El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

8 de Octubre, 2006

Se confirma la negociación en Oslo

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 16:00, Categoría: Internalización del Chantaje Etarra

Noruega confirma que hay contactos previos con ETA

OSLO.- El Gobierno español está manteniendo contactos previos con representantes de la banda terrorista ETA. Las conversaciones se están desarrollando en algún lugar de Noruega. Así se lo han confirmado fuentes del Gobierno noruego a una televisión de este país, la cadena TV2.

El canal dio cuenta anoche de que informantes anónimos del Ejecutivo noruego confirmaban la noticia, informa Reuters.

Ayer mismo, el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba negaba tales informaciones y aseguraba que no tenían ningún fundamento. En una rueda de prensa, el ministro aseguraba que los datos ofrecidos por el diario ABC, según los cuales el Gobierno español estaría manteniendo conversaciones previas con miembros de la banda, eran absolutamente falsos. «No es verdad. No hemos mantenido ningún contacto», dijo Rubalcaba, quien añadió que, en el caso de abrirse esas conversaciones, los partidos políticos serían los primeros en conocerlo.

Una información publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El PP asegura que «no es casual» que los contactos Gobierno-ETA sean en Oslo

VALENCIA. El secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, aseguró ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, «ha aceptado tratar a España y al País Vasco como si fueran Israel y Palestina, tal y como siempre ha exigido la banda terrorista». Estas declaraciones, realizadas ayer en Valencia, hacían referencia a la noticia publicada ayer en ABC en la que se informaba de que el Ejecutivo y ETA están manteniendo contactos en Oslo para abordar la negociación «armas por presos».

En este sentido, Acebes indicó que «vemos cómo vuelven a aparecer noticias de los contactos entre el Gobierno de todos los españoles y ETA», y advirtió que la elección de la capital noruega «no es casual», ya que se busca un «mensaje y un símbolo» con una mediación internacional, dado que fue en esa ciudad donde en 1993 se firmaron los acuerdos entre el Gobierno israelí y la OLP.

El popular añadió que «también ha llevado el proceso de negociación a la Unión Europea, como si se tratara de dos países distintos que necesitan de una instancia internacional para resolver sus problemas y sus conflictos», y presagió que, el día menos pensado, Rodríguez Zapatero, «pedirá que el falso conflicto entre España y el País Vasco se trate en Naciones Unidas».

A juicio de Acebes, hace dos años y medio, ETA «estaba a un paso de la derrota», con «Batasuna expulsada de las instituciones, los etarras corriendo como conejos y las víctimas con todo el respaldo y el reconocimiento del Gobierno», lo que confrontó con la situación actual, en la que la banda armada «está a un paso de la victoria», con «Batasuna negociando con el ministro del Interior su legalización, a punto de conseguir la mesa de la autodeterminación y las víctimas abandonas por el presidente del país».

En esta tesitura, lamentó que, mientras tanto, «los socialistas vascos se alían en el Parlamento autonómico con los nacionalistas y los proetarras contra el PP y nuestra iniciativa de condena a ETA».

Rubalcaba niega los contactos

Por la tarde, y preguntado por los periodistas, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, negó que se hayan establecido contactos entre el Gobierno y ETA y aseguró que cuando se produzcan, los partidos políticos serán los primeros en enterarse.

Una información de Javier Reigadas publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Sobre ETA y el Europarlamento: No todos están de acuerdo

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 15:00, Categoría: ETA en el Europarlamento

El «proceso» divide a Europa

MADRID. El próximo día 25, ETA logrará uno de sus objetivos acariciados desde más antiguo -«la internacionalización del conflicto»- y el Gobierno solicitará un aval para sus negociaciones con la banda terrorista. El pleno del Parlamento Europeo se dividirá en dos -falta por ver en qué proporción exacta- ante la iniciativa del Ejecutivo español para que la Cámara se pronuncie sobre «el proceso de paz».

Aunque ETA/Batasuna insista en que la situación es de bloqueo porque el Gobierno no cumple con lo tratado hasta ahora en secreto, Zapatero reitera que «el proceso» sigue y para sostenerlo busca cobertura de imagen ante las próximas cesiones como la «relegalización» del brazo político de los terroristas.

Después de la visita de Tony Blair y el concienzudo aprovechamiento mediático de un paralelismo con el «proceso irlandés», rechazado de plano por falso en las etapas del PSOE y el PP en el poder, el Gobierno ha empezado a preparar el citado pleno de la Eurocámara para asegurarse el apoyo sin fisuras de socialistas, comunistas, verdes y nacionalistas que le den una mayoría clara en una hipotética resolución de comprensión y apoyo a su negociación con ETA.

Los socialistas españoles, con Enrique Barón al frente, se han aplicado durante la pasada semana en trasladar a la Cámara europea la misma táctica que en las Cortes durante lo que va de legislatura -aislar al PP- y en desatar la misma campaña ensayada en los últimas días contra la oposición, la de colocarla el cartel de «extrema derecha» y acusarla de ir contra «la paz». El eurodiputado Antonio Masip inauguró las consignas, que incluyen atribuir a los populares «nostalgia del franquismo».

Texto alternativo

Pero entre los eurodiputados del PSOE no hay unanimidad sobre la negociación con ETA y menos aún sobre la conveniencia de trasladar el debate a la Eurocámara. Además de Rosa Díez, siempre del lado del constitucionalismo en el País Vasco y de las víctimas del terrorismo, hay otros dirigentes de la vieja guardia socialista y antiguos partidarios de Alfonso Guerra que, al menos en conversaciones privadas, se han manifestado muy críticos con la iniciativa de Zapatero.

Queda por dilucidar si tras el debate en la Cámara los socialistas redactan y piden que se vote una resolución a favor de las negociaciones de Zapatero con ETA, un aval al «proceso de paz». El Grupo Popular Europeo plantearía en ese caso un texto alternativo de rechazo al terrorismo y exigencia de rendición de la banda, aseguran en el PP.

La batalla estará servida. A los preparativos de la propia ETA/Batasuna, que desea contar en la tribuna con representantes de la llamada mesa nacional de su brazo político, como Jone Goirizelaia, para «presionar» ante tan importante logro para sus planes, se suman los de los grupos constitucionalistas vascos y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que acudirán seguro al pleno. Incluso Miguel Sanz, el presidente del Gobierno foral navarro, estudia la conveniencia de asistir a la Cámara como invitado, consciente de que el siguiente paso del «proceso», después de la legalización de Batasuna, será Navarra.

Hasta el momento, el presidente de la Eurocámara, José Borrell, ha negado la entrada en la sede a los miembros de Batasuna cuando el intento ha sido denunciado por el Grupo Popular. Batasuna está en la lista europea de organizaciones terroristas.

Ante la previsible votación, socialistas y populares han empezado a recabar apoyos entre los grupos contrarios o de composición más variada, además de asegurar los propios. Con Jaime Mayor al frente, los eurodiputados del PP se multiplicarán en los próximos días para entrevistarse con liberales y conservadores no inscritos en el PPE para explicarles la apuesta de Zapatero de negociar con ETA.

Las cuentas

Todos los eurodiputados recibirán una carta de los populares españoles para ponerlos en antecedentes y una especial atención tendrán para los socialistas franceses, que pueden ser, en principio, más susceptibles con «la internacionalización del conflicto». Francia siempre ha considerado que ETA era un problema español y nunca ha aceptado que le metan en negociación alguna, aunque los terroristas cuenten con incluir parte del sur francés en su proyecto del «gran Euskadi» nacionalista independiente.

Los socialistas parten con un bloque mayoritario de entrada compuesto por los 201 eurodiputados propios más los 41 de Izquierda Unitaria, 42 de los verdes y buena parte de los 89 de Alianza de los Demócratas y Liberales, donde, a pesar de su denominación, se agrupan partidos de corte nacionalista tan radicales como el PNV. El PPE cuenta con sus 264 parlamentarios -entre los que también hay algún nacionalista local- y tiene que buscar apoyo entre los no inscritos (37) y otros grupos de derecha como Independencia y Democracia (ID), que suman otros 28 representantes.

En fuentes del PP aseguran que tienen posibilidades de poner en un aprieto a los socialistas y que, aunque no obtuvieran para su resolución más votos que la izquierda y los nacionalistas a favor de la negociación con ETA, siempre sería un éxito evitar que Zapatero lograra la imagen de que la UE como tal le apoya en su aventura. «No es lo mismo que pueda vender que cuenta con el aval europeo para las cesiones ante la banda que quedarse con el respaldo de poco más de la mitad de la Cámara, dicen en el Grupo Popular.

Seguro ganador

Ocurra lo que ocurra en la votación -si la hay, pues si presenta complicada los socialistas pueden evitar la resolución-, ETA habrá obtenido el éxito de que «el conflicto» que plantea con su historial de asesinatos se aborde en Estrasburgo, pero no como hasta ahora, para su derrota con el aislamiento internacional, sino como interlocutor del Gobierno en un «proceso de paz».

El portavoz de los populares españoles en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, ha denunciado que el pleno será «un rotundo disparate en el que el único vencedor será ETA», mientras que la socialista Rosa Díez ha destacado el nuevo desaire a las víctimas que supone la iniciativa de Zapatero. Pero ninguno de los antiguos constitucionalistas vascos cree que el resultado del debate servirá para frenar la negociación Gobierno-ETA en marcha y tampoco para dar satisfacción a la banda. Lo contrario que el Gobierno, que confía en que esa puesta de largo de «el proceso» en Europa anime a los terroristas a tomar «el camino de la política» y dejar «la violencia».

