’’ que defiende la lucha armada como el medio de conseguir la independencia de Euskadi.

 

El aumento del debate interno provocó sin embargo los primeros enfrentamientos ideológicos. Así, en la V Asamblea (1966-67) entra en escena ‘‘el nuevo nacionalismo revolucionario’’ del núcleo duro, que hace hincapié en que Euskadi es una ‘‘nación ocupada’’ militarmente por una potencia extranjera y en la necesidad de utilizar la violencia para lograr la "descolonización".

 

Primera víctima mortal

 

Su primera víctima mortal se produjo el 7 de junio de 1968. El guardia civil José Pardines Arcay murió en un control de carretera, tiroteado por Txabi Etxebarrieta, que fue a su vez abatido durante la persecución posterior. En respuesta a la muerte de este militante, el 2 de agosto la organización asesinó al policía franquista Melitón Manzanas, jefe de la brigada político-social de Gipuzkoa, en la puerta de su casa.

 

La represión policial tras estos dos primeros atentados logró neutralizar las actividades de ETA durante 1969. Ya en diciembre de 1970, se celebró el Juicio de Burgos contra 16 de sus miembros, durante el que los procesados reconocieron su pertenencia a ETA y expusieron sus planteamientos marxistas y obreros. Hubo seis condenas a muerte y penas de cárcel que sumaban un total de 519 años. Finalmente, y ante la presión y las muestras de solidaridad internacional, Franco conmutó las penas de muerte por otras de reclusión mayor. No obstante, el dictador sí llevaría a término otras penas de muerte, en el año 1975, cuando ya agonizaba. Los militantes de ETA "Txiki" Paredes Manot y Ángel Otaegi, así como tres miembros del FRAP, eran fusilados tras ser condenados a muerte.

 

Atentado contra Carrero

 

De ocasionar dos víctimas mortales en 1968 y una en 1969, ETA pasó a más de 200 asesinatos en la década de los 70. El asesinato del almirante Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973, en un espectacular atentado en la calle Claudio Coello de Madrid, supuso el mayor golpe de efecto logrado por la organización armada hasta entonces. El primer atentado masivo se produjo al año siguiente, el 13 de septiembre de 1974, con la explosión de un artefacto en la cafetería Rolando, en la calle Correo de Madrid, junto a la Dirección General de Seguridad, que provocó la muerte a 12 civiles y heridas a otros 80.

 

Este atentado masivo no se saldó sin consecuencias para las bases de ETA, y el debate interno subsiguiente provocó la primera escisión importante en la organización: los ‘‘milis’’ de ETA militar, partidarios de la insurrección popular, se desmarcaron de los ‘‘polimilis’’ de ETA político-militar, que apostaban por la violencia selectiva.

 

A pesar de las ilusiones democráticas renacidas con la muerte del dictador, los últimos años de la década de los 70 fueron especialmente sangrientos, con atentados indiscriminados que se cobraron la vida de más de un centenar de personas. A su vez, la amnistía decretada el 15 de octubre de 1977 afectó a los presos de ETA encarcelados durante la dictadura. Poco después, el 6 de diciembre de 1978, fue aprobada mediante referéndum la Constitución, que recoge en su artículo 15 la abolición de la pena de muerte.

 

Ofensiva total

 

En los años 80, ETA recrudeció su ofensiva para forzar las negociaciones con el Gobierno español, y los atentados indiscriminados fueron constantes, siendo el cambio de década de los 70 a los 80 la época más dura de la organización. El 15 de julio de 1986, 12 agentes de la Guardia Civil murieron al explosionar un coche bomba en la Plaza de la República Dominicana de Madrid. Al año siguiente, el 18 de junio de 1987, otro coche bomba sembró el terror en el párking del centro Hipercor de Barcelona, provocando 21 muertos y 45 heridos. El 11 de diciembre de ese mismo año, un coche bomba con 250 kilos de material explosivo estallaba frente a la Casa Cuartel de Zaragoza, dejando un balance de 11 muertos y 40 heridos.

