El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

El Comunicado, Cataluña y la Realidad Virtual

Por Sin Pancarta - 19 de Agosto, 2006, 17:02, Categoría: General

Sorprendentemente para el lector que no resida en Cataluña la prensa del lugar no da mayor trascendencia al Comunicado etarra. Desconozco si es una estrategia de ‘engaño masivo’ hacia sus lectores o la evidencia de su sideral ignorancia. En cualquier caso contrasta con las acertadas percepciones que este delicado asunto ha suscitado en los medios informativos nacionales. Vivir en un mundo virtual alejado de cualquier realidad acarrea ciertas complicaciones, sobre todo cuando los sucesos referidos escapan al control del diseñador de la falsa realidad virtual.

 

“ETA y la paz” (Editorial de LA VANGUARDIA)

 

 

La denuncia por parte de ETA de una crisis en el proceso de pacificación y la amenaza de romper el alto el fuego, en un comunicado hecho público en la madrugada de ayer, no supone nada crucial para el proceso de pacificación y la apertura del diálogo anunciado por el presidente Zapatero en el Congreso el pasado 29 de junio. Al margen del tono y del fondo inaceptable del comunicado por lo que tiene de condicionamientos fuera de las reglas del juego democrático, lo único significativo es que los terroristas vienen a ratificar que hasta ahora no sólo no se han satisfecho sus expectativas, sino que las acusaciones sobre concesiones políticas están bien lejos de la verdad.

 

En realidad, ETA y su entorno saben que no están en disposición de acusar a gobiernos y a partidos democráticos de mantener una actitud mezquina. Porque es una prueba de generosidad la apertura del diálogo entre el gobierno y los terroristas con el único fin de la pacificación, siempre que haya renuncia a la violencia y entrega de las armas, todo sin factura política ninguna. Éste es el mandato que tiene el presidente del Gobierno otorgado por una gran mayoría de ciudadanos españoles, incluidos los vascos. No existe otro camino que el que se señala desde las instituciones democráticas: el abandono de las armas que haga posible después, como se apuntó recientemente, la apertura de un proceso que permita una prudente y paulatina reinserción de presos sin delitos de sangre. Pretender la apertura de un proceso político a cambio de la renuncia a la violencia no sería más que la aceptación de un chantaje que repugna la conciencia.

 

Hay quien pretende interpretar que ETA ha lanzado ese comunicado en clave interna, para mantener el fuego sagrado entre sus bases y que no bajen la guardia ni se confíen durante el proceso de diálogo. Buscar una explicación razonable a los comunicados de la banda terrorista es como debatir sobre el sexo de los ángeles que, además de innecesario y confuso, puede llevar al delirio.

 

Todos los ciudadanos quieren la paz en el País Vasco, empezando por los vascos, que llevan muchos años sufriendo en primera línea las trágicas consecuencias del terrorismo en todos los sentidos. La inevitable esperanza que se generó tras el anuncio del alto el fuego permanente no puede confundirse con la firmeza de la sociedad democrática ante el chantaje y la extorsión. El único camino es el fin de la violencia y la entrega de las armas. Y ETA y su entorno lo saben.

   

Editorial publicado en LA VANGUARDIA el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

ETA quiere equipararse con los partidos políticos (Editorial de EL PERIODICO)

  

 

• El último comunicado de la banda terrorista refleja la frustración de que Batasuna no pueda legalizarse

 

El quinto comunicado de ETA desde que entró en vigor el alto el fuego, hace casi cinco meses, ha sembrado cierta inquietud y ha desorientado a la opinión pública. En ausencia de atentados y de kale borroka, había tomado cuerpo la sensación de que el camino hacia la pacificación definitiva de Euskadi cubría etapas sin grandes contratiempos, pero el documento divulgado por la banda terrorista ha confirmado que están en lo cierto quienes, desde diversas instancias, han advertido que el proceso será largo y estará -está- preñado de dificultades.

 

CADENA DE ACONTECIMIENTOS. Las condiciones en que se desarrolló la manifestación organizada el último domingo en San Sebastián por la izquierda aberzale, con una inusual contención política de Batasuna, fue el primero de una cadena de acontecimientos que han desembocado en el comunicado. Siguieron las homilías del día 15 de los obispos Blázquez y Uriarte, eco sigiloso de que algo se movía en el universo de ETA y no precisamente en la dirección deseada. Y el jueves coincidieron unas manifestaciones de Otegi sobre la inclusión de Navarra en el menú de la negociación y otras de Barrena acerca de los gestos "extremadamente pobres" del Gobierno en lo que va de tregua. Una apreciación que coincide en el fondo y en la forma con el análisis etarra contenido en el último comunicado, donde se hace referencia a una "evidente situación de crisis".

 

EL OBJETIVO DE ETA. ¿A qué obedece que ETA hable de crisis? Parece verosímil que se debe a su deseo de convertirse en actor político de la negociación, una función reservada a los partidos, que han reaccionado con escándalo justificado ante la pretensión de los terroristas de equipararse con las organizaciones españolas y vascas que aceptan las reglas del juego. La frustración que tal coyuntura genera en el mundo aberzale se complementa con el disgusto de Batasuna por no haberse podido convertir, a despecho de la ley de partidos, en una organización legal en condiciones de participar en la futura mesa de fuerzas políticas, con la indisimulada pretensión de trasladar a ella la plataforma política etarra.

 

UN PROCESO REVERSIBLE. En última instancia, el comunicado de ETA y las quejas aberzales obedecen al hecho de que el Gobierno mantiene el principio que enunció cuando se abrió el camino de los contactos con ETA: no cabe poner precio político a la paz. Que lo quiera hacer ETA entra dentro de la lógica del tira y afloja de la negociación. En cambio, deducir de ello que la única alternativa posible es liquidar el proceso, como pretende el PP, carece de sentido habida cuenta de que no hay un solo indicio de que vaya a romperse el silencio de las armas o de que el Gobierno se sienta obligado a hacer concesiones. Bien al contrario, todo apunta a que si ETA ha llegado a la conclusión de que la negociación está en crisis, se debe a la reversibilidad de cuanto el Gobierno ha hecho hasta la fecha a la espera de que los terroristas depongan las armas.

   

Editorial publicado en EL PERIODICO el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com