El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

Alcaraz habla para EL MUNDO

Por Sin Pancarta - 18 de Abril, 2006, 21:04, Categoría: General

Francisco Alcaraz con la honestidad que le caracteriza advierte en una entrevista concedida a EL MUNDO que "hay víctimas dispuestas a tomarse la justicia por su mano si excarcelan al asesino de su familia". Alcaraz no está amenazando, se limita a constatar una realidad en un colectivo de miles de personas. No es de extrañar que quien ha padecido la barbarie criminal de ETA espere justicia y en el caso de no encontrarla, para qué explicitar si se entiende perfectamente. Como señala Alcaraz las víctimas no pueden ser "moneda de cambio" en el mal llamado proceso de paz y recuerda que la declaración de alto el fuego anunciada por ETA el miércoles es "la número 15" en la historia de la banda terrorista. "La experiencia nos ha demostrado que ETA ha utilizado las treguas como algo estratégico para conseguir lo que no ha conseguido con la extorsión, el asesinato y el secuestro".

 

«Hay víctimas dispuestas a tomarse la justicia por su mano si excarcelan al asesino de su familia»

 

 

La sede de la asociación que preside -situada en pleno centro de Madrid- es un autentico hervidero de consultas y visitas, y el teléfono esta desde el pasado miércoles que echa humo. Muchos se interesan por el verdadero alcance del alto el fuego permanente anunciado por ETA, y la inmensa mayoría se muestran cautos, escépticos y desconfiados.

 

Su caso es uno más, igual de dramático y de doliente que el de los 4.000 miembros de la AVT, la mayor asociación de víctimas del fanatismo etarra existente en España y que atiende a más de 6.000 personas. Su vida cambió por completo un 11 de diciembre de l987, cuando un comando etarra y 50 kilos de explosivos arrancaron la vida en la casa cuartel de Zaragoza a su hermano pequeño, Angel, sólo 13 meses menor que él, y a sus dos sobrinas gemelas, Esther y Miriam. El, entonces un discreto peluquero de Torredonjimeno (Jaén), necesitó años y ayuda psicológica para poder volver a mirar los retratos de sus seres queridos, y lo que inicialmente fue una obsesiva pregunta sin respuesta -¿por qué?- se tornó poco a poco en reivindicación y defensa de lo que hoy es la gran bandera de las víctimas: defender la memoria, la justicia y la dignidad.

 

Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, es un hombre sencillo, de lágrima fácil, polémico y controvertido, a quien sus amigos definen como honesto, fuerte y admirable, y sus enemigos consideran un fanático, déspota y vanidoso. El, consciente de que su figura crea polémica, se limita a señalar que cuando acabe todo esto contará la verdad sobre las presiones intolerables a las que ha sido sometida su asociación. Dice que si finalmente hay paz por presos y no se hace justicia, algunas víctimas le han planteado que podrían tomarse la justicia por su mano, y apela a la responsabilidad del Gobierno para que esta historia acabe con vencedores y vencidos.

 

PREGUNTA.- El último comunicado de ETA anuncia el alto el fuego permanente. ¿Es un motivo de esperanza para la AVT?

 

RESPUESTA.- Si éste hubiera sido el primer comunicado de tregua de ETA, la mayoría de la sociedad española estaría desbordada de esperanza y alegría. Pero es el comunicado número 15, y el sentido común y la razón nos llevan a extremar la prudencia y la cautela, porque la experiencia nos ha demostrado que ETA ha utilizado las treguas como algo estratégico para conseguir lo que no ha conseguido con la extorsión, el asesinato y el secuestro.

 

P.- Admita que este comunicado tiene matices muy diferentes de los anteriores, lo que puede suponer el principio del fin, ¿no?

 

R.- Sí, claro que cada comunicado tiene su matiz diferente. Pero el fondo es igual que los anteriores. ETA no anuncia la entrega de las armas, ni hay una rectificación. No piden perdón, y no renuncian a la autodeterminación. Siguen exigiendo a España y Francia que no haya una presión política, judicial y policial.