 

Antes, en 1982, ETA político-militar había abandonado las armas y optado por las vías políticas, al tiempo que se inició la ‘‘guerra sucia’’ de los GAL. Mientras la colaboración antiterrorista con Francia empezó a obtener sus primeros frutos, los partidos políticos se posicionaron contra la violencia a través del Pacto de Madrid (1987), el Pacto de Ajuria Enea y el Pacto de Navarra (ambos en 1988).

 

Asesinato de "Yoyes"

 

En esta década se produjo además uno de los episodios más destacados de las disidencias internas en el seno de ETA: Dolores González Catarain ‘‘Yoyes’’, que abandonó la organización en 1980, fue asesinada el 10 de setiembre de 1986 mientras paseaba con su hijo. La reinsertada más significativa, uno de los miembros de ETA más buscados durante los años 70, se había instalado en Gizpuzkoa en 1985 después de 11 años de exilio en México.

 

Tras el final de la tregua de 1998, ETA inició una dura ofensiva que, en el periodo comprendido entre 2000 y 2003, consistió en alrededor de 185 atentados que provocaron 46 muertos, la mitad de ellos en el primer año tras la ruptura de la tregua. Cabe destacar el asesinato del portavoz del PSE en el Parlamento vasco, Fernando Buesa Blanco y su escolta, Jorge Díez; el del colaborador del diario ‘‘El Mundo’’ José Luis López Lacalle; el del Magistrado el Tribunal Supremo, José Francisco Querol; el del presidente de la patronal guipuzcoana Adegi, José María Korta; el del ex ministro de Sanidad Ernest Lluch; el del magistrado de la Audiencia de Bilbao José María Lidón, o el del jefe de la Policía Municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundua.

 

ETA ha secuestrado a 77 personas a lo largo de su historia, método utilizado como vía de financiación y medida de presión al Gobierno español. Este método fue ejecutado por vez primera el 1 de diciembre de 1970, con el secuestro del cónsul honorario de la República Federal Alemana en Donostia Eugenio Behil, en protesta por el juicio de Burgos. Éste fue liberado veinticinco días después en la localidad alemana de Wiesbaden.

 

El secuestro más largo en la historia de ETA ha sido el del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, liberado el 1 de julio de 1997 por la Guardia Civil tras 532 días de cautiverio. Pocas horas ante, el empresario Cosme Delclaux había sido puesto en libertad tras permanecer retenido durante 233 días.

 

Pocos días después, ETA recurrió una vez más al secuestro. El 12 de julio, Miguel Ángel Blanco, concejal del PP en Ermua, apareció maniatado y mortalmente herido en una zona rural de Lasarte, una vez cumplido el ultimátum de 48 horas dado al Gobierno del PP para que cediera en su política de dispersión de presos y trasladara a los mismos a Euskadi. Blanco murió en el hospital, pocas horas después de ingresar en estado de muerte cerebral tras recibir dos disparos en la nuca.

 

Otros secuestros que finalizaron con el asesinato de los retenidos, después de que ETA fijara un plazo determinado para cumplir con sus reivindicaciones, fueron el del ingeniero jefe de la central nuclear de Lemoiz, José María Ryan, y el del capitán de Farmacia Alberto Martín Barrios. Asesinado el 6 de febrero de 1981, el secuestro de Ryan provocó una multitudinaria manifestación en Bilbao exigiendo su liberación, así como un llamamiento de los obispos vascos en este sentido.

 

En aquel convulso ambiente, días después moría en prisión, víctima de las torturas, el militante de ETA Joseba Arregi.

