El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

Blair y Zapatero en Rueda de Prensa Conjunta

Por Testigo Directo - 3 de Octubre, 2006, 20:00, Categoría: Discursos Institucionales

Comparecencia de prensa del Presidente del Gobierno y del Primer Ministro británico

Madrid, martes 3 de octubre de 2006

   

Sr. Rodríguez Zapatero.- Buenas tardes a todos. Gracias por acudir a esta comparecencia de prensa.

Quiero, ante todo, expresar mi satisfacción y mi agradecimiento por la visita de Tony Blair. Es una nueva ocasión en la que nos hemos reunido y vamos a continuar, y sirve para certificar las buenas relaciones entre España y Gran Bretaña, y entre nuestros Gobiernos. Tenemos un ejemplo reciente: un acuerdo sobre Gibraltar después de hace más de veinte años sin acuerdos sobre Gibraltar, un acuerdo positivo para todos, especialmente para los ciudadanos y para la zona, que ha permitido tener una nueva perspectiva, una nueva situación. El diálogo, una vez más, es el mejor camino para obtener frutos positivos.

Somos dos grandes países europeos, dos de los países más prósperos y con mayor crecimiento del mundo desarrollado. Somos dos países empeñados en que Europa represente crecimiento, innovación, competitividad y seguridad, y dos países comprometidos en los principales asuntos de la agenda internacional y de la Unión Europea: inmigración, Oriente Medio, situación en el Líbano, Irán, situación de Sudán, lucha contra el terrorismo, cooperación y ayuda al desarrollo. Éstos son los temas que están en nuestro diálogo de esta tarde y de mañana, en donde hay muchas coincidencias.

También hemos estado analizando la situación del proceso de paz en Euskadi y recibiendo mucha información de lo que ha sido el proceso de paz en Irlanda del Norte. Quiero destacar hoy que siempre en todas las conversaciones que he tenido con Tony Blair su experiencia me ha resultado muy útil; la conversación de hoy, también, y quiero agradecerle públicamente el apoyo que siento de su Gobierno hacia nuestro Gobierno en lo que representa siempre un proceso difícil, complicado, como es un proceso de paz ante un grupo terrorista.

Somos dos países europeos, dos grandes países europeos; pero quiero destacar que, a veces, pasa desapercibido que tenemos una gran relación económica. El pasado año, 2005, España exportó al Reino Unido por valor de trece mil millones de euros e importamos a nuestros amigos británicos por valor de trece mil millones de euros. Estas cifras están creciendo en 2006, afortunadamente.

El turismo es un capítulo especial, singular, y quiero recordar el dato: en 2005 hubo más de cincuenta y cinco millones de turistas en España, de los cuales dieciséis millones fueron británicos. El 30 por 100 de nuestro turismo viene de Gran Bretaña. Dice mucho del buen criterio de los ciudadanos de tu país, Tony.

Además, la inversión directa del Reino Unido en España es de veintiún mil millones de euros, es el tercer máximo inversor en nuestro país después de Francia y Estados Unidos, y la inversión española en el Reino Unido es de catorce millones de euros. Es el segundo destino de la inversión española en el exterior, el segundo país donde más inversión exterior tenemos es Gran Bretaña.

Estos datos son significativos y explican que en nuestras relaciones los temas económicos, el progreso económico, el crecimiento y la innovación sean prioritarios. Por ello, hemos convenido en incrementar nuestra colaboración en el ámbito del factor clave del progreso que son la innovación y la investigación. Vamos a encargar la elaboración de un acuerdo en materia de investigación entre los dos Gobiernos en dos áreas específicas: biotecnología y energías renovables. Gran Bretaña tiene un crecimiento espectacular en estas dos áreas y queremos compartir investigadores, queremos compartir financiación, queremos compartir experiencias empresariales y vamos a poner a nuestros equipos a elaborar un proyecto de acuerdo en estas dos áreas singulares.

Por último, hemos abordado también el problema de la inmigración que, junto a los aspectos de competitividad, innovación y Objetivos de Lisboa, estarán presentes en la Cumbre informal de Lahti en Finlandia.