A Zapatero le será además útil para preparar la próxima legalización de Batasuna y las reuniones de la llamada «mesa de partidos», requisitos exigidos o comprometidos con ETA para continuar con «el proceso» hasta las elecciones municipales y autonómicas, un proceso que dice que será «largo» pero que se puede acelerar en estas próximas semanas después de la batalla de Estrasburgo.

La banda, que sufrió en tiempos del Gobierno del PP un duro golpe al quedar desarticulo el «aparato internacional» llamado Xaki, habrá logradoel 25 de octubre el éxito de adquirir condición «política» en la Eurocámara.

Una información de Ángel Collado publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Ofensiva del PP para no exportar el proceso

El PP ha decidido lanzar una ofensiva y «dar la batalla» para que su posición ante el llamado proceso de paz también sea conocido en Europa e intentar que no reciba un apoyo masivo la previsible votación que sobre el alto el fuego y el diálogo del Gobierno español con ETA se celebrará el próximo 25 de octubre en el Parlamento Europeo. Los parlamentarios del Grupo Popular en la Cámara europea Alejo Vidal Quadras y Pilar del Castillo están trabajando en la redacción de unas misivas que se remitirán a todos los miembros del Europarlamento y en las que se explicará, entre otras cosas, los motivos que llevaron al PP a oponerse a la celebración de un Pleno de estas características y su opinión sobre la tregua de la organización etarra.

Una información publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El espectáculo europeo” por Soledad Gallego-Díaz

El PSOE busca que eurodiputados del PPE respalden el proceso de paz

El debate en el Parlamento Europeo, el próximo día 25 de octubre, en apoyo del proceso de paz en el País Vasco está siendo objeto de una intensa actividad socialista en Bruselas y Estrasburgo, a fin de conseguir una mayoría de respaldo muy considerable. Se trata, sobre todo, de lograr que una parte sensible de los parlamentarios del Grupo Popular Europeo (PPE) vote a favor de la propuesta, a pesar de que sus colegas españoles, con Jaime Mayor Oreja a la cabeza, estén haciendo una importante campaña en contra de cualquier resolución que suene siquiera a apoyo para el Gobierno español.

En principio, la propuesta podría contar con el respaldo de algunos parlamentarios irlandeses, franceses y alemanes a los que, pese a militar en partidos equivalente al PP, les resulta incomprensible que el Partido Popular español no apoye al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en una eventual negociación con un grupo terrorista. Si finalmente ese apoyo se concreta, el Gobierno podría llegar a obtener el voto favorable de todos los grupos del Parlamento Europeo, salvo el del Grupo Popular, que, sin embargo, aparecería como claramente dividido.

La negociación está corriendo a cargo, fundamentalmente, de Enrique Barón, que preside el Grupo Parlamentario Socialista Europeo y que cuenta con excelentes relaciones con los demás grupos desde la etapa en que presidió la propia Cámara. Barón ha explicado reiteradamente que desea un acuerdo con el PP español y que está dispuesto a examinar las enmiendas que puedan presentar a un texto concreto.

"No tenemos ninguna preocupación sobre el posible resultado de la votación. La gran mayoría del Parlamento respaldará nuestras propuestas", asegura un miembro del grupo socialista del PE. Habrá una declaración favorable por parte de la Comisión y del presidente de turno del Consejo. "Lo único que interesa asegurar es el desarrollo mismo del debate para evitar intervenciones que puedan dar origen a la menor confusión". La idea es conseguir una puesta en escena en la que sólo tomen la palabra los jefes de cada grupo parlamentario, algo que aligeraría el debate y, sobre todo, lo mantendría dentro de unos completos "márgenes de seguridad".

Los socialistas están convencidos de que no se encontrarán con ninguna sorpresa en las intervenciones del Grupo Verde, ni tan siquiera en los portavoces que representan a partidos de índole nacionalista. "Todo el mundo quiere que el proceso vaya adelante y salga bien y todo el mundo confía en el Gobierno del país que toma una iniciativa de este tipo. Siempre ha sido así. El Parlamento Europeo tradicionalmente ha respaldado procesos de diálogo que permitan llegar al abandono de las armas. Todo el mundo salvo el PP", critica un parlamentario del PSOE.

Conversaciones con algunos europarlamentarios franceses, italianos y británicos permiten confirmar el asombro de buena parte del Parlamento Europeo por la división que demuestran los parlamentarios españoles en un tema que ellos mismos califican "de Estado". "Estamos dando un espectáculo triste, uno de esos espectáculos que reafirman los tópicos sobre nuestro país y sobre la dificultad que tenemos para entendernos entre nosotros", se queja otro parlamentario socialista.

Precedentes

Los parlamentarios socialistas españoles recuerdan los precedentes que ha habido en el Parlamento Europeo, muy especialmente en el caso irlandés. En aquella ocasión (septiembre de 1994), primero hubo una declaración del presidente de la Cámara: "Todos los líderes de esta Cámara me han pedido que haga una declaración sobre los excepcionales acontecimientos que se han producido en una de las regiones de nuestra Unión Europea, Irlanda del Norte". En la declaración, el presidente expresó la satisfacción del Parlamento por "el cese de la violencia por parte del IRA que, en nuestra opinión, brinda una oportunidad histórica para alcanzar la paz y el fin de la violencia en la zona". Y añadió: "Aunque los hechos acaecidos esta semana demuestran que en este conflicto aún no ha cesado toda la violencia" (en esos días se produjeron reiterados incidentes y un comando unionista asesinó a un católico norirlandés). "El diálogo político es el único camino para seguir adelante", prosiguió el presidente del PE, el alemán Klaus Hansch. "Es natural que los primeros pasos se den con cautela, pero hay que aprovechar esta oportunidad histórica. Alabo los esfuerzos de los gobiernos de Irlanda y de Gran Bretaña para alcanzar la paz. El cargo de estadista exige prudencia, pero también saber aprovechar las oportunidades...

Publicado en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Gobierno considera que el proceso no está bloqueado aunque avanza lentamente

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 14:00, Categoría: General

Cree imprescindible e irreversible reconocer la participación política de Batasuna cuando la formación cumpla la Ley de Partidos

MADRID.- El proceso de paz no está bloqueado, está empezando a desatascarse y avanza, aunque muy lentamente, según fuentes del Gobierno. «El proceso va lento y a rastras, pero va», explica una de las personas que participan activamente en el asunto.

De hecho, considera que no hay posibilidad de que el proceso de paz encalle, aunque se ralentice; que, efectivamente, cuando surge una dificultad hay que procurar sortearla y que, en estos momentos, se está en fase de avance. Lento, pero avance al fin. La idea es evitar tiempos vacíos que permitan que el proceso se pudra, siempre según esas fuentes.

El primer escollo ha sido el de la mesa de partidos y, en paralelo, la legalización de Batasuna. Sobre ambos inconvenientes empieza a verse ya la posibilidad de solución, lo que abriría la puerta al inicio del diálogo directo con ETA.

El Gobierno ha condicionado la formación de la mesa a que Batasuna acepte la vía política y, a su vez, ETA ha condicionado el primer encuentro con los emisarios de Zapatero a que se cree ese foro.

La importancia de esa mesa, según el Gobierno, es que a diferencia de lo que ocurrió en 1998, ETA acepta por primera vez no ser interlocutor directo de los asuntos políticos.

Zapatero ha intervenido en las últimas semanas, ayudado por Alfredo Pérez Rubalcaba, para lograr que Juan José Ibarretxe y Josu Jon Imaz colaboren en no meter prisa para la constitución de la mesa y, sobre todo, para buscar una salida.

Para eso ha habido contactos bilaterales y multilaterales entre los distintos partidos vascos, incluido Batasuna, y La Moncloa no deja de trasladar a ETA que se trabaja para buscar una solución.

La Moncloa asegura que las condiciones para la creación de esa mesa siguen siendo las que expuso Zapatero el día 30 de junio en la declaración en la que anunció el inicio del diálogo con ETA. Es decir, ausencia de violencia, legalidad y «respeto a la decisión de los vascos», siempre sobre la base del consenso.

El Gobierno explica que el consenso exige que haya acuerdo entre nacionalistas y no nacionalistas y, de esa forma, es posible una constitucionalidad que permite que en las Cortes se acepte el texto que llegue. Esa posición de mínimos y de procedimiento básico de toma de decisiones es la que se negocia estas semanas entre los partidos vascos.

La idea del Ejecutivo es que esa mesa deberá funcionar como ponencia que elabore un nuevo estatuto vasco. El proceso terminaría en un referéndum como el catalán. La dificultad será que la izquierda abertzale acepte esa consulta popular como el ejercicio de la autodeterminación.

Construir varias mesas

Otro de los principios que mantiene el Gobierno es que esa mesa no incluirá en ningún caso Navarra. Otra cosa será que en esa Comunidad se pueda constituir otra mesa similar si así lo quieren los partidos navarros.

El Gobierno ha trasladado a Batasuna que, por ejemplo, es imposible crear en Castilla-La Mancha una ponencia que determine la situación de Castilla y León.

La tesis oficial rescata una de las frases que Javier Zarzalejos, enviado de Aznar, le dijo a ETA en Suiza el 19 de mayo de 1999: «El presidente de España no puede asumir compromisos que atañen al Estado: territorialidad (menciona Navarra). El presidente tiene funciones específicas en las que él puede decidir (...) Pero, por ejemplo, el tema de Navarra o la modificación de ciertos estatutos no está entre sus poderes. No obstante, el Gobierno no impedirá un debate dentro de las instituciones. El presidente no puede reconocer por sí mismo, ni arrastrar a nadie a reconocer el derecho de autodeterminación de determinados territorios. No tiene esa capacidad legislativa».