 

En cuanto a los secuestros de empresarios, destacan los de Emiliano Revilla, durante 249 días desde febrero de 1988, y Julio Iglesias Zamora, durante 116 días desde julio de 1993.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Bidarte y la detención de ‘‘Antza’’, los mayores golpes contra ETA

 

 

ETA ha debido reorganizar su cúpula en diversas ocasiones tras operaciones policiales que han supuesto un duro golpe a su organigrama. Los casos de Bidarte o la detención de "Mikel Antza" son los más significativos

        

Bilbao - La operación policial realizada en Bidarte en el 92 marcó un antes y un después en la lucha contra ETA. A pesar de que antes ya se habían producido golpes contra dirigentes de la organización armada, nunca se había asestado un mazazo tan fuerte contra su estructura. Y es que la Policía francesa detuvo, el 29 de marzo de 1992, en un chalet de Bidarte, a la cúpula completa de la organización armada, integrada por José Luis Álvarez Santacristina ‘‘Txelis’’, José Javier Zabaleta Elosegi ‘‘Baldo’’, Francisco Mujika Garmendia ‘‘Paquito’’ y José Arregi Erostarbe ‘‘Fitti’’.

 

Esta actuación provocó la mayor crisis sufrida por ETA, que tuvo que recomponer a la mayor brevedad posible su dirección, reorganizar su entramado civil y extremar las medidas de seguridad. Más aún, el 11 de julio de ese mismo año su nueva dirección propuso una tregua de dos meses tras la que se inició un nuevo proceso negociador con el secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera como interlocutor.

 

Las actuaciones contra la dirección de ETA serían una constante a partir de entonces, y dos años después de la caída de su cúpula fue detenido el considerado número dos de ETA, Félix Alberto López de La Calle ‘‘Mobutu’’. Ya en 1996 cayó Julián A-txurra Egurrola ‘‘Pototo’’, de quien la Policía afirmaba que había llegado a ser número tres de la organización, y un año después se produjo el apresamiento de los comandos operativos de ETA, incluido un emblemático miembro de la organización, José Luis Urrusolo Sistiaga, al que se le atribuían 16 asesinatos y dos secuestros.

 

Arresto de "Kantauri"

 

Después de este importante golpe, destaca la captura en el Estado francés del que fuera, hasta 1999, presunto máximo responsable del aparato militar de ETA y jefe de todos sus comandos operativos, Francisco Javier Arizkuren Ruiz ‘‘Kantauri’’. La misma tuvo lugar durante el periodo en que ETA mantenía en vigor su tregua indefinida. Durante el "mandato" de Iñaki de Gracia Arregi ‘‘Iñaki de Rentería’’ se produjeron dos de las acciones más duras de ETA, el secuestro del funcionario de prisiones Ortega Lara y el asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco. Cuando fue detenido, el 15 de setiembre de 2000, había perdido el poder en favor de José Javier García Gaztelu ‘‘Txapote’’. Su apresamiento se produjo en febrero de 2001 en una cafetería de Angelu, y fue sustituido por Juan Antonio Olarra ‘‘Guridi’’, detenido el 16 de setiembre de 2002 junto a su compañera sentimental y en la organización, Ainhoa Mujika.

 

Los "papeles de Susper"

 

Sin embargo, Bidarte seguía siendo el modelo a partir del cual se medían los éxitos policiales en la lucha contra ETA. Sería en 2003, año en el que empezaba a resultar evidente la disminución de las actividades de la organización, cuando se produjo un golpe que fue en su momento comparado con la actuación en Bidarte en 1992: la detención, también en el Estado francés de Jon Ibon Fernández de Iradi ‘‘Susper’’, uno de los presuntos dirigentes más buscados por las fuerzas de seguridad después de haberse fugado el año anterior de una comisaría de Baiona, y Ainhoa García Montero, ambos supuestos sustitutos de ‘‘Guridi’’ y Mujika. Cinco días después también fueron arrestados en el Estado francés los otros presuntos jefes de los comandos operativos, Gorka Palacios, Iñigo Vallejo, Juan Luis Rubenach y José Miguel Almendoz.

 

Ese mismo año, se efectuaron cuatro operaciones contra la supuesta red de captación e infraestructura que la dirección de ETA intentaba reconstruir, propiciadas por los "papeles" incautados a ‘‘Susper’’ en su primera detención antes de su fuga.

