El Blog

Calendario

     Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

La Sociedad Civil ante el 'Alto el Fuego Permanente'

Por Narrador - 31 de Marzo, 2006, 2:13, Categoría: General

 

La sociedad, entre la esperanza y la cautela

 

 

Artistas, intelectuales, empresarios, profesionales, deportistas y académicos creen que se abre la puerta a una nueva etapa en Euskadi Lamentan que ETA no haya anunciado el cese definitivo de la violencia

 

La esperanza matizada por la cautela. Así reaccionó ayer la sociedad civil vasca al anuncio de ETA. Intelectuales, empresarios, artistas, deportistas y académicos celebraron sin excepción el alto el fuego, pero son muchos los que recuerdan que no es la primera vez que Euskadi vive esta situación, y por ello se muestran cautos. Coinciden en que los amenazados vivirán más tranquilos a partir de ahora, pero el futuro requerirá trabajo, generosidad, imaginación y esfuerzo por parte de todos. Y piden a los políticos que estén a la altura de las circunstancias para alcanzar la paz definitiva. Una paz que, en el debate político estricto, no equivaldrá a la ausencia de tensiones, ni mucho menos. Pero, sugieren algunos, será un debate sólo argumental, sin muertos encima de la mesa.

 

MARÍA TERESA LAESPADA (Profesora. Universidad de Deusto)

 

«El corazón nos puede y todos deseamos que ésta sea la gran paz, la definitiva», decía ayer con un punto de emoción la profesora de Sociología de la Universidad de Deusto. «Pero debo ser algo más escéptica de lo que mi corazón me pide», matizaba. «Creo que queda muchísimo camino por andar y muy complicado. Las posturas están tan alejadas que éste puede ser un trabajo de años».

 

A su juicio, las expectativas que se abren «son enormes para la sociedad vasca, porque el terrorismo nos tenía acogotados a todos, y ya era hora de que nos liberáramos de eso. Ahora, se trata de engrosar unos hilos, los de la paz, que aún son muy finos»

 

JOSÉ IGNACIO ANSORENA (Txistulari y musicólogo)

 

Nada más enterarse de la noticia, José Ignacio Ansorena y sus compañeros de trabajo se reunieron en una sala y comenzaron a cantar 'Zorionak guri' (felicidades a nosotros). Lo contaba el célebre txistulari para ilustrar la «enorme alegría y la esperanza grandísima» que supone para todos. «Esto puede ser el comienzo del fin del miedo para la gente que ha vivido todos estos años amenazada y que quienes tienen familiares en la cárcel cesen también en su sufrimiento», explicaba.

 

Para el futuro, Ansorena confía en que «el país empiece a ser feliz y a vivir una vida normal, en la que nos ocupemos de las cosas habituales que preocupan a una sociedad».

 

ELÍAS QUEREJETA (Productor de cine)

 

«A veces, esperar una cosa -que la paz sea definitiva- puede significar creer en ella», decía ayer desde un taxi Elías Querejeta, productor de la película 'Asesinato en febrero', dedicada a Fernando Buesa, el político asesinado por ETA. «Es una noticia que, de confirmarse, es maravillosa, porque nos da a los ciudadanos la capacidad de tomar la palabra, la capacidad de decidir, en vez de tenerla un grupo que se creía en posesión de la verdad absoluta, y que en nombre de ella cometía unas vergonzosas atrocidades». A juicio de Querejeta, «son los ciudadanos los vencedores».

 

MARTÍN FIZ (Atleta)

 

«Es la mejor noticia que hemos recibido los ciudadanos vascos en mucho tiempo». El atleta alavés se mostró «ilusionado» y «muy esperanzado» con la declaración de la tregua permanente realizado ayer por la banda armada. Una tregua que espera sea «la antesala de la paz definitiva». En este sentido, Martín Fiz destacó «el paso» dado por ETA y animó a todos los partidos políticos a «superar sus diferencias» y «tirar hacia el mismo lado». «Lo más importante ahora es llegar a la paz definitiva para que todos nos podamos mover con libertad».

 

BERNARDO ATXAGA (Escritor)

 

«Hay unos pocos días en los que la vida se aligera, pierde su base de plomo, y nos exalta y entusiasma. Esos días hay que vivirlos con plena confianza, incluso con inocencia. No creo que haya vuelta atrás», sostiene Bernardo Atxaga, recién llegado de Palermo (Italia).

