El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

2 de Abril, 2006

'Alto el fuego permanente' en LA VANGUARDIA

Por Sin Pancarta - 2 de Abril, 2006, 4:39, Categoría: General

La información que LA VANGUARDIA ofrece a sus lectores no tiene nada en común con la evacuada por el diario de Franco. El tono, la forma, es completamente diferente. Aquí existen las victimas y el Partido Popular, pero en el fondo el mensaje último es el mismo: comienza la paz (aunque desconocemos dónde había guerra) será un proceso dificilísimo que sólo en bien hacer de ZP puede concluir tan ingente tarea. Ahora bien, siempre se agradece este tono aparentemente ‘centrado’ que el insulto sectario de elementos como el tal Franco.

 

“Largo y difícil” por José Antich

 

 

Con las cautelas lógicas del momento debe proclamarse con una cierta solemnidad que el proceso hacia la paz definitiva en el País Vasco y en el conjunto de España ha echado a andar. El comunicado de la banda terrorista ETA anunciando un alto el fuego permanente ha sido acogido con cautela y con prudencia después de décadas de asesinatos. Es lógico que sea así: el camino va a ser largo y difícil, como muy bien señaló ayer el presidente del Gobierno. Pero hay serios motivos para la esperanza: hoy parece imposible que el proceso iniciado sea reversible. La democracia y el Estado de derecho son hoy más fuertes y todos los presidentes de Gobierno desde Adolfo Suárez han contribuido con su gestión política a debilitar a ETA, acorralarla policialmente y ahogarla económicamente. Este caudal de esfuerzo y el sacrificio de miles de personas que han llorado la muerte de sus familiares durante las cuatro largas décadas de vandalismo sin sentido han de estar hoy presentes en nuestra memoria.

 

José Luis Rodríguez Zapatero es hoy el depositario de una gran ilusión que recorre España entera. Al presidente del Gobierno no le va a faltar el apoyo social para liderar el proceso que ayer se inició. Y el Partido Popular, como principal grupo de la oposición y lógica alternativa de gobierno, deberá encontrar su posición, ya que su concurso también es necesario.

 

 

Publicado en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

LA VANGUARDIA narra el 'alto el fuego permanente'

Por Narrador - 2 de Abril, 2006, 3:40, Categoría: General

 

El principio del fin ha comenzado

 

 

El texto y la escenografía del comunicado sugieren una decidida apuesta política de la banda. ETA declara un “alto el fuego permanente” que abre la esperanza a un proceso de paz

 

BARCELONA - La esperanza de paz se extendió ayer en el País Vasco y en el conjunto de España cuando minutos después del mediodía la organización terrorista ETA comunicaba a través de internet una declaración de “alto el fuego permanente”, que fue acogida por la mayoría de los dirigentes políticos y por la sociedad civil con una sensación de alivio y como la confirmación de que “el principio del fin” anunciado como posible por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acababa de comenzar.

 

“Euskadi Ta Askatasuna ha decidido declarar un alto el fuego permanente a partir del 24 de marzo”. Así comienza la declaración de la organización, que la justifica con el objetivo de “impulsar un proceso democrático en Euskal Herria para construir un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos que como Pueblo nos corresponden y asegurando de cara al futuro la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas”. Señala también el comunicado que “al final de ese proceso los ciudadanos vascos deben tener la palabra y la decisión sobre su futuro”. Posteriormente al comunicado fue divulgado en un vídeo en el que aparecían tres encapuchados rodeados de banderas y en el que, una mujer, sin la voz distorsionada, leía la declaración de la banda.

 

En todo el mundo, la noticia fue destacada como un acontecimiento de trascendencia por los medios de comunicación de referencia internacional. En España, se multiplicaron las declaraciones de celebración de instituciones políticas, patronales, sindicatos y entidades cívicas. Hubo incluso alguna “reivindicación de alegría” por parte de gentes del mundo del espectáculo como las actrices Charo López y Pilar Bardem. Sin embargo, la “prudencia” fue la consigna dominante de los principales responsables políticos, como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que pidió “unidad” al conjunto de las fuerzas democráticas ante un camino que será “duro, difícil y largo”. Todas las fuerzas políticas brindaron su apoyo al Gobierno en el proceso, aunque el líder del PP, Mariano Rajoy, puso como condición que “no se pague precio político”.

 

El fondo y la forma del comunicado alimentan la esperanza de que ETA apuesta decididamente por la vía política. A falta de conocer un nuevo comunicado de la banda que será difundido hoy mismo a través del diario Gara, este primer documento de ETA evita los planteamientos desafiantes de otras ocasiones y lo que, hoy por hoy, es más significativo, no pone condiciones previas. Ni siquiera hace una referencia expresa al derecho a la autodeterminación. Sí utiliza el recurrente eufemismo sobre el derecho de los vascos a “decidir su propio futuro” que suelen utilizar todos los partidos nacionalistas moderados y el propio lehendakari. Se da relevancia a esa actitud porque se interpreta como la voluntad de la cúpula de ETA de facilitar políticamente la apertura del proceso de paz evitando alimentar los argumentos apocalípticos de los sectores refractarios que pudieran estar dispuestos a boicotearlo.

 

En círculos políticos se subrayó ayer como un dato significativo que ETA adoptara el concepto de “alto el fuego” en vez de tregua, siempre más limitada, pero sobre todo se destacó el hecho de que la banda asumiera el concepto de “alto el fuego permanente” que ya fue utilizado por el IRA en el inicio del proceso de paz en Irlanda del Norte. De este detalle se percataron dos políticos tan dispares como el ministro de Defensa, José Bono, y el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira.

 

También refuerza la hipótesis de que ETA va en serio esta vez el hecho de que la presentación de la tregua la realizara una mujer sin la voz distorsionada, mirando a cámara en un vídeo realizado profesionalmente. Fuentes policiales han constatado que, a diferencia de otras ocasiones, el rodaje es reciente y ha sido realizado en el País Vasco, no en Francia. Es bastante probable que la policía conozca ya la identidad de la etarra que habla, y ya es significativo que no haya tenido inconveniente en asumir ese riesgo.

 

La declaración de alto el fuego por parte de la banda armada era esperada en medios políticos desde hace varias semanas. De hecho esa información había llegado al Gobierno y sectores políticos y civiles de la sociedad vasca, tal como informó La Vanguardia en su edición del 16 de febrero, que abrió la sección de Política con una crónica firmada por Cristina Sen titulada “ETA prepara la presentación solemne de un alto el fuego que abra el proceso de paz”.

 

La revisión del criterio sobre redención de pena en el caso del etarra Henri Parot que prolongó su condena de cárcel justo cuando iba a ser liberado reabrió el debate interno, según fuentes relacionadas con medios abertzales. Con todo, la policía y también el Gobierno español conocían las intenciones de la banda, como lo ha puesto de manifiesto en diversas ocasiones el propio presidente Zaptero con referencias a este “principio del fin” inaugurado ayer. Precisamente por ello, el Ejecutivo procuró evitar dramáticas declaraciones de condena cuando en las últimas semanas ETA intensificó sus actividades colocando potentes artefactos explosivos en lugares del País Vasco normalmente frecuentados por mucha gente, pero que estallaban cuando no había nadie y sólo provocaban destrozos materiales. La policía consideraba que ETA ya tenía decidida la opción del alto el fuego, pero pretendía demostrar que aún era capaz de cometer graves atentados y que si dejaba de matar era fruto de su propia voluntad política y no porque el Estado le hubiera ganado la batalla.

 

Con la noticia del alto el fuego se produjo una declaración especialmente significativa: el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, dijo que “las nuevas circunstancias” le llevaban a reflexionar sobre la petición de prisión para el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y añadió que pedirá a los fiscales de la Audiencia Nacional que tengan en cuenta también ellos las nuevas circunstancias.

