El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

1 de Abril, 2006

La Hipocresía y Farsa de Franco (Antonio)

Por Sin Pancarta - 1 de Abril, 2006, 5:31, Categoría: General

Si hay una cobertura indignante, absolutamente deleznable, ofensiva hasta lo inimaginable es la que ha publicado EL PERIODICO. Se pueden preguntar como puede resultar más ofensivo el panfleto catalán que el GARA. La respuesta es simple, el pasquín batasuno es de todos conocido, el diario de zeta va de demócrata, imparcial, comprometido con la justicia… En las facultades de periodismo se podría poner el ejemplo de EL PERIODICO del día 23 de marzo de 2006 como ejemplo de la más infame manipulación, del periodismo vergonzante al servicio del engaño masivo en beneficio de un determinado colectivo.

He empezado el repaso al periódico de Franco con el artículo que este elemento dedica al ‘alto el fuego permanente’ de ETA. Le dedica dos pequeños párrafos, menos de ocho líneas de las cuales la mitad las dedica a contar como se le ‘humedecieron los ojos’ con la noticia. Supongo que tal ‘humedad’ se deberá a alguna alergia (tal vez a las víctimas del terrorismo o a quienes defendemos la legalidad). Prefiero abstenerme de emitir opinión porque podría incurrir en actuaciones tipificadas en el código penal, pero como ejemplo de la catadura moral del elemento estas exiguas líneas no tienen desperdicio. Por cierto Franco elogiaba a Aznar por su actuación ante la tregua-trampa de 1998 decía el editorial de 19 de Noviembre de aquel año:

"El presidente Aznar ha acertado plenamente al anunciar su intención de ponerse al frente del posible proceso de paz y llamar a su lado a todas las fuerzas democráticas". "Muy pocos creen que la cuestión competa sólo a su Gobierno. Si la tregua se mantiene, la mayoría de los españoles quiere una negociación con todos los partidos. Pero las conversaciones serán extremadamente difíciles". "La sangre vertida por ETA pesa mucho en los ciudadanos y éstos dejan un margen de maniobra muy estrecho a Aznar y a la Mesa de Ajuria Enea al recordarles que no quieren que los presos vascos salgan a la calle ni siquiera tras una hipotética entrega de armas". El camino por recorrer es "estrecho, inseguro y tremendamente difícil"

¿Sorprendidos? No deberían.

“Esta vez parece que va en serio” por Antonio Franco

• ETA entiende, por fin, que los demás, mientras nos sintamos libres, no aceptaremos que el miedo y la violencia decidan

La eterna carta que nunca llegó a los Reyes Magos, esta vez parece haber sido leída. Empieza un proceso largo, duro y lleno de altibajos. Con tantos patrioteros integristas repartidos entre las dos orillas de este problema, será dificilísimo avanzar. Pero da toda la impresión de que esta vez es la buena y de que éste es el último alto el fuego.

A muchos ayer se nos humedecieron los ojos. De forma especial, tuvimos un arrebato emocionado de alegría quienes creíamos que nuestra generación estaba condenada a no ver siquiera el inicio del desenlace de esta tragedia vasca que nos ha acompañado toda la vida.

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

El suceso narrado por el diario de Franco

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 5:10, Categoría: General

No hay careta, el ‘alto el fuego permanente’ es un medio más para que ‘Euskadi decida su futuro’, es decir: para que el País Vasco ejerza la autodeterminación y eventualmente al independencia. Se entiende perfectamente. Y esa es la gran noticia, la ‘esperanza’ con que titula Franco, aceptar ‘la alternativa KAS’ tras más de 800 muertos, 800 asesinados.

 

ETA anuncia la tregua "permanente" para que Euskadi decida su futuro

 

 

• Zapatero pide cautela y tiende la mano a Rajoy, que sigue escéptico pero le ofrece su apoyo

 

Los terroristas han dado un paso relevante, que no definitivo, en la senda de la paz. Al anunciar un "alto el fuego permanente" desde este viernes, ayer ETA dio crédito a las esperanzas sobre el fin de la violencia que José Luis Rodríguez Zapatero alienta desde hace meses. Pero el comunicado le supo a poco al presidente, porque, si bien la banda no pone condiciones explícitas para entregar las armas, sí plantea demandas políticas. La principal, que "los ciudadanos vascos deben tener la palabra y la decisión sobre su futuro", exigencia rayana en la autodeterminación que siembra no pocas dudas sobre las verdaderas intenciones de ETA. Con todas las cautelas, Zapatero tendió ayer la mano a un atemperado Mariano Rajoy para recorrer juntos un camino que, auguró, será "duro, difícil y largo".

 

En un vídeo grabado por unos encapuchados y emitido por la televisión pública vasca, ETA explica que con este cese de la violencia "permanente" --conviene retener el adjetivo, pues dará mucho que hablar-- pretende "impulsar un proceso democrático en Euskal Herria" que conduzca a un "nuevo marco" respetuoso con los "derechos" de los vascos y con "el desarrollo de todas las opciones políticas". Alusión inevitable a Batasuna, que quiere concurrir a las municipales del 2007.

 

Paz con justicia

 

Con un lenguaje menos retórico que otras veces, ETA insta a España y Francia a no imponer "limitaciones" al proceso -"la decisión que los ciudadanos vascos adoptemos sobre nuestro futuro deberá ser respetada"- y a abandonar la "represión". El "deseo y voluntad" de la banda, enfatiza una voz de mujer, es que "el proceso abierto llegue hasta el final" y desemboque en "una paz basada en la justicia". Esta apuesta, sumado al "compromiso" etarra de "seguir dando pasos en el futuro acordes a esa voluntad", son quizá los pasajes más esperanzadores del anuncio, junto al propio cese de la violencia.

 

Una esperanza que el texto conocido esta madrugada amplía al aludir "al diálogo, la negociación y el acuerdo" como método o a que es "el momento de tomar decisiones de calado", y pasar a "los hechos".

 

Sin abandonar la lógica cautela ante una banda que ha asesinado a más de 800 personas y ha decretado una decena de treguas, tras este movimiento de ETA cobra sentido la reflexión que Zapatero deslizó el 11 de mayo del pasado año en el Congreso: "El fin de la violencia no tiene un precio político, pero la política puede contribuir al fin de la violencia".

 

Sigiloso cruce de mensajes

 

Aún falta mucho tiempo para que el presidente pueda admitir que, como dicta el sentido común, el paso dado por ETA no es fruto de la improvisación, sino de un sigiloso e intrincado intercambio de mensajes que se remonta al 2004. Después de que, en mayo del 2005, el Congreso ratificara sin el apoyo del PP las condiciones para dialogar con ETA, el proceso maduró tanto el pasado verano que Zapatero incluso esperaba la tregua antes de Navidad. Ni los atentados sin víctimas de ETA -más de 1.000 días sin matar-, ni las imputaciones del PP, ni las interferencias judiciales alteraron las previsiones del presidente, que el 10 de febrero, con conocimiento de causa, vaticinó el "principio del fin de la violencia".

 

La confirmación formal le llegó ayer, vía servicios secretos, una hora antes de que Gara avanzara el anuncio etarra, aunque otras fuentes apuntan que el Ejecutivo lo esperaba para unas horas antes. El presidente renunció al boato de las declaraciones institucionales en la Moncloa y guardó silencio hasta llegar al Congreso. Si, según Marshall McLuhan, el medio es el mensaje, y Zapatero quiso así demostrar que la paz no será un logro personal sino de todos los españoles, representados en la sede de la soberanía popular.

 

Primero en el hemiciclo y luego ante la prensa, el jefe del Gobierno pidió a los ciudadanos "cautela y prudencia", pues, tras "tantos años de horror", el fin de la violencia será un proceso arduo y complejo. Consciente del momento histórico que le ha tocado vivir, su voz y sus ademanes reflejaban un cierto nerviosismo, mezcla de la alegría contenida y del peso de la responsabilidad.

 

Antes, Zapatero había llamado a Rajoy para convocarle a una reunión en la Moncloa el próximo martes. El presidente quiere pasar página del hostigamiento al que le somete desde hace meses el líder del PP, con imputaciones como las de "traicionar a los muertos" e "implorar una tregua a ETA".

 

Como si todo fuera ya agua pasada, Zapatero aseguró tener "confianza" en el PP, y prometió a Rajoy que le proporcionará la "máxima información y colaboración" sobre el proceso de paz que se inicia, en el que cuenta con "todas las fuerzas políticas". Eso sí, se tomará "un tiempo" antes de pedir permiso al Congreso para afrontar el diálogo con ETA.

 

Aunque escéptico, el líder del PP no despreció la oferta de Zapatero. Rajoy mostró su recelo ante el alto el fuego de ETA, pero ofreció al presidente su "más estrecha colaboración" si se aplica la ley, se apoya a las víctimas, no se paga un precio político a los terroristas y éstos piden perdón por sus crímenes. Condiciones, por lo demás, de manual.

 

En el polo opuesto se situó el lendakari Juan José Ibarretxe, que pronto visitará la Moncloa pero ayer se apresuró a anunciar que en breve promoverá una mesa de partidos que incluya a Batasuna. Los aberzales festejaron el gesto de ETA y llamaron a "desactivar" la Audiencia Nacional, que mañana podría encarcelar a su líder, Arnaldo Otegi.

 

 

Una información de Enric Hernàndez publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Un cambio de estilo

 

 

• La nota leída ayer por una mujer desvela una redacción y un tono distintos a los de 1998, cuando ETA anunció la tregua frustrada

 

BILBAO – El texto en el que ETA proclamó el "alto el fuego unilateral e indefinido" en septiembre de 1998 y el que ayer anunció un "alto el fuego permanente" no sólo responden a dos momentos distintos. Reflejan dos estilos diferentes y confirman una nueva forma de aproximarse a la realidad que evita la amenaza y huye de la retórica maximalista.

 

Ahora, ETA cuida la puesta en escena y sus portavoces aparecen en el vídeo flanqueados por la ikurriña, la bandera de Navarra y el arrano beltza, la primitiva enseña del reino de Navarra (una aguila negra sobre fondo amarillo).

 

La grabación busca el protagonismo de una mujer, que lee la nota en euskera y castellano. Según fuentes policiales citadas por Tele 5, la mujer puede ser Ainhoa Ozaeta, miembro del aparato político de la banda y próxima a Josu Ternera. Ozaeta, integrante de la anterior mesa nacional de Batasuna y titulada en gestión de empresas, figura en el sumario del juez Baltasar Garzón sobre la financiación de ETA.

 

La versión televisiva del comunicado no incluye algunos párrafos de la versión completa, no conocida hasta primeras horas de la madrugada de hoy, jueves. En cualquier caso, ahora ETA no pone condiciones. Si en 1998 dijo que la "continuidad de la tregua" quedaba al albur de "la respuesta" recibida, ahora tiene "deseo y voluntad" de que el proceso "llegue hasta el final" y haya una "verdadera situación democrática" y "paz basada en la justicia".

 

El comunicado no incluye amenazas. En su anterior tregua, ETA apuntó que "no habrá paz si no se basa en los derechos de Euskal Herria" y ahora habla de "seguir luchando hasta lograr los derechos de Euskal Herria". En el 2006, la banda dice que "la superación del conflicto es posible" y que ése es "el deseo y la voluntad" de ETA, que aboga por "el diálogo, la negociación y el acuerdo".

 

Si en 1998 ETA aludía a la necesidad de "expulsar" de Euskadi a "los que son y seguirán siendo enemigos" del proyecto soberanista, hoy alude a "construir entre todos la solución democrática".

 

Otro vocabulario

 

ETA recurre a un vocabulario convencional en el lenguaje político vasco y habla de "impulsar un proceso democrático en Euskal Herria para construir un nuevo marco". Hace ocho años, perseguía el "camino para la independencia".

 

También en 1998 dijo que su oferta abría la puerta a una "fase política" de soberanía. Ahora apunta que "al final del proceso los ciudadanos vascos deben tener la palabra y la decisión sobre su futuro".

 

 

Una información de Ana Garbati publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Seis 'apuntes' sobre el 'alto el fuego permanente' que bien podrían ser seis fantasías para ingenuos

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 5:05, Categoría: General

 

“Por qué ETA da el paso” por Jorge M. Reverte

 

 

La decisión de ETA de anunciar una tregua "permanente" no se corresponde con un impulso repentino, sino que es fruto de un proceso de maduración, en el que han jugado varios factores. Todos ellos coincidentes en una conclusión: una organización armada de carácter minoritario no puede obtener la victoria sobre un Estado democrático. El primero de esos factores fue el rechazo del plan Ibarretxe por el Congreso. La inmensa mayoría de los representantes democráticos se negaron a aceptar un proyecto que iba contra las normas básicas del juego constitucional. Es decir, ni la acción de todos los nacionalistas, apoyándose en el argumento de la pacificación, pudo quebrar la convicción de los partidos mayoritarios. Los otros, la actuación de la policía y la judicatura. Ahora resta que se convenzan de que no hay negociación política a cambio de sangre.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Por qué es ‘permanente’” por José A. Sorolla

 

 

ETA ha acudido al diccionario. Define su decisión como "alto el fuego permanente", a diferencia del "alto el fuego total e indefinido" anunciado en su última tregua. No son sinónimos: indefinido significa "que no tiene término señalado o conocido" mientras que permanecer es la acción de "mantenerse sin mutación en un mismo lugar, estado o calidad". Aunque el análisis de la semántica etarra es siempre arriesgado, se podría deducir que el alto el fuego actual está sometido a menos condiciones que el de septiembre de 1998. Entonces, ETA, por primera vez, no ponía plazo a una tregua, pero el "carácter definitivo" de la "supresión de acciones armadas" estaba, como se demostró después, muy condicionado. Ahora, la única condición explícita es que se respete la voluntad de los vascos. Pero lo permanente puede no ser definitivo. Es permanente hasta que deja de serlo.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Por qué el PP es reticente” por José Luis Martínez Ibáñez

 

 

ETA ha alterado el escenario de la política antiterrorista. De ahí la reticencia de Rajoy al analizar el alto el fuego anunciado por la banda. Desde ayer, ya no vale desgastar al Gobierno con el terrorismo, porque la opinión pública es consciente de que se ha iniciado un proceso que requiere ninguna frivolidad y mucha responsabilidad. La frialdad del líder del PP al acoger la noticia es comprensible. Los conservadores no pueden eliminar de un plumazo toda la demagogia vertida en años, ni desguazar su convicción de que con ETA sólo vale el aniquilamiento policial y judicial. Necesitan tiempo -y voces internas, como la de Gallardón o la de Matas- para admitir que la política es una vía contra la violencia y para valorar la fuerza que tiene la unidad de los demócratas. De momento, Rajoy ha tendido la mano a Zapatero. Y eso, en el PP, es un gran cambio.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Por qué Batasuna busca la paz” por Carles Pastor

 

 

El brazo político de ETA necesita precisamente poder hacer eso: política, y ser reconocido como interlocutor para dibujar con los demás partidos un futuro de paz en Euskadi. El endurecimiento legal iniciado bajo el Gobierno del PP, con una ley de partidos que ilegalizó a Batasuna, y la doctrina Garzón, que equipara a los militantes aberzales con terroristas, han puesto a la organización contra las cuerdas. Sin dinero y sin capacidad de actuar en las instituciones, Batasuna perdió su razón de ser: traducir a la actividad legal los objetivos políticos de la organización terrorista. A la necesidad de la organización de Otegi de volver a respirar se une la conveniencia de que las decenas de miles de vascos que se sienten representados en ella no queden al margen del proceso de paz. Por eso, la nueva situación abre la puerta a la legalización.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Por qué la justicia tiene margen” por Joan J. Queralt

 

 

El escenario judicial del alto el fuego es doble: los procesos en marcha y el penitenciario. La justicia se mueve por el principio de legalidad y no por el de oportunidad. Pero como legalidad no es automatismo, algún margen existe. La Fiscalía dispone de una de las llaves para iniciar y/o proseguir los procesos, aunque otra llave está en manos de las asociaciones de víctimas personadas en las causas. También tienen margen los tribunales para aplicar los tiempos procesales y para interpretar los tipos penales, en especial los más difusos. No tendría sentido generar procesos que, antes o después, acabarán en libertad; el destino final de los condenados, actuales y futuros no está en la cárcel. En fin, el mayor margen lo tiene Batasuna: su condena inequívoca de la violencia como acción política la devolvería a la legalidad y facilitaría el fin de los procesos actuales.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Por qué contar con las víctimas” por Reyes Mate

 

 

"Celebro la derrota de los terroristas por la democracia", decía J. R. Recalde, víctima de ETA. Y por ahí hay que empezar. Ahora queda el difícil camino de conjugar dos términos que se compadecen mal: víctimas y generosidad. Ésta limita con los derechos de aquéllas. Lograr que lo que ahora es antagónico se complemente es el desafío del Gobierno. En el comunicado están todos los ingredientes del proceso de paz: armas, Estado, País Vasco, democracia. Falta el principal. Ha sido invisible muchos años, pero ahora hay que contar con él: son las víctimas. La banda habla de "una paz basada en la justicia". ETA y su entorno tienen que comprender que para la democracia moral, de valores, que les espera fuera se trata de la justicia que se debe a las víctimas, aunque ellas no decidan la política antiterrorista. Lo que llaman paz es reconciliación.