O sea, que si los partidos navarros plantean la integración en el País Vasco hay procedimientos legales para hacerlo, pero el debate debe relizarse «dentro de las instituciones».

Las gestiones de los partidos vascos, impulsadas por Zapatero, buscan estos días convencer a la izquierda abertzale de que el gesto de disposición a crear la mesa de partidos sirva para vencer la resistencia de Batasuna a aceptar la norma que más daño les ha hecho en su historia, es decir, la Ley de Partidos.

El Gobierno trabaja con la hipótesis de que Batasuna aceptará en los próximos meses incluir en sus estatutos una referencia a la aceptación del juego político dentro de las instituciones, similar a la que apuntó Arnaldo Otegi en 2004 en el famoso mitin de Anoeta y la carta que envió a Zapatero en febrero de 2005. Incluso, algunos miembros del Gobierno consideran que bastaría esa referencia y no sería necesaria una condena expresa de la violencia.

El paso de la legalización y la aceptación de la mesa de partidos y, por tanto, del juego político, sería fundamental porque constataría lo irreversible del proceso y se produciría lo que Zapatero caracterizó como «momento trascendental».

De hecho, es probable que ese paso vaya acompañado de una declaración expresa y pública del presidente o del propio Gobierno reconociendo la importancia de la izquierda abertzale como parte de la sociedad vasca, siempre que defienda sus posiciones al margen de la violencia. A partir de ese momento, Batasuna podría defender posiciones independentistas o la autodeterminación desde la legalidad.

De hecho, en el acta de la reunión entre los enviados de Aznar y ETA en 1999 consta una referencia de los emisarios del presidente sobre la importancia de la participación política de Euskal Herritarrok, marca que utilizaba entonces Batasuna.

El Gobierno desmiente que haya habido contactos directos entre Rubalcaba y el abogado Iñigo Iruin para negociar unos estatutos asumibles que permitan la vuelta a la legalidad de Batasuna. El Ejecutivo ha conseguido aislar del proceso reveses como la situación de Ignacio de Juana Chaos, en huelga de hambre. El Gobierno ha recibido garantías de que se trata de un caso aislado y personal, al margen de la posición de la gran mayoría del colectivo de presos.

La izquierda abertzale conoció y aceptó el traslado de De Juana el viernes a Madrid, motivado por la cercanía de una vista oral en la Audiencia Nacional.

El Gobierno ha ido recibiendo garantías de que los primeros actos de violencia callejera no estaban motivados por decisiones estratégicas de ETA y que los que se han producido recientemente tienen más que ver con la situación de De Juana que con el propio proceso de paz.

Igualmente, ETA sabe que el presidente del Gobierno no tiene previsto ningún gesto si previamente no se ha producido un movimiento desde el otro lado. «Sólo habrá un gesto si todo transcurre de forma positiva», aseguran esas fuentes.

En ese procedimiento el asunto de la situación de los presos queda para el final del proceso, una vez que se haya producido el diálogo directo con ETA.

Una información de Fernando Garea publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Las víctimas también se movilizan

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 13:00, Categoría: Manifestaciones

Las víctimas, en la cárcel de Soto

MADRID.- Medio centenar de manifestantes convocados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) acudieron ayer a la madrileña cárcel de Soto del Real para recordar al Gobierno su oposición a un posible acercamiento de presos «de la banda asesina ETA a las cárceles vascas». A su juicio, esto supondría «ceder a su chantaje y pagar un precio político», según aseguró el delegado de la AVT en Madrid, José Antonio García Casquero.

Durante el acto de protesta se exhibieron varias pancartas con lemas como 'Negociación igual a traición', 'De Juana no te mueras, cumple tus penas' o 'Negociación en mi nombre, No', entre otros, así como carteles con el rostro de varios presos etarras como Henri Parot o Antonio Troitiño.

Asimismo, los manifestantes, entre los que finalmente no se encontraba el presidente de la asociación, Francisco José Alcaraz, gritaron consignas en las que apelaban al cumplimiento íntegro de las penas y otras como 'El Gobierno es un traidor', 'De Juana Chaos que te coja el doctor Montes' o 'No son presos políticos'.

«Queremos mostrar la verdadera cara de los asesinos cuyas fotos son paseadas por las calles del País Vasco como héroes», denunció García Casquero, quien reconoció que se ha elegido la cárcel de Soto del Real como lugar para la protesta «a modo de símbolo».

Además, mostró su descontento con las declaraciones realizadas el viernes por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, en las que aseguraba que las víctimas no deben determinar la política antiterrorista y en las que apeló a la obligación de la Iglesia de recordar la importancia del perdón.

En este sentido, Casquero destacó que «otra obligación de la Iglesia es recordar el no matarás» y le animó a leerse «el apartado 43 de la Instrucción Pastoral de noviembre de 2002 donde dice que el perdón no se contrapone a la justicia».

Una información publicada por el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La AVT lleva a la cárcel de Soto su rechazo al posible acercamiento de presos de ETA

Las víctimas exigen al Gobierno que no ceda al «chantaje» ni pague un precio político por la paz

Madrid - Las víctimas del terrorismo continúan plantando cara al «proceso de paz» impulsado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Apenas una semana después de abarrotar las calles de Sevilla, medio centenar de miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se manifestaron ayer a las puertas del centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) para expresar su rechazo al diálogo del Gobierno con ETA y al acercamiento de presos de la banda terrorista a las cárceles vascas.

Así lo puso de manifiesto el delegado de la AVT de Madrid, Juan Antonio García Castelo, quien señaló que aceptar las «exigencias» de ETA «supondría ceder a su chantaje y pagar un precio político, presos por paz». García Castelao anunció que la AVT de Madrid se movilizará en sucesivas convocatorias y recordó que «a los asesinos en prisión se les puede ver y hablar con ellos». «Si sus familiares tienen que desplazarse lejos y sufren incomodidades, la culpa sólo es del asesino», subrayó.

El delegado de la AVT en Madrid tampoco ahorró críticas a las palabras del obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, sobre las víctimas y el papel de la iglesia en el proceso de paz. De hecho, recordó al sacerdote «la importancia de recordar el quinto mandamiento de la Ley de Dios, no matarás».

Los participantes en esta manifestación, que llegaron a las doce del mediodía en un autobús hasta las puertas de la cárcel de Soto, portaban pancartas con fotografías de los etarras, como las que suelen llevar los representantes de Batasuna y los familiares de presos cuando se concentran. Sin embargo, en este caso las imágenes iban acompañadas de la fecha de su primer asesinato, los días transcurridos desde entonces y el número de víctimas y heridos que han provocado.

Entre los «representados» estaba la foto del presidente del Gobierno, con la frase «la esperanza de ETA». Los miembros de la AVT también exhibieron las caras de miembros de la banda como Santiago Arrospide Sarasola («Santi Potros»); Domingo Troitiño Arranz; Francisco Múgica Garmendia, («Pakito»); José Ignacio de Juana Chaos; Idoia López Riaño («Tigresa»), o Jose Antonio Urrutikoetxea («Josu Ternera»). Asimismo, también llevaban pequeñas pancartas con los lemas «No a los beneficios penitenciarios», «Cumplimiento íntegro de las condenas» o «Rendición en mi nombre no», que también vitorearon en el transcurso de la manifestación.

Y mientras las víctimas renegaban del posible trato de favor a los encarcelados, en el País Vasco sigue la presión para conseguir justo lo contrario. Miles de personas se manifestaron ayer por las calles de San Sebastián en defensa de los derechos de los presos de ETA, en un acto que contó con la presencia de numerosos dirigentes de Batasuna, Aralar y los sindicatos LAB y ELA, informa Ep.

Una información de R. N. publicada por el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Actividad Criminal de ETA (8 de octubre de 2006)

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 12:30, Categoría: General

Asaltan el Ayuntamiento de Pasajes y pintan consignas en contra del PSOE

Los mensajes hacían referencia a la huelga de De Juana y llamaban «asesinos» a los socialistas Los dirigentes del PSE exigen a «los referentes de la izquierda 'abertzale'» que condenen los hechos

SAN SEBASTIAN.- Después de una semana sin que se produjera ningún incidente radical, la violencia callejera reapareció ayer en Pasajes. El Ayuntamiento de esta localidad guipuzcoana amaneció el viernes con pintadas en las paredes del salón de plenos en contra del PSOE, las ventanas rotas e importantes destrozos en las sillas y mesas. Según informó la Ertzaintza, que todavía cuantifica junto a la Guardia Civil los graves daños en la Casa Consistorial, los atacantes entraron por la parte trasera del edificio hacia las 07.00 horas.

Pasajes vivió ayer su San Fermín txiki, una fiesta que terminó con el asalto del Ayuntamiento, donde se realizaron pintadas a favor de la excarcelación del preso etarra José Ignacio de Juana Chaos, hospitalizado por encontrarse en huelga de hambre. Además, las pintadas aludieron directamente a los socialistas, con textos como «PSOE hiltzaile (PSOE asesino)».

Los violentos destrozaron los cristales del interior de la sede institucional, aunque fue el salón de plenos el principal centro de su rabia, ya que allí desgarraron la tapicería de la mayoría de las sillas, rompieron marcos de las puertas y destrozaron la mesa central en la que se celebran habitualmente las sesiones parlamentarias. El recinto quedó totalmente desordenado, con expedientes y papeles municipales tirados por el suelo.