 

«Quizá ahora no nos damos cuenta de que se abre la caja de Pandora, que se van a manifestar los rencores acumulados, que se van a liberar muchas energías, no todas buenas, que se van a poner al descubierto muchas acusaciones. Pero todo esto ocurrirá sin muertos. Durante mucho tiempo no había forma de salir del ojo remolino, porque las amenazas de muerte estaban ahí. Ahora nos hemos quitado esa carga», incide el autor de 'El hijo del acordeonista'.

 

ALFONSO BASAGOITI (Empresario y ex consejero del G. Vasco)

 

«Como persona y como empresario, la noticia me produce una gran satisfacción porque significa que vamos hacia la normalización política», comentaba ayer Basagoiti, que ocupó cargos de relevancia en la Diputación vizcaína y el Gobierno vasco, pero que lleva años alejado de la política.

 

A sus antiguos colegas les hace un llamamiento: «Ahora es el momento de los políticos, que tienen que dar la talla para resolver un problema que no es fácil. El Gobierno central ha ido dando los pasos que había anunciado y en este momento tiene el mandato del Parlamento para explorar posibilidades. Para ello es fundamental la unión de los gobiernos central y vasco y de los partidos políticos para llevar el asunto a buen puerto».

 

FERNANDO MARÍAS (Escritor)

 

Fernando Marías regresaba del festival de cine de Málaga cuando conoció la noticia de la tregua de ETA. Viajaba en el tren y estaba a quince minutos de Madrid, la ciudad en la que reside este escritor bilbaíno. «Dadas las circunstancias, mi primera reacción es la del optimismo, pero dentro de la cautela, por venir de quien viene. En cualquier caso, quiero creer y me atrevo a creer que es definitiva».

 

El autor de 'La luz prodigiosa' se acuerda de la muerte de Franco y establece algún paralelismo; por ejemplo: tanto el dictador como la banda armada han durado unos cuarenta años. «Mi sensación ahora es de euforia y emoción. Se ha terminado una serie de cosas terribles.»

 

JUANITO OIARZABAL (Montañero)

 

A Juanito Oiarzabal la reacción de «optimismo» que ha visto en sus familiares y conocidos le trae a la memoria los momentos vividos en septiembre de 1998, cuando ETA declaró el último alto el fuego. Sin embargo, hay «algo» que le dice que esta vez puede ser «la definitiva».

 

«Hay que darle un margen de confianza a esta tregua. Esperemos que no se rompa de cara a futuras negociaciones, aunque creo que con el Gobierno socialista puede haber un buen entendimiento. Que hablen, que negocien, que hagan lo que quieran, pero que solucionen el problema», señala el montañero.

 

JUAN BAS (Escritor)

 

«Creo que esta vez va en serio. Las circunstancias son muy distintas a las de la tregua trampa de 1998», asegura Juan Bas, que está a punto de sacar una nueva novela.

 

«Es un desenlace que llevábamos mucho tiempo esperando. Se acabó la muerte, el miedo al asesinato. Esperemos que también se acabe la extorsión. Por fin vamos a poder vivir en una democracia, en un Estado de Derecho», comenta este escritor.

 

TXOMIN BADIOLA (Artista)

 

«Independientemente de si el anuncio es creíble o no, yo puedo hablar desde mi propia experiencia y ésta me dice que cuando la tregua de 1998 todo era alegría y muchos pensaban que las cosas iban a ir rodadas, pero aquello salió tan mal que no sabes muy bien a qué atenerte ahora que la organización armada vuelve a decir que lo deja, tal como lo dice. Yo quiero creer que sí, pero dentro también tengo la sensación de que éste es un momento que ya hemos vivido», dice el creador vasco con un asomo de escepticismo.

 

En cuanto a las expectativas que el alto el fuego genera, Badiola cree que «sólo se abrirán de verdad si en vez de hacer tantas declaraciones unos y otros, todos optamos por estar más bien callados; que hablen realmente del asunto los que tienen que hablar de él».

 

TXUS VIDORRETA (Entrenador del Bilbao Basket)

 

«Aunque lo que todos estamos deseando es la paz definitiva, el anuncio de una tregua permanente es una gran oportunidad y un paso adelante para poder alcanzarla», reconoció el entrenador del Bilbao Basket. Para Txus Vidorreta, son los partidos políticos vascos los que deben liderar el proceso de paz que ahora se abre siendo «solidarios por una parte y tolerantes por otra». En cualquier caso, entiende que se trata de una «noticia esperanzadora».