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La equidistancia de Franco

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 5:03, Categoría: General

Para Franco están al mismo nivel los terroristas, o los jefes terroristas, y el gobierno legítimo de la nación. Por supuesto Aznar era ‘malísimo’ y las Victimas a quien este personaje desprecia están divididas. Ya puestos Otegi se ha quemado y no tiene el perfil adecuado para ejercer la interlocución. Algunos no pierden la careta, simplemente no la llevan, su indecencia la muestran con orgullo a cara descubierta.

 

Un negociador en declive

 

 

• Arnaldo Otegi se ha presentado como el interlocutor en un proceso de paz • La complicada situación judicial que debe afrontar dificulta ese papel

 

MADRID - ETA y el Gobierno ya han asumido que Arnaldo Otegi es un negociador en declive por su complicado panorama judicial. Si ha mejorado de la neumonía que padecía estos días, mañana comparecerá ante el juez Fernando Grande-Marlaska como inductor de los incidentes acaecidos en Euskadi durante la huelga convocada el pasado día 9 para protestar por la política de dispersión de presos etarras.

 

Fuentes jurídicas han informado de que la organización terrorista y el Gobierno "ya han descontado" el papel que podía jugar Otegi en un proceso de paz. Esas fuentes no han querido facilitar el nombre de las personas que representan a ETA en el diálogo con el Gobierno y sólo han apuntado que son interlocutores que se mueven indistintamente en el frente militar y político de la banda terrorista.

 

Sin embargo, Batasuna ha asegurado que Otegi es el interlocutor ante los partidos políticos en un proceso de paz. Ese papel topa con una complicada situación judicial que ha obligado a otros dirigentes aberzales, como el secretario del sindicato LAB, Rafa Díez Usabiaga, a asumir esa función.

 

Pese a que debía declarar inicialmente el 13 de marzo y, debido a su estado de salud, aún no lo ha hecho, Otegi se encuentra vigilado por la Ertzaintza en su domicilio. Si mañana logra también eludir la citación judicial, no tardará mucho en tener que acudir ante la justicia, con el riesgo de ir a prisión. De todas formas, además de este caso, el líder de Batasuna está pendiente de la celebración de otros tres juicios por delitos de enaltecimiento del terrorismo. Dos de ellos ya están siendo tramitados en la Audiencia Nacional y, en cuanto al tercero, se trata de la repetición de un juicio ordenada por el Tribunal Supremo, que admitió que los jueces del Tribunal de Justicia del País Vasco que condenaron a Otegi a 15 meses de prisión estaban contaminados en una de sus decisiones judiciales.

 

Además, el Tribunal Supremo le condenó a un año de cárcel por injurias al Rey, al que acusó de ser el jefe de los torturadores. Aunque esa sentencia ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional, la acumulación de penas le acerca más al ingreso en prisión.

 

El currículo penal de Otegi también incluye un auto de procesamiento en el sumario que instruye Grande-Marlaska contra Batasuna. El juez le dejó en libertad en mayo bajo una fianza de 400.000 euros tras acusarle de ser dirigente de ETA, pero el juicio aún está pendiente. En ese proceso están imputados otros 44 miembros de Batasuna. La situación fuera de la legalidad de ese partido se ha complicado aún más desde que Grande-Marlaska suspendiera en enero pasado las actividades de esa fuerza política por dos años más.

 

De hecho, prácticamente todo el mundo de la izquierda aberzale está inmerso en causas judiciales. La Audiencia Nacional tiene cinco abiertas contra el entorno de ETA. La más importante sienta en el banquillo a 55 personas por el caso Ekin. Se está juzgando desde el pasado 21 de noviembre.

 

 

Una información de Margarita Batallas publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los presos, un trago amargo

 

 

• El futuro de los más de 600 reclusos de ETA estará en la mesa de negociación  • La legislación se endureció con el PP, lo que dificulta la concesión de medidas de gracia

 

BARCELONA - Las cárceles de España, Francia y México albergan en la actualidad a un total de 659 reclusos condenados por vinculación con ETA o pendientes de juicio por actividades terroristas, según un recuento realizado por la agencia Vasco Press. De ellos, 499 están en cárceles españolas. Esta cifra puede incrementarse en las próximas semanas como consecuencia de los juicios que se celebran o se celebrarán próximamente en la Audiencia Nacional, o por medidas cautelares, como la que pende sobre Arnaldo Otegi por su responsabilidad en los incidentes de la última huelga general convocada por Batasuna. Otegi está pendiente, además, de un juicio en las próximas semanas.

 

La Audiencia Nacional tiene cinco causas abiertas contra el entorno de ETA, y continúa celebrando el más importante macrojuicio de esta naturaleza, el caso Ekin, en el que 55 personas se sientan en el banquillo. Luego vendrá otro macrojuicio, el celebrado contra las Gestoras pro Amnistía, con 27 procesados. En total hay 170 miembros de la izquierda aberzale imputados o procesados en los distintos procedimientos, con lo que la población penal puede aumentar.

 

El precedente

 

El futuro de los presos es una de las cuestiones que se pondrán sobre la mesa en un proceso negociador, aunque en el comunicado de ayer de ETA no se menciona explícitamente. Como se pusieron en la mesa en negociaciones anteriores. En septiembre de 1982, un sector de la hoy desaparecida ETA Político-Militar anunció el abandono definitivo de las armas tras una tregua y una negociación con el entonces ministro del Interior, Juan José Rosón (UCD). Unos 150 activistas, presos y exiliados, se beneficiaron de medidas de gracia.

 

También en el período 1998-1999, con ocasión de la anterior tregua de ETA, se tomaron medidas significativas en política penitenciaria. El entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, proclamó en varias ocasiones que sabría ser generoso a cambio de la paz. En noviembre de 1998, por ejemplo, afirmó: "Por la paz y por sus derechos no nos cerraremos, sino que, por el contrario, nos abrimos a la esperanza, al perdón y a la generosidad, y por la paz pondremos lo mejor de nuestra parte para hacerla definitiva, con la ayuda y la esperanza de todos".

 

En ese mismo mes, el Congreso aprobó por unanimidad una moción instando al Gobierno a desarrollar, mediante el más amplio diálogo con todas las fuerzas políticas, "una nueva orientación consensuada, dinámica y flexible de la política penitenciaria de la forma que mejor propicie el fin de la violencia", reiterada en sus líneas generales por otra moción de junio de 1999.

 

La generosidad de Aznar

 

Con esa resolución en la mano, en diciembre de 1998 el Gobierno del PP trasladó a cárceles de la península a 21 presos desde Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. En mayo del año siguiente, el mismo mes en que ETA y representantes de Aznar negociaban en Suiza, el Ejecutivo anunció que más de 300 huidos con delitos prescritos podían volver a España, y entre junio y septiembre, más de cien presos vascos fueron trasladados a cárceles de Euskadi.

 

Y es que ETA necesita dar una esperanza a sus presos para mantenerlos fieles a la organización. Los reclusos han reclamado en varias ocasiones que se les reconozca su condición de presos políticos y un papel determinante en cualquier negociación. Pero la disciplina se ha roto muy a menudo. La última vez en agosto del 2004, cuando seis dirigentes presos, entre ellos Francisco Múgica Garmendia, Pakito, con el apoyo de cien reclusos, enviaron una carta a la dirección de ETA en la que abogaban por el abandono de las armas. Fueron expulsados.

 

Dificultades legales

 

Ahora el PP hace causa común con quienes se oponen a cualquier medida de gracia. Otra dificultad para negociar el futuro de los presos es el endurecimiento del Código Penal. Primero en 1995, con el PSOE en el poder, pero sobre todo con la reforma de Aznar en el 2003, cuando se cambió para garantizar el cumplimiento íntegro de penas, suprimiendo los beneficios penitenciarios para terroristas, y elevando a 40 años el límite máximo de permanencia en prisión.

 

Una reciente y polémica decisión del Supremo trasladó este endurecimiento legal a los terroristas condenados de acuerdo con el anterior código penal, después de que se armara un escándalo porque etarras de los más sanguinarios iban a salir en libertad.

 

 

Una información de Carles Pastor publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Las víctimas encajan el anuncio de la tregua de forma desigual

 

 

La AVT afirma que el comunicado de ETA constituye una "trampa"

 

MADRID - Una vez más, las asociaciones de víctimas del terrorismo afrontan divididas el anuncio de alto el fuego decretado ayer por ETA. Mientras para unas supone una puerta abierta a la esperanza, otras consideran que se trata de una trampa. Aunque todas lamentan que la banda terrorista no mencione la entrega definitiva de las armas y solicitan que toda la fuerza de la justicia siga recayendo sobre los etarras.

 

La agrupación mayoritaria, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), fiel a las tesis del PP, rechazó el comunicado etarra porque supone una "trampa y un chantaje", según su presidente, Francisco José Alcaraz. Para él, la tregua está condicionada a la legalización de Batasuna, a una consulta popular en el País Vasco y a que "no se siga presionando policial y judicialmente a ETA".

 

Alcaraz puso como ejemplo la petición del fiscal general del Estado a los jueces para que "valoren la nueva situación" en sus decisiones. En un comunicado, la AVT predijo que la banda volverá a matar y afirmó que ese día "cada dirigente tendrá que ser consciente de la ayuda que ha brindado a los asesinos cuando se encontraban en el peor momento de su historia".

 

INTERLOCUTOR POLÍTICO

 

En la misma línea se manifestó el presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, quien calificó el comunicado de "verborrea engañosa" y pidió que no se acepte a ETA como un interlocutor político. Asimismo, la plataforma Basta Ya exigió que se vuelva al Pacto Antiterrorista porque "no hay nada que negociar" con los etarras.

Sin embargo, el Colectivo de Víctimas del País Vasco (Covite) mostró su "satisfacción" por el anuncio de la banda, aunque exigió que no suponga réditos políticos ni se cierren ahora sumarios judiciales "de forma acelerada".

 

ESPERANZA Y ESCEPTICISMO

 

El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas (ACVOT), Santos Santamaría, por su parte, se mostró por un lado "esperanzado", pero por otro "escéptico" porque ETA no ha abandonado definitivamente las armas y no sabe "si se las quedarán y las guardarán para otra vez".

 

El miembro de este colectivo y portavoz de la Federación de Asociaciones Autonómicas (que agrupa a catalanes, valencianos, andaluces y gallegos), Robert Manrique, también se movió entre el optimismo y el recelo. Consideró el alto el fuego "un primer paso" para la paz y pidió al Ejecutivo que sólo negocie cuando haya un abandono absoluto de la violencia y que los presos condenados por el Código Penal de 1995 cumplan íntegramente sus penas.

 

UNIDAD DE PARTIDOS

 

La viuda e hijos de Fernando Buesa se manifestaron en otra dirección y pidieron a los partidos que, "todos unidos", apoyen al Gobierno para vencer a la banda terrorista. A pesar de que fueron golpeados por el terrorismo justamente después de que ETA reanudara su actividad tras la última tregua, la familia Buesa se mostró ilusionada por el anuncio de que el alto el fuego sea "permanente".

 

Si hace unos años las víctimas enterraban a sus muertos en silencio y prácticamente en soledad, desde hace poco las asociaciones que las representan han adquirido un importante papel en el tablero político. Sobre todo, desde que el Congreso aprobó la resolución que permite al Gobierno negociar con ETA si ésta abandonaba las armas, varias asociaciones, capitaneadas por la AVT, se echaron a la calle en dos ocasiones para rechazar este eventual diálogo.

 

CRÍTICA AL GOBIERNO

 

El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, ha protagonizado los reproches contra Zapatero y contra el Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces-Barba. En ocasiones, incluso se ha opuesto a la política antiterrorista del Gobierno socialista con más dureza que el PP.

 

Alcaraz es un personaje que despierta pasiones en la derecha y, sin embargo, provoca rechazo en otros colectivos golpeados por la violencia terrorista. Por ejemplo, la Federación de Asociaciones Autonómicas se creó el año pasado por discrepancias con la AVT.

 

 

Una información de Patricia Martín publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Las policías: desconfianza e incredulidad

 

 

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP) manifestaron ayer que la declaración de ETA no les ofrece «ninguna confianza» y, tras reiterar su respaldo a la resolución aprobada hace un año por el Congreso en el sentido de que a ETA sólo le queda un destino, disolverse y deponer las armas, resaltaron: «Las experiencias anteriores no hacen sino alimentar nuestro escepticismo».

 

El sindicato de la Ertzaintza Erne, que hoy inicia su congreso, pidió a ETA que entregue las armas y convierta en definitivo el alto el fuego. Un portavoz añadió que cualquier reivindicación política deberá hacerse «sobre criterios democráticos».

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los dos lados de la mesa

 

 

• El comunicado de ayer abre la puerta a un nuevo intento de alcanzar la paz definitiva en Euskadi • Para algunos protagonistas no es la primera oportunidad de lograrlo

 

BARCELONA - Seis años y medio después de la "tregua indefinida" anunciada por ETA en 1998, Euskadi vuelve a soñar con el fin definitivo del terrorismo. El alto el fuego etarra supone, sólo, el inicio de un proceso que se antoja largo y sinuoso. Los que siguen son los protagonistas de las negociaciones, los que se sentaran en las dos mesas previstas de negociación, una política y otra entre Gobierno y ETA. Otros manejarán los hilos de forma discreta.

