El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

Garzón actuará contra los dirigentes batasunos si se celebra la marcha

Por Narrador - 11 de Agosto, 2006, 6:33, Categoría: General

 

El magistrado los considerará «convocantes» de una manifestación «ilegal» y ya desconvocada, aunque descarta la prisión preventiva

 

Madrid- Tras la declaración de Pernando Barrena, portavoz de Batasuna, y sus cuatro compañeros, citados ayer en la Audiencia Nacional por su presunta relación con la marcha ilegal convocada para el domingo en San Sebastián por el particular José Luis Sayes Alzua, el juez Baltasar Garzón consideró que «no ha lugar» al ingreso en prisión de ninguno de ellos. La manifestación ha sido ya desconvocada y Barrena y los suyos se desdijeron de todo lo dicho.

 

Prisión era lo que solicitaba Dignidad y Justicia, la acusación popular, a través de su abogado, José María Ruiz. El motivo para ello era que, según manifestó el letrado, «llevamos ya varios años con este proceso y se siguen produciendo marchas de Batasuna». Y en vista de que medidas cautelares como las fianzas no parecen surtir efecto, «tendremos que pedir medidas más fuertes».

 

Advertencias. Pero el juez estimó que no procede tal medida. Garzón dijo, además, que el motivo de la citación no era otro que el de advertir a los imputados de que si participan en la marcha el domingo, su situación personal podría cambiar radicalmente, ya que consideraría que Batasuna habría asumido «en exclusiva» la convocatoria de la marcha. Esta advertencia la realizó a los cinco citados verbalmente y de manera individual durante la vista, además de por escrito mediante un requerimiento. También hizo la advertencia «extensiva a todos los dirigentes de Batasuna».

 

En los requerimientos que recibió cada imputado, el juez les hizo responsables de los carteles en los que Batasuna llamaba a manifestarse o a concentrarse y ordenó que se retirasen, además de advertirles de que la celebración de la manifestación o de cualquier acto de esa categoría será de su responsabilidad personal o de los dirigentes. Precisamente, el abogado José María Ruiz quiso insistir ayer en que si se llevara a cabo la marcha el domingo, Dignidad y Justicia pediría el ingreso en prisión incondicional de Barrena y sus compañeros por haber sido ellos los que la convocaron.

 

Sobre la celebración de otro tipo de actos que aparecían anunciados en una circular interna de Batasuna, consistentes en encierros en algún lugar durante el fin de semana, el juez les recordó que también serían considerados ilegales y que, de participar alguno de los citados a declarar en ellos, podría actuar en consecuencia.

 

Barrena se desvincula. En su declaración, Barrena se desvinculó de la manifestación del domingo. Añadió también que cuando realizó la rueda de prensa anteayer, en la que hizo pública la convocatoria para la manifestación, «desconocía» que ésta había sido desconvocada. Por último, el portavoz abertzale señaló que Batasuna no había convocado la manifestación, sino que simplemente se limitó a adherirse a ella.

 

Barrena fue el primero de los cinco imputados en declarar. Los otros cuatro miembros de Batasuna, Ángel María Elkano, Aizpea Abrisketa, Asier Arraiz y Mikel Zubimendi, se limitaron a adherirse a las manifestaciones de su portavoz, sin añadir nada nuevo con sus testimonios.

 

El último en declarar ante el magistrado, pero en calidad de testigo, fue el convocante-desconvocante de la concentración del domingo, José Luis Sayes Alzua. Sayes dijo que convocó la marcha «porque es lo tradicional todos los años», añadiendo que el año pasado por estas fechas se celebró una muy parecida.

 

Preguntado por las razones por las que desconvocó la manifestación, dijo que se vio «desbordado por la situación». Negó, además, cualquier relación con Batasuna.

 

La Fiscalía, contra la marcha. Horas antes de la comparecencia de los representantes abertzales ante Garzón, la Fiscalía anunciaba que solicitará la adopción de medidas cautelares para los cinco si finalmente se celebra la manifestación. Además, pidió al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 que prohíba la manifestación de San Sebastián, o cualquier otro «acto alternativo» que pudiera producirse, según anunció en Santander el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Alberto Zaragoza Aguado.

 

A este respecto, Garzón dictó anoche una providencia en la que pide a la Consejería vasca de Interior que le informe sobre la manifestación convocada para mañana por María Jesús Aguirre Aristegui, para determinar «si se trata de un acto que pretende sustituir al desconvocado y apoyado por Batasuna, o no guarda relación con éste».

 

En la resolución, Garzón dice que la manifestación convocada ahora es «de similares características a la desconvocada ayer [por el miércoles]», por lo que necesita que la consejería que dirige Javier Balza determine «si hay coincidencias de horarios, itinerarios, convocantes y demás circunstancias». El magistrado también pide que se remita un mandamiento urgente a la Unidad Central de Información (UCI) de la Policía y a la Guardia Civil para que presenten sus informes respectivos. Anuncia el juez que «una vez consten estos datos se resolverá sobre la citación y comparecencia» de la persona que ahora convoca esta nueva manifestación.

 

El magistrado también ha decidido unir a la causa los informes remitidos por la UCI relativos a la rueda de prensa celebrada ayer, la ofrecida por el portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, «a los efectos oportunos».

 

La llegada a la Audiencia Nacional de los imputados se produjo sin apenas contratiempos. Tan sólo alrededor de medio centenar de personas acudieron a las inmediaciones del edificio, en pleno centro de Madrid, para esperar la llegada del dirigente batasuno Pernando Barrena y el resto de miembros de la coalición ilegalizada. Ésta se produjo al filo de las cinco y diez de la tarde, cuando llegaron mostrando un aspecto confiado y tranquilo.

 

Insultos. Nada más aparecer en la entrada, fueron increpados por un grupo de ultraderechistas, unas diez personas que portaban banderas de España con el escudo preconstitucional y llamaron a los imputados «asesinos».

   

Una información de Augusto Guitard publicada en el diario LA RAZON el viernes 11 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com