Quiero también agradecer el apoyo que siempre he sentido de Tony Blair sobre la política de inmigración. Fue muy específico, porque en la Cumbre informal de Hampton Court pudimos empezar a dar un paso adelante en lo que ha de ser una política cada vez mucho más activa y comprometida de la Unión Europea en materia de inmigración legal e ilegal y en materia de cooperación. Lo haremos en la próxima Cumbre informal y, si tenemos que hablar de inmigración ilegal, sin duda alguna es hablar de África.

África ha sido y es uno de los objetivos fundamentales de la política de Tony Blair e impulsó en el ámbito del G-8 iniciativas de gran trascendencia en relación con la deuda y la cooperación. España ha hecho un Plan África y estamos comprometidos para que la Unión Europea asuma cada vez con más decisión, con más recursos, expectativas de desarrollo para el continente de la desesperanza.

En definitiva, Europa como motor de crecimiento y de innovación. Pueden decirlo dos países que ofrecen datos económicos muy notables. Permítame que, precisamente hoy que hemos conocido el dato del paro, subraye que es un dato sobresaliente. Es un dato que nos permite pensar que la economía española está creciendo por encima del 3,7 por 100; que está rebajándose el paro como nunca desde la transición democrática; que tenemos una oportunidad de crear empleo estable y que estamos comprometidos a que nuestro país sea, como lo es Gran Bretaña, un país de innovación y de competitividad en un mundo globalizado.

Quiero, por tanto, expresar mi gratitud, y de manera muy singular, a Tony Blair por un punto concreto, que saben que era un objetivo trabajado y difícil del Gobierno de España en la negociación de las Perspectivas Financieras. Nuestro objetivo era que Europa se comprometiera con el desarrollo tecnológico de España y teniendo Tony Blair, teniendo Gran Bretaña, la Presidencia de la Unión Europea, llegamos a un acuerdo en Perspectivas Financieras y España obtuvo un fondo tecnológico de dos mil millones para nuestras empresas, que nos va a ayudar enormemente en ese objetivo de la innovación y de la competitividad. Puedo resaltar que no se nos olvidará nunca que ese fondo lo conseguimos con Presidencia británica y siendo Primer Ministro, Tony Blair. Lo quiero reconocer y agradecer hoy aquí, en mi país, porque fue un trabajo difícil.

Eso es todo lo que quería aportar desde mi punto de vista y, ya que estamos aquí, en España, creo que es lógico y de recibo que desee a Tony Blair lo mejor en su futuro, tanto en la vida pública, como en la vida privada.

Sr. Blair.- Lo primero que quiero decir es que estoy encantado de estar de nuevo en España y de tener una reunión tan buena y constructiva con el Presidente Rodríguez Zapatero, que continuaremos durante la cena y también mañana.

Creo que está absolutamente en lo cierto en que la relación entre el Reino Unido y España es hoy una muy fuerte relación. Me gustaría agradecerle todo el buen trabajo que se ha hecho con respecto a Gibraltar, que es importante; pero también creo que tiene toda la razón en resaltar el potencial para la cooperación entre nuestros dos países en la economía actualmente. Lo cierto es que España es una historia de éxito considerable en lo económico. Quiero decir que sus resultados en cuanto a empleo en los últimos años han sido notables, la tasa de crecimiento es muy, muy, fuerte y el comercio entre nuestros dos países ahora abarca un amplio espectro de negocios en la industria.

Por supuesto, la relación turística es una parte principal de la relación; pero mientras que tal vez incluso hace diez años nos hubiéramos centrado en el turismo como relación económica, creo que hoy está muy claro que esta relación está mucho más integrada a nivel industrial y empresarial, como he dicho, a través del espectro de actividades.

Es la razón por la que me complace mucho estar de acuerdo en que trabajemos juntos en investigación y que intentemos unirnos y garantizar que tengamos una cooperación conjunta, ya que creo que el futuro de nuestras dos economías y de la economía europea está en el alto valor del sector y en garantizar que aprovechamos el enorme potencial que hay en la biociencia y en la biotecnología, pero también en las tecnologías cada vez más asociadas al crecimiento económico sostenible y al medio ambiente. Nosotros justamente nos hemos fijado un objetivo en el Reino Unido que pensamos que duplicará y volverá a duplicar nuestra contribución a la renovación de las fuentes de energía. Tendremos que hacer las inversiones en investigación que hagan eso posible.