 

MARISOL ESTEBAN (Catedrática de Economía UPV)

 

Marisol Esteban cree que si la tregua se consolida «sería una gran noticia. Pero tengo algunas dudas, porque en los últimos tiempos, aunque no ha habido muertos, se han producido otros episodios de violencia». La catedrática de la UPV es de quienes se preguntan qué va a suceder con esa violencia de 'baja intensidad'. Pero, en cualquier caso, comenta, «si se confirman los mejores pronósticos se abriría una etapa nueva en el País Vasco. En lo económico, porque es indiscutible que se ha pagado un precio por el terrorismo, en forma de empresas que no han venido y otras que se han ido. Eso, al margen del precio social y político, por supuesto. Ahora bien, no veo el panorama nada claro».

 

A Marisol Esteban tampoco le parece que el futuro esté libre de tensiones. «Es evidente que, de cara a la negociación de un nuevo estatuto, nos esperan conflictos políticos aún peores que los vividos en Cataluña. Pero estaríamos hablando de conflictos políticos, sin más».

 

GONZALO ARROITA (Director gerente de la Fundación Catedral Santa María)

 

Gonzalo Arroita mantiene una esperanza matizada y se hace algunas preguntas. «Estamos ante un asunto casi de semiología. ¿Por qué alto el fuego permanente y no definitivo? Quizá hoy ese 'permanente' sea lo más a lo que se puede aspirar, pero no es lo mejor. Habrá que ver con el tiempo qué pasa». Por eso, comenta, estaría más confiado si el comunicado hubiese utilizado la palabra «definitivo».

 

Con todo, explica, «mucha gente vivirá más tranquila, y eso es importante. Se abre un nuevo espacio, nuevos horizontes, y eso es positivo. Pero no puedo olvidar que éste es desde hace siglos un país con muchos conflictos: hemos vivido guerras civiles, carlistas, conflictos de todo tipo entre nosotros y con quienes han pasado por aquí».

 

BEGOÑA AMESTOY (Escritora)

 

La escritora donostiarra es tajante en su respuesta: «El anuncio de ETA es un alto el fuego definitivo». No lo duda un momento. Begoña Amestoy entiende que en este momento «se dan todas las circunstancias para lograr la paz». A su juicio, «el País Vasco ya ha pasado por todas las fases que tenía que pasar y ésta es la definitiva. Es una cuestión espacio-temporal», argumenta. En cuanto al proceso de paz, Amestoy augura unas «negociaciones complejas y delicadas», donde los partidos políticos «tendrán que ceder en muchos ámbitos y hacer la vista gorda por nuestro propio interés». Para la escritora, se trata de una noticia «estupenda y muy esperanzadora a nivel de la calle. Otra cosa son las expectativas reales a nivel político. Como todo proceso será difícil».

 

ABRAHAM OLANO (Ex ciclista)

 

«Espero que por el bien de todos los vascos éste sea el anuncio definitivo». Olano está convencido de que el alto el fuego, además de «normalizar» la vida política y social de Euskadi también «ayudará a mejorar la imagen de los vascos» fuera de la comunidad autónoma.

 

«Cada vez que ETA cometía un atentado nos metían a todos en el mismo saco y muchas veces nos hacían sentir violentos. Ahora nos mirarán diferente», se felicita el ex ciclista guipuzcoano. Olano también se muestra optimista, aunque tiene sus reservas. «No soy adivino, pero estoy ilusionado», concluye.

 

AINHOA ARTETA (Soprano)

 

La soprano guipuzcoana, que estos días trabaja con intensidad en los ensayos de 'Manon' de Massenet, que estrenará el sábado, se sentía ayer dichosa. «Sin duda, es uno de los días más felices de mi vida y lo voy a celebrar como se merece. Deseaba este alto el fuego, por supuesto, pero sobre todo lo esperaba desde hace tiempo». Visto desde fuera, comenta la soprano, desde esos países que visita por su trabajo, «lo que sucedía aquí era una anormalidad. Ahora se ha abierto una puerta hacia esa deseada normalidad y hacia la convivencia».

 

PATXI LANCEROS (Profesor de Filosofía U. Deusto)

 

Patxi Lanceros, profesor de Filosofía Política en la Universidad de Deusto, cree que se puede tratar de una tregua definitiva; o, si se quiere, del primer paso -insuficiente pero importante- para un cese de la violencia. «No sólo el tono y el momento del comunicado de ETA inducen a pensar en esa dirección sino también la propia situación, en muchos sentidos precaria, de la banda».