La alcaldesa de Pasajes, Izaskun Gómez (PSE), no esperó para expresar su «más enérgica condena e indignación» por el ataque, y reivindicó la gravedad del acto, que según ella radica en que se ha dirigido contra la «casa de todos los pasaitarras». El Ayuntamiento celebró por la tarde una junta de portavoces de urgencia para analizar los hechos, una sesión a la que la alcaldesa, sin embargo, no pudo acudir por encontrarse fuera.

Gómez deseó que el rechazo ante este hecho fuera mayoritario, y que ningún sector social o político del municipio se quedara sin mostrar su explícita condena.

El socialista Rodolfo Ares, coordinador de la Ejecutiva de este partido, emplazó directamente a Batasuna a que «deje claro que no comparte» el ataque.

En contra del proceso

Ares también condenó enérgicamente los hechos y dio muestras de apoyo a la corporación municipal y a los vecinos pasaitarras. «Las acciones son intolerables y en nada contribuyen al proceso de diálogo que se tiene que dar en Euskadi», manifestó.

«Éste no es el camino para avanzar en el proceso de paz», aseguró el portavoz socialista, que reivindicó que los «referentes de la izquierda abertzale» deberían manifestar claramente su rechazo. Aseguró también que la coacción no debe formar parte del proceso de paz «independientemente de que no consiga que el PSOE cambie su política y sus convicciones».

Los populares, que se sumaron a esta condena aprovecharon para denunciar la posición de los socialistas al «auspiciar con su firma y el logo del Ayuntamiento el fin de semana, el San Fermín txiki, que incluía una encartelada y brindis por los presos etarras», un acto que según manifestó la dirigente del PP en Guipúzcoa, María José Usandizaga, «precedió a la posterior invasión y asalto a la casa de todos los pasaitarras».

La popular aseguró que «quien siembra viento, recoge tempestades». «¿Cuál es el grado de responsabilidad institucional de quienes gobiernan el Ayuntamiento de Pasajes y no son capaces de prever ultrajes como el de esta pasada madrugada que atentan directamente contra la esencia de la democracia y contra la voluntad de los ciudadanos?», se preguntó.

EA también aseguró ayer, a través de un comunicado, que los actos violentos «son un claro obstáculo para el proceso de normalización política», se solidarizó con los afectados y aseguró que «estos actos atentan contra los principios elementales de la democracia y obstaculizan el proceso».

EB, por su parte, condenó «de forma rotunda» el ataque y destacó que «es especialmente grave que se ataque al símbolo de la voluntad popular, en este caso, la voluntad más cercana de los ciudadanos». Arana exigió también a la izquierda abertzale un rechazo «frontal y expreso» de este tipo de actos.

Una información de Idoia Arraiza publicada por el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Miles de personas y líderes de Batasuna piden liberar a De Juana

SAN SEBASTIAN.- Varios miles de personas se manifestaron ayer por las calles de San Sebastián en un acto convocado por el Foro de Ibaeta a favor del colectivo de presos etarras y de Iñaki de Juana Chaos. Miembros de Batasuna como Joseba Permach, Pernando Barrena, Joseba Alvarez y Jone Goirizelaia asistieron a la marcha, al igual que el portavoz de Askatasuna, Juan Mari Olano, el dirigente de Aralar Mikel Basabe, el coordinador general de LAB, Rafa Díez, o el de ELA, José Elorrieta.

La marcha se desarrolló sin incidentes y transcurrió, durante algo más de hora y media, entre aplausos de los vecinos. En la cabecera se situaron familiares de los presos etarras, que portaron carteles con sus fotografías. Unos metros detrás cuatro personas alzaron a hombros una fotografía de gran tamaño de De Juana, con el lema 62 días de huelga, además de dos grandes banderas, una ikurriña y la de Navarra.

Miembros destacados de Batasuna y Askatasuna portaron la pancarta principal, que rezaba, en euskara, Los presos vascos a Euskal Herria. Dueños de todos sus derechos. En el camino, profirieron gritos como «Libertad para Iñaki de Juana», «los presos de Euskal Herria, a casa», «no hay paz sin amnistía» e «independencia», todos ellos en euskara.

A ambos lados de la marcha, varias personas pertenecientes a Etxerat y a Askatasuna recogieron donativos y firmas en favor de los presos.

Antes de terminar, se concentraron en las proximidades del Ayuntamiento para realizar un acto a favor de los presos de la banda, con discursos en su apoyo y en solidaridad de sus familias en castellano, euskara y francés. Exigieron a los gobiernos español y francés su agrupación «inmediata» y que liberen a los que se encuentran enfermos. La dirigente de Batasuna Jone Goirizelaia rehusó ayer hacer alguna declaración sobre el ataque de kale borroka al Ayuntamiento de Pasajes.

Una información de Idoia Arraiza publicada por el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Hallada en Francia una troqueladora

MADRID.- Agentes de la Gendarmería francesa encontraron ayer una troqueladora y varias placas de matrícula vírgenes, que consideran propiedad de la organización terrorista ETA, en unos cubos de basura de un merendero de la localidad francesa de Marais d'Orx, perteneciente al departamento de Las Landas, a 30 kilómetros de Bayona.

Los investigadores franceses creen que se trata de material para una entrega que finalmente no pudo realizarse, por lo que los efectos hallados llevarían en el lugar varios meses, según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Hace dos semanas, la Policía francesa localizó un zulo con armas y sustancias para la fabricación de explosivos envueltos en bolsas de plástico y estaban escondidos bajo unas piedras en una zona boscosa de Saint-Étienne-de-Baïgorry, no lejos de la frontera con España.

Los agentes localizaron unos 115 kilogramos de clorato, 25 de nitrato amónico, 20 de azufre y 15 de polvo amónico, indicaron las fuentes. Con estos productos se fabrica la cloratita, sustancia explosiva que ha sido utilizada por la banda terrorista ETA en un importante número de atentados.

El escondite contenía también tres fusiles de asalto, dos pistolas ametralladoras, una pistola automática y una granada de fusil, así como 48 detonadores eléctricos y 125 metros de cordón detonante, agregaron las mismas fuentes.

El pasado 24 de septiembre, la Policía francesa localizó otro escondite de la banda a unos 75 kilómetros de la frontera con España, en el término municipal de Peyrehorade.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



El hallazgo de 100 matrículas falsas confirma la actividad de la banda en Francia

Madrid - El material de ETA encontrado en un merendero de la localidad de Marais d"Orx, a unos treinta kilómetros de Bayona, formaba parte de una entrega inmediata, ya que se hallaba escondido en unos cubos de basura, según han informado a LA RAZON fuentes antiterroristas. Estas fuentes no se explican por qué, como se hizo hace unos días con un «zulo» en la población de Saint Etienne de Baigorri, no se ha montado un dispositivo de vigilancia con el fin de detener a las personas que pudieran acudir a recogerlo.

El material, que según las citadas fuentes era una entrega de un «aparato» de la banda a otro -probablemente del de «logística» al «militar» o al «político»-, consistía en una troqueladora para hacer matrículas, un centenar de placas y los números que se utilizan en la fabricación de las mismas. Se hallaba dentro de dos cubos de basura y fue encontrado por unos cazadores que dieron aviso a la Gendarmería.

El hecho de que estuviera en los citados cubos, que suelen ser vaciados cada cierto tiempo, hace suponer que era una entrega inmediata y demuestra que la banda se mantiene activa en territorio francés. Hace unos días, las Fuerzas de Seguridad francesas montaron un dispositivo en torno al «zulo» de Saint Etienne de Baigorri. Había varios bidones con armas y explosivos enterrados en el suelo. Era poco probable que miembros de la banda acudieran al lugar pero se mantuvo una vigilancia durante cuatro días y, finalmente, se dio a conocer el hallazgo a la opinión pública. «En España habríamos estado meses», subrayaron las referidas fuentes.

La «kale borroka» arrasa el Ayuntamiento de Pasajes

El terrorismo callejero dejó ayer su sello en el Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana de Pasajes. Varios desconocidos se colaron por la mañana en el inmueble y destrozaron todas las sillas del salón de plenos, además de realizar pintadas contra el PSOE y a favor de la excarcelación de De Juana. Los violentos también causaron daños a una torreta de telecomunicaciones en el polígono industrial Jundiz de Vitoria.

Una información de J. M. Zuloaga publicada por el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Miles de personas se manifiestan en San Sebastián a favor de los reclusos etarras 

San Sebastián - Miles de personas se manifestaron ayer en San Sebastián para exigir a los Gobiernos español y francés que cambien su política penitenciaria y "respeten los derechos de los presos" de ETA. La marcha, convocada por el Foro de Ibaeta, se desarrolló sin incidentes y reunió a dirigentes de Batasuna, Aralar y de los sindicatos ELA y LAB.

El nombre más coreado durante el recorrido fue el del etarra Iñaki de Juana Chaos, ingresado en un hospital y alimentado por sonda tras 63 días de huelga de hambre. Los manifestantes pidieron la "inmediata liberación" de este "secuestrado".

Entre los asistentes a la marcha se encontraban, entre otros, los dirigentes sindicales Rafa Díez (LAB), José Elorrieta (ELA), los responsables de Batasuna Joseba Permach, Joseba Álvarez y Pernando Barrena, los históricos dirigentes de HB Tasio Erkizia y José María Olarra, la parlamentaria de EHAK Nekane Erauskin y el dirigente de Aralar Mikel Basabe.