 

"Antza" y "Anboto"

 

Sin embargo, sería el arresto el 3 de octubre de 2004 en Salies-de-Bearn del presunto máximo dirigente de ETA Mikel Albisu "Mikel Antza" y de su compañera sentimental Soledad Iparragirre "Anboto", el que se considera como el golpe de mayor importancia desde Bidarte. La Policía afirma que ‘‘Antza’’ es el líder que más tiempo ha permanecido en la cúpula de la organización, desde que asumiera su dirección política en 1993.

 

Ya el 3 de octubre de 2005 fue detenido en la localidad de Arpajon-sur-Cère el supuesto número dos del aparato militar de ETA, Harriet Agirre García, considerado el jefe de los comandos de la organización. El presunto lugarteniente de Garikoitz Aspiazu ‘‘Txeroki’’ fue apresado junto a la también supuesta activista Idoia Mendizabal.

 

También se pueden encontrar, sin embargo, acciones policiales de calado contra ETA previas a Bidarte. Así, el apresamiento en setiembre de 1987 de Santiago Arrospide ‘‘Santi Potros’’ y el posterior estudio de la documentación que le fue incautada provocaron la detención en cadena de más de un centenar de personas a ambos lados de la muga. Después sería detenido también Josu Urrutikoetxea.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los intentos de negociación han ido desde Argel con el PSOE a Zurich con el PP

 

 

La primera tregua de ETA se produjo en 1989, con motivo de las negociaciones de Argel entre la organización armada y el Gobierno español; el Gobierno de Aznar habló con ETA en 1999, durante otro alto el fuego

        

Bilbao - La Reclamación de una tregua para iniciar cualquier proceso negociador ha sido una constante en los partidos políticos vascos. ETA ha repartido a lo largo de su historia diferentes momentos de distensión, a veces circunscritos a un sector determinado de sus objetivos, otras con carácter general.

 

El primer alto el fuego tuvo lugar el 8 de enero de 1989. Con una duración de dos semanas, coincidió con la reanudación de las conversaciones de Argel y estuvo precedido de tres anuncios para el cese de las actividades durante un periodo de 60 días, que resultaron infructuosos al no obtener respuesta por parte del Gobierno de Felipe González. Tanto el 22 de enero como el 27 de marzo se produjeron sendas prórrogas de la tregua de dos meses cada una. Sin embargo, con el fracaso de las conversaciones tras la última reunión bilateral celebrada en abril, ETA anunció el fin de la misma.

 

Posteriormente, el 10 de julio de 1992 ETA ofreció un alto el fuego de dos meses tras la caída de su cúpula en Bidarte. A ello se suma la declaración de tregua de una semana del 23 de junio de 1996 por la que ofrecieron al Gobierno español una salida negociada al conflicto que no obtuvo respuesta.

 

Cuatro días después de la firma de la Declaración de Lizarra-Garazi, ETA declaró el 16 de setiembre de 1998 una tregua ‘‘indefinida y sin condiciones’’ que comenzaría dos días después y, a la postre, acabaría siendo la más larga de su historia, prolongándose durante 439 días. Así, el 28 de noviembre de 1999 hizo pública su ruptura, debido al ‘‘incumplimiento’’ por parte de PNV y EA de un supuesto acuerdo en el que ambos partidos se comprometían a buscar una estructura institucional ‘‘única y soberana’’ para Euskadi y a romper sus acuerdos con el PP y el PSOE. Los citados partidos abertzales negaron que hubieran firmado tal acuerdo y señalaron que se trataba de una propuesta de ETA que no aceptaron.

