El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

El Comunicado desde el País Vasco

Por Sin Pancarta - 19 de Agosto, 2006, 17:07, Categoría: General

El diario de Vocento como tiene por costumbre nos da una de cal y otra de arena. Al menos cuestiona y critica el silencio del gobierno que pese a quien pese sólo se puede entender como asentimiento. Por su lado el rotativo oficioso del PNV, como no podía ser de otra forma, exculpa a su formación de cualquier responsabilidad en la situación del mal llamado ‘proceso de paz’ y reparte culpas desde la equidistancia entre el Gobierno de la Nación y los criminales de ETA. Nada nuevo bajo el sol.

 

“Amenaza explícita” (Editorial de EL CORREO)

  

 

ETA lleva más de tres años sin cometer atentados mortales, pero se resiste a renunciar a la violencia y desaparecer para siempre, como le reclama desde hace mucho tiempo la inmensa mayoría de la sociedad vasca y española. Desde el pasado 22 de marzo, cuando anunció el 'alto el fuego permanente', la banda terrorista se empeña en presentar la debilidad que la ha llevado a poner fin a décadas de asesinatos y extorsión como una especie de concesión que debería reportarle a cambio una serie de objetivos 'políticos'. En los comunicados emitidos en los últimos cinco meses, ETA ha combinado dos caras: la que ratifica el cese de la actividad armada y trata de atribuirse un logro que es de los ciudadanos y del Estado de Derecho; y la que alerta de su insatisfacción con la marcha del llamado 'proceso de paz', ruidosamente compartida por los portavoces de la ilegalizada Batasuna. Pero en el mensaje que hizo público ayer la banda incluye además una amenaza explícita de «responder» a lo que denomina «represión» contra una izquierda abertzale obstinada en sortear su marginación legal y política, y que se estrella una y otra vez con la firmeza de las instituciones y la Justicia en la defensa del marco de convivencia.

 

El tono inaceptable de este último comunicado y la negativa a renunciar a la violencia preocupan a la opinión pública y las formaciones democráticas. E inquieta también el silencio del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Si resulta razonable reconocerle el derecho a una cierta discreción, muy distinta es la parquedad o el dejar sin réplica pronunciamientos tan graves e inquietantes como éste. Sobre todo teniendo en cuenta que la política diseñada por el Ejecutivo cuenta con el respaldo de la mayoría del Congreso de los Diputados pero no se apoya en una unidad absoluta de las fuerzas políticas. En la actual situación, la excesiva cautela o la impasibilidad ofrecen un flanco abierto al continuo enfrentamiento con el Partido Popular y a interpretaciones maliciosas e interesadas. ETA exige además la renuncia del Estado de Derecho a combatirla con todos los medios que ofrece la ley después de que el presidente Zapatero anunciara, el 30 de junio, el inmediato inicio del diálogo entre el Gobierno y la banda terrorista, al amparo de la resolución parlamentaria de mayo de 2005. Precisamente en medio del periodo que el propio Ejecutivo se dio para proceder con estos contactos antes de la anunciada comparecencia del ministro de Interior, el próximo mes de septiembre.

  

Editorial publicado en EL CORREO el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

“Ni tutelas, ni amenazas” (Editorial de DEIA)

  

 

La organización terrorista ETA hizo público ayer su quinto comunicado desde que el 22 de marzo –hace casi ya cinco meses– decretara un alto el fuego permanente que dio lugar a un periodo de esperanza sin precedentes en la sociedad vasca. En la nota, ETA, con su habitual lenguaje entre la demagogia y el autoritarismo rancio, da cuenta de la “grave crisis” por la que atraviesa el proceso, algo que intuía y temía gran parte de la sociedad. La banda achaca este impasse a la “actitud mezquina” de PSOE y PNV porque, según su alucinada percepción, no han tomado “decisiones profundas en el camino de reconocer a Euskal Herria un marco democrático”.

 

El diagnóstico que hace ETA parte de un prisma y un análisis erróneos. Es cierto que el Gobierno español no parece dar signos de avance en algunos aspectos fundamentales, sobre todo en política penitenciaria –cuestión que desengrasaría mucho el proceso– y en la vuelta de la izquierda abertzale a la legalidad. La sociedad vasca no puede permitirse que no pueda ponerse en marcha una mesa de partidos, ni que una opción no pueda presentarse a las elecciones, ni más espectáculos jurídico-políticos en torno a un derecho básico como el de manifestación como el que tuvo lugar la pasada semana en torno a la marcha de Donostia. Pero otra cuestión es querer marcar –al menos ante sus filas– los ritmos y los tiempos agitando la bandera del victimismo y, sin atisbo de autocrítica, repartir culpas entre todos los demás, con un tono, además, de tutela sobre el proceso absolutamente inasumible. Llama sobre todo la atención la crítica hacia el PNV, que se ha mantenido responsablemente al margen asumiendo un papel secundario. Parece necesario repetir una vez más que la política y el diálogo político son exclusivos de los partidos, y nunca de una organización armada. Esta actitud debiera hacer reflexionar a la izquierda abertzale, cuyo mundo vuelve a verse subsumido por el mensaje que lanza la “vanguardia”.

 

Con todo, hay un elemento positivo en el comunicado: el compromiso de ETA con el proceso y el alto el fuego se mantienen, pese a la inaceptable amenaza de manual de que ETA “responderá” a los “ataques contra Euskal Herria” y a un inconcreto y confuso llamamiento a la “presión popular”. ETA no puede volver a matar las esperanzas de paz del pueblo vasco. Sería responsabilidad de todos, pero un fracaso absoluto de toda la izquierda abertzale.

   

Editorial publicado en DEIA el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com