La dirigente de la ilegalizada Batasuna y abogada de presos de ETA Jone Goirizelaia reivindicó el respeto de los derechos de los presos etarras y aseguró que el País Vasco no quiere que el Gobierno "siga utilizando a los presos" ni aplicándoles una "política de venganza", y menos aún en el actual contexto político.

Por otra parte, agentes de la Gendarmería francesa se incautaron ayer de una troqueladora de matrículas, placas vírgenes y diverso material perteneciente a ETA en una localidad de las Landas situada 35 kilómetros al norte de Bayona. El material intervenido se encontraba dentro de dos cubos de basura escondidos en un merendero de la localidad de Marais d'Orx, próxima a Saint Vicent de Tyrosse.

Fuentes de la lucha antiterrorista han indicado que el hallazgo puede formar parte de una entrega de material de una estructura de ETA a otra.

Pintadas con amenazas en el Ayuntamiento de Pasaia 

San Sebastián - Un grupo de violentos asaltó a las siete de la mañana de ayer el Ayuntamiento de Pasaia (Guipúzcoa) y provocó cuantiosos daños en el interior, fundamentalmente en el salón de plenos. "Han roto cristales y han destrozado las sillas", denunció la alcaldesa socialista de la localidad, Izaskun Gómez. La primera edil y todos los partidos vascos, a excepción de Batasuna, condenaron especialmente el ataque por estar dirigido contra una institución representativa. Los asaltantes hicieron pintadas contra el PSOE y en favor de la liberación del preso de ETA Iñaki de Juana Chaos, en huelga de hambre.

Una información publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



El 74% de los españoles cree que ETA puede volver a matar y el 56% que no hay condiciones para el diálogo

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: Encuestas

MADRID. El Gobierno empieza a perder la confianza de los ciudadanos ante la negociación con ETA, seis meses después del anuncio del «alto el fuego permanente», según se desprende de los datos del barómetro de otoño de Metroscopia para ABC.

La situación de optimismo inicial comienza a desvanecerse y este desánimo puede ser consecuencia de dos factores: la reactivación de la kale borroka y la lectura de un comunicado, por parte de tres encapuchados, en el acto celebrado el pasado 24 de septiembre en Oyarzun, en el que se expresaba el compromiso de ETA de seguir matando hasta conseguir la independencia.

El dato más revelador es el de una abrumadora mayoría de españoles, hasta un 74%, ocho puntos más que hace seis meses, que están convencidos de que la banda terrorista puede volver a utilizar las armas. Frente a este elevadísimo porcentaje, sólo un 18% piensa que será difícil, por no decir imposible, que ETA inicie, una vez más, una oleada de atentados.

Este pesimismo de los españoles ante el fin de ETA se refleja en todas las cuestiones planteadas por Metroscopia, destacando también el aumento del escepticismo sobre un fin dialogado con ETA. Ya son mayoría, un 52%, los que tienen dudas sobre la posibilidad de conseguir la paz, frente a un 44% que sí que se siente esperanzado. La tendencia se ha invertido, respecto al barómetro de hace seis meses, cuando eran más los españoles, un 65%, los que reconocían sentirse esperanzados que los que mostraban su escepticismo, el 31%.

Los votantes del PP son los que se muestran más escépticos ante el fin de ETA, hasta un 78% de su electorado; en el caso del PSOE, un 65% reconoce que está esperanzado ante el alto el fuego de la banda terrorista.

Una brecha que también ha empezado a abrirse es la que separa a los que creen que todavía no se dan las condiciones aprobadas en el Congreso de los Diputados en 2005 para iniciar un diálogo con ETA y los que si la creen.

Si hace seis meses el margen era más ajustado entre unos y otros, 49% los que consideraban que sí se daban las condiciones frente a 42% que entendían que no, ahora la situación ha dado un vuelco espectacular, y ya hay un 56% que piensa que no se debe hablar con ETA, dato muy superior al 28% que piensa lo contrario.

A los españoles tampoco le parece ahora muy de fiar el comunicado emitido el 22 de marzo por ETA en el que anunciaba el alto el fuego permanente. Ante esta cuestión, también se produce un vuelco en la opinión de los españoles sobre lo que puede suponer este pronunciamiento sobre la desaparición de la violencia.

En la actualidad, la mayoría de los españoles, un 55%, es de la opinión de que el comunicado sólo supone una pausa en la estrategia terrorista, pero no una renuncia definitiva de la violencia. Este porcentaje representa 17 puntos más que la opinión de los españoles hace seis meses, cuando un 38% compartía esta opinión.

Por el contrario, el porcentaje de españoles que piensa que el comunicado es un paso en la desaparición definitiva ha caído del 43% de marzo de 2006 al 33% que se registra en el mes de octubre.

Finalmente, son cada vez más los ciudadanos que piensan que la violencia no va a erradicarse definitivamente. Si en marzo el 16% creía que sí se iba a erradicar, seis meses después sólo el 7% apoya esta idea.

Una información de P. Cervilla y M. Calleja publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Información 'de diseño' en EL PAIS

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: General

El Gobierno rechaza la petición del PNV de acercar presos de ETA 

El Ejecutivo adoptará medidas cuando cese la 'kale borroka' y sirva para avanzar con la paz

Madrid - El Gobierno ha rechazado una petición del PNV para acercar, de modo inmediato, a los presos de ETA a las cárceles vascas. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, había alegado el alto el fuego de ETA y la presión de los familiares de los presos (por la huelga de hambre de Iñaki de Juan Chaos en protesta por su prolongada estancia carcelaria) para pedir al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, un acercamiento de presos.

El PNV reivindica, desde hace años, el acercamiento de presos de ETA con el argumento de que sus familiares no tienen por qué pagar las consecuencias de sus condenas. La creciente presión de los familiares de los presos de ETA, tras los más de dos meses de huelga de hambre del etarra De Juana, en pleno alto el fuego de ETA, ha animado al PNV a pedir al Gobierno su acercamiento a las cárceles vascas. En su opinión, aliviaría la presión.

El Gobierno, que tiene diseñado desde el inicio del proceso para el fin de la violencia un plan de medidas sobre los presos de ETA, lo ha rechazado temporalmente tras abrir una reflexión. A su juicio, el acercamiento de presos de ETA, previsto en la hoja de ruta, requiere el cese de la kale borroka, que, lejos de desaparecer, ha experimentado un rebrote desde el 18 de agosto.

El Gobierno estima, también, que medidas como el acercamiento de presos deben servir para reafirmar avances en el proceso de paz, fruto del diálogo con ETA. Son los socialistas vascos los que tienen más claro, por su proximidad al terreno, que un acercamiento de presos, en estos momentos, no tendría efecto en el proceso, y así se lo han comunicado al Gobierno. "Un acercamiento de presos no sería valorado ni por Batasuna ni por los familiares de los presos. Creen que el Gobierno debe hacerlo sin ninguna contrapartida, pues lo dan por amortizado", señalan fuentes socialistas.

En este sentido, el Gobierno estima que ETA y Batasuna le están echando un pulso en el terreno penitenciario, con las movilizaciones en las que reivindican un caso singular, como es el caso de De Juana Chaos, cuya petición fiscal es cuestionada en muchos ámbitos jurídicos, con la exigencia de libertad para los presos que han cumplido tres cuartos de condena a cambio de nada. "El cumplimiento de los tres cuartos de condena no da ningún derecho al preso. Es una potestad del Gobierno ponerlo en libertad y como tal, este Gobierno lo vincula a que ETA dé pasos hacia la paz", señalan fuentes gubernamentales.

El Gobierno, insisten las mismas fuentes, ha aprendido de la experiencia del proceso de paz fallido de 1998-99, en el que el Ejecutivo de Aznar hizo dos acercamientos masivos de presos, que no tuvieron ningún efecto, al no estar vinculados al diálogo con ETA. "Aprendimos que no se trata de hacer gestos, sino de dar pasos".

El primer ministro británico, Tony Blair, admitió al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, que su Gobierno se había precipitado, en el proceso irlandés, al poner en libertad a todos los presos en el plazo de tres a cuatro años. Esta medida fue justificada, como gesto de reconciliación, al afectar a activistas de las dos comunidades enfrentadas. "Nuestra experiencia y la de Irlanda demuestran que no hay que precipitarse. Las medidas sobre los presos, acercamientos y excarcelaciones, deben vincularse al avance de ETA hacia la paz en su diálogo con el Gobierno", insiste el Ejecutivo.

Próximo juicio a De Juana

El Ejecutivo centra su preocupación, ahora, en los más de dos meses de huelga de hambre de Iñaki de Juana y sus efectos en el colectivo de presos y en el proceso. De Juana será juzgado, a fines de este mes, por dos cartas publicadas en el diario Gara, con una petición fiscal de 96 años de cárcel por amenaza terrorista y cooperación con banda armada.

Fuentes jurídicas estiman que la petición fiscal es "absolutamente desmesurada" y recuerdan que recientemente el etarra Iñaki Bilbao fue condenado a dos años de prisión por amenazas de muerte a un magistrado. También recuerdan que De Juana fue procesado, antes del alto el fuego, cuando el PP y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) apelaron a la alarma social para evitar que presos con delitos de sangre, con la condena cumplida, fueran excarcelados.