 

Altos el fuego parciales

 

En lo que a las treguas parciales se refiere, ETA ha anunciado tres a lo largo de su historia. La primera se remonta al 20 de noviembre de 1997, cuando la organización hizo público el cese de la actividad armada contra los funcionarios de prisiones. La ofensiva de ETA en el denominado ‘‘frente de las cárceles’’, especialmente virulento en la segunda mitad de la década de los noventa, alcanzó su punto álgido con el secuestro de José Antonio Ortega Lara, que sufrió 532 días de cautiverio hasta ser liberado por la Guardia Civil en junio de 1997. PP y PSOE interpretaron esta tregua como un intento de dividir a los partidos, y la misma quedó frustrada tres años después con el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera, en octubre de 2000.

 

Por otro lado, el 23 de junio de 1998, ETA anunció que ponía fin a una tregua a la Ertzaintza, que habría iniciado siete meses antes pero que nunca hizo pública. El 18 de febrero de 2004 ETA se comprometió, a un mes escaso de la celebración de elecciones generales, al cese de acciones armadas en Catalunya, provocando un auténtico terremoto político. La organización armada argumentó su decisión ‘‘por el empuje de las fuerzas independentistas y la concienciación sobre el derecho a la autodeterminación’’. Este anuncio se hizo público 23 días después de conocerse que el líder de ERC, Carod-Rovira, se había reunido en Perpinyan con una delegación de ETA. Por último, y ya con Zapatero en La Moncloa, ETA anunció el cese de actividades contra los cargos políticos de PP y PSOE.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El sumario 18/98 ha sido el ariete judicial contra diversos sectores

 

 

Bilbao - El pasado día 21 de noviembre se inició en la Audiencia Nacional la vista oral del macrosumario 18/98, impulsado en su día por el juez Baltasar Garzón y que sienta en el banquillo a personas acusada por diferentes casos a los que une la teoría del citado magistrado de que todo lo que se mueve en torno a la izquierda abertzale hoy ilegalizada «es ETA».

 

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón emprendió a finales de los años 90 una cruzada judicial contra lo que denominó ‘‘el entramado de ETA’’, en referencia a lo que considera diversos ‘‘instrumentos operativos’’ de la organización armada relacionados tanto con su entramado financiero como con la ‘‘difusión de los planteamientos de su estrategia’’.

 

Después de actuar contra el supuesto entramado financiero de ETA, Garzón procedió el 15 de julio de 1998 al cierre del diario ‘‘Egin’’ y la emisora ‘‘Egin Irratia’’, así como de diversas empresas relacionadas al considerar que estaban integradas en la estructura de ETA. Fruto de las investigaciones judiciales, el 20 de noviembre fueron procesadas 26 personas al tiempo que se declaró ilícita a KAS por ser ‘‘parte integrante de la misma organización terrorista que ETA encabeza’’.

 

Prórroga pese a la tregua

 

En febrero de 1999, Garzón prorrogó durante seis meses la clausura de "Egin" al considerar que, a pesar de la tregua vigente, la actividad de ETA continuaba. A comienzos de marzo, el redactor jefe del equipo de investigación de ese periódico, Pepe Rey, y la redactora Begoña Pérez fueron detenidos acusados de colaborar con ETA. El diario ‘‘Gara’’ vino a llenar el hueco dejado por ‘‘Egin’’, medio año después de la clausura de éste.

 

Dentro de esta misma dinámica, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo dictó un auto por el que se clausuraba, el 20 de febrero de 2003, el diario ‘‘Euskaldunon Egunkaria’’, decisión que sería posteriormente ratificada. Junto al cierre, la detención de las cabezas visibles del diario y la denuncia de torturas por parte de los mismos provocaron una oleada de protestas de grupos sociales y políticos, así como manifestaciones multitudinarias exigiendo la reapertura del rotativo, incluyendo una exigencia formal del Parlamento vasco en este sentido.

 

Las operaciones policiales se dirigieron el 6 de marzo de 2001 contra Haika, heredera de Jarrai. Quince dirigentes del grupo juvenil fueron detenidos acusados de formar parte de ETA y de dirigir las algaradas callejeras en Euskadi. Tanto Haika como Jarrai fueron ilegalizadas el 10 de mayo de dicho año y el 31 de octubre fue el turno de Gestoras Pro Amnistía, con trece detenidos por la misma acusación. Por último, la Policía Nacional detuvo el 8 de marzo de 2002 a doce dirigentes de Segi, tercer eslabón de la cadena, a los que imputó haber inducido 46 actos de kale borroka que provocaron daños por valor de más de 18 millones de euros.