 

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO, Presidente del Gobierno: El principal objetivo de la legislatura

 

El fin del terrorismo etarra es uno de los principales objetivos de José Luis Rodríguez Zapatero, como fue el de casi todos los presidentes del Gobierno anteriores. En mayo del 2005, Zapatero defendió que la política "pudiera contribuir" al fin de la violencia, es decir, lanzó una oferta de diálogo pero limitada por unas claras condiciones: ninguna negociación mientras ETA no declarara una tregua y ninguna negociación política con la banda. Las protestas organizadas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y secundadas por el PP, en junio del 2005 y el pasado 25 de febrero, no hicieron mella en los planes del jefe del Ejecutivo. Tras augurar, en diciembre del 2005, que ETA dejaría las armas en esta legislatura, el 11 de febrero afirmó que se estaba "en el principio del fin de ETA". La hoja de ruta del Gobierno, como anunció este diario el 16 de febrero, prevé dos mesas de negociación no conectadas entre sí, como propuso Otegi en noviembre del 2004.

 

 

JUAN JOSÉ IBARRETXE, Lendakari: Contra ETA y por la autodeterminación

 

La aventura del plan Ibarretxe le costó al PNV perder, el pasado mes de abril, 140.000 votos. Desde entonces el lendakari ha cambiado de táctica y se ha puesto discretamente al lado de Zapatero. Eso no impide que Juan José Ibarretxe defienda que en la futura negociación política, sin injerencia alguna de ETA, se aborde de manera inexcusable el derecho a la autodeterminación. Afirma que el conflicto vasco se mantendrá vivo en tanto éste no se reconozca. En estos meses no ha hecho demasiado partícipe de su estrategia al presidente del PNV, Josu Jon Imaz, ya que no comparten algunas decisiones.

 

 

ARNALDO OTEGI, Portavoz de Batasuna: Información de primera mano

 

Arnaldo Otegi propuso en el velódromo de Anoeta, en noviembre del 2004, la formación de dos mesas de negociación: una, política, con todos los partidos políticos vascos, y otra entre ETA y el Gobierno. La aceptación de la propuesta por parte de la banda supone en principio la renuncia de los terroristas a negociar cuestiones políticas. El pasado 23 de enero, Otegi auguró que "en dos meses" se darían pasos hacia la paz. El alto el fuego se inicia mañana, 24 de marzo, tal y como predijo el portavoz, el mismo día que declarará, tras su neumonía, ante el juez Fernando Grande-Marlaska, con el riesgo de volver a la cárcel. El frente judicial puede quitarle a Otegi protagonismo como interlocutor en su segunda oportunidad de ser el Gerry Adams vasco, tras la tregua de 1998.

 

 

RAFAEL DÍEZ USABIAGA, Secretario general del sindicato LAB: El mediador favorito desde hace 20 años

 

Hijo de guardia civil, Rafael Díez Usabiaga ha jugado un papel clave de mediador en los contactos entre los sucesivos gobiernos y ETA desde finales de los 80. Fue uno de los asesores en las conversaciones de Argel de 1988 y, en los primeros 90, actuó de intermediario entre el Ejecutivo socialista, representado por Rafael Vera, entonces secretario para la Seguridad del Estado, y el número uno de ETA, Eugenio Etxebeste, Antxon, cuando éste estaba en Santo Domingo. Durante la anterior tregua, entre 1998 y 1999, fue el interlocutor preferido por el Gobierno de Aznar para dialogar. Ha sido procesado varias veces acusado de colaborar y pertenecer a la banda terrorista. La última vez, en septiembre del pasado año. Pero es líder de un sindicato aberzale, LAB, que no ha sido ilegalizado. Entre las voces que celebraron su liberación, tres días después de su encarcelamiento, estaba la del líder del PSE, Patxi López, quien señaló que Díez Usabiaga era "una figura relevante y de peso y que tiene mucho que decir" en el proceso de paz.

 

 

PATXI LÓPEZ, Secretario general del PSE-EE: Sí al diálogo, siempre que cese la violencia

 

La gestión de Patxi López ha conseguido desmarcar el PSE del seguidismo al PP que caracterizó el mandato de su antecesor, Nicolás Redondo Terreros, y ha enfilado el camino de retorno al vasquismo que había caracterizado a los socialistas de esta comunidad. Liberado del corsé frentista, López ha afirmado su "disposición" a dialogar con todos los partidos, incluida Batasuna. Para ello se vale del sector más nacionalista de su partido, los socialistas guipuzcoanos y, sobre todo, de Jesús Eguiguren, que ha tenido discretos contactos con Batasuna. López asegura que no transigirá en las demandas del PNV sobre la autodeterminación.

 

 

CÁNDIDO CONDE-PUMPIDO, Fiscal general del Estado: Pequeños pasos hacia la distensión

 

Cándido Conde-Pumpido fue designado juez de la Audiencia Provincial de San Sebastián en 1981 donde persiguió sin cuartel la guerra sucia contra ETA. En 1995, y como magistrado del Tribunal Supremo, votó a favor de condenar al exministro José Barrionuevo y al exjefe para la Seguridad del Estado Rafael Vera, ambos del PSOE, precisamente por el caso GAL. Ya como fiscal general del Estado, nombrado por los socialistas en el 2004, Conde-Pumpido no recurrió contra el archivo de la causa contra Juan María Atutxa, por no querer disolver el grupo de Batasuna en el Parlamento vasco, y rechazó instar la demanda de ilegalización de Partido Comunista de la Tierras Vascas, la marca blanca con la que los afines a Batasuna lograron nueve escaños en el Parlamento vasco, en abril del 2005. Su decisión más polémica fue destituir al fiscal jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño, fiero perseguidor de etarras, por "incumplir" sus instrucciones relativas, en especial, al sumario del 11-M. El PP vinculó la caída de Fungairiño con el inicio de la negociación con ETA.

 

'JOSU TERNERA', Número uno de ETA: Del inmovilismo a la negociación

 

Tras la detención de Mikel Albizu, Antza, José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera pasa por ser el jefe de ETA y, por tanto, responsable de una eventual negociación con el Gobierno. Antiguo integrante de la línea dura de la banda, el atentado que él dirigió, en 1987, contra el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza y por el que el Tribunal Supremo dictó auto de prisión incondicional en el 2002, abortó una posible tregua. Los 11 muertos (cinco de ellos niños) acabaron con las negociaciones que llevaba a cabo el Gobierno del PSOE con Eugenio Etxebeste, Antxon. La detención de Ternera, a poco del inicio de la tregua de 1989, facilitó las negociaciones entre el Ejecutivo y Antxon. Los papeles han cambiado y Ternera está ahora al frente de una ETA que declara la tregua.

 

Urrutikoetxea se pasó a la clandestinidad cuando ocupaba un escaño como diputado. Como parlamentario vasco fue representante de Euskal Herritarrok.(EH) en la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Vitoria. Su estado de salud es objeto de todo tipo de rumores.

 

 

Una información de Xabier Barrena publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Reacciones Nacionales e Internacionales

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:58, Categoría: General

En esta ocasión el PP si existe para contraponer el ‘acertado’ Gallardón frente al malvado Rajoy.

 

Zapatero convoca a Rajoy a compartir el proceso de paz

 

 

• Juzga "esencial" el apoyo del PP para que esta "cuestión de Estado" acabe bien • Alaba la lucha de los conservadores por el fin de ETA y les promete "información"

 

MADRID - Una lección de humildad. José Luis Rodríguez Zapatero regaló ayer el oído a Mariano Rajoy al convocarle a recorrer a su lado el camino hacia la paz. Calificó de "esencial" la colaboración del PP para que el proceso que se abre con el comunicado de ETA llegue a buen fin y reconoció los méritos del principal partido de la oposición en su lucha contra el terrorismo. "Tengo confianza en ustedes", aseveró. Inmediatamente prometió "máxima información y máxima colaboración" al PP para que se sienta interlocutor privilegiado del Gobierno en esta "cuestión de Estado", pero sin eludir el concurso de "todas las fuerzas políticas" en el reto de lograr la paz.

 

ETA TRASTOCÓ EL CONTROL

 

Con gesto severo, Zapatero llegó al Congreso de los Diputados tres minutos antes de las cuatro de la tarde, hora de la semanal sesión de control al Gobierno. Tenso, recorrió los escasos metros que separan la entrada de la zona reservada al Gobierno. De ella salió dos minutos después flanqueado por la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, para entrar al hemiciclo. El control versaba ayer sobre el Estatut de Catalunya y la ley de dependencia, pero el alto el fuego de ETA invadió las preguntas al presidente, que se vio forzado a adelantar el mensaje que había previsto para una posterior declaración institucional.

 

Gaspar Llamazares (IU) rompió el hielo. Zapatero expuso en su respuesta los ejes de la posición del Gobierno: "Cautela y prudencia". Y lanzó su repetida advertencia, la convicción que le impedía esbozar una sonrisa: "Después de tantos años de horror, será un proceso duro, largo y difícil". Se refirió después a "la memoria de las víctimas", a las que prometió tener "siempre" en su "ánimo", y agradeció el trabajo de las fuerzas de seguridad y la determinación de la sociedad vasca para sobrevivir al terror.

 

Luego se congratuló por las palabras del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que ofreció el apoyo de su grupo al Gobierno para que "aproveche la oportunidad" que ofrece el comunicado de ETA, incluso aunque fuera "para fracasar".

 

DOS LLAMADAS A RAJOY

 

Y llegó el turno de Rajoy, con el que el presidente había conversado telefónicamente poco antes de las dos de la tarde, tras una primera llamada fallida antes de las 13.00 que pilló al líder del PP en plena presentación de un libro sobre la historia de su partido. Rajoy matizó ligeramente en el pleno la dureza con la que compareció a mediodía en la sede del PP, y ofreció a Zapatero la "más estrecha colaboración del PP" con condiciones. En cambio, el presidente no le puso ninguna para contar con él. Privilegió en sede parlamentaria la eventual participación del PP en el proceso, pero reseñó que buscará el "máximo concurso" político posible, en velada advertencia de que lo afrontará con o sin el plácet de los populares.

 

Con tono solemne, Zapatero garantizó a Rajoy que "el Gobierno hará cuanto esté a su alcance para abordar esta cuestión entre todos y muy especialmente con el principal partido de la oposición; lo necesita la democracia". Y añadió: "Mi actitud con usted va a ser de máxima información y colaboración, para ver ese horizonte que nos una".

 

Zapatero y Rajoy se verán en la Moncloa el martes para explorar ese nuevo periodo de unidad por el que clamó ayer el presidente: "Nos han separado muchas cosas en los últimos tiempos, pero estoy convencido de que desean como todos los españoles el fin de la violencia. Confío en que nos una la esperanza".

 

"EL PRINCIPIO DEL FIN"

 

Ya en la comparecencia ante la prensa, el jefe del Gobierno reiteró la "prudencia y la calma" con la que está decidido a pilotar el proceso de paz. Aunque aludió de nuevo a su "máxima confianza en Rajoy y en el PP" en su condición de "demócratas que han luchado por el fin de la violencia", dedicó buena parte de sus palabras a dejar constancia de su apuesta por esta "oportunidad", porque "había una expectativa que hoy ya es notoria", dijo en alusión al alto el fuego. "Podríamos estar en el principio del fin", proclamó.

 

De nuevo, recurriendo a su conocido optimismo, recordó que la democracia española ha sabido siempre "resolver hasta los problemas más difíciles". "Éste es el más difícil que ha enfrentado la democracia española", reconoció, pero enseguida apostó porque "el fin de la violencia tendrá el camino de la unidad, de la democracia y de la ley".

 

 

Una información de Salomé García publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Frases de José Luis R. Zapatero

 

 

«Podríamos estar en el principio del fin. La expectativa hoy es notoria. Nos han separado muchas cosas, pero confío en que nos una la esperanza»

 

LA ESPERANZA: «Tengo la máxima confianza en el señor Rajoy y en el PP para esta tarea común que tenemos. Estamos entre demócratas que han luchado por ver el fin de la violencia»

 

EL LÍDER DE LA OPOSICIÓN: «El Gobierno aborda la nueva situación con prudencia y con calma. Cubriré cada etapa con el máximo concurso de las fuerzas políticas y en el ámbito de la ley y la democracia»

 

EL PROCESO: «Estará siempre presente en mi ánimo la memoria de las víctimas, el esfuerzo de quienes garantizan la libertad y la seguridad, y de forma singular la sociedad vasca»

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El presidente se tomará tiempo para pedir el plácet del Congreso

 

 

La Cámara avaló en el 2005 hablar con ETA si mostraba "voluntad" de dejar la violencia

 

MADRID - El Gobierno no moverá ficha hasta que tenga la certeza de que el alto el fuego permanente declarado ayer por ETA cumple las condiciones que el Congreso de los Diputados estableció en el 2005 para iniciar un diálogo que desemboque en el fin de la violencia terrorista. José Luis Rodríguez Zapatero aseguró ayer que irá "con calma, con prudencia, cubriendo cada etapa y cada paso con el máximo concurso de las fueras políticas". "Me tomaré mi tiempo para contrastar lo que fue la resolución del Congreso con el comunicado de la banda", avanzó el jefe del Ejecutivo.

 

Todos los partidos menos el PP aprobaron en mayo del 2005 una resolución que legitimaba al Gobierno para dialogar con la banda terrorista si ésta mostraba "una clara voluntad para poner fin a la violencia" o "actitudes inequívocas" que hicieran pensar que quería abandonarla.

 

INVITACIÓN A ETA

 

Fue la principal conclusión del primer debate del Estado de la nación al que se sometió Zapatero. Y supuso una invitación a ETA para que diera el primer paso para cerrar 30 años de terrorismo. Durante las sesiones de debate, el presidente se comprometió a acudir a la Cámara baja antes de iniciar un diálogo con los terroristas, una vez que éstos hubieran declarado su voluntad de dejar de matar.

 

La situación originada ayer por el anuncio de alto el fuego de ETA será sometida a análisis por Zapatero antes de buscar el plácet del Congreso para comenzar a negociar. Así lo avanzó ayer el jefe del Ejecutivo cuando se le preguntó si ETA ya había cumplido las condiciones de aquella resolución: "Me tomaré mi tiempo para caminar con seguridad, con responsabilidad y con certidumbres", dijo un Zapatero muy cauto, con una clara intención de rebajar la euforia que desató la noticia entre sus colaboradores.

 

NINGÚN "PRECIO POLÍTICO"

 

Antes de esa comparecencia prevista en las Cortes, el presidente estudiará con atención el comunicado ampliado de ETA que hoy publica Gara, que por lo que trascendió anoche no detalla condiciones para el alto el fuego, algo que podría haber sido inasumible para el Gobierno. La resolución del Congreso que avalaba el diálogo fijaba que el fin de la violencia no puede tener "precio político" porque "la democracia nunca aceptará el chantaje" terrorista.

 

Por eso Zapatero insistió ayer en que conducirá el proceso dentro del "ámbito de la legalidad y la democracia, que es la que tiene que dar el empuje definitivo al fin de la violencia", aseveró. Y buscará el respaldo de todas las fuerzas políticas de forma individual antes de ir al Congreso a solicitar apoyo conjunto para dialogar con ETA en forma de una votación parlamentaria.