 

 

Una información de Jordi Barbeta publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

ETA abre la puerta al diálogo con el Gobierno

 

 

La decisión parece ir más allá de lo que el Ejecutivo parecía esperar hace apenas un mes

 

Bilbao - El comunicado de tregua dado a conocer ayer por ETA puede hacer posible que el presidente del Gobierno ponga en marcha la vía de diálogo prevista en el acuerdo del Congreso de los Diputados del 17 de mayo del pasado año. ETA no anuncia el abandono definitivo de las armas, sino que habla de “alto el fuego permanente”, pero la decisión parece ir más allá de lo que el Gobierno parecía esperar hace apenas un mes, cuando el presidente, al ser preguntado si preveía una declaración de tregua de ETA, lanzaba balones fuera y decía que así había sido anteriormente, pero que no había que pensar “en protocolos del pasado”.

 

Sin embargo, la banda terrorista anunció que paraba su actividad, aunque, posiblemente, todavía nos falta por conocer la letra pequeña que viene en una declaración complementaria que acompaña al comunicado difundido ayer y que el diario Gara tenía previsto difundir en su edición de hoy, jueves. El comunicado de tregua utiliza la expresión “alto el fuego permanente” frente a la de alto el fuego “indefinido y total” utilizado en septiembre de 1998. Los dos conceptos tienen en común que son reversibles a voluntad de la banda terrorista; que ETA, en cualquier momento, puede poner fin al cese de actividades y volver a las armas. Sin embargo, la expresión utilizada ayer le permite al Gobierno hacer la interpretación que crea más conveniente, la más optimista, y presentarse con ella en el Congreso, a sabiendas de que logrará un respaldo mayoritario para poner en marcha el proceso de diálogo con ETA.

 

La declaración de ayer –a falta de conocer la ampliación del mensaje etarra esperada para hoy– vuelve a señalar cuál es el objetivo final que se plantea ETA: la autodeterminación presentada como el derecho de los vascos a “tener la palabra y la decisión sobre su futuro”. ETA es consciente de que con su tregua pone en marcha un proceso político complejo que, por un lado, debe conducir a la constitución de una mesa de partidos para negociar el futuro del País Vasco al margen de las instituciones actuales y, por otra, debe llevar a la banda a sentarse frente a frente con representantes del Gobierno español por tercera vez desde 1989.

 

Muchas personas pueden pensar que el comunicado de ayer no plantea cuestiones que negociar con el Gobierno, pero esto hay que interpretarlo a la luz de otros pronunciamientos públicos de la propia ETA. La banda deja que la negociación política se haga en una mesa de partidos en la que estará representada Batasuna, mientras los terroristas, desde la otra mesa, permanecerán vigilantes para comprobar si se avanza hacia el objetivo final de la autodeterminación, que no es el punto de partida para empezar la negociación, sino el de llegada. Es el punto que debe aceptar no sólo el Gobierno español, sino también el francés, porque ETA volvió ayer a dirigirse tanto a Madrid como a París, en línea con el maximalismo territorial implantado en la izquierda abertzale desde 1998, que le lleva a reclamar a un tiempo todo el territorio que abarca Euskal Herria.

 

“Los estados español y francés deben reconocer los resultados de dicho proceso democrático, sin ningún tipo de limitaciones”, afirma la banda en su declaración. Desde que en el verano del 2004 se aprobó el cambio de estrategia de ETA y Batasuna, la negociación política queda delegada en manos del partido que lidera Arnaldo Otegi, y la banda se reserva lo que llama “desmilitarización”, concepto que incluye tanto la retirada de las fuerzas de seguridad del País Vasco como el futuro abandono de las armas de la propia ETA. Pero no es un abandono que se vaya a discutir antes de que se haya encarrilado la cuestión de la autodeterminación.

 

Comparado con el anuncio de la tregua de 1998, el comunicado de ayer aparecía escueto, sin la retórica triunfalista que acompañó la declaración de entonces. En aquella ocasión, ETA se presentaba como la ganadora de veinticinco años de lucha contra el sistema democrático español y veía en la radicalización que se había producido en el conjunto del nacionalismo institucional una muestra de ese triunfo que había forzado un acercamiento del PNV y de EA a sus posiciones contrarias al marco estatutario.

 

Unos días antes de aquel comunicado, los partidos y sindicatos nacionalistas habían firmado el pacto de Lizarra y, un mes antes, ETA, PNV y EA habían suscrito un acuerdo secreto que era el que motivaba la tregua. Al comunicado de ayer, sin embargo, se llega con los nacionalistas divididos. El PNV está en buena medida al margen de los movimientos subterráneos previos a la tregua. Su socio de gobierno, Eusko Alkartasuna, participa en reuniones regulares con Batasuna en el seno del Foro de Debate Nacional. ETA llega a esta tregua después de que se hayan producido escarceos entre socialistas vascos y Batasuna, y con sospechas de que haya habido también intercambio de mensajes por vías indirectas entre el Gobierno y la propia banda.

 

La tregua de ETA se produce, además, en un momento en que el Estado –a través de la justicia– está mostrando una gran firmeza. Los jueces impidieron el congreso de Batasuna, actualizaron la prohibición de sus actividades, endurecieron la política penitenciaria y han encausado a importantes dirigentes del entorno de ETA con el ingreso en prisión de alguno de ellos. La firmeza se ha demostrado que no es contraproducente frente a ETA y su entorno.

 

 

Una información de Florencio Domínguez publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Los presos reclaman un estatus político

 

 

La izquierda abertzale presiona para que los 659 reclusos de la banda tengan un papel indispensable

 

BILBAO. - Las cárceles de España, Francia y México albergan en la actualidad a un total de 659 reclusos condenados por vinculación con ETA o pendientes de juicio por actividades terroristas. Durante los dos últimos años, el colectivo de presos y los grupos de apoyo de la izquierda abertzale se han movilizado activamente para reclamar el reconocimiento de un estatus político.

 

Los últimos datos disponibles cifran en 499 los reclusos que se encuentran en las prisiones españolas, otros 155 los que están en Francia y los cinco restantes en México. Estos cinco últimos están pendientes de extradición. De los reclusos que hay en España, 419 son hombres y 80 mujeres, según datos oficiales. Un total de 150 son preventivos a la espera de juicio y otros 343 están sentenciados.

 

Fuentes de la lucha antiterrorista señalan que a lo largo del último año los presos de ETA han recuperado la moral por las expectativas políticas que se han suscitado. Se habrían superado las tensiones internas de los últimos años que se habían manifestado mediante actitudes de resistencia pasiva a la hora de seguir las consignas impartidas por la dirección de ETA para que los reclusos efectuaran actos de protesta en el interior de las prisiones.

 

Estas actitudes, ampliamente extendidas en el colectivo de presos de ETA, llevaron hace casi dos años a poner en marcha diversas iniciativas para tratar de apaciguar los ánimos de los internos. Una de estas iniciativas, en septiembre del 2003, fue la solicitud masiva del tercer grado penitenciario –esto es, un régimen de semilibertad– a pesar de no cumplir todos los requisitos legales para obtenerlo. La petición, al menos en apariencia, entraba en contradicción con las órdenes expresas de ETA a sus presos de no solicitar grados.

 

A finales de mayo del pasado año, se organizó en San Sebastián una denominada Conferencia Internacional de Solidaridad a la que acudieron representantes de grupos afines a la izquierda abertzale de diversos países. La conferencia de San Sebastián fue aprovechada para anunciar que los presos de ETA habían elegido una nueva representación formada por el que fuera jefe de los comandos de la banda, Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi; la ex miembro del comando Madrid Ana Belén Egüés; Daniel Dergi y Argi Perurena. Los dos primeros están encarcelados en España y los dos segundos en Francia.

 

Era la segunda vez que los presos de la organización terrorista designaban una representación. La primera se hizo pública el 11 de julio de 1996, en pleno secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. ETA había exigido el reagrupamiento de los reclusos y que el Gobierno negociara con los presos que, para corresponder a la iniciativa del secuestro, designaron una delegación formada por Txikierdi, Zabarte Arregui, Mercedes Galdós, Begoña Sagarzazu, Henri Parot, Gloria Recarte y Jon Gaztelumendi. La representación no tuvo ninguna virtualidad exterior, ni reconocimiento de ningún tipo salvo para una delegación del Parlamento vasco que, en pleno enfrentamiento con el Gobierno del Partido Popular, acudió a entrevistarse con Txikierdi para hablar sobre la política penitenciaria.