 

P.- Pues tanto ustedes como las principales asociaciones de víctimas han dicho en un comunicado que el alto el fuego puede ser el principio del fin

 

R.- Esa frase se ha sacado de contexto. Lo que decimos es que este alto el fuego no constituye el final del terrorismo, aunque puede ser el punto inicial de un proceso que conduzca al final. Ello dependerá del acierto del Gobierno y requerirá el acuerdo de los partidos firmantes del Pacto por las Libertades para afrontar con unidad la situación creada con el anuncio de ETA.

 

P.- ¿Y es posible el perdón en tales circunstancias?

 

R.- Eso va en la conciencia de cada uno, en su capacidad de perdonar. No obstante, ese perdón no implica una renuncia a la dignidad y a la justicia.

 

P.- ¿Y a la AVT qué le parece la actitud del Gobierno en este proceso?

 

R.- Lo que pedimos al Gobierno es que las víctimas del terrorismo no podemos ser moneda de cambio de ningún proceso político. Si ETA obtiene con este proceso algunos de los objetivos por los cuales fueron asesinadas, secuestradas o heridas nuestras familias, el Gobierno estará traicionando la buena voluntad, la generosidad de las víctimas, y también el Estado de Derecho, la democracia y a cada uno de los españoles. No podemos permitir que una banda de asesinos, por el hecho de estar amparados bajo unas siglas políticas, puedan tener un trato diferente al de un violador o cualquier atracador de bancos o delincuente común que mata a una persona por robarle una cartera.

 

P.- ¿Qué margen de confianza le dan al presidente del Gobierno?

 

R.- Es José Luis Rodríguez Zapateo quien tiene la responsabilidad de darnos esa confianza. Es él quien tiene que marcar las pautas para que nosotros confiemos en lo que va a hacer. Vamos a mandar una carta al presidente del Gobierno con preguntas muy concretas, muy claras, sobre cuál es el precio que vamos a pagar a cambio de que ETA deje las pistolas. Y ya veremos si su respuesta nos genera confianza o desconfianza.

 

P.- Sé que es muy doloroso, pero... ¿están dispuestos a hacer alguna cesión para que callen las pistolas?

 

R.- ¿Cuál tiene que ser la generosidad de las víctimas, de una persona que ha perdido un brazo, o una pierna? ¿Qué quieren, el otro brazo y la otra pierna? ¿Quieren que les pongamos un piso? Ya hemos sido muy generosos y muy respetuosos con el Estado de Derecho, pidiendo justicia y no tomándonos en ningún caso la justicia por nuestra mano.

 

P.- ¿Qué dicen las víctimas, los asociados de la AVT, cuando le llaman estos días?

 

R.- El Gobierno tiene una responsabilidad enorme de cómo va a dirigir esta negociación, porque si hay paz por presos, si no se hace justicia, el mensaje que se traslada a las víctimas es que no confíen en la Justicia. Y puede pasar, como hemos escuchado estos días en la AVT, que haya víctimas que digan que si excarcelan al asesino de su familia no saben lo que van a hacer, si tomarse o no la justicia por su mano.

 

P.- ¿De verdad le ha llamado gente para decir que se tomaría la justicia por su mano?

 

R.- Sí, hay gente que se tomaría la justicia por su mano. Hemos recibido muchas llamadas en ese sentido, y sería un grave error, porque estaríamos cayendo en el mismo cáncer de los terroristas. De ahí la responsabilidad enorme del Gobierno. Nosotros por nuestra parte ni nos vamos a callar, ni nos vamos a vender por un plato de lentejas ni vamos a rendirnos. Eso está claro.

 

P.- ¿Ustedes aceptarían, por ejemplo, un acercamiento de presos al País Vasco?

 

R.- En la situación actual, cuando estamos hablando de un cese de la violencia, no de la disolución de ETA ni de entrega de las armas, la dispersión hay que mantenerla. En el año 97, cuando estaba en juego la vida de Miguel Angel Blanco, no cedimos al chantaje de ETA, que pedía el acercamiento. Si entonces la sociedad española y el PSOE, el PP e IU no acercaron a los presos para salvar una vida, si entonces no tragamos, ¿por qué hacerlo ahora?