 

 

Una información de Salomé García publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

IU intuye un cambio en la cúpula de la banda por el contenido del comunicado

 

 

Izquierda Unida (IU) destacó que el lenguaje utilizado por ETA en el comunicado de ayer no es el habitual de la banda terrorista, sino que parece más «político», por lo que prevé que puedan adoptarse términos más duros en próximos comunicados, con referencias explícitas a los presos.

 

Fuentes de IU consideraron que el comunicado fue escrito por un burócrata de la organización terrorista y no por las personas que habitualmente elaboran ese tipo de escritos, por lo que estas diferencias pueden hacer pensar en que se ha producido un cambio en la cúpula de la banda.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Rajoy desconfía pero ofrece su apoyo a Zapatero”

 

 

• Asegura una "estrecha colaboración dentro del marco del pacto antiterrorista" • Lamenta que ETA anuncie "una pausa" y no "la renuncia a su actividad criminal"

 

MADRID - Mariano Rajoy dejó claro ayer que desconfía de las intenciones de ETA, pero aun así decidió responder con una oferta de respaldo al presidente del Gobierno siempre que no se pague un precio político por la paz, se apoye a las víctimas, los terroristas les pidan perdón y la ley se siga aplicando. El líder del PP prometió que si se cumplen esas condiciones, José Luis Rodríguez Zapatero contará con su "más estrecha colaboración dentro de los principios que marca el pacto antiterrorista". Evitó hablar de claudicación, rendición o tregua implorada. Tampoco hizo ninguna referencia a la falta de confianza que le ha merecido el jefe del Ejecutivo durante los últimos meses.

 

El anuncio del alto el fuego sorprendió a Rajoy cuando se dirigía a la presentación de un libro sobre la historia de su partido y en la que también participaban José María Aznar y Manuel Fraga. En ese momento no quiso hacer ningún tipo de comentario y convocó a los medios en la sede del PP una hora más tarde para leer una declaración.

 

"EL CUARTO ALTO EL FUEGO"

 

Para entonces, Ángel Acebes y el secretario ejecutivo de Interior, Ignacio Astarloa, analizaban ya el comunicado de ETA y preparaban un borrador de respuesta en el que también colaboró Eduardo Zaplana. Cuando Rajoy volvió a la sede de su partido, se reunió con los suyos para retocarlo. En su comparecencia ante los medios, el líder conservador se mostró pesimista. Así, destacó que el único comunicado decisivo de ETA será el que anuncie "su disolución y el fin de sus actividades criminales", y recalcó que el de ayer "es una pausa y no una renuncia". Rajoy dijo que este alto el fuego "es el cuarto" de los últimos años y recordó que hace dos se anunció "una tregua en Catalunya" y, poco después, otra para los cargos electos. También hizo hincapié en que la banda reitera su objetivo de conseguir "el derecho de autodeterminación" y que impone "las condiciones de siempre".

 

TONO CONCILIADOR

 

Dos horas más tarde, en el Congreso, el líder popular insistió en sus planteamientos, aunque utilizó un tono más conciliador. Durante la sesión de control al Gobierno, a pesar de que en los últimos meses se ha utilizado para debatir la política contra ETA, Rajoy prefirió fijar su posición y no dar por hecho que el Ejecutivo piensa ceder ante los terroristas. Sin leer ningún papel, el presidente del PP evitó pronunciar palabras que pudieran ser interpretadas como una falta de confianza en las intenciones del Gobierno. Tampoco insistió en que el comunicado subraya la autodeterminación como exigencia irrenunciable y sí aludió a que el alto el fuego declarado es "permanente". Por la mañana había evitado decirlo.

 

Sin embargo, fuentes del PP precisaron que ayer no vieron "modulaciones" en el mensaje de los terroristas y que "todas las reivindicaciones" se recogen de una u otra forma en el texto. Para los conservadores, Zapatero debe ahora "mover ficha" y explicar "qué significa emprender un proceso de paz". Además, el encuentro que celebrarán Zapatero y Rajoy el próximo martes "no sustituye" a la convocatoria de reunión del pacto antiterrorista "que España necesita como el comer". ¿La relación con el Estatut? "Cronológica y manifiesta", consideran dichas fuentes.

 

 

Una información de Luz Sanchis publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Gallardón habla de «punto de inflexión» y Matas ve «una gran oportunidad»

 

 

El primer dirigente del PP en destacar positivamente el alto el fuego de ETA fue Alberto Ruiz–Gallardón, quien calificó la noticia como «una de las más importantes

en los últimos años». Antes de que Rajoy hiciera pública su reacción, el alcalde de Madrid, que también asistió a la presentación del libro sobre el PP, mantuvo una conversación informal con los periodistas. En ella, comentó que el anuncio de ETA marcaba «un punto de inflexión», aunque merecía ser analizado «con prudencia y detenimiento». Gallardón no entró en más detalles y recomendó a los medios de comunicación que esperasen a la valoración que iba a hacer el presidente de su partido. Aunque él no participó en la redacción del texto que leyó después Rajoy, el alcalde de Madrid dio a entender a los periodistas que iba a reunirse con la cúpula del PP para estudiarla.

 

El presidente balear, Jaume Matas, todavía fue más optimista al hablar de una «buena noticia para todos los demócratas» y afirmar que ahora a España se le presenta «una gran oportunidad». Matas, que realizaba una visita a los militares destinados en Mostar, precisó que la noticia «era esperada, aunque eso no le resta ningún mérito», y confió en que suponga «el fin de ETA». Tras esperar que ahora «se abra un nuevo camino y vía política aceptando la democracia y el Estado de derecho», Matas recomendó que los partidos actúen «sin fisuras y con transparencia».

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El fiscal del Estado pide que los jueces valoren la nueva situación

 

 

• Conde-Pumpido revisará con los fiscales la petición de prisión para Otegi • El líder de Batasuna debe comparecer mañana ante Grande-Marlaska

        

MADRID - El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, pidió ayer a los jueces de la Audiencia Nacional que tengan en cuenta el alto el fuego permanente decretado por ETA cuando deban adoptar medidas cautelares contra dirigentes de Batasuna. El juez Fernando Grande-Marlaska ha citado para mañana a Arnaldo Otegi, si su estado de salud -está afectado de neumonía- lo permite.

 

Conde-Pumpido anunció el pasado día 10 que iba a solicitar la prisión de Otegi por reiteración delictiva, después de los incidentes acaecidos en la jornada de huelga del pasado día 9 en el País Vasco. En aquel momento, la fiscalía recordó que ya había solicitado el ingreso en prisión del líder de Batasuna el pasado mes de mayo, cuando fue procesado como dirigente de ETA. Por ello, entendió que Otegi, al llamar a la huelga general en Euskadi como líder de un partido ilegalizado, había incumplido las condiciones de la libertad bajo fianza en la que se encontraba.

 

LOS AVISOS

 

Ese fin de semana del 11 y 12 de marzo, según fuentes jurídicas, el Gobierno recibió los primeros avisos de que ETA iba a anunciar una tregua. Las sospechas apuntaban a que el comunicado se haría público en unos 10 días. El plazo se ha cumplido, aunque durante ese tiempo se han vivido momentos de alta tensión cuando empezaron a comparecer en la Audiencia Nacional los seis dirigentes de Batasuna imputados como inductores de los incidentes de la jornada de huelga.

 

La enfermedad de Otegi le iba a permitir eludir la prisión. El juez Grande-Marlaska aplazó la comparecencia del líder de Batasuna prevista para el pasado día 13. Mientras, no dudó en enviar a la cárcel a los dirigentes aberzales Juan María Olano y Juan José Petrikorena, los pasados 15 y 16 de marzo. También impuso sendas fianzas de 200.000 euros y de 100.000 euros a Pernando Barrena y Rafael Díez Usabiaga.

 

LOS NERVIOS

 

El anuncio de tregua de ETA coincidió ayer con la declaración ante el juez del dirigente de Batasuna Joseba Álvarez, que quedó en libertad sin fianza, y a 48 horas de que Otegi deba presentarse en la Audiencia Nacional. Fuentes jurídicas desvincularon ayer esas citaciones del anuncio realizado por la banda terrorista, aunque han desvelado que en medios gubernamentales se esperaba la tregua para la pasada noche. Las causas del adelanto del anuncio se desconocen, salvo que obedezca a una intención de evitar filtraciones.

 

En cualquier caso, el fiscal del Estado admitió que la nueva situación "merece una reflexión serena desde la perspectiva de las nuevas circunstancias en las que nos encontramos". Por ello, anunció que se reunirá con los fiscales de la Audiencia Nacional antes de que declare Otegi para ver si se mantiene la petición de prisión o se modifica. En cualquier caso, el informe de la fiscalía será defendido por el fiscal jefe en funciones Jesús Santos.

 

LAS OBLIGACIONES

 

El presidente de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, celebró ayer el anuncio de ETA. "Evidentemente, todo lo que sea el anuncio por parte de delincuentes de que no van a delinquir no puede ser una mala noticia, pero la verdadera buena noticia sería que efectivamente dejen de delinquir".

 

Gómez Bermúdez aseguró que todos los juicios y citaciones previstas en la Audiencia Nacional se van a mantener. "Los jueces no podemos parar. Estamos sometidos a la ley y al Estado de Derecho en la medida en que la ley no cambie", apostilló.

 

Por su parte, el juez que quizá ha instruido más causas contra el entorno de ETA, Baltasar Garzón, de excedencia en EEUU, defendió que el Gobierno explore "todos los caminos necesarios para alcanzar la paz con los límites que marca la legalidad y el Estado de derecho". Y añadió que "las fuerzas políticas tienen la obligación de apoyarlos".

 

 

Una información de Margarita Batallas publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Gerry Adams llama a aprovechar una ocasión "histórica"

 

 

• Mandatarios de todo el mundo muestran su esperanza ante el comunicado etarra

 

LONDRES / PARÍS - ETA y su "alto el fuego permanente" llegó en cuestión de minutos a todos los rincones del mundo. Al poco, los mandatarios de todos los continentes dieron su opinión sobre el histórico paso dado por el último grupo terrorista activo de Europa. Una de las más esperadas era la del Sinn Féin, cuyo líder, Gerry Adams, pidió que no se desaproveche esta "oportunidad de proporciones históricas". También se aguardó con interés las declaraciones de los eurodiputados del Parlamento, del Gobierno de EEUU y de la vecina Francia.

 

IRLANDA DEL NORTE: El líder del Sinn Féin revela que escribió a Zapatero

 

El líder del Sinn Féin, Gerry Adams, celebró el alto el fuego de ETA, que calificó de "oportunidad de proporciones históricas" e hizo un llamamiento a las partes implicadas para que "hagan todo lo posible para hacer realidad el avance político", informa Begoña Arce. En una rueda de prensa en Belfast, Adams reveló que había escrito a José Luis Rodríguez Zapatero, aunque no puso fecha a la misiva ni explicó su contenido. "El Sinn Féin ha dialogado con todos los partidos políticos vascos y en particular con Batasuna", afirmó. Según Adams, Batasuna "requirió la asistencia directa" de su partido "hace algún tiempo". El Gobierno de Tony Blair aplaudió el anuncio mediante una nota.

 

El proceso norirlandés ha ido avanzando lentamente en la última década. El pasado año, el IRA dio por concluida la violencia y abogó por el uso exclusivo de la vía política.

 

 

FRANCIA: Chirac apoya los esfuerzos para acabar con la «plaga»

 

El presidente francés, Jacques Chirac, declaró ayer en un comunicado que el anuncio de un "alto el fuego permanente" abre una "gran esperanza para España y para la lucha antiterrorista", informa Montse Capdevila. También reiteró el "apoyo de Francia a los esfuerzos de España para poner fin a esta plaga".

 

Por su parte, el primer ministro francés, Dominique de Villepin, habló por la tarde por teléfono con el presidente español para expresarle su satisfacción por el anuncio. De Villepin y Zapatero abordaron la situación de ETA el pasado día 13 en un encuentro en el Palacio de la Moncloa. En la rueda de prensa posterior, el primer ministro francés afirmó que la paz era una "esperanza" para todos y apostó por la firmeza contra ETA. El mandatario eludió responder si Francia cambiaría su política antiterrorista para facilitar un proceso de paz, argumentando que "no debe intervenir sobre una cuestión de soberanía española".

 

ESTADOS UNIDOS: Washington celebra el «paso decisivo» de ETA

 

El Gobierno de EEUU dijo que "cualquier paso decisivo de ETA para dejar la violencia debe ser bienvenido". El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, destacó que la Casa Blanca va a estar "en contacto con el Gobierno español para conocer los detalles y el desarrollo del anuncio".

 

PARLAMENTO EUROPEO: Petición de «unidad» a todas las fuerzas políticas

 

En Bruselas, Josep Borrell, presidente del Parlamento Europeo, mostró su felicidad al inicio del pleno, cuando anunció la noticia. "Se vislumbra un horizonte sin violencia terrorista", declaró con satisfacción Borrell, cuyas palabras fueron interrumpidas por un emocionante aplauso. El dirigente europeo mostró su esperanza en que todas las fuerzas estén "unidas". A continuación tomó la palabra la eurodiputada socialista Bárbara Durkhop, viuda del senador socialista Enrique Casas, asesinado por ETA en 1984. "Es sumamente esperanzador para todos los ciudadanos españoles y por ende para los ciudadanos europeos", afirmó.

 

El alto representante de la Unión Europea para la política exterior y de seguridad común, Javier Solana, declaró que todos los gobiernos europeos le mostraron por teléfono su "apoyo" al Ejecutivo español.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Partidos e Instituciones Vascas

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:52, Categoría: General

Franco, o sus plumillas, hablan del llamamiento al PP para que se sume a una mesa con Batasuna como participante. Es decir, no sólo ve bien que se reúna un gobernante con una organización terrorista, además critica a quién únicamente cumple con la legalidad. Es pasmoso hasta donde llega la desvergüenza y vileza de algunos.

 

Ibarretxe abre consultas para crear la mesa de partidos vascos

 

 

• El lendakari quiere pactar el calendario y los contenidos que se tratarán en el foro • El tripartito de Euskadi promete "allanar el camino del proceso de paz"

 

BILBAO - Cuatro horas después de divulgarse el comunicado de ETA, el presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, anunció el inicio de una "fase preliminar" de diálogo con todos los partidos políticos, incluida Batasuna, que tendrá como primer objetivo constituir la mesa de partidos que deberá definir los términos de lo que denomina el nuevo acuerdo político entre Euskadi y España.

 

Arropado por todos los miembros del Gobierno tripartito (PNV, EA, EB), tras una reunión extraordinaria del gabinete, el lendakari Ibarretxe confirmó que había hablado antes con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y con representantes de "todas" las fuerzas políticas.

 

LOS PRINCIPIOS

 

Ibarretxe planteó a sus interlocutores que ahora se deberá concretar "el calendario del proceso, los principios, la metodología y los contenidos" del diálogo. Será la forma, dijo, de poder abordar "con garantías" la constitución de la mesa de diálogo.

 

El lendakari y su equipo no evitaron transmitir su satisfacción por el anuncio del alto el fuego permanente. "Por fin, ETA ha escuchado a la sociedad vasca", dijo Ibarretxe. No obstante, en su declaración institucional remarcó que los ciudadanos de Euskadi exigen "la desaparición plena y definitiva" de todas las manifestaciones de violencia.

 

Ibarretxe señaló que es "obligación" de ETA "no frustrar nunca más" la ilusión del pueblo vasco. Añadió que corresponde a los partidos e instituciones hacer "universal e irreversible" el proceso de paz.