 

La nueva cabeza de los reclusos de ETA envió al congreso de San Sebastián un documento en el que reclaman el reconocimiento de su condición de presos políticos. El escrito, que aboga por mantener una actividad de los presos como colectivo, considera que los reclusos “deben tener un papel indispensable en cualquier intento de solución”. Esta misma idea fue recogida por el documento final de la conferencia, en el que se afirma que “la participación de los presos y presas es imprescindible en las transformaciones políticas y sociales, en el proceso de lucha y en las vías de resolución del conflicto. Esa participación es pues la que garantiza el éxito de esos procesos”.

 

Las reclamaciones de San Sebastián han sido reiteradas por los presos o por sus cuatro portavoces en diversas ocasiones desde entonces. Entre el 3 de enero y el mes de marzo pasado, los presos de la organización terrorista organizaron protestas en las cárceles de forma rotatoria para reclamar un estatus político.

 

En una carta enviada a finales del pasado año al Foro de Debate Nacional –plataforma de la que forman parte partidos y grupos sociales nacionalistas, con la salvedad del PNV–, los representantes de los presos reclamaban participar en los debates. A su vez, los dos portavoces encarcelados en Francia, Daniel Derguy y Argi Perurena, pidieron al ministro de Justicia del gobierno galo que se reuniera con ellos para hablar de la situación de los reclusos.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El líder histórico de ETA

 

 

Las investigaciones sitúan a Josu Ternera, con cuarenta años de pertenencia a la organización, al frente de la banda

 

Bilbao - Dentro del amplio número de informaciones que han circulado en torno a la situación de ETA, hay una que señala que José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, se encuentra al frente de la banda terrorista y es él quien ha hecho llegar al presidente del Gobierno mensajes sobre los propósitos del grupo.

 

Urrutikoetxea, el líder histórico de ETA, se encuentra en la clandestinidad desde que en el año 2002 huyera para eludir su procesamiento y posible ingreso en prisión como consecuencia del sumario abierto por el atentado contra la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, en diciembre de 1987, en la que se registraron once muertos. Los servicios policiales dan por seguro que se encuentra escondido en Francia y no hay informaciones claras acerca de si padece una grave enfermedad, como se ha asegurado en diversos medios de prensa. No faltan, sin embargo, informaciones que apuntan que habría recibido tratamiento en un prestigioso centro médico, aunque estos extremos sean difíciles de confirmar. En todo caso, sobre lo que no parece haber duda es que está dirigiendo la estrategia de ETA, junto con un grupo de dirigentes de la banda entre los que se citan a Eneko Gogeaskoetxea, quien, supuestamente, colaboraba con Mikel Antza, Tomás Elgorriaga Kunze y Txeroki. En medios policiales franceses se da por hecho que Ternera cuenta con la colaboración de su propio hijo, Egoitz Urrutikoetxea, de 37 años, antiguo asistente del eurodiputado de HB Koldo Gorostiaga, que se encuentra huido para eludir a la justicia gala.

 

Sobre la actitud que pudiera mantener Josu Urrutikoetxea, algunas fuentes señalan que comparte con los principales dirigentes de Batasuna la idea de que ha pasado el tiempo de las armas y que habría que buscar una negociación, aunque se cree que la negociación que se plantea no es para poner fin a ETA directamente, sino para conseguir contrapartidas políticas al hilo de las cuales pudiera plantearse el abandono del terrorismo. Urrutikoetxea no sólo es el dirigente de ETA más veterano –tras el paréntesis de su estancia en prisión entre 1989 y el 2000–, sino que es, probablemente, el único militante en activo que tiene a sus espaldas casi cuatro décadas de pertenencia ininterrumpida a la organización terrorista.

 

Josu Ternera, nacido el 24 de diciembre de 1950 en la localidad vizcaína de Ugao-Miraballes, entró en ETA en 1968, al mismo tiempo que lo hacía José Miguel Beñaran, Argala, amigo suyo de juventud. Los dos llevaron una trayectoria paralela dentro de ETA, hasta el asesinato de Beñaran en 1978. Urrutikoetxea huyó a Francia en 1971 y se convirtió en miembro liberado del frente militar de ETA a las órdenes del entonces jefe de la estructura, Eustakio Mendizabal, Txikia, con quien tomó parte en varios atracos y robos de explosivos. Entre las acciones de esa época que se le atribuyen se encuentra el asalto a un polvorín de Hernani en el que ETA se apoderó de tres mil kilos de dinamita, una parte de la cual fue utilizada posteriormente en el atentado contra el presidente del Gobierno almirante Carrero Blanco.

 

Las primeras responsabilidades dentro de ETA las asumió en 1973, cuando fue designado responsable del frente militar en la zona de la costa guipuzcoana, con varios comandos a sus órdenes. En julio de ese mismo año se trasladó a Madrid para asistir a una reunión del Biltzar Ttippia (comité central) de ETA celebrada en los alrededores de la capital española. Su presencia en Madrid fue descubierta en diciembre, a raíz del atentado contra el almirante Carrero Blanco, en el que intervino su amigo y compañero Argala. Ternera fue procesado por el magnicidio y fue uno de los primeros miembros de ETA cuya extradición pidieron las autoridades españolas a las francesas, sin éxito. Tras la escisión entre milis y polimilis sufrida por ETA en 1974, Urrutikoetxea adquirió un papel relevante en el seno de ETA(m), entrando a formar parte de su ejecutiva desde el primer momento. Josu Ternera, junto a Txomin Iturbe y Argala, presidió la primera asamblea de ETA(m), celebrada en 1975 en Anglet, en la que se nombró a la dirección.

 

A partir de 1977 se hizo cargo del aparato internacional y, tras el asesinato de Argala, en diciembre de 1978, amplió algunas competencias al aparato político, compartiéndolas con Eugenio Etxebeste, Antxon, hasta que la deportación de este último en 1984 lo convirtió en responsable único del citado aparato. Como responsable del aparato político, se encargó siempre del control de las actividades políticas del entorno de ETA, como Herri Batasuna. Su intervención fue decisiva en 1987-1988 para depurar dentro de HASI a quienes cuestionaban el liderazgo de la organización terrorista, provocando la expulsión del secretario general y de un centenar de militantes. La documentación intervenida por la policía francesa en Sokoa, en 1986, reveló que Ternera tenía un papel preponderante dentro de la banda terrorista y que con su firma se autorizaban importantes gastos de dinero. La muerte de Txomin Iturbe, en febrero de 1987 en Argelia, lo convirtió en el indiscutido número uno de ETA.

 

Como principal dirigente de ETA, debía ser quien controlara desde la clandestinidad en Francia las conversaciones de Argel, pero fue arrestado el 10 de enero de 1989, apenas cuarenta y ocho horas después de que la banda anunciara el inicio de la tregua que abrió el proceso de conversaciones. José Antonio Urrutikoetxea fue juzgado en 1990 en París y condenado a diez años de prisión. Seis años más tarde fue entregado a las autoridades españolas. La Audiencia Nacional lo puso en libertad en el año 2000, tras agotar la prisión preventiva. En 1998 había sido elegido parlamentario por Euskal Herritarrok, a pesar de estar en prisión. Fue trasladado desde la cárcel al Parlamento para que tomara posesión y también en el pleno de elección de Juan José Ibarretxe como lehendakari.

 

El único sumario que quedó abierto fue el referido al atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, perpetrado por el comando Argala, que encabezaba Henri Parot. Un informe elaborado por la Guardia Civil para el Tribunal Supremo, que instruía el sumario, estableció que Urrutikoetxea, como dirigente de ETA, tenía responsabilidades sobre el comando Argala, que dependía de la ejecutiva de la banda, y por tanto podría haber incurrido en responsabilidades penales. En el 2002 Urrutikoetxea huyó a Francia para evitar la citación del Tribunal Supremo, que podía llevarle de nuevo a prisión.