 

P.- Y supongo que tampoco aceptarían posibles indultos o reducción de condenas

 

R.- Por supuesto que no aceptaremos ni un indulto encubierto, ni un tercer grado encubierto. Pero no sólo las víctimas, sino la sociedad española. Cualquier ciudadano de a pie no aceptaría que el asesino de su hijo quede impune porque llega a un acuerdo con un político.

 

P.- ¿Qué diferencia ve entre esto que está haciendo el Gobierno de Zapatero y la última tregua de Aznar?

 

R.- Ninguna. Nosotros entonces decíamos lo mismo, que no era el punto final, y que no aceptaríamos pagar precio político alguno. Ahí están las hemerotecas.

 

P.- ¿Y qué papel tienen que jugar las víctimas en este proceso?

 

R.- Nuestro papel es muy sencillo, y es el que hemos pedido siempre: memoria, dignidad y justicia, y que las decisiones que tome el Gobierno a la hora de llegar al final no conlleven sacrificio de una de esas cuestiones, porque no podemos renunciar a ninguna de las tres.

 

P.- ¿El Gobierno ha traicionado en alguna ocasión la memoria, la dignidad y la justicia que ustedes reivindican?

 

R.- Ha traicionado las tres. La memoria, porque pretenden callar las voces de las víctimas del terrorismo para que no sean molestas en este proceso, porque nosotros somos la conciencia de lo que ha pasado. No se ha respetado la justicia, porque hemos visto al fiscal general que inclina la balanza siempre a favor de los propios terroristas antes que sobre las víctimas. No es de justicia que pueda dejarse de aplicar la Ley de Partidos. Ni que ETA impunemente realice centenares de actos. Y así no se preserva nuestra dignidad.

 

P.- ¿Qué le pareció la recomendación de Conde-Pumpido de que los fiscales tengan en cuenta la nueva situación?

 

R.- Cualquier fiscal general del Estado de cualquier país del mundo mínimamente civilizado y democrático hubiera dimitido después de esa afirmación. Es de una gravedad extrema. Si hubiera alguien por encima de él, le acusaría de prevaricación.

 

P.- ¿Y confía en que Otegi entre en prisión tras la decisión de Grande-Marlaska?

 

R.- Sí, creo que el señor Otegi va a ir a la cárcel. Grande-Marlaska es un gran juez, de una valentía y una fortaleza tremendas, y la pena es que no haya más como él.

 

P.- Vamos, que ustedes desean, como dice Enrique Múgica, que aquí haya vencedores y vencidos

 

R.- Las víctimas no podemos aceptar un final de ETA sin vencedores y vencidos. Nosotros no vamos a consentir que nos hagan invisibles, no vamos a permitirlo. El Gobierno no puede invisibilizarnos, porque los verdugos serían los verdaderos héroes de este proceso, serían los que habrían vencido.

 

P.- Pero en el mismo momento en que ETA no mate, los demócratas ya habríamos vencido a los asesinos, ¿no?

 

R.- Depende de por qué deje de matar ETA. Si ETA consigue alguno de los precios que exige al Gobierno será el fin de la banda, pero no es el fin que todos esperamos, porque ése sería el fin de la fortaleza del Estado de Derecho. ETA tiene que ser derrotada, porque cuando una banda terrorista no es derrotada es ella la que derrota al Estado de Derecho.

 

P.- Admita que ETA está en un momento de debilidad, y eso también influye

 

R.- Sí, está en ese punto de debilidad, que además ha coincidido con la debilidad de un Gobierno. ETA está en un punto de debilidad gracias al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, la Ley de Partidos, el acoso judicial y policial, pero se suma que este final de ETA coincide con una debilidad paralela del Gobierno.Si ETA, a partir del 11-M, comete un atentado mortal, hace tambalear al Gobierno, por lo que encontramos un Gobierno débil y una ETA débil, y fruto de esa debilidad llegan a este consenso para sobrevivir ambos.