 

El lendakari apuntó que el anuncio de la banda "abre una ventana a la esperanza que nadie debe cerrar". Tras mostrar su "reconocimiento sincero" a las víctimas, confirmó que él y el Gobierno vasco están dispuestos a "allanar el camino del proceso de pacificación".

 

COMPROMISO

 

En la comparecencia, que se desarrolló sin preguntas, el presidente vasco dio por seguro que a partir de ahora se producirán "dificultades", pero quiso reiterar el compromiso en trabajar para superarlas.

 

En un indirecto recordatorio a ETA para que no intente controlar el debate político, subrayó que las "cuestiones políticas" deben resolverse "a través de los representantes legítimos de la voluntad popular".

 

LLAMADA AL PP

 

Aunque Ibarretxe no mencionó siglas, quiso que la solemne valoración en un día que calificó de "histórico", incluyera un llamamiento al PP, que es la única fuerza que se niega a participar en la mesa de partidos.

 

Pidió a "todas las fuerzas y sensibilidades políticas" que asuman su responsabilidad y "aprovechen" la oportunidad que se abre para alcanzar un acuerdo de "normalización política" que, posteriormente, pueda ser ratificado en un referendo.

El lendakari también pidió a los ciudadanos, que "sientan como propio" el proceso de paz y normalización política. Atribuyó a la exigencia de la sociedad el anuncio del alto el fuego de la banda y pidió a los vascos que persistan en su empuje para no permitir una "vuelta atrás".

 

 

Una información de Ana Garbati publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Coincidencia: Mas se enteró con Ibarretxe

 

 

El presidente de CiU, Artur Mas, se encontraba ayer con el lendakari, Juan José Ibarretxe, en el momento en que se conoció que ETA anunciaba el alto el fuego permanente. La entrevista para hablar del Estatut comenzó a las 11 de la mañana. Poco más de una hora después, la radio pública vasca anunció la noticia. No obstante, Mas, en su comparecencia ante los periodistas al acabar la reunión, evitó aludir al acontecimiento del día. Sólo cuando un periodista le pidió su opinión, se pronunció ilusionado y seguro de que Euskadi resolverá «ese gran reto de recuperar la paz».

 

No era la primera vez que un anuncio de ETA pillaba a los dirigentes de Convergència en Euskadi. De hecho, la declaración de tregua del 16 de septiembre de 1998 coincidió con una reunión en la que participó el entonces secretario general de CiU, Pero Esteve.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Batasuna pone la autodeterminación encima de la mesa” por Aitor Ubarretxena

 

 

• El partido de Otegi insiste en que la negociación política incluya a Navarra • La fuerza ilegal reclama al Gobierno que "desactive" la Audiencia Nacional

 

SAN SEBASTIÁN - Batasuna dejó claro ayer que en la mesa de partidos que pretende poner en marcha el lendakari para llevar a cabo una negociación política paralela al diálogo entre el Gobierno y ETA debe tener un contenido muy concreto: "El reconocimiento de la territorialidad de Euskal Herria y del derecho de autodeterminación". Es decir, que toda decisión sobre el futuro político del País Vasco incluya a Navarra y acabe en algún tipo de consulta a los vascos.

 

A esas condiciones se refiere también el comunicado que ETA hizo público ayer, si bien lo hace en términos incluso más suaves de los que empleó Batasuna horas después, ya que la banda no utiliza el término "autodeterminación".

 

"APORTACIÓN VALIENTE"

 

El dirigente de Batasuna Pernando Barrena calificó el alto el fuego de ETA de "aportación valiente y comprometida" para resolver el conflicto. Apeló a la "responsabilidad" de todas las fuerzas políticas y reclamó a los Gobiernos español y francés que abran "una nueva etapa política" y faciliten un proceso de diálogo que "respete la palabra de la ciudadanía vasca".

 

Barrena hizo en castellano una breve y medida declaración, que también fue leída en euskera y francés por los dirigentes de Batasuna Marije Fullaondo y Xabi Larralde. Con evidentes muestras de satisfacción, los dirigentes del partido ilegalizado se limitaron a realizar una "valoración de urgencia" en la que no permitieron preguntas.

 

Los dirigentes de Batasuna reclamaron a los Ejecutivos español y francés "desactivar todas las medidas represivas y de condicionamiento de la actividad política", en referencia a los procesos judiciales que persiguen a buena parte de la izquierda aberzale y también en alusión a la ley de partidos que ilegalizó a Batasuna.

 

A juicio de Barrena, el "auténtico destinatario" de la declaración de alto el fuego de ETA es "el pueblo vasco", que es el que deberá "liderar" el proceso de negociación política a través de la mesa de partidos.

 

DESACTIVACIÓN

 

Unas horas antes, hacia el mediodía, apenas unos minutos antes de que Radio Euskadi hiciera público el anuncio de ETA, Barrena comparecía junto al también dirigente de Batasuna Joseba Permach y el líder del sindicato LAB Rafa Díez Usabiaga. La propia convocatoria y sus declaraciones demostraron que, o no estaban al tanto de que se anunciaría el alto el fuego, o no quisieron desvelarlo. El caso es que, ajenos, voluntariamente o no, al inminente alto el fuego, Permach y Díez Usabiaga defendían a esa hora la capacidad de interlocución de Arnaldo Otegi, pendiente de acudir mañana ante el juez, que podría enviarle a prisión.

 

Esos dirigentes de la izquierda aberzale reclamaron al Gobierno del PSOE que "desactive" la "bomba de relojería" que supone la Audiencia Nacional para lograr "un verdadero proceso de diálogo y negociación política". Usabiaga consideró que las últimas operaciones judiciales son "una persecución abierta contra la izquierda aberzale" para "descabezarla" y encarcelar a sus referentes políticos.

 

 

Una información de Aitor Ubarretxena publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El vaticinio: Otegi clavó la fecha

 

 

Si alguien se ha ganado el papel de intérprete de los movimientos de ETA, ése no es otro que Arnaldo Otegi, el líder de la ilegalizada Batasuna. Y es que los hechos acaecidos en las últimas horas han demostrado que el dirigente aberzale bebía de fuentes de primera mano cuando el pasado 23 de enero, durante una entrevista con la radio pública vasca, vaticinó: «En el plazo de dos meses pueden sentarse las bases» para hablar del futuro político de Euskadi y emprender así el proceso de paz. Otegi, no hay duda, clavó la predicción: hoy se cumplen exactamente dos meses de aquel augurio.

 

Pero la pericia adivinatoria de Otegi viene de más lejos. El 4 de junio del 2005, afirmó que en abril del 2006 se formaría la mesa de negociación entre el Ejecutivo y ETA. Y avanzó que se estaban «creando las condiciones» para el proceso de paz en Euskadi.

 

Otegi dio muestras de conocer bien las actividades de ETA cuando fue el primero en descartar la autoría de la banda etarra el mismo 11-M.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El PSE reivindica su labor para allanar el terreno hacia la paz

 

 

• El anuncio de tregua sorprendió a Patxi López en Barcelona

 

BARCELONA - Los socialistas vascos reivindicaron ayer "el trabajo que durante tanto tiempo" han venido llevando a cabo para hacer posible el anuncio del alto el fuego que ayer hizo público ETA. La dirección del PSE se reunió en la sede bilbaína y, al acabar, el secretario general, Patxi López, leyó un comunicado en el que se expresa la confianza en que éste sea el "principio del fin de la violencia y el inicio de un camino hacia la paz y la libertad definitiva".

 

En la alusión al trabajo previo realizado por el PSE, la nota señalaba también que éste se había hecho "con el conjunto de la ciudadanía de Euskadi". Sin embargo, no es un secreto que en los últimos años, especialmente desde la llegada del PSOE a La Moncloa, algunos dirigentes del PSE han venido manteniendo discretísimos contactos con antiguos responsables de la ilegalizada Batasuna para hacer posible que se llegara a la situación actual.

 

OPTIMISMO Y PRUDENCIA

 

Pese al papel jugado, el comunicado de la ejecutiva del PSE, combina su "optimismo" con una apelación a "la prudencia y la responsabilidad". En este sentido, López, tras señalar que "parece confirmarse" un posible acercamiento "a un tiempo de paz y libertad", advirtió de que, para hacerlo posible, debe confirmarse el fin "definitivo" de la violencia en todas sus vertientes".

 

El líder del PSE calificó el de ayer como un "buen día para la recuperación definitiva de la dignidad y de la grandeza democrática". López apeló a "todos los partidos sin excepción y sin fisuras" a estar a la altura de las circunstancias. Es el momento, añadió, de "gestionar este tiempo para consolidar la paz y la libertad y no defraudar la esperanzas de la sociedad vasca y española".

 

Para afrontar la nueva situación, el PSE aboga por "hacer política con visión de país y con sentido de Estado". En el comunicado leído por López no faltó la referencia a la larga lista de las víctimas de ETA -entre las que figuran militantes y dirigentes de su partido- de las que dijo que "lo fueron en razón de un proyecto totalitario que se quiso imponer por la fuerza a la sociedad vasca". "Que no haya más muertes, ni extorsión, ni amenazas es el mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas del terrorismo", añadió.

 

DE VISITA EN BARCELONA

 

La noticia del alto el fuego de ETA le llegó a López mientras se encontraba en Barcelona, donde tenía previstos contactos con la prensa catalana. Sus primeras palabras sobre el anuncio las pronunció en la sede de los socialistas catalanes en una breve comparecencia en la que estuvo acompañado por la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre. Luego López se desplazó a Bilbao para reunirse con la ejecutiva del PSE. Al contrario que en otras ocasiones, en la agenda barcelonesa de López no figuraba ningún encuentro con el presidente del PSC y de la Generalitat, Pasqual Maragall.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El PSE reivindica su labor para allanar el terreno hacia la paz

 

 

• El anuncio de tregua sorprendió a Patxi López en Barcelona

 

BARCELONA - Los socialistas vascos reivindicaron ayer "el trabajo que durante tanto tiempo" han venido llevando a cabo para hacer posible el anuncio del alto el fuego que ayer hizo público ETA. La dirección del PSE se reunió en la sede bilbaína y, al acabar, el secretario general, Patxi López, leyó un comunicado en el que se expresa la confianza en que éste sea el "principio del fin de la violencia y el inicio de un camino hacia la paz y la libertad definitiva".

 

En la alusión al trabajo previo realizado por el PSE, la nota señalaba también que éste se había hecho "con el conjunto de la ciudadanía de Euskadi". Sin embargo, no es un secreto que en los últimos años, especialmente desde la llegada del PSOE a la Moncloa, algunos dirigentes del PSE han venido manteniendo discretísimos contactos con antiguos responsables de la ilegalizada Batasuna para hacer posible que se llegara a la situación actual.

 

OPTIMISMO Y PRUDENCIA

 

Pese al papel jugado, el comunicado de la ejecutiva del PSE, combina su "optimismo" con una apelación a "la prudencia y la responsabilidad". En este sentido, López, tras señalar que "parece confirmarse" un posible acercamiento "a un tiempo de paz y libertad", advirtió de que, para hacerlo posible, debe confirmarse el fin "definitivo" de la violencia en todas sus vertientes".

 

El líder del PSE calificó el de ayer como un "buen día para la recuperación definitiva de la dignidad y de la grandeza democrática". López apeló a "todos los partidos sin excepción y sin fisuras" a estar a la altura de las circunstancias. Es el momento, añadió, de "gestionar este tiempo para consolidar la paz y la libertad y no defraudar la esperanzas de la sociedad vasca y española".

 

Para afrontar la nueva situación, el PSE aboga por "hacer política con visión de país y con sentido de Estado". En el comunicado leído por López no faltó la referencia a la larga lista de las víctimas de ETA -entre las que figuran militantes y dirigentes de su partido- de las que dijo que "lo fueron en razón de un proyecto totalitario que se quiso imponer por la fuerza a la sociedad vasca". "Que no haya más muertes, ni extorsión, ni amenazas es el mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas del terrorismo", añadió.

 

DE VISITA EN BARCELONA

 

La noticia del alto el fuego de ETA le llegó a López mientras se encontraba en Barcelona, donde tenía previstos contactos con la prensa catalana. Sus primeras palabras sobre el anuncio las pronunció en la sede de los socialistas catalanes en una breve comparecencia en la que estuvo acompañado por la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre. Luego López se desplazó a Bilbao para reunirse con la ejecutiva del PSE. Al contrario que en otras ocasiones, en la agenda barcelonesa de López no figuraba ningún encuentro con el presidente del PSC y de la Generalitat, Pasqual Maragall.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La Sociedad Vasca de Franco

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:47, Categoría: General

Franco no puede disimular sus simpatías. Está claro por quien se decanta: por los terroristas y prueba de ello es que se va a una ‘herriko taberna’ (recuerdo que deberían estar clausuradas por orden judicial) para narrar como se ha vivido la noticia. Por supuesto irse a ver a la hermana de Miguel Angel Blanco o a Irene Villa para este sujeto es algo impensable.

 

Aliviados pero cautelosos

 

 

• La sociedad vasca acoge con esperanza el anuncio de ETA, aunque se abstiene de lanzar las campanas al vuelo • Los industriales reclaman que el alto el fuego lleve parejo el fin de la extorsión

 

BARCELONA - Satisfacción, sí. Mucha. Pero también grandes dosis de cautela entre los representantes de la sociedad civil vasca, así como de la jerarquía eclesiástica, ante el alto el fuego de ETA. Todos los colectivos hicieron votos para que el proceso llegue a buen puerto.

 

 

LOS EMPRESARIOS - Confianza en el cese del chantaje y la amenaza

 

Uno de los sectores que ayer respiró más aliviado fue el empresarial, el más castigado en los últimos meses por la oleada de atentados y la campaña de extorsiones de ETA. Hace sólo un es la banda envió siniestras misivas a varios industriales en las que adjuntaba fotos de los familiares más directos, hijos menores incluidos. Por ello, todas las organizaciones patronales celebraron el alto el fuego y confiaron en que suponga el "cese inmediato de todo tipo de violencia, extorsión o amenaza".

 

La Confederación Empresarial Vasca-Confebask expresó su satisfacción por el anuncio de alto el fuego permanente de ETA y confió en que "signifique un punto de no retorno". Confebask mostró su disposición a apoyar a las instituciones y fuerzas políticas en sus esfuerzos por la paz.

 

En términos similares se expresaron el Círculo de Empresarios Vascos, las Cámaras de Comercio de Euskadi y la Confederación de Empresarios de Navarra. En cuanto a las extorsiones a los industriales, el presidente de esta última organización, José Manuel Ayesa, recordó que éstas no cesaron mientras duró la tregua decretada en 1998.

 

 

LOS SINDICATOS - Compromiso con el proceso de paz

 

Las fuerzas sindicales vascas no ocultaron ayer su júbilo ante el nuevo horizonte que se vislumbra tras el alto el fuego de los etarras e hicieron votos para que la paz sea definitiva en Euskadi.

 

ELA, el sindicato vasco mayoritario, expresó su "enorme satisfacción" y pidió al Estado que dé pasos concretos que "muestren su compromiso con el proceso y su voluntad decidida de hacerlo irreversible". A juicio de esta central del entorno aberzale, el comunicado de ETA "abre nuevas perspectivas de colaboración y nuevas condiciones para la acumulación de fuerzas" entre las organizaciones que reivindican "el derecho de Euskal Herria a decidir".