 

El ensayista argumenta que el propio comunicado de ETA no describe sólo una situación, la de un alto el fuego permanente, «sino que produce la expectativa de una sociedad sin violencia: y encuentra una acogida, si bien cauta, excepcional: excepcional porque puede significar el fin de una excepción sangrante y el comienzo de una normalidad política real».

 

El futuro no estará exento de problemas. «La situación que ahora nos concierne es la de una sociedad dividida en cuanto a sus opciones y aspiraciones; y herida por años de violencia. Una sociedad que tiene suficientes y diferenciados canales de expresión: no sólo los partidos políticos, que han de asumir el protagonismo -y la responsabilidad- en un momento en el que callan las armas, sino también foros, y mil tipos de asociaciones».

 

TITÍN (Pelotari)

 

«Todo lo que implique la palabra paz y signifique dejar de matar siempre es positivo. Llevamos muchos años con atentados y muertos y ya es hora de que esto acabe». El pelotari entiende el anuncio de tregua como el «principio de un diálogo que debe desembocar en la paz definitiva para el bien del País Vasco y de España en su conjunto». Para Titín, la declaración del alto el fuego permanente es una «buena noticia», que afronta con «ilusión y ganas».

 

TONTXU (Cantante)

 

«Lo esperaba, lo deseaba y creo firmemente en que la paz será permanente», dice con firmeza el cantante Tontxu.

 

«Por fin vamos a vivir con plenitud política», se alegra el artista. «Yo creo que la paz social existía, y hablo como vasco, bilbaíno y euskaldun que hace diez años vive en Madrid. Los políticos se han creado una realidad paralela, una especie de 'Matrix', y ahora parece que empiezan a salir de ella. La N-1 es una carretera muy ancha. Unos van en coche y otros en burra».

 

VIRGINIA BERASATEGUI (Atleta)

 

Asegura que no entiende mucho de política, pero la atleta vizcaína quiere confiar en que esta sea la tregua definitiva. Virginia Berasategui insiste en que lo «único» que espera «es que todo esto se calme, que los políticos se tranquilicen y lleguen a acuerdos. Estoy cansada de ver cómo se ponen verdes unos a otros, pero no veo que intenten llegar a un consenso para solucionar el problema del terrorismo. Los partidos deben estar unidos para abordar un proceso de paz sin sobresaltos y dejar a un lado la crispación a la que desgraciadamente nos tienen acostumbrados en los últimos meses».

 

LUISA ETXENIKE (Escritora)

 

«La tregua es definitiva y no sólo por la voluntad de ETA, sino, sobre todo, por la voluntad de la sociedad vasca y de la internacional, que ya no deja sitio para las prácticas terroristas», afirma la escritora donostiarra, convencida de que el terrorismo era una cosa del pasado que por desgracia pervivía en el presente. «No hay vuelta atrás. Se abre un periodo que es difícil de imaginar porque no hemos conocido nada parecido. Tendremos que aprender a construir la paz. Y también la libertad», recalca.

 

JAVIER IRURETA (Entrenador de fútbol)

 

Irureta recibió el anuncio de tregua con un enfático «bienvenida sea». «El pueblo estaba deseoso de que esto ocurriera. Este anuncio servirá para mejorar las condiciones de vida del País Vasco, especialmente las relaciones humanas, que estaban muy deterioradas». Para el entrenador vizcaíno, el proceso de paz que se abre a partir de ahora «sólo puede servir para mejorar». A su juicio, «en las futuras negociaciones deben hablar todos con todos desde el respeto porque -asegura Irureta- todas las ideas son válidas en un escenario sin violencia».

 

MARTA ZABALETA (Pianista)

 

La pianista guipuzcoana Marta Zabaleta fue sorprendida por la llamada de este periódico cuando se dirigía a comprar una botella de champán para celebrar la declaración de tregua. «Ahora todos deberían hacer un esfuerzo para que las cosas vayan adelante», comentaba. «En los últimos tiempos ya se notaba un ambiente más sosegado, pero si la violencia termina definitivamente el País Vasco puede ser un paraíso. No sé -matizaba luego- quizá exagere, pero el ambiente se saneará, llegará la lucidez a muchas personas, que podrán pensar con ética y tranquilidad, y la sociedad avanzará mucho».