 

 

Una información de Florencio Domínguez publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Primeras reacciones

Por Narrador - 2 de Abril, 2006, 3:18, Categoría: General

 

Zapatero se da tiempo para abrir el diálogo con ETA y pide unidad al PP

 

 

José Luis Rodríguez Zapatero vio aflorar ayer el primer paso de un proceso silenciosamente cocinado, pero pese a ello se recetó máxima prudencia y se dio tiempo antes de pedir permiso al Congreso para abrir formalmente la negociación con ETA. Tendió la mano al PP para avanzar juntos en la “unidad de la esperanza”.

 

Madrid. – José Luis Rodríguez Zapatero fue el primero en contener cualquier síntoma de euforia y el primero en pedir a los suyos que todas las declaraciones públicas se hicieran bajo la premisa de la prudencia. Pero tras esta consigna con la que la Moncloa quiso reaccionar ayer al anuncio de alto el fuego permanente realizado por ETA, las consideraciones del presidente fueron amplias y abordaron varios aspectos mirando al futuro. En primer lugar, Zapatero señaló que se da un tiempo para decidir si se dan las condiciones para abrir oficialmente una negociación Gobierno-ETA, que tendría que contar con el aval del Congreso. El segundo mensaje que lanzó el presidente fue para Mariano Rajoy, invitándole con un tono exquisito a trabajar unidos por la esperanza.

 

El jefe del Ejecutivo conoció la noticia sobre las 12 del mediodía en su despacho, cuando estaba reunido con el ex secretario de Estado Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El Gobierno esperaba el anuncio este mes de marzo y la semana pasada había sonado con mucha fuerza que era inminente. Tras el comunicado, el presidente optó por no hacer reuniones, sino que contactó con la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, varios ministros y colaboradores por el móvil.

 

El comunicado de ETA de alto el fuego supone para el Ejecutivo el primer paso público de un proceso que se ha ido cocinando a través de mediadores durante más de un año y en el que en el esquema acordado figuraba este primer anuncio y después la reflexión gubernamental antes de formalizar la apertura de la negociación. Zapatero quiere actuar con la máxima cautela ante el camino “duro, largo y difícil” que se le presenta ahora para evitar cualquier error aún partiendo de la convicción, según fuentes gubernamentales, de que el proceso de paz parece irreversible. Se abre ahora un periodo de tiempo aún por determinar antes de que el presidente pida al Congreso el permiso “si se dan las condiciones” para iniciar la negociación que tiene aspectos tan complicados como los presos, las víctimas y la “desmilitarización”. En principio, el proceso político se vehicularía en la mesa de partidos que debe constituirse en Euskadi sin interferencias entre ambos.

 

El primer paso que anunció el presidente fue su intención de reunirse primero con Mariano Rajoy, después con el lehendakari Juan José Ibarretxe y después empezar una ronda con el resto de partidos políticos. Zapatero busca el máximo respaldo para arrancar oficialmente un trayecto que irá más allá de esta legislatura y que puede tener altibajos. El mensaje de consenso que lanzó al PP fue rotundo. “Mi predisposición es de máxima confianza con Rajoy (...) sabiendo que estamos entre demócratas que desean y que han luchado por ver el fin de la violencia”, señaló. La reunión está ya acordada para el próximo martes.

 

El jefe del Ejecutivo hizo su primera valoración del comunicado etarra en la sesión de control del Congreso, donde sobre esta cuestión no hubo pugna. La declaración institucional la prosiguió después ante la prensa subrayando que hablaba en la sede de la “soberanía” española. Buen ejemplo de la dosis de prudencia fue su aseveración de que se puede estar en “el principio del fin de la violencia”, es decir, utilizó el mismo lenguaje que cuando hace un mes compareció ante la prensa sin el anuncio aún realizado. En sus primeras palabras también destacó que en este camino que se abre estarán siempre presentes las víctimas y los que han trabajado por la “libertad y la seguridad”.

 

En esta apelación a la búsqueda de unidad y de apoyo para lograr que el proceso avance se refirió a la sociedad vasca como “impulsora esencial” para que el fin de la violencia pueda ser una realidad. El Gobierno hace tiempo que trabaja en contacto con los sectores sociales de Euskadi para lograr arropar el proceso y ayudar a hacerlo irreversible. En esta línea, también es importante el respaldo internacional que previsiblemente recibirá a partir de hoy el presidente en el Consejo Europeo que se celebra en Bruselas. Ayer, el primer ministro Dominque de Villepin habló con Zapatero tras el comunicado de Jacques Chirac.

 

El presidente se comprometió a frontar todas las etapas que se abren siempre con respeto a la legalidad. Hoy, el Ejecutivo volverá a analizar a fondo el segundo comunicado que hará ETA.

 

 

Una información de Cristina Sen y Jaume V. Aroca publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El PP minimiza el anuncio y exige que no se pague precio político

 

 

El PP volvió ayer a ser la nota discordante en las reacciones al anuncio de ETA, en el que no ve nada positivo. Al contrario, encuentra las condiciones de siempre: que no se arrepiente de nada y que no pide perdón. Por eso, Rajoy ofreció colaboración al Gobierno, pero para derrotar el terrorismo, y no pagar precio político.

 

Madrid. – Más de lo mismo. El PP no ve ninguna novedad en el comunicado de ETA, del que no deduce una voluntad clara de abandonar las armas, y donde sólo vislumbra las mismas condiciones de siempre a su alternativa de muerte, la autodeterminación. “No hay modulación alguna en sus reivindicaciones”, dice el PP. Con esta reflexión, Mariano Rajoy restó importancia al anuncio de la banda terrorista de “alto el fuego permanente”.

 

El presidente del PP resumió todas estas ideas en una declaración pronunciada a primera hora de la tarde en la sede del PP, en Madrid, tras su conversación con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien se reunirá el martes que viene. En ese comunicado, que luego repitió casi palabra por palabra en la sesión de control del Congreso, en la que renunció a su pregunta sobre el Estatut para reiterar su desconfianza, ofreció colaboración a Zapatero, pero con la condición de que el presidente “vuelva a los principios del pacto antiterrorista”, y que no se pague precio político. En fin, una colaboración “para derrotar el terrorismo”.

 

Rajoy, en su declaración, hizo hincapié en que éste no era el anuncio que se esperaba: el de “su disolución y el fin de sus actividades criminales”. “Eso era la importante y esto no se ha producido”, subrayó. Y lo hizo con la intención de restar importancia al comunicado. Para ello, la igualó a otras treguas: “Hoy, por cuarta vez en los últimos años, se nos anuncia un alto el fuego, después de que hace dos años se nos anunciara una tregua en Catalunya y, poco tiempo después, una tregua que sólo afectaba a políticos, es decir, a cargos electos”.

 

Para el presidente del PP, el alto el fuego anunciado “es una pausa, no es una renuncia a la actividad criminal”; considera que lo que hace es demostrar su voluntad de seguir existiendo, “no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas del terrorismo”. Pero sobre todo, el PP considera que mantiene sus objetivos, “el derecho de autodeterminación” y que “nos impone las condiciones de siempre”.

 

Una declaración hecha pausadamente, porque el anuncio pilló al presidente del PP en la presentación de un libro sobre los orígenes del PP, donde compartió mesa con sus dos antecesores en el cargo, José María Aznar y Manuel Fraga. El ex presidente del Gobierno, que protagonizó la anterior tregua de ETA, no quiso hacer ninguna valoración sobre el comunicado, pero en su discurso hizo una alusión, escrita antes de conocerse el comunicado. Hablaba Aznar de la España fragmentaria, débil y sin prestigio que dibuja el Gobierno y añadió: “Mientras el Gobierno socialista regresa a aquella visión, tan derrotista, del trato con los terroristas, el PP está señalando lo que está delante: la posibilidad cierta y demostrada de que nuestra democracia le gane definitivamente la partida a quienes desde hace cuarenta años quieren acabar con ella”.