 

CCOO recalcó que tras este anuncio "ha llegado la hora de la política con mayúsculas". Los partidos políticos, aseguró el sindicato, tienen que ponerse a trabajar para convertir esta oportunidad en algo irreversible, con el objetivo de conseguir una sociedad donde todas las ideas políticas puedan ser defendidas en igualdad de condiciones, libertad y democracia.

 

Por su parte, UGT de Euskadi valoró el anuncio de alto el fuego e insistió en que continuará "comprometida, como hasta ahora, para que la paz y el proceso de normalización lleguen a buen fin".

 

 

DEPORTISTAS Y ACTORES - Prudente alegría por el "paso adelante"

 

Muchos fueron los deportistas vascos que quisieron expresar su felicidad por el anuncio de ETA, como también lo hicieron algunos actores, entre los que destacó Imanol Arias, que estuvo amenazado por la banda en el 2000. Pese a la alegría, la mayoría expresaron también una cierta cautela sobre el resultado final.

 

El pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Induráin, y el presidente de la Real Sociedad, Miguel Fuentes, juzgaron la noticia de "buenísima" y de importante "paso adelante", pero pidieron prudencia, algo similar a lo que hizo el entrenador del Athletic Club de Bilbao, Javier Clemente. El exseleccionador español juzgó "fantástico" el ato el fuego y expresó su deseo de que "dure". También desde el ámbito deportivo, Juan Antonio Samaranch Salisachs, miembro del COI, dijo congratularse ante una "gran noticia" como la tregua de ETA.

 

Imanol Arias, que creció en Ermua (Vizcaya) mostró su "enorme alegría" por el anuncio etarra, una noticia que dijo esperaba "desde hace 40 años". El actor aseguró que en este momento crucial todo el mundo debe cumplir con su deber. "Espero que quien no lo haga, pague un precio, en votos si es un político" subrayó, antes de augurar que el proceso "será complejo, largo y con muchas aristas".

 

 

LA IGLESIA - Los obispos expresan "sensación de alivio"

 

Los obispos vascos recibieron "con verdadera esperanza" el alto el fuego y expresaron su apoyo a los gobernantes y políticos que, en estos momentos, "tienen en sus manos la especial responsabilidad de conducir la construcción democrática de una sociedad justa y en paz". En este sentido, agregaron que cuentan en "esta noble tarea" con su respeto y apoyo.

 

El obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez; el de San Sebastián, Juan María Uriarte; y el de Vitoria, Miguel Asurmendi, aseguraron en un comunicado conjunto que, en la medida en que este anuncio suponga una renuncia definitiva a la violencia, experimentan, junto con la sociedad vasca, "una sensación de alivio y una expectativa de que éste pueda ser un paso importante en el camino hacia una plena pacificación y reconciliación".

 

Los prelados expresaron la cercanía y solidaridad de la Iglesia con las víctimas e invitaron a los creyentes a orar por la paz y a tomar parte activa en la pacificación.

Desde Catalunya, el Abad de Montserrat, Josep Maria Soler, valoró el anuncio porque, dijo, es una noticia positiva para Euskadi, España y Catalunya. El abad puso el ejemplo de Irlanda del Norte para advertir de que el proceso será, previsiblemente, "un poco lento".

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Prudencia en las tabernas

 

 

• Los simpatizantes de Batasuna no celebraron en sus bares el anuncio del alto el fuego de ETA • Los que se atreven a hablar ante forasteros optan por la cautela

 

SAN SEBASTIÁN - Ni euforia ni sensación de derrota. En las locales habituales de Batasuna, en las herriko tabernas no clausuradas, la sensación generalizada era ayer la cautela. El alto el fuego de ETA era "un paso más", a la espera de lo que "hagan ahora los otros". Hubo quien se atrevió a calificar el anuncio como "un buen síntoma", pero fueron muchos quienes mantuvieron las posturas de costumbre, en las que el resto del mundo está compuesto por "fachas" y enemigos de la independencia de Euskal Herria.

 

Los simpatizantes de Batasuna comentaron en sus bares la noticia del día. El televisor repitió durante todo el día la declaración de los miembros de ETA que anunciaban el alto el fuego. Sus palabras eran escuchadas atentamente, pero cuando llegaba el turno de los comentarios de los políticos, las muestras de repulsa eran notorias.

 

Primero, el fútbol

 

En Bilbao, las sedes sociales de Batasuna proyectaban a mediodía en sus televisiones el vídeo de los miembros de ETA. Pero pocas horas más tarde, el Athletic, toda una institución en Vizcaya, acaparó las conversaciones porque los leones se jugaban la permanencia en San Mamés. Idéntica sensación trasmitían los tabernas de la izquierda aberzale en San Sebastián y Vitoria: la situación de sus equipos de fútbol era mucho más preocupante que el panorama político.

 

Los forasteros no son bien vistos en El Polvorín, un pequeño bar del donostiarra barrio del Antiguo, situado en una estrecha callejuela. Los despistados pueden guiarse por la enorme ikurriña que ondea en el exterior de este emblemático enclave de la izquierda aberzale. Pero dentro sentirán pronto que no están en el lugar adecuado. El silencio impera en el pequeño espacio, y la indiferencia invita al intruso a buscar otro lugar.

 

A pocos metros, el Garai, más amplio y sombrío, presentaba otro aspecto. A media tarde, estaba repleto de jóvenes con la indumentaria oficial de los simpatizantes de Batasuna. En la barra, los parroquianos pugnaban por la edición especial del diario Gara con información sobre el alto el fuego. No había otros diarios. El buen ambiente reinaba entre risas y cervezas. Algún joven se atrevió a calificar de "buena señal" el anuncio de ETA, pero un compañero se apresuró a mostrar su rechazo a "los fachas", que en la práctica son todos los que no militan en Batasuna.

 

Los bares habituales de simpatizantes de Batasuna en la parte vieja de San Sebastián mostraban un ambiente menos exaltado. En el Belfast, en plena Juan de Bilbao, donde la Ertzaintza se lo piensa antes de entrar, el televisor retransmitía el partido de la Real Sociedad. Enfrente está el Herria, un bar que cierra cuando hay manifestaciones para que los clientes puedan acudir. La petición de permiso para obtener una foto obtiene un sonoro "ni se te ocurra". En la pared, un recorte de la edición del Gara con la noticia del alto el fuego. Dos grandes murales presiden el local. Uno invita a defender "la casa de nuestros antepasados" con un hacha en la mano. El otro alude a los presos etarras. Hasta la máquina de tabaco tiene publicidad de Batasuna.

 

Guiño catalán

 

El Zuhaitz acoge de mejor grado a los periodistas. Los catalanes son bien vistos, sobre todo después de que el pasado sábado unos aficionados culés aportaran a la recargada decoración local un gran cartel en favor de la "autodeterminació". El pasquín, que incluye la leyenda "Som una nació" ocupa un lugar de honor. Pero los simpatizantes de Batasuna no entienden por qué se les visita: "¿Qué esperabais? ¿Encontrarnos dando saltos?". Por fin algo de cordialidad: "El alto el fuego está bien, pero es sólo un paso, a ver qué hacen ahora ellos". Un hombre de mediana edad se muestra moderadamente optimista: "Con el PP no hay nada que hacer, siguen con lo de siempre. Ahora piden que ETA entregue las armas. Con el PSOE parece que tiene mejor pinta, pero no hay que fiarse".

 

Pero nada ha cambiado aún. Los recelos y odios de siempre siguen a flor de piel. La reciente muerte del preso etarra Igor Angulo en la cárcel de Cuenca, un suicidio según la versión oficial, tiene aquí otras lecturas. Un joven acusa: "Aunque las pruebas demuestran que no hubo suicidio, en vez de investigar lo han tapado". Entre banderas de Nicaragua e invitaciones a participar en variopintas movilizaciones, queda la sensación de que apenas nada ha cambiado: "Ya veremos".

 

 

Una información de Aitor Ubarretxena publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Las reacciones en Cataluña

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:42, Categoría: General

Otro detalle en este bloque informativo: El Partido Popular, según Franco, no existe en Cataluña. Claro que luego en coherencia publica un artículo de un miembro del Partido Popular ¿Alguien lo entiende? Si lo pensamos al revés seguro que sí.

 

Maragall felicita a Zapatero por "la gran oportunidad para la paz"

 

 

• Saura advierte de que con ETA no debe negociarse nada en el terreno político • A Bargalló le da miedo una reacción del PP que no tenga voluntad de diálogo

 

BARCELONA - De "gran oportunidad para la paz en Euskadi y en toda España" calificó ayer Pasqual Maragall el anuncio de "alto el fuego permanente" lanzado ayer por ETA. El president manifestó a través de un comunicado su apoyo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "que ha hecho todo esto posible".

 

"El paso dado hoy por ayer abre un camino de esperanza que durará tiempo y que no pasa por las armas sino por las urnas", agregó Maragall, quien explicó que ayer mismo conversó con Zapatero, con el lendakari Juan José Ibarretxe y con "los amigos vascos".

 

"Los ciudadanos y ciudadanas del País Vasco, los de Catalunya y los de toda España han sufrido largamente. El anhelo de paz ha sido, como todos saben, una aspiración permanente de los demócratas de este país", agregó el president, quien expresó su recuerdo y su afecto a las víctimas de la violencia terrorista, "entre las cuales hay tantos amigos y amigas". "Ojalá que hoy se haya empezado a escribir la última página de esta pesadilla", dijo también.

 

NO A LA NEGOCIACIÓN POLÍTICA

 

Su conseller de Relacions Institucionals y presidente de Iniciativa per Catalunya, Joan Saura, expresó su "satisfacción" por el anuncio de la organización terrorista, auguró que el proceso que se abre será "difícil, complejo y largo" y defendió "no negociar nada" con ETA en el terreno político. Además, pidió al PP que mantenga una "posición de Estado" y respalde al Gobierno en este asunto.

 

Saura recalcó que nadie debe pensar que tras este comunicado "se va a solucionar todo inmediatamente", porque "hay un problema de presos políticos y de autogobierno". La tregua debe propiciar "la unidad de la fuerzas políticas democráticas del País Vasco para iniciar una propuesta de superación del autogobierno actual". "Pero en ningún caso se ha de entablar negociación con ETA de aquellos términos políticos que corresponden exclusivamente a los partidos", reiteró.

 

Entre la cautela y la esperanza se movió el líder de CiU, Artur Mas, quien se estaba entrevistando en Vitoria con Ibarretxe cuando les llegaron las primeras noticias sobre el comunicado. "La experiencia nos demuestra que hay que ser muy cautos" con los comunicados de la banda terrorista, dijo, pero afirmó estar "casi convencido", al margen incluso del comunicado, de que Euskadi va a resolver ese gran reto por recuperar la paz. "Y con Euskadi lo vamos a resolver todos, porque no olvidemos que el terrorismo nos ha afectado a todos y que en muchos pueblos de España y Catalunya también hemos sufrido sus viles consecuencias".

 

El conseller primer de la Generalitat, Josep Bargalló (ERC), calificó de "muy positiva" la noticia del alto el fuego, pero añadió: "A todos nos da miedo una reacción del PP que no vaya en el camino de la voluntad de la paz". Hay "una mayoría clara de la sociedad española que apuesta por la paz y que sabe que la paz viene del diálogo y de la negociación", agregó.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Pujol: «Es el momento de la generosidad»

 

 

«En estos momentos, lo que debe prevalecer es la generosidad». La afirmación es del expresident Jordi Pujol, que ayer fue uno de los primeros políticos que expresaron su opinión sobre el paso dado por ETA. El veterano político (CiU), en declaraciones a la cadena SER realizadas a la una del mediodía, una hora escasa después de ser conocido el comunicado, concedió un gran valor a la declaración de alto el fuego de la banda y afirmó que ha llegado la hora de actuar con energía, sentido común, prudencia y, sobre todo, unidad.

 

Avezado en muchas lides políticas y observador atento de la actualidad de las relaciones entre el PP y el PSOE, Pujol recomendó a los dos grandes partidos que sean «generosos» en sus declaraciones y actuaciones. Al PSOE le pidió un esfuerzo de modestia para que no capitalice en exceso los réditos políticos que puede recolectar si se consolida y avanza definitivamente el proceso de paz en Euskadi. Y al PP –al que reconoció sus méritos políticos, policiales y judiciales en el proceso que ha hecho posible la actual actitud de ETA– le recomendó que cese en su hostigamiento al Gobierno de Zapatero y se sume al esfuerzo para conseguir la paz.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Carod celebra el alto el fuego y reivindica su entrevista con ETA

 

 

• El líder de ERC dice que "se ha dado la razón" a quienes, como él, defienden negociar • Llama al Gobierno a dar "el próximo paso" y reclama que nadie ponga "barreras"

 

BARCELONA - Exultante, satisfecho y menos contundente de lo habitual. Cuidando la elección de las palabras, sonriente, afable. Así compareció ayer Josep Lluís Carod-Rovira ante los medios de comunicación para valorar el anuncio de alto el fuego de ETA, en el que calificó como "el día que abre la puerta a la paz definitiva", una jornada esperada "colectivamente y personalmente" en la que dijo sentir una "felicidad plácida". "ETA ha hecho lo que debía hacer; el Gobierno tiene que dar el próximo paso. Estoy seguro de que lo hará adecuadamente", manifestó.

 

Quizá lo que más claro quedó de la intervención de Carod es lo que no explicitó, lo que apuntó entre líneas: el hecho de que ayer no sólo llegó un alto el fuego de ETA. Ayer Carod vio como su decisión de acudir a la entrevista con la banda terrorista en enero del 2004, que le costó el cargo de conseller en cap del tripartito, recibía un aval por la vía de los hechos. Y quizá por eso, acudió a la rueda de prensa llevando el pin con el escudo institucional de la Generalitat que recibió al ser nombrado conseller. Lo luce a menudo, pero ayer, antes de empezar a hablar, dio a entender con un gesto que no era casual que lo llevara.

 

LA VÍA POLÍTICA

 

El presidente de ERC dejó varios mensajes en esa línea de argumentación. "No puedo callarme que, lógicamente, esta situación legitima la vía política", afirmó, antes de volver a exponer la idea de otro modo: "Este escenario, y lo digo yo, acaba dando la razón a todos aquellos que consideramos que para acabar con los conflictos violentos de naturaleza política se necesita dar un paso imprescindible que es el diálogo y la negociación entre el Estado y la organización armada correspondiente".

 

Carod relató que no se ha planteado actuar como mediador -"Ni me lo han planteado", precisó- y volvió a aludir a su entrevista con ETA: "Siempre he hecho lo que la conciencia me ha dictado, no sólo en enero del 2004". "Lo importante es que cada cual esté tranquilo con su conciencia", apostilló. Tampoco escondió lo especial que resultó para él el anunció de ETA: "En mi caso, doble satisfacción".

 

COMO EL IRA

 

Carod eligió la consabida manera de no responder a la pregunta de si el alto el fuego abre las puertas a su retorno al Govern: "Hoy no toca". No quiso desviarse del anuncio de ETA y de sus repercusiones. Subrayó que es la primera vez en la que el grupo terrorista emplea el término "alto el fuego permanente", y recordó que ésta es la fórmula que los terroristas del IRA emplearon antes de empezar a negociar su abandono de las armas con el Gobierno inglés.