 

Ahora lo que debe llegar es un proceso «para el que no tenemos experiencia previa, porque la transición fue otra cosa. Pero todos nos imaginamos una sociedad normal, en la que podremos hacer una política que mire también hacia fuera, hacia África, hacia América...»

 

Marta Zabaleta brindó anoche «para que no sea en vano». Y lo hizo también pensando en su amigo Ernest Lluch, asesinado por ETA. «Le hubiese gustado estar aquí en un día como éste».

 

CARMEN BERNABÉ (Doctora en Teología)

 

«Con mucha cautela y esperanza». Así ha recibido el anuncio de tregua anunciado por ETA la doctora en Teología y profesora de la Universidad de Deusto Carmen Bernabé. «Habrá que ir viendo cómo se desarrolla el proceso de paz para poder tener una opinión más definida sobre las posibles consecuencias del anuncio. No obstante, entiendo que se trata de un proceso muy trabajoso».

 

IMANOL ARIAS (Actor)

 

El actor Inmanol Arias mostró su «enorme alegría» por el anuncio de alto el fuego de ETA, una noticia que «esperaba desde hace cuarenta años» y que exigirá que «todos cumplamos con nuestros deberes». «Espero que quien no lo haga, pague un precio, en votos si es un político, porque puedo entender la falta de fe, pero no la falta de inteligencia», subrayó.

 

Imanol Arias, que fue amenazado por ETA en 2000 después de que el 23 de enero de ese año leyera un manifiesto en el que exhortaba a la organización terrorista a abandonar las armas durante la multitudinaria manifestación tras el asesinato del teniente coronel Pedro Antonio Blanco, reconoció ayer que se siente «contento», aunque «con todas las cautelas». «Será un proceso complejo, largo, con muchas aristas» en el que «los políticos, los periódicos, los ciudadanos, todos tenemos que hacer nuestros deberes».

De momento, el actor vizcaíno cree que el anuncio de ETA es motivo para estar «contento». «He abierto una botella de vino, sin ETA sabe mejor. Yo no soy independentista, pero tengo amigos que sí lo son, y sé que ahora lo van a decir con más tranquilidad, y yo también les voy a decir con más tranquilidad lo que pienso».

 

MIGUEL INDURÁIN (Ex ciclista)

 

El ex ciclista recibió el anuncio del alto el fuego permanente como «una buena noticia» y «un paso adelante», aunque pidió «prudencia» y apostó por «el diálogo». «El que no haya violencia siempre es una buena noticia. No obstante, hay que estudiar el asunto detenidamente», matizó el ex ciclista navarro.

 

Para el quíntuple campeón del Tour de Francia «el deseo final de la gente es vivir en paz, y para que esto ocurra se elige a los políticos. Ellos son los que tienen que hablar de estas cosas. Lo único que queremos los ciudadanos es vivir más tranquilos».

 

JOSÉ GURREA (Ginecólogo)

 

El ginecólogo bilbaíno pone «en duda» que ésta sea la tregua definitiva. Pese a que entiende que se trata de una «buena noticia», Gurrea insiste en que «las peticiones que hace ETA basadas en la territorialidad, la autodeterminación y los presos son inasumibles por el Estado de Derecho». En cualquier caso, llama la atención sobre la «expectativa de tranquilidad que se abre para muchas personas que vivían con el aliento en la nuca y que hoy se sentirán un poco más liberadas». Gurrea lanza una reflexión al aire. «Han anunciado que dejan de matar, pero no he oído por ninguna parte que se vayan a disolver».

 

INMACULADA SARACHAGA (Directora de orquesta)

 

«La paz está en el camino», decía ayer una esperanzada Inmaculada Sarachaga. A juicio de la directora de orquesta alavesa, «hemos llegado al punto que todos ansiábamos. Tanto dolor gratuito no llevaba a ninguna parte. Ahora lo más importante es la tolerancia y el uso del diálogo».

 

La clave ahora es ésa: diálogo. «Todas las ideas, todos los planteamientos son buenos si se realizan en un marco de libertad y respeto. Todo lo que el pueblo decida en ese marco me parecerá bien. No hay que olvidar que siempre hay un lenguaje de acercamiento entre las personas, de paz. Y deberíamos no pensar sólo en nosotros mismos. Lo que nos enriquece a todos como sociedad es pensar también en los demás».