 

Allí mismo, Fraga mostraba cautela, aunque no le gustaba la referencia a la autodeterminación que se deducía del texto. Cautela pedían en privado otros dirigentes del PP, convencidos de que era necesario que el partido mantuviera en un día como ayer una posición moderada que se fuera perfilando con los días, en función de la evolución de los acontecimientos, pero sin cerrar puertas. Comentarios en privado a los que puso voz y rostro el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que en una conversación con los periodistas, en el mismo acto, no dudó en calificar el comunicado, en contra de lo que luego diría Rajoy, como “la noticia más importante desde hace muchísimo tiempo” y un “punto de inflexión” en la situación política.

 

 

Una información de Carmen del Riego publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

El fiscal pedirá a los jueces que apliquen la ley teniendo en cuenta el cese de la violencia

 

 

La postura del fiscal en los procesos contra ETA y su entorno dará el primer dato sobre posibles cambios en la esfera judicial para consolidar la paz. El fiscal general pedirá a los jueces que apliquen la ley teniendo en cuenta el cese de la violencia. El Gobierno solicita al PP que trate de atemperar las reacciones de la derecha judicial

 

Madrid. – El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, manifestó ayer que la Fiscalía pedirá a los jueces que apliquen la ley teniendo en cuenta “la nueva situación”, en referencia al cese de la violencia anunciado por ETA con la fórmula “alto el fuego permanente”. Esta declaración del fiscal es el primer movimiento de pieza significativo que puede permitir avizorar cuál será la reacción del mundo de la justicia ante el cambio de escenario que introduce el comunicado de la banda terrorista.

 

El resto de reacciones no pasó de los lugares comunes sobre la obligación de jueces y fiscales de aplicar la ley sin tomar en consideración criterios políticos o de oportunidad. Sin embargo, los últimos episodios protagonizados por los tribunales en relación con la lucha antiterrorista ponen de manifiesto que el mundo judicial es tan permeable como cualquier otro y que puede incluso sucumbir a determinadas presiones ambientales, por temor a no ser comprendido si no se decanta a favor del viento reinante.

 

Nadie espera decisiones espectaculares ni giros inverosímiles en los procesos penales que afectan a ETA y su entorno, sobre todo sin cambios legales previos. Pero la postura que adopte la Fiscalía en algunos procedimientos será analizada a fondo y tomada, con toda seguridad, como la expresión más fidedigna de la estrategia que quiera seguir el Ejecutivo para aprovechar la oportunidad que abre el comunicado de ETA de que el fin de la violencia pueda ser definitivo.

 

El foco queda, pues, situado sobre el despacho de Cándido Conde-Pumpido, y en torno a la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que son las instancias más directamente implicadas en la respuesta judicial al terrorismo. La Audiencia es, en este sentido, la primera trinchera, y tiene abiertos varios procedimientos contra el entorno radical de ETA, aparte de los sumarios directamente relativos a los terroristas. El juez Fernando Grande-Marlaska dejó ayer en libertad sin fianza a otro dirigente abertzale, Joseba Álvarez, para quien el fiscal no pedía prisión provisional, a diferencia de lo anunciado para Arnaldo Otegi, que debe comparecer mañana.

 

El fiscal había anunciado que pediría el ingreso en prisión de Otegi, pero ayer matizó que el asunto merece “una reflexión serena”. En la Audiencia se cree que –sea cual fuere la postura del fiscal–, el juez enviará a prisión a Otegi, porque ese camino siguieron la semana pasada otros dos dirigentes batasunos, en relación con los incidentes violentos ocurridos en el País Vasco a raíz de la convocatoria de la huelga del pasado día 9, por la muerte de dos etarras –uno por suicidio y otro por infarto– en prisiones españolas.

 

La dificultad del proceso y del papel que en él deberá desempeñar la justicia volvió a quedar de manifiesto ayer por las declaraciones de los dirigentes abertzales que están en libertad bajo fianza –Rafael Díez Usabiaga y Pernando Barrena–, a las que se unieron las del citado Joseba Álvarez, que arremetieron contra la Audiencia Nacional, en el caso del último frente a la propia sede del tribunal. Todos ellos dijeron que la Audiencia supone “una auténtica bomba de relojería” para que fructifique un “proceso de diálogo y negociación”, y abogaron por “desactivar” el trabajo de esta instancia judicial.

 

La cúpula abertzale viene efectuando las mismas peticiones desde hace meses, en especial en relación con el sumario 18/98, contra el entorno financiero de ETA, un juicio con más de cincuenta procesados y que avanza con grandes dificultades en la sede de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo. Ese proceso y el resto de los abiertos contra ETA y su entorno deberán proseguir sin bandazos. Pero si el proceso de paz se consolida, nadie duda de que las penas y su cumplimiento podrán tener márgenes más ajustados.

 

El Gobierno, finalmente, pedirá al PP que trate de atemperar las reacciones de la derecha judicial ante el alto el fuego. El Consejo del Poder Judicial evitó ayer emitir declaración alguna al respecto.

 

 

Una información de José María Brunet publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Las víctimas reciben el mensaje de la banda entre el escepticismo y la esperanza

 

 

La Asociación Víctimas del Terrorismo descalificó con contundencia el comunicado etarra, pero muchos familiares y asociaciones autonómicas admitieron su alegría contenida ante la expectativa del fin definitivo de la violencia. El presidente de la AVT califica el anuncio de “trampa y chantaje” a los demócratas

 

Madrid – Las víctimas del terrorismo recibieron ayer el anuncio de la organización terrorista ETA con escepticismo por la evolución de la tregua y también la esperanza de que lleve finalmente a la desaparición de la banda de asesinos.

 

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, calificó ayer la tregua permanente anunciada por los portavoces del grupo terrorista como “trampa y chantaje” de ETA, que sigue persiguiendo un único objetivo, la independencia del País Vasco.

 

Alcaraz aseguró que es una noticia positiva que cesen los atentados, pero aseguró que lo que espera la AVT es que ETA “entregue las armas y se ponga a disposición judicial”. “Llevamos 37 años esperando y seguimos esperando. La que no tiene que esperar es la justicia”, dijo. Según Alcaraz, el comunicado deja entrever que el único objetivo de los terroristas sigue siendo “la autodeterminación a través de una consulta o referéndum”. La tregua, según el presidente de la AVT, es una “trampa” con la que ETA pretende “obtener un precio político a cambio del cese de las armas”. “El Gobierno y la justicia no pueden dar tregua a una banda de asesinos. Los terroristas no son quienes tienen que decidir cómo se aplica la ley”, añadió Alcaraz. La AVT mantendrá en los próximos días reuniones con otras asociaciones para estudiar este comunicado de ETA.

 

En la misma línea que Alcaraz se manifestó ayer el director de la Asociación Dignidad y Justicia, Daniel Portero, hijo del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que fue asesinado por ETA. Portero calificó el comunicado como “otro nuevo engaño” y mostró su inquietud por que la nueva situación pueda significar un cambio en la actitud de la Fiscalía. “El Gobierno, en vez de mantener una línea dura, que es lo que tiene que mantener con asesinos, parece que quiere tender la mano sin tener en cuenta a las víctimas del terrorismo”, añadió Portero.

 

El delegado de la AVT en Navarra, Salvador Ulayar, definió las palabras de ETA como una “humillación”, y explicó que la organización terrorista, con este comunicado, “sigue perdonándonos la vida”.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot), Santos Santamaría, mostró un sentimiento “de esperanza, pero también con un poco de escepticismo”. “La entrega de las armas sería el detalle definitivo que nos indicaría que va en serio, porque ahora no sabemos si se las quedarán y las guardarán para otra vez o qué”.

 

Desde Santiago de Compostela, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Galicia, Ángel Penas, mostró un tono muy positivo: “Espero que llegue a buen puerto y que sea el final del terrorismo”. “Las víctimas ya hemos sufrido, pero la sociedad no puede estar viviendo permanentemente con el miedo a la espalda y con el chantaje”, añadió Penas.