Instituciones Penitenciarias se ha comprometido, por su parte, con la función humanitaria de extremar los cuidados de De Juana -recién trasladado al Hospital Doce de Octubre de Madrid-. "De Juana está en una situación delicada, pero su vida no corre peligro", según el Gobierno, que quiere que comparezca en el juicio. Fuentes jurídicas creen que "la sentencia en la sala se reducirá sustancialmente en el próximo juicio, según la jurisprudencia de la Audiencia Nacional".

Por otra parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó ayer que el fin definitivo de la violencia de ETA nunca podrá ser una "traición" a la memoria de sus víctimas, sino "el mejor homenaje que podemos hacerle", informa Efe. La vicepresidenta hizo estas declaraciones tras recibir en Fuenlabrada (Madrid) el Premio Francisco Tomás y Valiente, que otorga el Instituto de Cultura del Sur a las personas que se han distinguido por la defensa de los derechos y libertades fundamentales.

Una información de L. R. Aizpeolea publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Zapatero y su "cercanía" al PP

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 10:00, Categoría: General

Zapatero pide al PSOE «paciencia» ante la falta de apoyo del PP al 'proceso de paz'

Alaba la «contención» de muchos socialistas ante «los enredos» del PP en el 11-M Afirma que España está «como una roca»

VALENCIA.- Paciencia y contención. Fue la petición expresa que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer a los socialistas en Valencia ante «los enredos del 11-M» y la falta de apoyo del Partido Popular al proceso de paz.

En un multitudinario mitin en el pabellón de La Fuente de San Luis ante unas 6.500 personas -aunque el recinto no se llenó al completo-, Zapatero utilizó la proclamación de Joan Ignasi Pla y Carmen Alborch como candidatos a la comunidad y la Alcaldía de Valencia, respectivamente, para animar a su partido en ambos asuntos y vaticinar, como hace siempre, que el tiempo acabará dándole la razón.

De hecho, el llamamiento vino precedido de un recordatorio al Estatuto de Cataluña: «Recordáis que ahora, hace un año, estábamos en el debate de la reforma del Estatuto catalán. La derecha decía que se iba a romper este país, con ese tono de moderación que les caracteriza. Recordad que decían que España se rompía, que se acaba la cohesión, la solidaridad... ¡Y qué queda de aquello un año después! Pues que España está como una roca. Avanzamos en empleo, en solidaridad, en progreso y en desarrollo. El PSOE vertebra este país».

Y, con esta introducción intencionada, casi al final del mitin y tras bajar varias veces la cabeza hacia los papeles que tenía en el atril para medir sus palabras, dijo: «Sé que hay muchos ciudadanos y muchos compañeros del partido que practican la contención al ver que la oposición, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa, no da el apoyo al Gobierno en el proceso de paz, o enreda con la tragedia del 11-M que tanto nos hizo sufrir».

Zapatero añadió que también entienden que muchos piensen que «sería impensable» que esto que hace el PP lo hiciera la oposición en Gran Bretaña con el atentado del 7-J o en el proceso de paz con el IRA. Pero, el líder del PSOE reclamó que nadie se ponga nervioso. «Os pido que tengamos paciencia, porque este es un país serio y que funciona. El veredicto sobre el 11-M y los que pasó estará en una sentencia. Hagan lo que hagan, no van a poder impedir que este país funcione».

A continuación, se refirió al proceso de paz con una frase en condicional que inquietó a más de uno: «Si avanzamos en el proceso de paz, que es un gran empeño de este Gobierno, tan grande como difícil, si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, aunque no nos apoyen hoy, este Gobierno se siente cerca de ellos, porque ellos también han sufrido el terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Y el público, cada vez más acostumbrado a estas salidas franciscanas del líder socialista, aplaudió.

El resto del mitin -que dedicó en gran parte a apoyar a Pla y Alborch, y a dar una retahíla de datos sobre la marcha de la comunidad y la labor del Gobierno en la zona- lo volvió a dedicar a la buena marcha de la economía y, especial, a la Ley de Dependencia.

Zapatero puso en valor la aprobación de esta Ley, «que posibilitará que el Estado esté cerca de cualquier persona que no se pueda valer por sí misma. Va a estar cerca de las familias y, en especial, de las mujeres, que son las que están haciendo la verdadera política social», dijo.

Para el líder socialista, esta ley pone a España a la cabeza de Europa de los países que representan el Estado del Bienestar: «Lo más importante que tenemos es esto; la educación gratuita y universal, la sanidad, las pensiones y, ahora, el Sistema Nacional de Dependencia. Esos cuatro avances han sido impulsados por gobiernos socialistas».

Finalmente, Zapatero, que mencionó expresamente a los ministros Miguel Angel Moratinos y Jordi Sevilla, a la secretaria de Estado de Cooperación, Leyre Pajín; incluso al alcalde de Gandía que había tenido una hija -todos presentes en el mitin-, acabó con otro vaticinio de los que le gustan: «Recordad que vendré a inaugurar el AVE con Pla como presidente de la Generalitat».

Una información de Manuel Sánchez publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero se siente «cerca» del PP porque ha sufrido a ETA

El presidente vuelve a reclamar paciencia para dejar avanzar el «proceso»

VALENCIA - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer paciencia para dejar avanzar las negociaciones de lo que él denominó «proceso de paz», en alusión a los contactos con la banda terrorista ETA. Dijo que la sociedad española podía no entender cómo el principal partido de la oposición no apoyaba de forma clara el proceso, o por qué «enredan con el dolor del 11-M» y aseveró que esto no sería posible en Gran Bretaña, donde la oposición siempre respaldó el proceso del paz en Irlanda y nunca utilizó como arma política las bombas en el metro de Londres. Según el presidente, «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

«Si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, a pesar de que no nos apoyen hoy y estén diciendo lo que están diciendo de la tarea del Gobierno para ese proceso de paz -aseguró Zapatero-, este Gobierno y el PSOE se sienten cerca de ellos porque ellos han sufrido el dolor del terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Además, dijo que el veredicto final del 11-M lo dará, «como debe ser» el poder judicial.

Respecto a la inmigración, explicó que «un país que tiene marcado en su piel el esfuerzo de salir fuera tiene que dar ejemplo de compromiso con la gente que viene de fuera» y calificó de «masivo» el fraude a la Seguridad Social que permitió el PP con la entrada masiva de ilegales. Aseguró, además, hacer una política de inmigración «con la cabeza y con el corazón», desde la legalidad y los derechos humanos y dijo que los inmigrantes eran «necesarios para nuestro futuro». Del mismo modo, advirtió al PP que «conocen poco la madurez y ciudadanía de este país si creen que va a arrancar votos con el discurso antiinmigración».

Dijo que España lideraba el crecimiento económico y que el sesenta por ciento del empleo que se crea en Europa surge en España. «Crecemos cerca del cuatro por ciento del PIB anual y generamos entre 700.000 y 800.000 empleos al año». Mencionó el sistema nacional de dependencia, cuya ley aprobó recientemente el Congreso de los Diputados, la subida de las pensiones y dijo que «aun así, tenemos superávit».

Enfatizó que «pronto superaremos en renta per cápita a países que antes nos acogían como Italia y Alemania», aunque no refirió la reunificación de éste último.

Según Zapatero, invertimos en paz y contra la pobreza en el mundo «y podéis sentiros orgullosos de tener de paisana a Leire Pajín, que es la cara de la solidaridad, lleva la voz, pelea y va a conseguir que España dedique el 0,5 por ciento a desarrollo al acabar la legislatura».

Dado que el mitin se celebraba en Valencia como apertura de la precampaña de Joan Ignasi Pla a la presidencia de la Generalitat, se refirió al proyecto español de instalación de la base para misiones humanitarias de la ONU en el aeropuerto de Manises y dio la enhorabuena el ministro Moratinos -allí presente-, a quien animó a conseguirlo.

Una información de Toni Ramos publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero dice que está cerca de los populares que «sufrieron» con el terrorismo

VALENCIA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que, pese a las críticas de los dirigentes del PP a la política del Ejecutivo respecto a ETA, su Gabinete «se siente cerca de ellos porque sufrieron y han luchado contra el terrorismo».

En un mitin en Valencia, Zapatero interpretó que «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

El jefe del Ejecutivo reclamó «paciencia» a la ciudadanía para «avanzar en este proceso», que definió como «un empeño grande y difícil del Gobierno», y se refirió a la actitud de un sector del PP respecto a la investigación del 11-M. «Hagan lo que hagan, no van a impedir que las instituciones funcionen adecuadamente», sentenció.

Zapatero también comentó la posición de los populares respecto a la política de inmigración estatal y afirmó que «en este país no puede ni debe haber ni fariseísmo, ni hipocresía ni demagogia». El presidente del Gobierno adelantó que los discursos contrarios a la inmigración no dan votos en España.

El líder socialista acudió a Valencia para protagonizar un mitin con el candidato del PSOE a la Generalitat Valenciana, Joan Ignasi Pla, después de que éste perdiera esta semana la moción de censura contra el popular Francisco Camps. Para ello, Zapatero se centró en la descalificación de la gestión del PP en Valencia y esgrimió las inversiones comprometidas con la región.

