El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

Rosa Diez insiste en la unidad del PSOE y el PP contra ETA

Por Narrador - 7 de Abril, 2006, 5:35, Categoría: General

Sin abandonar ninguna de sus posturas tradicionales Rosa Diez apuesta por la integración contra ETA, una vez más. Veremos lo que dura la unidad, muy optimistas no somos.

 

“De acuerdo contra ETA” Rosa Diez

 

 

Resulta difícil analizar sin una cierta subjetividad la situación creada tras el último comunicado de ETA en el que esta organización terrorista anuncia el «alto el fuego permanente». Nuestro deseo de que este comunicado pudiera representar el reconocimiento por parte de la banda terrorista de que ha sido derrotada, contrasta con el realismo mostrado ayer mismo por el presidente del Gobierno cuando pidió a todos «prudencia y calma», mientras asumía que «estamos ante un camino duro, difícil y largo».

 

Con realismo pues quiero analizar este momento político. ETA no ha declarado el alto el fuego definitivo, que es mucho más que permanente. Se podría decir, por tanto, que ETA no se da por vencida. Es, además, cierto que, como ya se ha apuntado, en su comunicado establece tal serie de condiciones que, todas ellas juntas, constituyen su conocida alternativa KAS: territorialidad, autodeterminación, reivindicación de los actos terroristas como consecuencia de un conflicto político no resuelto, exigencia de cambiar el marco, no reconocimiento del sistema democrático vigente, exigencia de soberanía para el pueblo vasco... No perdamos de vista -aunque haya mucho ilusionado empeñado en que nos olvidemos- de que enfrente tenemos a una banda terrorista que finalizó la lectura de su declaración de alto el fuego con las siguientes palabras: «Jo eta ke independentzia eta sozialismoa lortu arte!».O sea, «Dale que te pego hasta que consigamos la independencia y el socialismo». La realidad es ésa, por mucho que queramos enmascararla. Sólo si conocemos al enemigo podremos desplegar la estrategia correcta para vencerlo.

 

Cierto es que a estas alturas de nuestra Historia sólo un ingenuo podría esperar que ETA hiciera autocrítica. ETA es una banda terrorista y como tal, puesto que sigue existiendo, se comporta. ETA no ha renunciado a ninguno de sus objetivos. Y no ha hecho este comunicado porque se le haya aparecido la luz y haya decidido convertirse a la democracia. Si ha decidido cambiar de táctica es porque quienes no se han rendido ante el terror les han obligado a ello. Por eso, ETA hoy exige al Estado lo mismo que ayer, pero declarando un alto el fuego. En nuestra mano está que ninguna de esas exigencias sea atendida.

 

Su debilidad declarada nos ofrece una oportunidad. Pero hemos de dejar claro a la banda criminal que nunca aceptaremos que sean los guardianes de nuestra vida y nuestra libertad. El proceso que se abre no es un proceso de paz: es un proceso para conseguir el fin de ETA. Debemos hacerle comprender a ETA que ni con muertos ni con declaraciones de alto el fuego podrá obtener de la democracia ninguna de las reivindicaciones en cuyo nombre nos ha asesinado, extorsionado y perseguido. El Estado de Derecho, la democracia, tiene la pelota en su tejado. Nos toca jugar y hemos de jugar inteligentemente. Nosotros tenemos el balón y ETA debe sentir la presión. La banda terrorista no ha de marcar ni nuestra agenda ni nuestra respuesta.

 

También es importante que no caigamos en la complacencia, que no perdamos la memoria. La ausencia de víctimas mortales de los últimos 1.000 días no puede ser aceptada en modo alguno como una muestra de generosidad de los terroristas. Como se expresa acertadamente en el comunicado que emitió Basta Ya, el mensaje de los verdugos no compensa en modo alguno a las víctimas del terrorismo nacionalista vasco. Tener presentes a las víctimas, como ayer reclamaban todas las fuerzas políticas, significa que sus reclamaciones de verdad, memoria y justicia estén, en nuestra respuesta y en nuestras decisiones políticas, más presentes que nunca.