 

Desde el País Vasco, la viuda e hijos del dirigente socialista Fernando Buesa pidieron a los partidos políticos que, “todos unidos”, apoyen al Gobierno para vencer a la banda en el proceso que ahora se inicia. “Nosotros, que vivimos aquí y queremos quitarnos esa pesadilla de una vez, creemos que este comunicado es importante, porque habla de alto el fuego permanente y es la primera puerta para la paz. Está claro que hoy estamos mejor que ayer”, declaró la viuda de Buesa.

 

En la misma línea se pronunció el presidente de la Fundación Jiménez Becerril, el concejal sevillano del PP asesinado por ETA, José Cobo. “Esparamos que el PP y el PSOE se pongan de acuerdo en lo fundamental”. Cobo mostró su “alegría”, pero también su “desconfianza” en las palabras de los etarras.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

En el País Vasco

Por Narrador - 2 de Abril, 2006, 3:14, Categoría: General

 

Ibarretxe convoca a todos los partidos vascos para crear la mesa de diálogo

 

 

Juan José Ibarretxe se mostró prudente, pero no pudo esconder su alegría y satisfacción por el anuncio de ETA. El lehendakari, en este sentido, ya ha decidido convocar a todas las fuerzas políticas vascas, Batasuna incluida, para empezar a diseñar la creación de la mesa de diálogo entre los partidos.

 

Vitoria.– El lehendakari Juan José Ibarretxe expresó ayer su alegría por la decisión de ETA de declarar un alto el fuego permanente porque, a su juicio, permite abrir la puerta a un proceso de paz. Ibarretxe reclamó el trabajo de toda la sociedad para lograr la “completa desaparición de la violencia” y pidió a ETA que “no frustre nunca más la ilusión y haga irreversible el proceso”.

 

El presidente vasco anunció también su voluntad de abrir una fase preliminar de diálogo con todos los partidos sin exclusiones para establecer el calendario, metodología y contenido de una futura mesa de partidos. Asimismo, y según dijo, ha expresado a Zapatero su intención de abrir con el presidente español un “diálogo sincero y leal” sobre temas de “normalización política”. Ibarretxe compareció acompañado por todos los consejeros del Gobierno vasco en el palacio de Ajuria Enea para dar lectura a una declaración solemne para fijar posición ante el alto el fuego permanente decretado por ETA. Su comparecencia tuvo lugar después de que el Consejo de Gobierno se reuniera con carácter extraordinario para analizar el anuncio de la organización y elaborar la declaración.

 

El presidente vasco dejó a un lado el texto oficial al comienzo de su intervención para decir que comparece “sereno pero también contento” por la noticia y con la convicción de que va a tener la responsabilidad de gestionar “un nuevo tiempo, un futuro mejor y apasionante”. Asimismo, dijo que el Gobierno vasco mira al futuro con optimismo y quiere llevar a la ciudadanía dicho sentimiento. A continuación, y ya leyendo la declaración, Ibarretxe manifestó su alegría porque “ETA ha escuchado por fin al pueblo”, que ha acogido de forma positiva el anuncio de ETA debido al “escenario de ilusión que suscita en el seno de la sociedad vasca”. “En consecuencia –señaló–, es obligación de ETA no frustrar nunca más la ilusión de nuestro pueblo, y la de partidos e instituciones, y hacer universal e irreversible el proceso de paz”.

 

Para el lehendakari y el Gobierno vasco el anuncio de ETA supone “un enorme alivio para toda la sociedad vasca y abre una ventana a la esperanza que nada ni nadie debe cerrar. Todos tenemos que trabajar para abrir definitivamente la puerta de un proceso de paz que suponga el final dialogado de la violencia hasta lograr su completa desaparición”. Un objetivo, dijo, que debe ir acompañado de la reconciliación. “Todos tenemos que ser capaces de mostrar un reconocimiento sincero a todas las víctimas que siente las bases del camino para la reconciliación en la sociedad vasca”, indicó el lehendakari.

 

En este punto, Ibarretxe hizo un llamamiento a todos los partidos vascos para “aprovechar esta oportunidad y comprometernos a trabajar conjuntamente para alcanzar un acuerdo de normalización política que, posteriormente, sea ratificado, mediante consulta democrática, por la sociedad vasca”. Y para ello ha asumido el compromiso de impulsar de forma inmediata la creación de una mesa de partidos. De hecho, y según anunció, el lehendakari mantuvo contactos ayer mismo con representantes de todas las formaciones políticas vascas con el fin de analizar este nuevo escenario de esperanza y plantear el inicio de una fase preliminar de diálogo sin exclusiones que incluya a la ilegalizada Batasuna, cara a constituir la mesa de partidos.

 

Ibarretxe habló también a lo largo del día con José Luis Rodríguez Zapatero para, según dijo, ponerse a su disposición como persona y jefe del Gobierno vasco “para allanar el camino del proceso de pacificación”. “Asimismo –añadió–, le he transmitido mi compromiso para desarrollar con él un proceso de diálogo leal y sincero sobre las cuestiones políticas referidas al proceso de normalización”.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Batasuna advierte a España y Francia que deben “desactivar las medidas represivas”

 

 

La ilegalizada Batasuna, a través del dirigente abertzale Pernando Barrena, calificó ayer de “valiente y comprometida” la decisión de ETA, al tiempo que instó a los gobiernos español y francés a “abrir una nueva etapa política” y a “desactivar todas las medidas represivas y de condicionamiento de la actividad política”.

 

San Sebastián / Bruselas – ETA ya ha movido ficha, vino a decir ayer la ilegalizada Batasuna en respuesta al alto el fuego permanente de la organización terrorista, y ahora son los gobiernos de España y de Francia los que deben responder. En primer lugar, desactivando todas las “medidas represivas y de condicionamiento de la actividad política”. En ausencia de Arnaldo Otegi –que mañana debe comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska y enfrentarse a la anunciada petición fiscal de ingreso en prisión–, el dirigente de Batasuna Pernando Barrena afirmó que los gobiernos español y francés deben “abrir una nueva etapa política” tras el anuncio de alto del fuego de ETA y facilitar un proceso de diálogo que “respete la palabra de la ciudadanía vasca”.

 

Barrena pronunció en castellano una breve declaración, leída también en euskera y francés por los dirigentes de Batasuna Marije Fullaondo y Xabi Larralde, respectivamente, sobre el alto el fuego, en una conferencia de prensa en la que no se permitieron las preguntas.

 

El representante de Batasuna, a quien acompañó también la miembro de la mesa nacional Ainara Armendáriz, explicó que la dirección de la formación ilegalizada únicamente ofrecería ayer una “pequeña reflexión de urgencia” sobre el alto el fuego de ETA y que en los próximos días este partido hará un análisis “más en profundidad”. El dirigente de Batasuna subrayó la “enorme importancia política” de la decisión de ETA, que, a su juicio, significa “una gran oportunidad”, al tiempo que abogó por conformar una mesa de diálogo “sin exclusión territorial ni ideológica alguna”.

 

Barrena opinó que la decisión de ETA es “valiente y comprometida” y que constituye “una aportación para construir un escenario de soluciones políticas en el conjunto de Euskal Herria”. El dirigente abertzale se dirigió a los gobiernos español y francés para advertirles que “tienen la oportunidad de poder aportar a un escenario de soluciones democráticas”, por lo que reclamó que deben “desactivar todas las medidas represivas y de condicionamiento de la actividad política”. Emplazó a los partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales a “asumir su responsabilidad” para “crear las condiciones y los impulsos para un proceso democrático en Euskal Herria”. “La constitución con anclajes sólidos de la mesa pa-ra la resolución sin exclusión territorial o ideológica alguna es la referencia ineludible del conjunto de agentes de este país”, agregó.

 

A juicio de Batasuna, “el verdadero destinatario” de la decisión de ETA es “el pueblo vasco”, que es el que “debe liderar un proceso de negociación que defina un acuerdo sobre la territorialidad y el derecho de autodeterminación”. Por último, Batasuna expresó su “compromiso con este país y con la búsqueda de un escenario democrático basado en el respeto a la voluntad mayoritaria del pueblo vasco”.