Creo, en relación con la biociencia y la biotecnología, que el potencial para creación de empleo y de crecimiento en economías como las nuestras es enorme. Hemos visto cómo se multiplicaba varias veces el número de empleos en estas áreas en los últimos años y ahora queremos trasladar esto a un nuevo nivel. Tenemos que ser conscientes del hecho de que países como China e India ya no compiten en productos de bajo valor añadido, sino que ahora compiten en los sectores más importantes, y China está creando buenas universidades que están vinculadas al mundo de los negocios y al mundo de la ciencia. Nos vamos a enfrentar a una dura competencia en los años venideros y la colaboración entre economías como las nuestras creo que será una parte vital para sobrevivir en ese mundo. Por eso, es una parte importante de nuestro trabajo en común.

En cuanto a la emigración y la inmigración ilegal a Europa, me gustaría agradecer al Presidente Rodríguez Zapatero su liderazgo en esta cuestión en Europa, que ha sido importante. Estoy totalmente de acuerdo con él en que Europa tiene que adoptar una posición más fuerte en la protección de sus fronteras y también en nuestras relaciones con los países de los que proviene la emigración. Creo apasionadamente en África como una causa moral, pero también creo que redunda en nuestro propio interés intentar garantizar que esos países, que de lo contrario se convierten en una fuente de emigración incontrolada, reciban ayuda para resolver sus propios problemas y cuestiones para que se reduzca la presión que están creando en el resto del mundo. Creo que podemos de nuevo trabajar estrechamente en este tema en el futuro.

Finalmente, en relación con el País Vasco, quisiera una vez más aplaudir su iniciativa en adoptar este camino. Mañana tendremos un informe publicado por nuestra comisión de supervisión independiente que controla las obligaciones que tienen todos para terminar con la violencia. Espero que el informe sea positivo. Si es así, indicará que el conflicto está realmente superado y que podemos empezar a construir un futuro seguro. Pero lo que he aprendido es que este informe será muy, muy, importante, para los próximos nueve años del proceso.

Nada de esto puede funcionar si uno no tiene una determinación paciente de tener éxito. Habrá muchos altibajos y muchas dificultades, y es importante que lo diga, a lo largo del camino; pero siempre merece la pena intentarlo y merece la pena perseverar. A veces es muy difícil hacerlo pero, en mi opinión, lo correcto es hacerlo. Por lo tanto, le deseo todo el éxito en esto.

Una vez más, muchísimas gracias por esta maravillosa acogida.

P.- Por su experiencia, señor Primer Ministro, en Irlanda del Norte, ha sido de gran ayuda para el Presidente Rodríguez Zapatero, como él mismo ha dicho. ¿Qué esperanza tiene en que se restaure un poder compartido en Irlanda del Norte? Usted sabrá, por supuesto, qué hay en el informe de mañana de la comisión de supervisión; por lo tanto, ¿cuál es su valoración mientras nos acercamos al plazo de noviembre?

Sr. Blair.- Espero que, si el informe es positivo, la gente entenderá que es la demostración más clara posible de que el conflicto está realmente superado y de que juntos podemos construir un futuro compartido. Ahora bien, en última instancia son las partes implicadas las que deben llegar a un acuerdo. Nuestra tarea es intentar y facilitar esto; pero, cuando miramos a los últimos años en Irlanda del Norte, vemos que ha habido un enorme progreso y en especial, en estos últimos meses, creo que hay mucha más esperanza y optimismo allí.

Como saben, hemos aprendido a través de una larga experiencia que eso no siempre se traduce en progreso político, pero creo que el verano ha sido un buen presagio para Irlanda del Norte. Como saben y como he dicho hace un momento, lo cierto es que resolver estas cuestiones que duran desde hace mucho tiempo es una tarea difícil, no se produce de la noche a la mañana y que habrá constantes obstáculos que aparecerán en el camino hacia el progreso; pero sólo hay que seguir adelante y espero que el informe de mañana confirme que hicimos bien en seguir adelante.

P.- Mi pregunta es para el Primer Ministro británico. Desde su experiencia en el proceso de pacificación de Irlanda del Norte, ¿qué recomendaciones le ha hecho o le puede hacer al Presidente del Gobierno español para el proceso en el País Vasco, que parece que atraviesa un momento de bloqueo? ¿Cómo solucionó usted en su momento momentos como éste que parece que se está produciendo?