 

En la "celebración serena de una buena noticia", Carod relató que había hablado con dirigentes de todos los partidos vascos menos el PP -"No conozco a ninguno", se explicó-, y lanzó un mensaje: "Que nadie ponga obstáculos a la paz. Que ningún dirigente ponga barreras al proceso político".

 

 

Una información de Toni Sust publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Una polémica cita en perpinyà

 

 

El nombre de Josep Lluís Carod-Rovira ha aparecido a menudo junto al de ETA en los últimos dos años, el tiempo que ha transcurrido desde que el entonces conseller en cap viajó a la localidad francesa para entrevistarse con dirigentes de la banda terrorista. Fue el fin de semana del 3 y el 4 de enero y le costó el cargo. Carod negó haber acordado una tregua parcial sólo en Catalunya que ETA declaró el 18 de febrero siguiente.

 

Desde entonces, el PP y sus medios afines han acusado al líder de ERC de pactar con los asesinos y han ligado el Estatut con la negociación con la banda. Ayer Carod recalcó que no hay relación entre ambas cosas.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Fornesa augura efectos económicos positivos

 

 

BARCELONA - El presidente de La Caixa, Ricard Fornesa, calificó ayer de "noticia extraordinaria" el anuncio del alto el fuego permanente hecho por ETA. "Supongo que es una satisfacción enorme para todos los españoles y espero que se consolide y se desarrolle debidamente", declaró Fornesa ante un grupo de periodistas.

 

El presidente de la primera entidad financiera catalana dio por seguro que el anuncio del alto el fuego tendrá un efecto económico positivo. Sin embargo, Fornesa remarcó que, por encima de consideraciones económicas, deben resaltarse los beneficios que comportará a nivel "humano".

 

Pimec, la patronal que agrupa a las pequeñas y medianas empresas catalanas, también expresó su satisfacción por la decisión adoptada por la banda terrorista. En un comunicado, expresó su "esperanza" en que el proceso "culmine con la definitiva disolución de ETA".

 

El comunicado de Pimec rinde homenaje a "todos los muertos causados por la violencia terrorista". Asimismo, la entidad catalana subraya la "valentía" del empresariado de Euskadi, que "ha sufrido, directa o indirectamente, las consecuencias de la extorsión de la banda terrorista".

 

Por su parte, Antoni Abad, presidente de CECOT, la patronal del Vallès y dirigente de Fomento del Trabajo, calificó el anuncio de "preludio de la pacificación" y el final de las "extorsiones a empresarios". Al igual que Fornesa, Abad dijo que la nueva situación es "buena" para la economía.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El 'alto el fuego permanente' en los medios pasado por el filtro de Franco

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:39, Categoría: General

Observen un detalle en la referencia a las emisoras de radio no aparece la COPE cunado puso en antena un programa especial desde las 13.00 horas ¿Será que para Franco y los suyos la COPE sólo existe para el insulto y la infamia? Más bien consideramos que se trata del engaño masivo al ‘estilo Franco’: lo que no coincide con sus postulados no existe… Lo de la prensa internacional ya es de broma y chiste.

 

El anuncio del alto el fuego de ETA alteró las parrillas

 

 

• TVE-1 ofreció un '59 segundos' especial y TV-3 emitió 'La nit al dia' desde Bilbao

 

BARCELONA - El anuncio de alto el fuego que hizo ayer ETA provocó un terremoto en las parrillas de televisión. Todas las cadenas levantaron las programaciones para ofrecer especiales informativos y reacciones de la trascendental noticia, que tuvo su momento álgido a primera hora de la tarde con las emisiones en directo de las declaraciones de José Luis Zapatero de Mariano Rajoy.

 

TVE-1: La primera cadena, que ofreció 12 horas de información, análisis y debate, interrumpió su programación hacia las 12.20 horas con un especial informativo, con conexiones por toda España. Ana Blanco, presentadora de TD-1 y Pepa Bueno, directora de Los desayunos de TVE, presentaron el especial. Lorenzo Milá tomó el relevo por la tarde.

 

Por la noche, TVE-1 ofreció por la noche un especial de 59 segundos, presentado por Mamen Mendizábal y en el que participaron el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Diego López Garrido, y el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana. También asistieron los periodistas Margarita Saénz-Diez (redactora jefa de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA), Jesús Maraña (director de Tiempo), Charo Zarzalejos (Vasco Press), Pedro J. Ramírez (director de El Mundo), José María Calleja (director del programa de CNN+ Debate) y Fernando Ónega (columnista de La Voz de Galicia).

 

LA 2: El programa de TVE-Catalunya Geometria variable también varió. Patxi López, secretario general del PSE, y la periodista Carmen Gurruchaga no pudieron asistir al espacio y fueron sustituidos por los analistas Jordi Sánchez y Miquel Sellarés y el escritor y político Manuel Milián Mestre.

 

TV-3: La cadena autonómica realizó un amplio seguimiento en sus informativos desde que por la mañana dio la noticia del anuncio de tregua en Els matins de TV-3, a las 12.18 horas. El magacín que dirige y presenta Josep Cuní se alargó hasta las 14.30. Por la noche, TV-3 dedicó una edición especial de La nit al día desde Bilbao, ciudad a la que se desplazó la presentadora del programa, Mònica Terribas y Josep Cuní. El periodista realiza hoy Els matins... desde Bilbao y ofrece una tertulia con Martxelo Otamendi, exdirector de Egunkaria, y el periodista Joaquín Roglán. Televisió de Catalunya también ha enviado a Euskadi a Raquel Sans, presentadora del TN migdia, para el seguimiento informativo.

 

TELE 5: A las 12.24 horas, la cadena privada interrumpió la programación con un informativo presentado por Hilario Pino, al que siguió una edición especial de La mirada crítica, de Vicente Vallés, que se mantuvo hasta el informativo de las 14.30 horas. Por la tarde, Tele 5 emitió una tertulia moderada por Vallés dedicada a la noticia del día.

 

ANTENA 3: A las 12.18 horas, la cadena privada interrumpió la emisión del serial La mujer en el espejo con un especial presentado por Susana Griso y Roberto Arce, que se mantuvo hasta las 14.30 horas. Tras el informativo de las 15.00, con Griso y Arce, A-3 ofreció otro especial, de alrededor de una hora de duración, presentado por Matías Prats.

 

CUATRO: La nueva cadena privada ofreció un avance poco después de las 12.15 horas y ofreció un especial informativos (de 13.00 a 15 horas) dirigido por Iñaki Gabilondo y con la presencia en el plató de Jon Sistiaga, Carlos Elordi y Victoria Lafora. A las tres de la tarde comenzó el informativo habitual, al que siguió un especial hasta las cinco de la tarde presentado por Gabilondo. Por la noche, la cadena emitió una edición especial de Cuatro x cuatro con expertos y analistas sobre el conflicto vasco de dos horas de duración, también modera Iñaki Gabilondo.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Todas las radios reaccionaron

 

 

Igual que las televisiones, todas las cadenas radiofónicas alteraron ayer sus programaciones al conocerse el comunicado de ETA. RNE-1 cortó su programación

habitual para emitir, a lo largo de todo el día, información sobre las reacciones al alto el fuego. La cadena SER prolongó igualmente el magacín de Carles Francino Hoy por hoy hasta las 14.00 horas. Y por la tarde el programa de la SER La ventana, de Gemma Nierga, siguió con el especial, pulsando opiniones de especialistas.

 

Catalunya Ràdio y Catalunya Informació ofrecieron una programación especial  conjunta desde las 12.30 horas hasta las tres de la tarde, que presentaron Xavier Vilà y Martí Ferrero, y desde las 16.00 hasta las 19.30 horas, con Xavier Graset y Kilian Sebrià.

 

El magacín matinal de Ràdio 4 A 4 Bandes varió su plan previsto en el momento que llegó el comunicado de ETA, y el programa de Toni Marín se transformó en un monográfico, que se prolongó en el Informatiu migdia.

 

Ona Catalana, Onda Cero y Punto Radio también modificaron su parrilla habitual con avances informativos desde que se conoció la noticia.

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Una noticia de portada

 

 

Los medios de comunicación extranjeros recogieron el anuncio de ETA en un lugar privilegiado de sus noticiarios y sus webs, como fue el caso de las televisiones británicas BBC y Skynews, los diarios estadounidenses The New York Times y USA Today y la también norteamericana CNN. La página de la qatarí Al Jazira incluyó el comunicado del grupo terrorista entre sus titulares de portada (en la fotografía, destacado en rojo).

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Seis Opiniones, Rovira incluido

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:25, Categoría: General

Seis opiniones de políticos, en activo o ‘retirados’. Hay una del Partido Popular. Ya ven, como Teruel el PP existe para Franco. Rovira miente con descaro, aunque apuntas claves de interés. Garrido, que escapó del IU con el escaño tras su expulsión por traicionar a su partido en beneficio del PSOE; se fue con el escaño y fundó aquella broma del PDNI para inmediatamente formar colación con el PSOE y en pocos meses integrarse por completo en el abrevadero común de izquierda. Este sujeto habla de perdonar la deslealtad cuando ni siquiera sabe qué es eso. Del resto… ¿Contribución catalana? ¿Cuál es? ¿El mal llamado ‘estatut’? ¿No era que no tenía nada que ver una cosa con otra?

 

“Hablando se entiende la gente” por Josep Lluís Carod-Rovira

 

 

• ETA sabe que el anuncio de paz es la bomba más útil para la causa nacional vasca

 

A media mañana, en mitad de una reunión con el secretario general de Unió de Pagesos, el teléfono no paraba de moverse. No lo cojo, ni tan siquiera lo miro. Hasta que entra la secretaria a mi despacho y, con discreción, me pide que salga. "ETA acaba de decretar el alto el fuego permanente", dice Mercè. Respiro hondo y, casi sin inmutarme, vuelvo a la entrevista y, tras explicar el motivo, la doy por terminada. Veo que una de las llamadas recibidas es de Martxelo Otamendi, director del diario Berria. Le llamo. Han recibido el comunicado y no hay duda sobre su veracidad. Llamo a Otegi. Esto va en serio, finalmente. Hablo con el lendakari Ibarretxe, con Errazti (EA), Larreina (EA), Ezenarro (Aralar) y Zabaleta (PSE). No sabía que estaba en México. Hace ahora dos años conté con su apoyo y su complicidad.

 

Asisto a la conferencia de prensa, convocada de urgencia, con una sensación extraña, como de una plácida felicidad. No se trata de una tregua indefinida, sino de un alto el fuego permanente. Una tregua no es más que un paréntesis que se abre y que, al cerrarlo de nuevo, todo vuelve a la situación anterior. Un alto el fuego permanente es duradero en el tiempo, se mantiene en el mismo estado, sin cambios, sin moverse. Es, exactamente, la misma terminología utilizada por el IRA antes de iniciar las conversaciones que acabaron con el abandono definitivo de las armas.

 

El presidente del Gobierno español pidió permiso a las Cortes para hablar con ETA, una vez ésta anunciara el alto el fuego. Ya lo ha hecho. Ahora, pues, es el Estado quien debe dar el próximo paso. Y éste no puede ser otro que hablar. Ésta es la hora de la palabra. Y nadie tiene derecho a poner ningún tipo de obstáculos para que las pistolas que representan el pasado dejen paso al diálogo que es el símbolo del futuro. Todo el mundo debe estar en su lugar y nadie que pueda colaborar en el triunfo final de la palabra puede dimitir en esta hora si su concurso es requerido. ETA sabe que el anuncio de paz es la bomba más importante, útil y efectiva para la causa nacional vasca que jamás haya puesto. Zapatero sabe bien todo lo que se juega y todo lo que gana si lo acaba logrando. Y lo logrará. Quien ha preparado el terreno para llegar hasta aquí, lo ha hecho muy bien y hay que reconocerlo. Ahora estamos, sólo, al principio de un camino cuesta arriba. Pasará tiempo, surgirán problemas, pero esto es irreversible. Va a ser todo muy difícil; víctimas, presos, exiliados, clandestinos... Habrá que volver a la vida cotidiana y convertirla en normal. En democracia, esto sólo puede querer decir que todas las personas puedan circular libremente por la calle sin temer por su vida, que todos los partidos puedan acudir libremente a las urnas, que todos los periódicos puedan venderse libremente en los quioscos. Pasarán años hasta el final, pero hoy más que nunca siento, en la lejanía, la intensidad de tots els colors del verd, en palabras de Raimon.

 

Hace poco más de dos años, en un fin de semana de enero, ventoso, gélido y también soleado, supe que este día llegaría. Todo ello valió la pena. No me cuesta en absoluto contener la alegría, no lo necesito. La buena gente que me ha desbordado de mensajes también lo entendió entonces. Cada día me he podido mirar al espejo. Xango, Charles, Jaume, gracias por todo. Hemos ganado.

 

Josep Lluís Carod-Rovira es Presidente de ERC

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Cautela y Esperanza” por Diego López Garrido

 

 

• Los ciudadanos no perdonarían al PP una actitud desleal en un momento como éste

 

La nueva situación que se ha abierto en Euskadi y en el resto de España con el comunicado en el que ETA declara un alto el fuego permanente debemos afrontarla desde la tranquilidad, la prudencia y una exquisita cautela.

 

Todos debemos ser conscientes de que el camino que tenemos por delante va a ser largo y no estará exento de dificultades. Pero al final de ese recorrido está lo que más anhelan los españoles desde hace mucho: el final definitivo de la violencia terrorista. Por ello la reacción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el día de ayer, fue de serenidad y cautela, pero también de esperanza.

 

En este momento lo primero que debemos hacer todos los demócratas es recordar a todas y cada una de las víctimas del terrorismo. Su memoria y la de las personas que han trabajado y trabajan para garantizar nuestra libertad va a estar muy presente en el ánimo de quienes tenemos la responsabilidad de conseguir que el final definitivo de la violencia sea una realidad.

 

La segunda reflexión que debemos plantear en un día como hoy es que ese camino largo y difícil debemos recorrerlo juntos toda la sociedad, encabezada por la totalidad de las fuerzas políticas democráticas. Quiero ser optimista en este punto y dar por hecho que todos los partidos, también el que preside Mariano Rajoy, van a tener la altura de miras que reclama el actual y trascendental momento político. La actitud de todos los portavoces parlamentarios y del propio Rajoy durante la sesión de control al Gobierno, celebrada en la tarde de ayer en el Congreso de los Diputados, me empujan a ese optimismo.

 

Quiero pensar que las declaraciones desafortunadas e irresponsables, como las que escuchamos en boca de dirigentes como Jaime Mayor Oreja o incluso José María Aznar, no representan la posición oficial que mantiene hoy la dirección del Partido Popular.

 

Espero, de todo corazón, que Mariano Rajoy anteponga el interés general de los ciudadanos a sus intereses partidistas. Espero que no se deje llevar, una vez más, por las voces distorsionadas que siguen llegando desde lo más profundo de la caverna popular pidiéndole que continúe utilizando el terrorismo como arma electoral. Los ciudadanos no le perdonarían una actitud desleal en un momento como éste.

 

Los socialistas, como ayer manifestó el presidente Rodríguez Zapatero, queremos expresar nuestra confianza en el Partido Popular y nuestro compromiso de máxima información y colaboración durante todo el proceso.