 

Por su parte, el ex eurodiputado de HB y dirigente de Batasuna Karmelo Landa pidió ayer en Bruselas que la Unión Europea borre a la formación de su lista de organizaciones terroristas, que a su juicio no debería existir, informa Fernando García. Landa propugnó una “implicación positiva” de la UE en el proceso que ahora se abre, dentro del cual confía en que la voz de Batasuna tenga “más autoridad y más fuerza”. Puede darse por seguro que los Veinticinco exigirán a Batasuna que condene la violencia si quiere verse fuera de la lista citada, una condena sobre la que Landa no se pronunció ayer en su declaración “de urgencia”.

 

La noticia de la tregua llegó ayer casi a la misma hora en que Pernando Barrena y Rafael Díez Usabiaga, secretario general de LAB, ofrecían en San Sebastián una rueda de prensa para criticar las decisiones judiciales de Grande-Marlaska, que llegaron a calificar de “auténtica bomba de relojería” para “un proceso de diálogo y negociación política”.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La 'tregua' desde Cataluña

Por Narrador - 2 de Abril, 2006, 3:05, Categoría: General

 

Las urnas deben sustituir ahora a las armas, dice el president

 

 

Declaración oficial optimista del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ante el anuncio de tregua. El president tuvo un recuerdo para las víctimas y destacó su apoyo a Zapatero, el presidente “que ha hecho posible” ese anuncio.

 

Barcelona – El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, expresó ayer su confianza en que el paso dado ETA al declarar la tregua permanente “abre un camino de esperanza que durará tiempo y que no pasa por las armas, sino por las urnas”. El president declaró su satisfacción “por el proceso que se puede iniciar” a partir del anuncio de alto el fuego que hizo la banda terrorista.

 

Antes de hacer público ese comunicado oficial, que leyó en castellano y en catalán, Maragall mantuvo sendas conversaciones telefónicas con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el lehendakari Juan José Ibarretxe, con quienes intercambió valoraciones sobre el anuncio de tregua.

 

“Estamos ante una gran oportunidad para la paz en Euskadi y en toda España. Creo sinceramente que Europa entera comparte con nosotros este sentimiento”, manifestó.

 

Maragall manifestó esta tarde su esperanza en que el anuncio de alto el fuego permanente de ETA sea “la última página de una pesadilla” que “los ciudadanos del País Vasco, de Catalunya y los de toda España han sufrido largamente”. El president indicó que la tregua es el “resultado visible de los esfuerzos de mucha gente durante muchos años”.

 

En el mensaje del president había además dos consideraciones añadidas especialmente significativas. En primer lugar, manifestó la expresión de su “recuerdo y afecto por las víctimas de la violencia terrorista”, entre las que se encuentran, como recordó “tantas amigas y amigos”. No mencionó a nadie, pero una de esas personas a las que se refería era el ex dirigente del PSC y ex ministro Ernest Lluch.

 

Maragall finalizó el comunicado oficial de la presidencia de la Generalitat transmitiendo a las instituciones y a los ciudadanos vascos “la esperanza de los catalanes” y haciendo una consideración muy especial: “Expresar todo mi apoyo al presidente del Gobierno español que ha hecho posible todo esto: José Luis Rodríguez Zapatero”. El elogio al presidente del Gobierno se produce en un momento de especial tensión entre ambos mandatarios a cuenta del Estatut.

 

En el Govern hubo más reacciones. El conseller primer, Josep Bargalló, pidió al Gobierno que ahora “escuche todas las voces y no deje al margen a ninguno de los interlocutores significativos”.

 

También expresó su satisfacción el presidente de ICV y conseller de Relacions Institucionals, Joan Saura, quien auguró que el proceso que se abre será “difícil, complejo y largo” y defendió “no negociar nada” con ETA en el terrero político. Según Saura, el proceso debe ir acompañado de “la unidad de la fuerzas políticas democráticas del País Vasco para iniciar una propuesta de superación del autogobierno actual”.

 

Para el portavoz del Govern, el conseller Joaquim Nadal, el anuncio de ETA representa “una buena noticia, que se valorará definitivamente cuando se conozcan más profundamente los detalles” si bien “tampoco se puede exagerar o sacar de unos límites de estricta prudencia”.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Carod llama al Gobierno a dar pasos para que la tregua sea definitiva

 

 

Barcelona. – La noticia de la tregua de ETA fue recibida con especial satisfacción en Esquerra. Su presidente, Josep Lluís Carod-Rovira, que dimitió como conseller en cap de la Generalitat a principios del 2004 después de conocerse que se había entrevistado con dirigentes de ETA en Perpiñán, admitió que “por circunstancias personales, la satisfacción es doble”. Carod no paró de recibir ayer mensajes de apoyo y felicitación de amigos y simpatizantes. El líder de ERC hizo un llamamiento al Gobierno para que dé los pasos necesarios para que se pase “del alto el fuego a la paz definitiva”. “Estamos –añadió convencido– ante un proceso irreversible”.

 

El líder de ERC consideró que su aportación personal en la reunión con ETA del año 2004 ha contribuido a que ETA diera ayer el paso de la tregua. En una primera reacción a través de Catalunya Informació, dejó claro que se siente copartícipe: “Aquellas personas que hemos hecho esfuerzos e incluso sacrificios personales para que esto un día llegara, ahora es el momento de decir, con contención, que valía la pena”. Añadió que “bien valía la pena que alguien perdiera el cargo para que se llegara a dibujar este escenario”.

 

Carod reclamó también al PP que “no ponga obstáculos al proceso político que debe llevar a la paz por el hecho de que lo conduzca un gobierno o un partido que no es el suyo”. “Este nuevo escenario –observó– da la razón a todos aquellos que consideramos que, para acabar con los conflictos violentos de naturaleza política, al final se necesita dar un paso imprescindible que es el diálogo y la negociación entre el Estado y la organización armada correspondiente”.

 

 

Una información de Francesc Bracero publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Duran brinda el apoyo de CiU al Ejecutivo aunque acabe fracasando

 

 

Barcelona. – La cúpula de Convergència i Unió acogió con contenida satisfacción el anuncio de alto el fuego de ETA por cuanto abre, interpretaron, una vía de esperanza. Pero insistieron en pedir prudencia al Gobierno ante la complejidad de un proceso ven largo y complejo, y hasta que no se tenga la certeza de una voluntad de ETA de abandono definitivo de las armas. En cualquier caso, en la sesión de control al Ejecutivo del Congreso, Josep Antoni Duran Lleida brindó a Zapatero el apoyo de CiU, aunque acabe fracasando el proceso: “Ustedes tienen el derecho y el deber de intentarlo, incluso el derecho y el deber de fracasar, si ese fuera el caso, pero en cualquiera de los supuestos tendrá el apoyo de este grupo parlamentario”.

 

Artur Mas conoció la noticia de primera mano de Juan José Ibarretxe, con quien estaba reunido en el mismo momento en que el lehendakari tuvo conocimiento de ésta. En declaraciones desde Vitoria, se refirió a la trascendencia histórica que tendría la coincidencia en el tiempo de la aprobación del nuevo Estatut y la pacificación de Euskadi, dos hechos que no obstante desvinculó. Mas pidió al PP que “no utilice la oportunidad de paz para erosionar” al PSOE.

 

La reunión con Ibarretxe fue previa a un almuerzo que el presidente de CiU y uno de los vicesecretarios de CDC, Felip Puig, tuvieron con Josu Jon Imaz y Iosune Ariztondo. En ese encuentro con el PNV, las dos direcciones nacionalistas coincidieron en la importancia de que el proceso se demuestre irreversible, abarque todas las modalidades de violencia de ETA y en el que no sean los terroristas quienes marquen el ritmo político.