 

Tesis en entredicho

 

La Audiencia Nacional echó, sin embargo, por tierra las tesis de Baltasar Garzón para desarrollar el conocido como sumario 18/98, al señalar que para que una organización pueda considerarse ‘‘terrorista’’ debe hacer uso de armamento. La sentencia aseguraba que Haika, Jarrai y Segi no entran dentro de esta categoría, pero sí las declaraba ilícitas, condenando a 24 jóvenes a penas de entre tres años y medio y dos años y medio.

 

Representantes de diversos ámbitos sociales y políticos fundaron la plataforma 18/98+, destinada a denunciar los ‘‘derechos vulnerados’’ en el macrosumario del mismo nombre.

 

Las actuaciones judiciales han llegado también a "tocar" al sindicato LAB. Su máximo responsable, Rafa Díez, y otros miembros de esa organización tuvieron que acudir a declarar a la Audiencia Nacional en septiembre, pero el propio juez Grande-Marlaska admitió la endeblez de los indicios contra ellos.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La guerra sucia contra ETA, un atajo que complicó más el conflicto

 

 

Hace sólo veinte años, desde ámbitos del Estado se inició otra vía en la lucha contra ETA: la de la guerra sucia. Los GAL fueron ese arma que no hizo sino empeorar las cosas en Euskadi  

 

Bilbao - La violencia política en el conflicto vasco no ha sido sólo en una dirección. El Estado español ha utilizado en la lucha contra ETA mecanismo que están más allá de la legalidad. Así lo atestiguan las múltiples denuncias por prácticas de torturas, que en casos como el de Joseba Arregi llegaron hasta la muerte, y las diversas expresiones de guerra sucia, que tuvieron su máximo apogeo durante el mandato de Felipe González. A estas expresiones de violencia hay que añadir otras medidas políticas, como la dispersión de los presos, los macrosumarios con cierres de periódicos y la ilegalización de Batasuna y de otras marcas electorales de la izquierda abertzale. Pero ha sido la guerra sucia protagonizada por diversos grupos, con el GAL como última expresión, el borrón más negro de los gobiernos en la democracia en el Estado español.

 

Más de cien años de prisión para los ejecutores y cerebros y 23 asesinatos en el lado de las víctimas es el balance de uno de los capítulos más vergonzantes de los años 80 para el Estado español, el del terrorismo a la sombra del Estado que cristalizó en la creación de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), cuyas actividades tuvieron lugar entre 1983 y 1986. A ello hay que añadir el caso de los Fondos Reservados, creados para luchar contra el terrorismo y el narcotráfico pero que sufrieron importantes desvíos para la financiación de la ‘‘guerra sucia’’ contra ETA. El contexto en que se gestó esta oscura facción de la lucha antiterrorista fue el de la escalada sin precedentes de los atentados de ETA que vivió el cambio de década, con más de 70 asesinatos en 1979 y más de 90 en 1980.

 

Los GAL, sucesores de facciones como el Batallón Vasco Español (BVE), atentaron contra militantes y simpatizantes abertzales residentes sobre todo en Iparralde, cometiendo asesinatos y secuestros en un intento por ‘‘llevar la guerra’’ al otro lado de la ‘‘muga’’. El secuestro y posterior asesinato de Lasa y Zabala en octubre de 1983, y el secuestro de Segundo Marey en 1984 marcaron el inicio de las actividades de este grupo surgido en ámbitos del Ministerio de Interior, gobernado por un PSOE exultante tras el hito de los diez millones de votos logrados por Felipe González en 1982.