Dada su amistad con el anterior Presidente del Gobierno español, con el señor Aznar, conservador, ¿va a aprovechar o ha aprovechado en algún momento para hablar con los líderes del Partido Popular para que de alguna manera colaboren institucionalmente, como ocurrió en el caso británico?

Si me permite el Presidente del Gobierno español, una cosa muy breve. ¿Comparte usted esta idea, que yo tengo y que tenemos más periodistas, de que efectivamente el proceso de paz está bloqueado? Si no es así, ¿se han iniciado los contactos o estamos sentados y estamos en el camino, como dijo ayer el Lehendakari?

Sr. Rodríguez Zapatero.- Lo ha afirmado en la pregunta. No me gustaría desmentir, por supuesto, lo que puede ser una reflexión. El proceso de paz se inició hace seis meses; existían elementos positivos, como vine diciendo, durante los meses anteriores y el proceso de paz continúa. Como he dicho muchas veces, será largo y tendrá altibajos, como ha recordado Tony Blair desde su experiencia; pero tenemos datos positivos: más de tres años sin víctimas mortales y seis meses de alto el fuego. Desde la perspectiva de lo que fue el proceso en Irlanda del Norte, de lo que ha sido, sin duda alguna son dados positivos.

El proceso continúa, pues. Será largo, duro y difícil, lo he dicho muchas veces; tendrá altibajos, pero el objetivo es tan importante para Euskadi y para el conjunto de España que va a continuar. Como ha dicho Tony Blair , merece la pena.

Sr. Blair.- En primer lugar, evidentemente, esto le corresponde a España y no es asunto mío entrar en esa política interna. Pero me gustaría decir sólo esto: hay una importante indicación de que desde hace más de tres años no ha habido muertes, han tenido ahora un alto el fuego creo que desde hace seis meses y mi experiencia de esto es que, a veces, parece que hay un bloqueo o te ves desviado del camino que deseas tomar. Todo esto es una parte natural del proceso.

Éstas son disputas de hace tiempo que no se resuelven de la noche a la mañana. La gente lo siente con pasión, han muerto personas, no es algo fácil de resolver; pero, por otra parte, si existe voluntad de resolverlo y la gente aplica el tipo adecuado de lo que yo llamaría determinación paciente en otras palabras, entender que hay momentos en que se avanza deprisa, que hay momentos en que se avanza menos deprisa y que hay momentos en que parece casi estacionario, realmente si siempre haces lo posible para hacer que avance, se consigue si la gente después aplica la imaginación y la creatividad adecuada al modo en que se le da a la gente una salida al final.

Desde luego, yo pienso que es así para Irlanda del Norte, aunque no estoy cualificado para hablar del País Vasco, creo que muchas cosas coincidieron: hubo un liderazgo dispuesto a asumir riesgos por la paz, hubo una sensación entre la gente de que estaban cansados del conflicto y hubo una cosa más, que era la sensación de que en el mundo moderno este tipo de conflicto en el que personas totalmente inocentes pierden la vida es algo totalmente ajeno al siglo XXI.

Así pues, todas estas cosas coincidieron y pienso que en nuestro caso ha funcionado; pero creo que el Presidente está en lo cierto. A lo largo de todo el camino ha habido gente diciéndonos que no iba a funcionar, o que se estaba desmoronando, o que éramos ingenuos. Así son las cosas. Si crees en ello, sigues adelante.

P.- En la cuestión de inmigración, España ha criticado en los últimos meses que sus socios europeos no ayudaban lo suficiente en este problema. ¿Está satisfecho con que Gran Bretaña y Europa están haciendo hecho lo suficiente?

Para el Presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero, ¿en qué le gustaría que países como Inglaterra ayudaran?

Sr. Blair.- Hablando francamente, creo que en el caso de Gran Bretaña estamos dispuestos a hacer todo lo posible y creo que eso significa, concretamente, reforzar las fronteras de Europa, poner más esfuerzo en ello, y también significa trabajar muy duro en las fuentes de esta emigración, en África. Éste es un ejemplo clásico. Cada uno de los países de Europa se enfrenta hoy al problema de la inmigración. Si se hiciera una encuesta de opinión en cualquier país europeo preguntando qué importancia le dan hoy a la emigración, en cualquier país europeo estaría arriba del todo. Eso es porque se están produciendo grandes oleadas de emigración, los países de Europa del Este están entrando en la Unión Europea y el mundo está cambiando muy deprisa.