Una información de V. Villaplana publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero expresa su cercanía al PP por haber sufrido el terrorismo de ETA 

El presidente lamenta el escaso apoyo del principal partido de la oposición al proceso

Valencia - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lamentó ayer el exiguo apoyo del PP al proceso de paz en el País Vasco, pero aseguró que se siente cerca de los populares porque "también han sufrido el terrorismo y también han luchado contra él". Zapatero participó ayer en un mitin en Valencia en la proclamación del candidato autonómico, Joan Ignasi Pla, y de los candidatos municipales de ciudades de más de 50.000 habitantes. El jefe del Gobierno criticó al PP por enredar con el 11-M, pero pidió paciencia porque, dijo, no van a impedir que las instituciones funcionen.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó "paciencia" a los socialistas ante el escaso apoyo del Partido Popular al Gobierno en la "difícil tarea" de lograr la paz y los enredos que intentan organizar en torno a la tragedia del 11-M. El presidente del Gobierno advirtió: "Hagan lo que hagan no van a poder impedir que este país funcione adecuadamente". El líder socialista aseguró que España es "un país serio, con instituciones que funcionan" y que el "veredicto de lo que pasó el 11 de marzo de 2004 estará en una sentencia dictada por quien corresponde, el poder judicial".

Respecto al problema de la inmigración, Zapatero también lanzó una advertencia a los populares, a los que acusó de practicar el "fariseísmo, la hipocresía y la demagogia". "La derecha habla de la regularización masiva [de inmigrantes]", prosiguió Zapatero, "Masiva fue la entrada de inmigrantes que estaban trabajando aquí sin derechos. Un país no puede consentir que haya ciudadanos sin garantías".

"Aunque algunos crean que con el discurso anti-inmigración van a arrancar votos, conocen poco la madurez de este país", dijo Zapatero, que recordó que España es un país que ha pasado por la dura experiencia de la migración.

El dirigente socialista se volcó ayer en Valencia para dar un impulso a las candidaturas de Joan Ignasi Pla, que aspira a presidir el Gobierno valenciano ahora en manos del PP, y de la ex ministra de Cultura Carmen Alborch, que se enfrentará a la popular Rita Barberá en las municipales. Según un sondeo del Instituto Opina para EL PAÍS, el PP aventajaría ahora a los socialistas en 12,9 puntos si mañana se celebrasen elecciones autonómicas. Una diferencia que se recortaría a 5,5 puntos si se tratase de unas elecciones generales.

Rodríguez Zapatero puso especial énfasis en intentar desmontar los argumentos que esgrime el Ejecutivo valenciano, que preside el popular Francisco Camps, para criticar al Gobierno central.

El presidente del Gobierno aseguró que este año estarán en marcha todas las obras del AVE Madrid-Valencia; recordó que su Administración es la que está sufragando las obras de la Copa del América y manifestó que el programa Agua permitirá a la Comunidad Valenciana ser autosuficiente con más recurso de los que ofrecía el "inviable trasvase del Ebro".

Pla lamentó que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no hubiese acudido a su propia moción de censura en el Parlamento y lo retó a un debate en Canal 9. El secretario general de los socialistas valencianos tachó las políticas de Camps de extrema derecha. Carmen Alborch aseguró que tras 15 años de gobierno local del PP "la gente ya no aguanta más".

Una información de Joaquín Ferrandis publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Opiniones (8 de Octubre de 2006)

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 9:00, Categoría: Opinión en Prensa

“Paz sin justicia” por Ignacio Camacho

Desde su lúcida soledad de cascarrabias, Ramiro Pinilla ha celebrado el Nacional de Literatura con una impecable requisitoria moral sobre el terrorismo: «Me duelen los 900 crímenes y la actitud de medio País Vasco mirando a otro lado». Con un certero hachazo de aizkolari, el viejo novelista del drama pétreo de los valles del Norte ha levantado astillas en el tronco carcomido de una sociedad enferma, sin cuya silenciosa anuencia cómplice no se explica la longevidad de la carnicería.

Recuerdo muy bien una escena de la campaña electoral de 2001. ETA acababa de asesinar a un dirigente del PP en Zaragoza, y en una plomiza tarde bilbaína se concentraban en la Plaza Moyúa los habituales de la resistencia: Ibarrola, Vidal de Nicolás, Savater, la gente del Foro de Ermua y de Basta Ya. Un puñado de personas decentes aguantaba la mirada indiferente de los transeúntes del centro junto a una boca de Metro diseñada por Norman Foster. Pasaron dos señoras bien vestidas, fenotipo gemelo de la apacible burguesía que merienda en el barrio de Salamanca, en Los Remedios o en Sant Gervasi. Miraron al grupo estoico con el mismo desapego displicente que el resto de los viandantes, y una le transmitió a la otra el diagnóstico de la situación: «Ya están ahí los de siempre».

Los de siempre eran esas docenas de ciudadanos honrados que no se resignan ante la rutina del crimen. Los que perturbaban con su silencio de estatuas la próspera normalidad de una comunidad acostumbrada a mirar para otro lado cuando suenan los tiros en su cuidado jardín. Una sociedad hemipléjica que ha compatibilizado la existencia de treinta años de terrorismo con la realidad de un visible desarrollo económico, bajo la premisa de que el drama, la extorsión y el sufrimiento sólo alcanzan a los que están dispuestos a involucrarse en ellos. Una sociedad que ha acabado culpabilizando moralmente a las víctimas por perturbar la ficción de un orden sin libertad.

Esa sociedad permeabilizada por el nacionalismo, mimetizada con un paisaje de dominancia establecida como una costumbre, ha recogido durante años las nueces que caían del árbol de la violencia, creyendo que sus manos estaban limpias porque no agitaban los ramajes de terror. Es la misma que ahora se dispone a recoger el fruto de una «paz» sembrada sobre el dolor de otros, cuyo sacrificio quedará orillado como un estéril tributo de dignidad sin recompensa. Una sociedad infectada por el virus del desafecto, de la tibieza, de la insensibilidad ante la aflicción ajena. Una sociedad herida en la que una mitad disfruta del privilegio confortable de una estabilidad basada en el padecimiento de la otra media.

Ha tenido que ser el viejo Ramiro Pinilla, autoexiliado en el interior de su conciencia, el que recuerde esta verdad dolorosa como un puñetazo en el alma. La que seguirá latiendo con toda su tristeza en la médula del honor colectivo cuando doblen las campanas triunfales de una paz sin justicia.

Publicado en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Navarra no es el País Vasco

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: Entrevistas

El recelo de Navarra frente al proceso de paz 

Indiferente a los desmentidos del Gobierno central, la derecha foral presiona para blindar a la comunidad contra Euskadi

Madrid - Tras haber guardado sólidamente el Gobierno autónomo durante 10 años, los líderes de la Navarra "foral y española" han levantado un muro frente al proceso del fin del terrorismo de ETA intentado por José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente navarro, Miguel Sanz, tiene muy claro que la banda terrorista no entregará las armas mientras Navarra quede fuera de la negociación. Indiferente a los desmentidos del Gobierno sobre el pago de "precios políticos", él y otros dirigentes de su partido, Unión del Pueblo Navarro (UPN), tocan a rebato para pedir un blindaje jurídico de Navarra frente a Euskadi y preparan las elecciones autonómicas de mayo como un plebiscito sobre Navarra, sí, o Navarra, no.

"Si las conversaciones de los socialistas con Batasuna fueran sólo sobre los presos, nadie habría dicho nada", afirma Javier Caballero, de 45 años, consejero de Presidencia del Gobierno navarro y responsable de la policía foral. "Yo no dudo de que la sociedad sabrá ser generosa respecto a los presos, llegado el caso; pero en Navarra, en cuanto oímos hablar de conversaciones del PSOE o del Gobierno con ETA, nos ponemos en alerta porque tememos que nos engañen".

La entrevista se celebra a corta distancia del Ayuntamiento de Pamplona, donde su padre, Tomás Caballero, izó la ikurriña en 1977, 21 años antes de morir con dos balazos en la cabeza disparados por un etarra. "A mi padre le mataron el 6 de mayo de 1998", argumenta Javier Caballero. "En el verano de ese año se produjo el Pacto de Lizarra, y en otoño, ETA declaró una tregua. Cuando ves que los procesos de paz anteriores han traído causa de algo, es del género idiota pensar que la tregua actual no trae también causa de algo. No hay nadie que pueda sentarse a hablar con Batasuna o con ETA sin hablar de Navarra, ¡nadie! ¡Si es su razón de ser!", recalca el consejero foral.

ETA lo dice a cada paso y los portavoces de Batasuna, también: sin Navarra, "no hay proceso de paz que valga" (Arnaldo Otegi, Pernando Barrena). Un casus belli para UPN (42,5% del voto en 2003; 38,1% del voto estimado ahora por el último sondeo de la empresa CIES, en junio pasado). La derecha foral parece haber perdido poco, pero lo suficiente como para no tener garantizada la reelección de Miguel Sanz, después de haber borrado todo vestigio de cercanía o colaboración con la comunidad autónoma vasca: ha obligado a los Ayuntamientos navarros a descolgar la ikurriña; ha roto el embrión de "órgano de cooperación" entre ambas comunidades que fue acordado en 1995; ha denegado la ampliación de la mejora de la enseñanza en vasco; y ahora presiona para eliminar el resquicio legal que daría pie a preguntar al electorado navarro sobre la relación con Euskadi.

Es obvio que todo esto choca frontalmente con la Euskal Herria soñada por ETA, que ocuparía 20.600 kilómetros cuadrados, sumando los siete territorios reivindicados del País Vasco, Navarra y el suroeste de Francia. Los 10.391 kilómetros cuadrados de Navarra suponen más de la mitad de la hipotética Euskal Herria, lo cual subraya la importancia estratégica de Navarra en ese proyecto. Sin embargo, la población navarra pesaría mucho menos que la de Euskadi: 51 habitantes por kilómetro cuadrado en Navarra, frente a cerca de 300 en el País Vasco.