 

Con el cuartel de Intxaurrondo de Donostia como infame marco de muchas de sus operaciones, y con destacados cargos militares y políticos como Enrique Rodríguez Galindo, que luego sería nombrado general; el ex gobernador de Gipuzkoa Julen Elgorriaga, y el sargento Enrique Dorado Villalobos como imputados y condenados, la guerra sucia terminó minando la lucha antiterrorista. Los casos más sonados de condenas de prisión contra dirigentes relacionados con los GAL son, sin embargo, los del ex ministro de Interior José Barrionuevo, el ex secretario de Estado para la Seguridad Nacional Rafael Vera y el ex director de Seguridad del Estado Julián Sancristóbal.

 

La más alta instancia política de aquella época, el presidente del Gobierno español Felipe González, fue acusado de ser la misteriosa ‘‘X’’ que les dirigía pero acabó eludiendo cualquier responsabilidad. Los socialistas cerraron filas en torno a los condenados, siendo recordada la escena en la que el propio González despedía a Vera y Barrionuevo a las puertas de la cárcel de Guadalajara, en setiembre de 1998, donde ingresaron por el ‘‘Caso Marey’’.

 

González tampoco facilitó la investigación de los Fondos Reservados, aunque la relación de elementos de su Gobierno con los GAL fue un factor determinante en la derrota del PSOE en las elecciones generales de 1996 a manos del PP de Aznar.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Una ley ‘ad hoc’ dejó a Batasuna fuera del juego político legal

 

 

Batasuna fue objeto desde 2002 de un cerco judicial que culminó en marzo de 2003 con su ilegalización. Una conveniente Ley de Partidos, auspiciada por PP y PSOE, dejó fuera de la ley a este partido, pero no logró que desapareciera        

 

Bilbao - Durante el Gobierno de José María Aznar, a la estrategia policial para luchar contra ETA se añadió una ofensiva política contra el entorno de la izquierda abertzale, impulsando causas judiciales como el sumario 18/98 y añadidos, y creando una Ley de Partidos "ad hoc" para ilegalizar a Batasuna. El Partido Popular contó con la aprobación inmediata del entonces jefe de la oposición mayoritaria en el Estado, José Luis Rodríguez Zapatero, para la ilegalización de ese partido político. Así, Batasuna se convirtió el 17 de marzo de 2003 en la primera formación política ilegalizada por sentencia judicial desde la instauración de la democracia en el Estado español, culminando de esta forma un proceso que tuvo como objetivo eliminarla del panorama institucional.

 

La herramienta utilizada para llevar a cabo la ilegalización de Batasuna fue la reforma de la Ley de Partidos, vigente desde 1978. Dicha reforma, que entró en vigor en junio de 2002 con el apoyo del PSOE al PP en el poder, contemplaba la ilegalización de todas aquellas formaciones que ‘‘vulneren los derechos fundamentales o fomenten el odio, la violencia y la confrontación social como método para la consecución de objetivos políticos’’.

 

Poco después, el 4 de agosto, se produjo un atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Santa Pola (Alicante), en el que murieron un hombre y una niña, y que no fue condenado por Batasuna. Este hecho fue el que llevó al pleno del Congreso a presentar ante el Tribunal Supremo, por 295 votos a favor, diez en contra y 29 abstenciones, una demanda de ilegalización contra Batasuna, remitiendo al Fiscal General toda la documentación de que disponía sobre sus actividades. En enero de 2003 se puso en marcha el proceso con la comparecencia de los testigos.

 

Bienes embargados

 

De forma paralela, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó suspender por tres años todas las actividades públicas y privadas de la formación abertzale, así como la clausura de sus sedes, la suspensión de todas las ayudas financieras y la prohibición de convocar manifestaciones. Sus bienes fueron asimismo embargados. El pasado mes de enero, el juez Grande-Marlaska prorrogó esta suspensión.