Ahora bien, al final pienso que la emigración produce un auténtico beneficio económico si está debidamente controlada y gestionada, y nuestro país es prueba de ello. Creo que en muchos sentidos España también lo es. Por otro lado, causa dificultad, especialmente si la gente piensa que está llegando de forma incontrolada e ingobernada.

Éste es el ejemplo clásico de una cuestión sobre la que Europa debería trabajar unida, porque a los países en solitario les resulta difícil. Si trabaja unida, Europa puede marcar una diferencia y por eso creo que necesitamos hacer más. Ciertamente, en lo que a nosotros respecta, estamos dispuestos a una cooperación transeuropea en toda Europa para conseguir que se haga.

Sr. Rodríguez Zapatero.- He referido hace un momento que he tenido siempre el apoyo del Gobierno de Tony Blair en materia de inmigración, de manera singular en que Europa abordara este problema con voluntad de liderazgo y de compromiso a fondo. Fue muy importante el debate que hubo en la Cumbre de Hampton Court , en la Cumbre informal.

A partir de aquí, Europa, la Unión Europea, tiene que ir más rápido en asumir compromisos en materia de inmigración. No es infrecuente que la Unión Europea tarde o se lleve su tiempo. En definitiva, es una institución integrada por veinticinco países, con una Comisión, el Consejo…, con una arquitectura institucional complicada; pero es la Unión Europea.

Hoy ha habido una buena noticia de FRONTEX, que ha anunciado que va a duplicar los medios y que va triplicar el personal del que va a disponer para gestionar el control de las fronteras. Todos los Gobiernos europeos queremos y tenemos la obligación de impulsar que la Unión Europea vaya más rápido, con más compromiso, con más recursos en materia de inmigración. Esto es lo que vamos a hablar en la próxima Cumbre de Finlandia y yo creo que existe determinación política, que es lo más importante.

P.- Yo quería referirme al tema de Gibraltar. Se han felicitado ustedes por un acuerdo que ha sido calificado por todo el mundo como histórico; pero me gustaría saber si a partir de ahora están ustedes dispuestos, a medio plazo, a volver a plantear sobre la mesa la discusión sobre soberanía.

Al Primer Ministro británico me gustaría preguntarle si ha pedido usted al señor Rodríguez Zapatero que haga un esfuerzo y traslade parte del contingente español en Afganistán al sur para reforzar a las tropas británicas.

Sr. Rodríguez Zapatero.- En relación con lo primero, con Gibraltar, valoro muy positivamente el clima de diálogo que hay ahora porque, sin que nadie renuncie a las posiciones de fondo, estamos gestionando mejor Gibraltar, a los gibraltareños y a los ciudadanos españoles, que lógicamente tienen una relación muy directa. Esto me parece positivo: una mejor gestión de Gibraltar que seguramente permitirá seguir dialogando con mucha más tranquilidad, independientemente de que cada uno mantenga las posiciones de fondo que son conocidas.

En relación con lo segundo, también puedo acotar que no hemos abordado ninguna cuestión relativa a Afganistán y, por tanto, nada me ha pedido el Primer Ministro; más bien, le he pedido yo cosas y consejos sobre el proceso de paz, en este caso.

Sr. Blair.- Creo que lo que ha dicho el Presidente Rodríguez Zapatero sobre Gibraltar es absolutamente cierto. No tengo nada que añadir.

Creo que la gente en Afganistán sabe que España está haciendo una importante contribución en otra parte de Afganistán y tal vez debamos aprovechar esta oportunidad para agradecer a España, al pueblo español y al Ejército español esa contribución y los sacrificios que han hecho. Creo que merece la pena que de vez en cuando nos acordemos de que Afganistán es un esfuerzo de la OTAN y que estamos trabajando juntos, todos nosotros, para garantizar que ese país no vuelva a ser un campo de entrenamiento de terroristas. Y quisiera rendir homenaje al trabajo que los soldados españoles han hecho en Afganistán, que ha sido muy valioso.

Sr. Rodríguez Zapatero.- Muchas gracias.

Transcripción literal de la rueda de prensa conjunta de Tony Blair y José Luis Rodríguez Zapatero celebrada el martes 3 de octubre de 2006.

Blog alojado en ZoomBlog.com