 

ANDONI ZUBIZARRETA (Ex futbolista)

 

A Zubizarreta el anuncio de la tregua le pilló en plena reunión de trabajo. Aunque no se atreve a pronosticar si éste será el anuncio definitivo del alto el fuego, tiene la «esperanza» de que sea «un paso más» dentro del largo y complejo proceso de paz que «todos deseamos». «Hoy es el día de construir y generar confianza. Me imagino que esta noche mucha gente podrá dormir más tranquila». La declaración de la tregua permanente es, a juicio del ex guardameta, una noticia ilusionante, aunque insiste en que «debemos tener los pies en el suelo. Decir menos y hacer más».

 

JAVIER CORCUERA (Catedrático de Dº Constitucional UPV)

 

«Creo que estamos en el final de la violencia, si entendemos que éste es un proceso largo», decía Corcuera. «Lo mejor sería la desaparición de ETA, pero mientras no llegue, al menos sería bueno que cesaran también la extorsión y la violencia de baja intensidad».

 

El catedrático de la UPV confía en que todos los partidos, y especialmente PP Y PSOE «estén de acuerdo en tiempos y contenidos del proceso. Y espero también que el alto el fuego no implique un precio político». El proceso debe ir acompañado, a su juicio, de un reconocimiento claro de que la violencia, al menos en democracia, «nunca ha estado justificada. Luego, quedará el problema de las heridas en la convivencia producidas por el terrorismo, que serán de larga y difícil cicatrización».

 

JOSÉ ALBERTO PRADERA (Empresario y ex diputado general de Vizcaya)

 

José Alberto Pradera da por terminada la violencia. «En un país moderno y rico no es posible el terrorismo. Esto se ha acabado porque el tema no daba más de sí, hace tiempo que ya no daba más de sí y el terrorismo estaba más fuera de su tiempo que nunca», explica.

 

Es, por tanto, un tiempo nuevo, con muchos retos por delante. «Todo el mundo debe tener la habilidad suficiente para hacer algo positivo. Espero que hasta el PP se sume al proceso, porque si están todos se acabará antes». El ex diputado general de Vizcaya reclama generosidad por parte de todos. «Ya sé que es difícil pedírsela a quien más ha sufrido, pero por otra parte supongo que ellos serán quienes deseen con mayor fuerza que nadie más muera».

 

DARIO URZAY (Artista)

 

«A mí me parece una buenísima noticia. Sólo puedo reaccionar con satisfacción, con alegría y esperanza», afirma Darío Urzay, artista vasco con una sólida carrera internacional. «Yo creo que por primera vez tenemos una imagen de la paz fijada en el futuro, pero, de momento, es sólo una imagen que espera ser construida. La paz ha de construirse y, de cimentarse, y esperemos que se cimente bien».

 

MARÍA JESÚS CAVA (Historiadora)

 

«La sociedad civil vasca ha hecho gala de una gran resistencia y ha puesto en evidencia una gran voluntad de construir su futuro sin violencia», comentaba la profesora e historiadora minutos después de conocer el comunicado de la banda terrorista. Cava entiende que si la tregua sigue adelante «habrá un entusiasmo contenido en la sociedad vasca, contenido ante la posibilidad de que se frustre como ha pasado en anteriores ocasiones. Por eso creo que el paso debe darse sin titubeos y convirtiendo lo permanente en definitivo».

 

La profesora de Deusto está convencida de que, como dice el comunicado, «si la ética y el sentido solidario presiden la acción política se conseguirá superar el conflicto y construir una paz basada en la justicia. Ahora bien, algunas ideas de ese comunicado puedan sonar contradictorias con esa expectativa. No obstante, me parece que si ETA diera marcha atrás se generaría un desconcierto absoluto en la sociedad».

 

LUIS DE PABLO (Compositor)

 

A Luis de Pablo la noticia le sorprendió en un tren de cercanías de Madrid, donde vive desde hace mucho tiempo. Allí resumía sus sentimientos en una sola palabra: «Esperanza. No puedo decir otra cosa, porque no soy profeta, pero prefiero creer que el anuncio es sincero y entonces la esperanza debe ser obligatoria».

 

De Pablo no sabe lo que se está cociendo en este momento, pero está convencido de que «habrá una verdadera revolución en la clase política. Quisiera que esta esperanza dé paso a algo positivo, que nos permita pedir lo que parecía imposible: que sirva para una convivencia pacífica».

 

 

Este reportaje ha sido elaborado por Carmen Barreiro, J. A. González Carrera, Iñaki Esteban y César Coca. Publicado en el diario EL CORREO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com