 

El 17 de marzo de 2003 se produjo la sentencia de la Sala Especial del Tribunal Supremo de la ilegalización y disolución de Batasuna, HB y EH, la primera de esta índole tras el final de la dictadura. Con ocasión de los comicios locales del 25 de mayo de 2003, el Tribunal Supremo anuló por unanimidad 225 candidaturas electorales presentadas en la CAV y Nafarroa, al considerar que formaban parte de la ‘‘estrategia de sucesión’’ de Batasuna.

 

Asimismo, el 21 de mayo de 2003 el Tribunal Supremo acordó la disolución del grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak al estimar que ‘‘no es sino un artificio más encaminado a obstaculizar los efectos de la ilegalización de Batasuna’’. La negativa, días después, de la Mesa del Parlamento vasco a ejecutar esta medida al aducir que no está contemplada en el reglamento de la Cámara, provocó que la Fiscalía General del Estado y el colectivo Manos Limpias presentaran sendas querellas por ‘‘desobediencia’’ contra el presidente del Parlamento, Juan María Atutxa, junto con los miembros de la Mesa Gorka Knörr y Kontxi Bilbao. Entonces se inició un complejo proceso judicial en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que ha concluido, al menos en esta instancia, con la sentencia absolutoria de los tres imputados.

 

La estricta aplicación de la Ley de Partido tuvo su excepción, no obstante, en las últimas elecciones al Parlamento de Gasteiz. A ellas pudo concurrir EHAK, a cuyas listas animó a votar Batasuna y que representa la voz de ese partido en la Cámara de Gasteiz.

 

 

Texto de Carlos C. Borra publicada en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Denuncias de torturas, una constante en el Estado español

 

 

Bilbao - Además de la guerra sucia, que se ha dado en etapas concretas del conflicto vasco, aparatos policiales del Estado español han hecho uso de una legislación antiterrorista que permite la incomunicación en comisaría para ocultar lo que ocurre en el interior de las dependencias policiales. Las denuncias sobre la práctica de tortura en el Estado español han llegado no sólo desde los afectados y de grupos defensores de los Derechos Humanos de Euskal Herria, sino que también se ha dado la voz de alerta de forma reiterada desde organismos internacionales.

 

Los datos aportados por Torturaren Aurkako Taldea, relativos a 2004, hablan de 138 arrestos incomunicados (6 por la Ertzaintza, 46 por la Policía española, 24 por la Guardia Civil, 58 por la Policía francesa y 4 por la belga); 57 denuncias de torturas (35 dirigidas contra la Policía española y 22 contra la Guardia Civil); 61 denuncias archivadas (fueron recurridas y sólo una fue estimada); 64 recursos de apelación (sólo 10 estimados); y cuatro respuestas del Tribunal Constitucional español, que los desestimó. En cuanto a los métodos de tortura, la representante de TAT Ixone Legorburu menciona «golpes, electrodos, "la bolsa", la bañera, ejercicios físicos, posturas forzadas, la violación, amenazas, insultos, simulaciones de ejecución, provocar sentimientos de culpabilidad, hacer escuchar los gritos de otros detenidos...».

 

Según añade esta componente del TAT, no se ha producido un cambio cuantitativo en los métodos utilizados el año anterior, «pero sí cualitativo, ya que lo que se persigue durante la incomunicación es la destrucción sicológica del detenido; machacar por dentro a la persona arrestada».

 

Un libro presentado este año por el TAT tiene un apartado en torno a las reacciones sicológicas que provoca el maltrato en dependencias policiales. «Queremos extender la idea de que es posible superar las secuelas de la tortura, por muy graves que sean las consecuencias», se indica.

 

Otro miembro del colectivo, Aiert Larrarte, se reafirma en su denuncia de que las torturas se producen a causa del régimen de incomunicación, al tiempo que indica que los policías que las aplican «lo hacen sin dejar marcas, el detenido no sabe ni dónde ni en qué día está, los familiares no saben nada, los exámenes de los médicos forenses, como consecuencia de la falta de marcas, dejan mucho que desear...».

 

 

Texto de publicado en el diario DEIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com