Poco tiene que ver el valle del Baztan con amplias zonas del área de Pamplona y con el sur de Navarra, donde 30 años atrás la bandera nacionalista aún estaba bien vista: "Cuando yo era chico, en las fiestas aparecía la ikurriña; ahora, no. El PNV no hizo nada por oponerse a ETA y las simpatías que pudiera haber habido hacia lo que representaba han desaparecido", explica un profesional nacido en La Ribera, que prefiere no ser identificado. "El vasquismo reflejaba entonces una actitud progresista", recuerda Juan Moscoso, diputado socialista a Cortes por Navarra.

La sangrienta presión de ETA es la culpable de la profunda fosa cavada entre el navarrismo y el vasquismo. La organización terrorista ha matado a 41 personas en Navarra, además de regar este territorio de amenazas, extorsiones y terrorismo callejero. La Chantrea, un barrio del cinturón de Pamplona, construido en el franquismo para albergar a inmigrantes de otros lugares de España, no sólo es el lugar en que Montxo Armendáriz hizo sus primeras armas como cineasta y donde surgió Barricada, un grupo de rock duro; también es el barrio en que la casa y el coche de una de las vecinas, Mariasun Apesteguia, destacada socialista, sufrieron 16 ataques hasta que ella se retiró del primer plano de la política.

Los sondeos auguran ahora una mejora de votos para Nafarroa Bai, agrupación de cuatro partidos (Aralar, Eusko Alkartasuna, Partido Nacionalista Vasco, Batzarre) que logró mucho éxito en las elecciones legislativas de 2004. Son nacionalistas, pero no usan la violencia. Por primera vez en la historia de Navarra, acarician la posibilidad de convertirse en la segunda fuerza política de la comunidad foral.

El alma del proyecto es el abogado Patxi Zabaleta, el ex dirigente de Herri Batasuna que condenó la violencia en pleno apogeo de ETA. A sus 59 años de edad, encabeza la lista de Nafarroa Bai para las elecciones de mayo y cree llegado el momento de acabar con el decenio derechista. "La única alternativa es una coalición", afirma Patxi Zabaleta, cuyo discurso no es el de "la entrega a los vascos" y matiza entre "el proceso de pacificación", que "corresponde al Estado y a ETA" y el de "normalización", que "debe ser protagonizado por las fuerzas políticas".

Zabaleta ataca el "blindaje" de Navarra defendido por la derecha contra toda relación con Euskadi: "El único blindaje democrático que cabe es el de reconocer la capacidad de decisión de los navarros respecto a su futuro y en comprometerse a darles la palabra". Y critica la "red de intereses" creada por el foralismo navarrista: los 5.000 puestos de trabajo que dependen directamente del poder político (en una comunidad que no llega a 600.000 habitantes); la "presencia condicionante" de la Universidad del Opus Dei y "el desvío de una parte sustancial del gasto público en sanidad a la clínica del Opus Dei"; el dinero público comprometido para financiar nuevos regadíos con el Canal de Navarra, que "obliga a gastar mucha agua y no crea empleo estable" o "la venta de nuestros parques eólicos y centrales hidroeléctricas", en palabras de Zabaleta. "Los que han vendido nuestro patrimonio acusan ahora a otros de querer vender a Navarra", acusa el candidato de Nafarroa Bai al presidente foral, Miguel Sanz. El discurso de Zabaleta también reivindica respeto y apoyo a los derechos de los navarros que eligen hablar y desenvolverse en vasco o en castellano, "como cada cual prefiera".

Una posible coalición entre nacionalistas y el Partido Socialista de Navarra (PSN) provoca el uso de todo el arsenal de descalificaciones por parte del Partido Popular -"una inmoralidad atroz, una vergüenza nacional", en palabras de Mariano Rajoy, aliado político de Miguel Sanz- antes de que el Partido Socialista haya dicho esta boca es mía. Sus dirigentes se encuentran en una posición delicada. Parten de unas bases debilitadas, con el prestigio menguado por las denuncias de corrupción a anteriores presidentes forales (Gabriel Urralburu, Javier Otano) y la militancia dividida entre posiciones provasquistas y otras más "navarristas".

Los socialistas navarros se retiraron del poder hace 10 años. El 11 de julio de 1996, Víctor Manuel Arbeloa y otros dirigentes provisionales del Partido Socialista de Navarra (PSN) acordaron con la ejecutiva del PSOE el abandono "voluntario" del Gobierno foral, tras hacerse público el enésimo escándalo: una cuenta secreta en Suiza a nombre de Javier Otano, el último presidente socialista.

El voto socialista se ha mantenido desde entonces gracias a la UGT y a la fidelidad de la herencia republicana en zonas del sur de Navarra, salvajemente reprimidas por los rebeldes durante la Guerra Civil. En este tiempo de travesía del desierto, el PSN ha vivido cambios rápidos de líderes: el actual dirigente, Carlos Chivite, no ha tenido apoyo del secretario de organización del PSOE, José Blanco, para concurrir como cabeza de cartel a las elecciones autonómicas de mayo; otro político, Fernando Puras, ha sido elegido como candidato de consenso. Los socialistas navarros alcanzaron el 21,7% del voto en las elecciones autonómicas de 2003 y permanecen estancados, según los sondeos.

"Poca cosa es el cambio, si el Amejoramiento del Fuero [la norma en que se basa la autonomía navarra] nos ha servido para situarnos a la cabeza del bienestar en España; ¿para qué vamos a cambiar?", se pregunta el presidente foral, Miguel Sanz, de 54 años, comentando los proyectos de los que quieren sustituirle. Su comunidad cuenta con la mayor renta familiar de España, un 12,3% por encima de la media de la Unión Europea, según el Balance Económico Regional de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas); tampoco sufre las precariedades de otras comunidades donde nunca hay bastante dinero para pagar la sanidad o la educación. "Los gastos sanitarios se abonan aquí entre 60 y 90 días", asegura Francisco Iribarren, consejero de Economía y vicepresidente del Gobierno.

Son muchos años de dividendos políticos arrojados por el "efecto frontera" entre un País Vasco sospechoso de independentismo y un Gobierno foral que se presenta como abanderado de España frente a Euskadi. "Navarra es un espacio de encuentro, de diversidad: pero hoy es impensable, por la politización extrema que existe", reconoce Juan Cruz Alli, dirigente de Convergencia de Demócratas de Navarra (CDN). Y los socialistas aún no han logrado articular un discurso político potente. Fernando Puras, su candidato para 2007, intenta la integración: "Aquí no sobra nadie, ni de cultura vasca, ni de cultura castellana; ni de pensamiento conservador, ni progresista, ni navarrista, ni nacionalista vasco".

"La derecha navarra es carlismo, desconfianza, aislacionismo", opina Juan Moscoso, de 40 años, diputado socialista por Navarra. A su juicio, sería necesario revisar muchos de los bloqueos internos de la comunidad: por ejemplo, las tres zonas lingüísticas en que está dividida la comunidad, en cada una de las cuales se aplican normas distintas para educación, para los funcionarios: "Habría que modificarlas, pero muchos lo consideran casus belli. Todo está muy politizado, lleno de barreras... como en el Paralelo 42".

¿Una "mesa política"? "Es absurdo conformar mesas cuando tenemos instituciones de las que se puede formar parte cuando se tiene el respaldo ciudadano suficiente", responde Miguel Sanz, el presidente foral y principal dirigente de UPN. "Ahí se puede hablar de lo que se quiera. ¿No está Batasuna? Bueno, pues que esté: que se legalice y para ello ha de renunciar a la violencia y someterse a la ley de partidos".

El 67% no quiere unirse a Euskadi

"¿Usted es partidario o no de la unión del País Vasco y Navarra?" A esta pregunta contestaron "sí" dos de cada 10 navarros y "no" el 67%, prácticamente siete de cada diez en mayo pasado, según una encuesta de la empresa Cies realizada por encargo del Parlamento navarro.

Las respuestas a favor de la unión de las dos comunidades subieron hasta el 38% en algunas zonas del centro y el norte de la comunidad y bajaron al 17% en la merindad de Olite-Tafalla y al 14% en la de Estella.

La opinión apenas se ha movido. Una comparación rigurosa no es posible porque las preguntas del sondeo de 2001 buscaban otros matices, pero sirven para hacerse una idea: el 72% de los navarros quería "seguir como comunidad propia y diferenciada" hace cinco años, mientras el 6% deseaba formar parte "de un País Vasco-Navarro dentro de España" y el 9%, de un "País Vasco-Navarro independiente".

Por tanto, caben pocas dudas sobre el resultado de la eventual consulta a los navarros respecto a la relación con Euskadi: una amplia mayoría está en contra. Ni siquiera el presidente foral, Miguel Sanz, concede credibilidad a la idea de que alguien defienda una Navarra gobernada por el lehendakari, a pesar de sus toques de alarma contra el uso de Navarra como moneda de cambio en el proceso de paz con ETA.

Navarra fue la cuna de la cultura vasca. Un paseo por los valles pirenaicos basta para darse cuenta de que la arquitectura, los verdes paisajes y las costumbres culturales son una prolongación de Guipúzcoa, el territorio vecino. La Navarra del Bidasoa, vascohablante, conserva lazos con el País Vasco. Vascos se sienten muchos navarros, pero no la mayoría: actualmente, "puede cifrarse en el 30% la población de Navarra con elementos culturales vascos", informa el sociólogo Carlos Zufía.

Una entrevista de Joaquín Prieto publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com