 

Otra cosa que no debemos olvidar es que este comunicado de la banda es consecuencia del éxito de la política antiterrorista acordada en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, de la firmeza de las instituciones del Estado, de la acción de la Policía, de los jueces, etcétera. Y de la movilización ciudadana contra el terrorismo. ETA no nos está regalando nada, no tenemos nada que agradecerle. Es una banda criminal que con su existencia nos ha impedido vivir en libertad. Jamás aceptaremos que se presente como garantía de ningún proceso democrático. Son ellos, los terroristas, sus crímenes, su maldad y su violencia lo que nos ha impedido vivir en paz. Insisto: ETA cambia de táctica porque les hemos obligado a ello. Y lo hemos pagado muy caro: centenares de muertos y de heridos, miles de personas extorsionadas, miles de personas viviendo sin libertad. No les debemos nada y nada les vamos a pagar.

 

Aprovechemos este clima, iniciemos un proceso de diálogo, de diálogo entre los partidos políticos democráticos. Convirtamos el camino duro y difícil que apuntaba el presidente en una nueva oportunidad. Una oportunidad para recuperar el consenso entre los dos grandes partidos, para recuperar la unidad constitucional. El final de ETA sólo llegará como resultado de una estrategia de Estado compartida por los partidos que suscribieron el Pacto por las Libertades, y al que deberemos intentar que se sumen el resto de las fuerzas políticas. Una estrategia que le haga comprender a ETA, con toda nitidez, que sabemos que el inicio de su derrota empezó el mismo día en que se firmo ese Pacto y la banda comprendió que, gobierne quien gobierne, nunca la democracia española cederá ante la amenaza terrorista. Ya sea una amenaza vestida de bombas o vestida de tregua.

 

Hace ya unos cuantos años, allá por el 89 creo recordar, Felipe González publicaba un artículo abordando esta misma cuestión. Recuerdo que subrayé uno de sus párrafos; lo recuerdo casi de memoria. El decía que «los demócratas debíamos ser quienes lleváramos la iniciativa, que la llave de la cárcel debía estar en nuestras manos. Y que a ETA había que decirle, con toda claridad, que nunca conseguirá lo que pretende asesinando a ciudadanos inocentes».Y añadía: «...Y cuando deje de matar, tampoco». Pues eso. Aprovechemos esta pausa y convirtámosla en final. Creo que es posible, siempre que no perdamos de vista cómo hemos llegado hasta aquí. Siempre que recordemos que sólo desde el acuerdo en el diagnóstico y desde el acuerdo en la política que de ese acuerdo se derive, la democracia podrá vencer, definitivamente, al totalitarismo y al terror.

 

No creo que sea autoexigirnos demasiado. Sé que podemos hacerlo. Y no es una cuestión de fe. Es una cuestión de memoria y de sentido común. Y de paciencia y de firmeza. Paciencia para seguir luchando hasta recuperar todas las libertades, hasta poner fin a la extorsión, hasta poner fin al miedo. Y firmeza para seguir aplicando la Ley y todas las normas del Estado de Derecho.

 

Y quiero hacer una última consideración. Este comunicado de ETA no ha convertido a los criminales ni a sus cómplices en ciudadanos respetables. Nadie ha dejado de ser lo que era. Los verdugos -en el grado que sea- siguen siendo los malos y los perseguidos siguen siendo los buenos. Pidamos, por tanto, a los poderes del Estado -las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los jueces, entre otros-, que sigan cumpliendo con su obligación: proteger a los ciudadanos y aplicar la Ley. Sólo así conseguiremos que el pause se convierta en end.

 

Rosa Díez es diputada socialista en el Parlamento Europeo.

 

 

Publicado en el diario EL MUNDO el viernes 24 de marzo de 2006. Por su interés, elzapatazo.com reproduce íntegramente el texto.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com