 

 

Una información de Susana Quadrado publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La reacción internacional

Por Narrador - 2 de Abril, 2006, 1:56, Categoría: General

La Vanguardia antaño destacaba por su excelente sección de internacional. Quien tuvo estuvo, o al menos eso dicen, por lo que no es difícil entender el amplio espacio dedicado a este aspecto del ‘alto el fuego permanente’. Un importante matiz: la Administración Bush ha actuado con absoluta indiferencia (al menos públicamente) y la declaración es obvia, no iban a decir que lamentan la noticia o no responder la noticia. Pero fíjense en un detalle, la reunión de Madrid entre israelíes y palestinos la anunció Baker, la ‘tregua del IRA’ y la ‘tregua-trampa’ del 98 fueron anunciadas (o saludadas) por Clinton. Ahora ni Rice ni ningún mandatario han realizado comentario alguno al respecto, ni siquiera el portavoz presidencial se ha manifestado, tan sólo el portavoz del Departamento de Estado. Una aclaración más ETA fue incluida en la lista de organizaciones terroristas del departamento de Estado por Clinton tras la ruptura de la tregua-trampa, Bush incluyó a Batasuna y sus satélites en dicha lista. Matices importantes aunque no lo parezcan.

 

Prudente satisfacción en Washington

 

 

Washington. – El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Sean McCormack, se felicitó ayer por el alto el fuego anunciado por ETA, aunque su reacción fue muy escueta y prudente. Durante la rueda de prensa diaria, y ante una pregunta de un periodista español, McCormack leyó un papel que tenía preparado y dijo: “Nosotros, como los españoles, también conocemos el sufrimiento por el terrorismo; cualquier paso decisivo que ETA dé para el fin del terrorismo será bienvenido”. “En los próximos días nos pondremos en contacto con el Gobierno español”, añadió, dando a entender que quieren ser informados de primera mano sobre los detalles de la noticia.

 

Durante el segundo mandato de Aznar, cuando la relación entre la Moncloa y la Casa Blanca fue muy estrecha, la Administración Bush ofreció un respaldo muy vehemente y público al Gobierno español en la lucha antiterrorista, como contrapartida natural al alineamiento total de Madrid con la política de Washington tras el 11-S. ETA y los grupos políticos afines fueron incluidos en la lista de organizaciones terroristas el Departamento de Estado. Después del triunfo socialista y del desacuerdo sobre Iraq, ambas partes siempre han insistido en que la cooperación terrorista no se ha resentido y ha sido muy intensa.

 

 

Una información de Eusebio Val publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Adams pide que se detengan los juicios a Batasuna

 

 

Londres. – El movimiento republicano irlandés lleva años compartiendo sus experiencias negociadoras con ETA y aconsejando al grupo armado vasco que abandone la violencia y se recicle como organización exclusivamente política, dedicada a la búsqueda de la independencia de Euskadi por medios pacíficos. Sus líderes no ocultaban ayer la satisfacción por el anuncio de un alto el fuego permanente.

 

“La responsabilidad de responder de una manera constructiva y creativa recae ahora de una manera especial sobre el Gobierno español, que debería intervenir inmediatamente para detener los juicios políticos a los líderes de Batasuna, incluyendo Arnaldo Otegi”, comentó Gerry Adams, presidente del Sinn Fein y una de las figuras más influyentes en la elaboración de la estrategia política del IRA, que ha llevado a la representación del grupo en cuatro parlamentos: Stormont, Westminster, Dublín y Estrasburgo.

 

ETA y el IRA han mantenido una estrechísima relación, no sólo en cuanto a intercambios sino también en entrenamiento militar y utilización de similares intermediarios y mercados para la compra de armas.

 

“Sería presuntuoso decir que hemos aconsejado a ETA el anuncio de un alto el fuego permanente, porque es una decisión suya y sólo suya –comentaron a La Vanguardia fuentes del Sinn Fein–. Lo que hemos hecho es explicarles con detalles las diferentes fases de nuestras negociaciones con Londres y Dublín, y advertirles de los obstáculos que se interponen a partir de ahora en su camino, incluyendo las tácticas de dilación política”.

 

Adams dijo que “se trata de una oportunidad histórica que ambas partes deben aprovechar, poniendo sobre la mesa todos los temas sin ninguna excepción”. El Gobierno Blair, por su parte, se mostró satisfecho por el anuncio de ETA.

 

 

Una información de Rafael Ramos publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Chirac habla de “gran esperanza para España”

 

 

París. – El presidente francés, Jacques Chirac, saludó ayer el anuncio de alto el fuego permanente hecho por ETA como una “gran esperanza para España y para la lucha contra el terrorismo”. Ninguna alusión a Francia, sin embargo, en boca del presidente de la República, pese a haber sido directamente interpelada por el comunicado etarra.

 

En un escueto y extremadamente medido comunicado difundido por el Elíseo, Chirac manifiesta haber recibido con “gran interés” el anuncio de alto el fuego de ETA, considera que abre una “gran esperanza” y recuerda la “cooperación ejemplar” entre ambos países y “el apoyo de Francia a los esfuerzos de España para poner fin a esta plaga ’. En otro comunicado similar, el primer ministro, Dominique de Villepin, utiliza también la palabra “esperanza”, alude al deseo de que “la paz pueda al fin triunfar” y expresa el apoyo de Francia a “todas las acciones que van en ese sentido”. Prudencia ante todo.

 

Francia sigue con gran interés el proceso abierto en España –Villepin habló ayer telefónicamente con José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que Chirac estableció contacto con el presidente del Gobierno español a nivel de colaboradores–, pero tiene un interés todavía mayor en mantenerse en un discreto segundo plano. En todos los pronunciamientos públicos, así como en los comentarios privados, París insiste en todo momento en presentar el terrorismo de ETA y la cuestión vasca en general como “un problema interno de España” o –con otras palabras, pero con el mismo sentido– “una cuestión que atañe a la soberanía española”. En todo caso, la apelación de ETA al papel de Francia en el proceso que ahora se abre sólo obtiene el silencio más absoluto como respuesta. “No hay comentarios sobre los comunicados de ETA”. Punto.

 

 

Una información de Lluís Uría publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

La UE se ofrece a Madrid pero pide cautela

 

 

Bruselas. – Los responsables de las instituciones europeas coincidieron con el Gobierno en reaccionar con satisfacción y cautela ante la tregua. El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, afirmó que los gobiernos de los países socios le habían manifestado su satisfacción y respaldo al Ejecutivo de Madrid en “la posición que pueda adoptar”.

 

El coordinador antiterrorista de la UE, el holandés Gijs de Vries, dijo que el anuncio “es un paso positivo en la dirección adecuada”, y añadió que la organización “debe renunciar permanentemente a la violencia en hechos y en palabras”.

 

Mientras la Comisión Europea optaba por dejar cualquier reacción a “las instituciones democráticas españolas”, en la Eurocámara tanto el presidente, Josep Borrell, como los grupos políticos se pronunciaron. Para Borrell, “se vislumbra un horizonte sin violencia terrorista”.

 

La eurodiputada socialista Bárbara Durkhop, viuda del senador Enrique Casas (asesinado en 1984), dijo que “ETA ha declarado una tregua permanente y todo lo demás, hoy, sobra”. La reacción del popular Alejo Vidal-Quadras, para quien la tregua “no introduce ningún cambio”, contrastó con la del jefe de su grupo, Hans-Gert Poettering, que dijo que el anuncio “aporta esperanza y paz en el País Vasco y en el conjunto de la nación española”.

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Satisfacción, cautela y respaldo al Gobierno

 

 

El respaldo a las medidas que pueda adoptar el Gobierno español para avanzar en el camino hacia la paz fue la tónica generalizada de las reacciones internacionales tras el anuncio de ayer de ETA. La satisfacción llegó acompañada de cautela. Estados Unidos señaló que “cualquier paso decisivo que ETA dé para el fin del terrorismo será bienvenido”. Y la UE manifestó su respaldo a Zapatero en “la posición que pueda adoptar”. En la Eurocámara, el jefe del grupo en el que se incluye el PP español señaló que el anuncio “aporta esperanza y paz en el País Vasco y la nación española”. Francia mostró una “gran esperanza” tras el anuncio.

 

Las reacciones internacionales ante el alto el fuego de ETA coinciden en “dar la bienvenida” a cualquier paso hacia la paz

 

 

Una información publicada en el diario LA VANGUARDIA el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com