 

P.- ¿Qué le ha parecido la actitud de Zapatero tendiendo la mano al PP y la de Rajoy recogiendo el guante?

 

R.- Esa es la noticia más positiva que he escuchado después del anuncio del cese de violencia de ETA. Es importantísimo que los dos grandes partidos que han liderado la lucha antiterrorista más eficaz de la Historia de España se vayan a sentar juntos. PP y PSOE están obligados a entenderse, y entre los dos, con la fortaleza del Estado de Derecho, impedir una negociación a cualquier precio y la impunidad de los terroristas.

 

P.- ¿La división de las víctimas no está dañando gravemente la imagen del colectivo?

 

R.- Es falso que las víctimas estemos divididas. ¿En qué? A todas nos une, aparte del dolor, el querer que haya un final del terrorismo. Y nuestro mensaje es el mismo: nada de paz por presos, y nunca negociación a cualquier precio.

 

P.- Hombre, Pilar Manjón y usted no son ni parecidos

 

R.- El problema es que el Gobierno, apoyado por muchos medios, le ha dado una voz de representatividad a unos colectivos que son minoritarios e insignificantes respecto a la gran mayoría.

 

P.- ¿Y el papel de Peces-Barba ha sido positivo?

 

R.- Peces-Barba es una pieza más dentro del proceso de negociación del Gobierno y ETA. Necesitaban una figura que pudiera controlar y dirigir, y callar o comprar el silencio de las víctimas. Su figura como alto comisionado ha sido nefasta para las víctimas, porque ha servido para escenificar una falsa división entre las víctimas, para que no seamos un estorbo en el proceso de negociación.

 

P.- Cuando dice 'comprar a las víctimas', ¿a qué se refiere?

 

R.- A las próximas subvenciones, a la Ley de Solidaridad, que pretende ser un cheque en blanco para comprar la voluntad de las víctimas del terrorismo.

 

P.- ¿Qué le ha parecido la prisa del lehendakari en relanzar la mesa de partidos?

 

R.- El PNV tiene que rentabilizar al máximo este proceso, porque han estado muchos años mirando a otro lado y contribuyendo a la subsistencia de ETA. Ahora Ibarretxe necesita como sea no irse con las manos vacías. Se tiene que colgar también su medalla, por eso intenta desesperadamente salir en la foto.

 

P.- En su opinión, ¿este comunicado es suficiente para que el Gobierno haga efectivo el mandato que le dio el Parlamento?

 

R.- No es suficiente, porque para hacer efectivo el permiso que le dio el Parlamento tiene que cesar totalmente la violencia, tienen que dejar las armas y se tienen que disolver.

 

P.- Supongo que a ustedes sí les dará confianza lo que decida el Parlamento, ¿no?

 

R.- La confianza se habría generado si realmente Zapatero hubiera sido claro y no nos hubiera engañado. No olvidamos la cantidad de veces que el Gobierno ha dicho que mentíamos, que no había negociación, que no había contacto. Y ahora que se ha demostrado que los mentirosos eran ellos, que sí ha habido diálogo con los terroristas, se nos pide fe y confianza.

 

P.- El Gobierno ya ha dicho que no piensa bajar la guardia.

 

R.- Sería una irresponsabilidad que el Gobierno bajara la guardia.Hay que mantener las medidas de seguridad. Y hay que seguir investigando para descubrir y detener a todos los terroristas que tienen delitos pendientes y que todavía no han sido juzgados. Nosotros vamos a estar muy vigilantes, y utilizaremos las armas del Estado de Derecho para exigir que se cumpla la ley.

 

P.- ¿Ve factible la legalización de Batasuna?

 

R.- Eso es parte del precio. Su legalización supondrá que el Gobierno ha cedido al chantaje de la negociación, y está cumpliendo a pies juntillas toda la hoja de ruta pactada.

 

 

 

Una entrevista de Esther Esteban publicada en el diario EL MUNDO el lunes 27 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com