 

El objetivo que todos tenemos por delante resulta demasiado importante como para distraernos en reyertas partidistas y también para dejarnos llevar por la ansiedad o las prisas. En definitiva, lo que pretendemos es, nada menos, evitar que haya que lamentar una sola víctima del terrorismo más, que no tengamos que contabilizar una sola viuda más o un solo huérfano más.

 

Para conseguirlo, los socialistas pondremos todo nuestro empeño y nuestro trabajo, por supuesto, sin pagar precio político alguno por la paz. Nuestra actuación se moverá siempre en el marco de la Constitución, del Estado de derecho y de la legalidad vigente.

 

El final de la violencia terrorista de ETA, si finalmente lo alcanzamos, no será nunca un logro del Gobierno o del Partido Socialista Obrero Español. Será un triunfo de nuestra democracia, de nuestro Estado de derecho y, sobre todo, será un triunfo de toda la sociedad española.

 

Diego López Garrido es Secretario General del Grupo Parlamentario Socialista

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“La contribución catalana” por Vicenç Villatoro

 

 

• El proceso del Estatut muestra que hay una vía civilizada para discutir el problema vasco

 

ETA escoge las fechas. No puede ser casual que se haya anunciado el alto el fuego al día siguiente de la aprobación del Estatut en la Comisión Constitucional. Y menos aún cuando durante todo el proceso de reforma del Estatut había quien estaba pensando en Euskadi. Los vascos, de todo signo, observaban con interés la evolución de la vía catalana. En Madrid, defensores y detractores del Estatut tenían en la mente también el tema de la violencia en Euskadi, a veces incluso de manera enfermiza. Y supongo que también en Catalunya alguien debía de estar pensando en como se podía ayudar desde aquí a resolver problemas que evidentemente nos afectan, como es el del terrorismo.

 

Estoy convencido de que la evolución del Estatut ha impactado positivamente en el proceso vasco. Y no porque abra una vía catalana que ahora pueda o deba seguir Euskadi. Sino porque ha demostrado que hay vía. Si el Estatut hubiese recibido en Madrid un portazo como el del plan Ibarretxe, estoy seguro de que hoy no podríamos celebrar la esperanza que abre el alto el fuego. Pero si se hubiese encallado en el proceso negociador, si la vía catalana se hubiese colapsado sin llegar a otro destino que el enfrentamiento, tampoco. El proceso catalán ha demostrado que, si se quiere, si lo quieren las dos partes, se puede negociar. Luego, el resultado de la negociación no gustará del todo a nadie, aunque disguste del todo a los partidarios del inmovilismo o del retroceso. Esto se ha probado en Catalunya. Esto vale para Euskadi. Da horizontes.

 

La contribución catalana al proceso vasco ha sido, fundamentalmente, no permitir que el proceso del Estatut se colapsase. Ciertamente, también hacía falta que el Gobierno de Zapatero moviese ficha. La perspectiva vasca nos ayuda a entender algunos de los episodios de la negociación catalana. Cuando en septiembre y en enero Zapatero acude a Mas para desencallar el proceso de negociación que parece, las dos veces, abocado al fracaso, supongo que también piensa en Euskadi. Si el ejemplo catalán servía para algo al proceso vasco, para Zapatero era imprescindible que no se frustrase, que no quedase encallado ni el Parlament ni en el Congreso. Los acuerdos de Zapatero con Mas tienen una lógica catalana, una lógica española, pero también buscan influir positivamente en el proceso vasco.

 

Si el martes, en el Congreso, los votos conjuntos de socialistas y populares hubiesen dado con la puerta en las narices a los negociadores catalanes, yo creo que hoy no tendríamos alto el fuego. Pero si desde Catalunya no se hubiesen hecho a tiempo esfuerzos y renuncias para impedir que el proceso catalán quedase embarrancado, tampoco tendríamos alto el fuego. Lo que sirve para Euskadi no es el texto del Estatut, sino el camino para llegar a él: amplio consenso de las fuerzas catalanas, capacidad de negociación desde Catalunya, voluntad de negociar del Gobierno socialista de España. Ésta es la secuencia que da juego. A partir de aquí, los vascos seguirán su propia vía. Y los catalanistas deberemos continuar con la nuestra, que tiene ya 100 años de tradición, y que ni empieza ni acaba con este Estatut, por muchos avances que contenga.

 

La experiencia catalana puede ofrecer otra enseñanza a los vascos: hay que aprovechar las coyunturas favorables para avanzar, pero los problemas complejos no se resuelven de un día para otro con soluciones milagrosas. Ni el Estatut resuelve el problema catalán ni hoy podemos dar por resuelto el problema vasco. Lo que es posible, y no es poco, es encontrar las vías civilizadas para discutirlos.

 

Vicenç Villatoro es Periodista y Exdiputado de CiU

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Es sólo un alto en el camino” por Alicia Sánchez-Camacho

 

 

• El anuncio no hace que tengamos que estar hoy menos preocupados que ayer

 

El comunicado de ayer no hace que los ciudadanos españoles tengamos que estar hoy menos preocupados que ayer. La única situación de real alborozo y alegría es la que se habría producido con la disolución total de la banda terrorista ETA y el abandono consiguiente de toda acción criminal.

 

Eso no ha ocurrido. Estamos sólo en un alto en el camino, en una pausa como acertadamente definió el presidente del PP, Mariano Rajoy, en esta locura de desventuras que iniciaron hace más de 40 años cuatro estudiantes vascos desengañados y desmotivados, creando lo que iba a ser la gran lacra de la vida española en democracia. Hay quienes se aventuran a realizar interpretaciones semánticas, interpretaciones del lenguaje utilizado en el comunicado de ayer, para asegurar el carácter y el tono moderado de este comunicado con los anteriores de ETA. No caigamos en engaños, no pretendamos decirles a los españoles cosas que no son. Ayer ETA volvió a decir con finas palabras pero en gruesos trazos lo que siempre ha dicho: el reconocimiento de los derechos del pueblo vasco, es decir, el reconocimiento de Euskal Herria, anexionándose Navarra y el País Vasco francés, el derecho de autodeterminación del pueblo vasco. Pero, además, tuvo la osadía de pedir claramente que se diera validez a todas las opciones políticas y que no se actuara en este proceso con represión, es decir, a buen entendedor que no se aplique el Estado de derecho.

 

Y desde el PP lo decimos como siempre lo hemos hecho. Muy claro: el Estado de derecho debe seguir realizando su trabajo, que la justicia va a seguir cumpliendo su función, que el juez Grande-Marlaska el día 24 de marzo, el mismo que ETA ha escogido para iniciar esta tregua, tomará declaración a Otegi y acordará lo que en derecho proceda.

 

Tenemos que recordar también que ha habido cuatro treguas de ETA algunas denominadas incluso treguas indefinidas, que acabaron definiéndose con asesinatos y muertes de personas inocentes. Desde el PP, un partido de gobierno, de responsabilidad, le ofrecemos al presidente del Gobierno nuestra colaboración leal para estar al lado del Ejecutivo en el marco del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Ahí siempre nos ha tenido, pero también digo que es muy triste que en esta legislatura hayamos tenido que esperar a este comunicado de ETA para que Zapatero reconozca la firmeza, la eficacia y la dignidad del PP en la lucha contra el terrorismo.

 

También queremos decirle al Gobierno que la precaución, la serenidad y la altura de miras, no debe hacerles olvidar nunca que los terroristas siguen siendo terroristas, que han matado a casi mil personas en España y que jamás ni las víctimas ni España se merecen que un Gobierno ofrezca ningún precio político por el final del terrorismo etarra o de cualquier tipo de terrorismo. Decía Séneca en los albores de la democracia que toda idea podía tener su defensa política, pero no toda política era justa. Si se paga un precio político en ese proceso de normalización, del que ya hablan algunos, habremos dado una justificación, una utilidad al terrorismo asesino y con ello estaríamos haciendo como decía el gran filósofo una política que no sería justa.

 

Por esa justicia que merece España, y especialmente merecen las miles de víctimas inocentes de este terrorismo atroz, sólo quiero llamar al sentido común y apelar a la reflexión más responsable que este país merece: "Jamás se podrá dar en ningún proceso con los terroristas un precio político, simplemente porque eso no es justicia".

 

Alicia Sánchez-Camacho es Diputada y Portavoz del PP

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Política en libertad” por Joseba Arregi

 

 

• ETA ha dado el paso sin tener garantizado el resultado de la negociación de los partidos

 

Hay una gran diferencia entre la pretensión de algunos, hace pocos años, de hacer política para que ETA abandonara la violencia, asumiendo sus dos demandas fundamentales -territorialidad y autodeterminación-, y hacer política ahora que ha declarado un alto el fuego permanente. Si aquella actuación suponía renunciar a la política en libertad, a la libertad de decir no a ETA, ahora es posible poner en marcha la vía política de manera libre, sin que esté condicionada por la organización.

 

Es evidente que existe una continuidad entre la propuesta de Batasuna en Anoeta, el discurso que se ha ido consolidando en los últimos meses centrado en las dos mesas de negociación, y los contenidos del último comunicado de ETA. Pero en medio hay una cesura, una pausa importante: la comunicación del alto el fuego permanente. En el comunicado no se hace referencia a las dos mesas. Pero sí se mencionan los contenidos de los que se debe ocupar la segunda mesa, la mesa de la normalización en palabras de Ibarretxe.

 

Pero si ETA ha pretendido, que lo ha hecho hasta ahora, vincular el cese de la violencia con la garantía del resultado de la mesa de normalización, en este momento no tiene más remedio que asumir que el objetivo de su decisión -de la proclamación del alto el fuego permanente- se limita a impulsar el proceso democrático en cuyo final debe estar la autodeterminación.

 

Aunque no hable de la mesa de negociación con el Gobierno para tratar del futuro de los presos y de la entrega de las armas, se supone que las perspectivas que la actuación judicial les ha puesto de manifiesto estas semanas tienen que ver algo con el anuncio de alto el fuego de ayer: si éste se retrasaba mucho más en busca de la garantía pretendida sobre el resultado de la normalización, se podían encontrar con que el objetivo de la primera mesa, de la negociación con el Gobierno, podía quedar demasiado condicionado e imposibilitado.

 

Todos podemos recordar las afirmaciones de Otegi diciendo que se equivocaban quienes creían que la paz era simplemente la tregua de ETA, que no habría paz sin el respeto del derecho de autodeterminación y de la territorialidad. Pues bien: ETA se ha visto forzada a anunciar algo más que una tregua, un alto el fuego permanente, sin que nadie le haya garantizado cuál va a ser el resultado que consiga la mesa de normalización. La palabra misma adquiere un sentido nuevo y distinto: ya no se trata de una mesa de normalización, sino que en esa mesa, en el Parlamento vasco o donde haga falta, donde se quiera, se podrá discutir de política en libertad, con normalidad, sin el condicionante del vigilante armado.

 

Es cierto que ETA habla de los derechos que corresponden al pueblo vasco, de que debe ser posible que todas las opciones políticas se puedan llevar a la realidad -un imposible metafísico cuando existen proyectos que se contradicen-, que los vascos deben decidir su futuro, y Francia y España comprometerse a respetar lo que éstos decidan. Como siempre suele suceder, se obvia que muchos vascos no quieren decidir sólo como vascos, sino que quieren tomar una postura desde su compleja identidad, desde su plural sentimiento de pertenencia, junto con otros.

 

ETA ya no se encuentra en posición de condicionar ese debate. Ahora apela a la responsabilidad de los vascos para que se consiga lo que ella quiere. Pero la responsabilidad de muchos vascos es defender lo que han defendido incluso bajo la amenaza de ETA: la pluralidad, que es libertad.

 

Joseba Arregi es Exdirigente del PNV

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

“Como fruta madura” por José Luis Zubizarreta

 

 

• Aislada y rechazada, ETA no tiene más remedio que asumir que su éxito está en su retirada

 

No es la primera vez que ETA declara un alto el fuego ni que abre, con él, un proceso de superación de la violencia. Por citar los dos casos más conocidos, cabe evocar la tregua de tres meses que introdujo el proceso de conversaciones de Argel en 1989 y el alto el fuego con el que dio comienzo el llamado proceso de Lizarra en 1998. Los dos acabaron en fracaso. No es, por tanto, sorprendente que, entre las reacciones que se han producido ante este tercer anuncio de ayer, haya predominado la de la cautela o, incluso, la del escepticismo. A ETA apenas le queda crédito alguno para suscitar esperanza.

 

Y, sin embargo, el tiempo no pasa en vano ni la historia tiene por qué repetirse de manera mimética. Si se analizan las circunstancias en las que se ha producido la decisión de ETA de un alto el fuego permanente, la conclusión que uno saca es que la situación política que ahora se abre no es idéntica a la que se creó tras las dos treguas antes señaladas. Tanto en Argel como en Lizarra, la decisión de ETA tenía demasiado de estratégica. En el primer caso, la banda, consciente de su capacidad operativa, pretendió jugar de poder a poder, sondear, por así decirlo, al Estado sobre su disposición a conceder contraprestaciones políticas a cambio del abandono de las armas. En el segundo, ETA quiso, con aquel alto el fuego "unilateral e indefinido", "acumular" todas las fuerzas nacionalistas para alcanzar, mediante la presión política, los mismos objetivos que no había sido capaz de conseguir a través de la lucha armada. En ambas ocasiones, la tregua o el alto el fuego era un instrumento de lucha en pos de la imposición de su proyecto político.

 

El alto el fuego que ayer se anunció tiene otras características. Parece, más que el fruto de un cálculo estratégico, el resultado de un largo proceso de maduración en el que ETA ha interiorizado que el ciclo de su lucha armada está ya agotado. No es ésta una impresión voluntarista, sino, más bien, una deducción fundada en hechos de la realidad.

 

Ya el propio texto del comunicado de ETA, así como la literalidad de la declaración con que Batasuna lo acompañó a las pocas horas, tienen poco que ver con la retórica triunfalista con que en otros tiempos la izquierda aberzale solía aleccionar a todo el mundo. Ambos, comunicado y declaración, dan a entender que sus autores se han hecho conscientes de su debilidad operativa y política, y que quieren salir realmente del atolladero en que están metidos. Se agarran simplemente a lo que el nacionalismo democrático ha venido reclamando en los últimos tiempos: la apertura de un proceso en el que sean reconocidos los derechos del pueblo vasco.

 

ETA se sabe acorralada y sabe, además, que su persistencia se ha convertido en un estorbo para el desarrollo político de la propia izquierda aberzale. En este sentido, la presión que el Estado de derecho ha venido ejerciendo sobre ella y sobre todo su entorno ha obtenido resultados. Aislada, y rechazada en todos los frentes, ETA no ha tenido más remedio que reconocer que su éxito está precisamente en su retirada. La propia Batasuna se lo venía indicando, de forma más o menos explícita, desde que el 14 de noviembre del 2004 hiciera solemnemente pública su famosa declaración de Anoeta.

 

El presente alto el fuego se caracteriza, en consecuencia, por su madurez. Cae como una fruta madura que no podía ya resistir en el árbol. Y precisamente por eso, por ser el producto de un largo proceso de maduración, permite albergar más esperanzas que todas las treguas anteriores.

 

 

José Luis Zubizarreta es Escritor

 

 

Publicado en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Otros mensajes en 1 de Abril, 2006

Blog alojado en ZoomBlog.com