El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

Sobre ETA y el Europarlamento: No todos están de acuerdo

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 15:00, Categoría: ETA en el Europarlamento

El «proceso» divide a Europa

MADRID. El próximo día 25, ETA logrará uno de sus objetivos acariciados desde más antiguo -«la internacionalización del conflicto»- y el Gobierno solicitará un aval para sus negociaciones con la banda terrorista. El pleno del Parlamento Europeo se dividirá en dos -falta por ver en qué proporción exacta- ante la iniciativa del Ejecutivo español para que la Cámara se pronuncie sobre «el proceso de paz».

Aunque ETA/Batasuna insista en que la situación es de bloqueo porque el Gobierno no cumple con lo tratado hasta ahora en secreto, Zapatero reitera que «el proceso» sigue y para sostenerlo busca cobertura de imagen ante las próximas cesiones como la «relegalización» del brazo político de los terroristas.

Después de la visita de Tony Blair y el concienzudo aprovechamiento mediático de un paralelismo con el «proceso irlandés», rechazado de plano por falso en las etapas del PSOE y el PP en el poder, el Gobierno ha empezado a preparar el citado pleno de la Eurocámara para asegurarse el apoyo sin fisuras de socialistas, comunistas, verdes y nacionalistas que le den una mayoría clara en una hipotética resolución de comprensión y apoyo a su negociación con ETA.

Los socialistas españoles, con Enrique Barón al frente, se han aplicado durante la pasada semana en trasladar a la Cámara europea la misma táctica que en las Cortes durante lo que va de legislatura -aislar al PP- y en desatar la misma campaña ensayada en los últimas días contra la oposición, la de colocarla el cartel de «extrema derecha» y acusarla de ir contra «la paz». El eurodiputado Antonio Masip inauguró las consignas, que incluyen atribuir a los populares «nostalgia del franquismo».

Texto alternativo

Pero entre los eurodiputados del PSOE no hay unanimidad sobre la negociación con ETA y menos aún sobre la conveniencia de trasladar el debate a la Eurocámara. Además de Rosa Díez, siempre del lado del constitucionalismo en el País Vasco y de las víctimas del terrorismo, hay otros dirigentes de la vieja guardia socialista y antiguos partidarios de Alfonso Guerra que, al menos en conversaciones privadas, se han manifestado muy críticos con la iniciativa de Zapatero.

Queda por dilucidar si tras el debate en la Cámara los socialistas redactan y piden que se vote una resolución a favor de las negociaciones de Zapatero con ETA, un aval al «proceso de paz». El Grupo Popular Europeo plantearía en ese caso un texto alternativo de rechazo al terrorismo y exigencia de rendición de la banda, aseguran en el PP.

La batalla estará servida. A los preparativos de la propia ETA/Batasuna, que desea contar en la tribuna con representantes de la llamada mesa nacional de su brazo político, como Jone Goirizelaia, para «presionar» ante tan importante logro para sus planes, se suman los de los grupos constitucionalistas vascos y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que acudirán seguro al pleno. Incluso Miguel Sanz, el presidente del Gobierno foral navarro, estudia la conveniencia de asistir a la Cámara como invitado, consciente de que el siguiente paso del «proceso», después de la legalización de Batasuna, será Navarra.

Hasta el momento, el presidente de la Eurocámara, José Borrell, ha negado la entrada en la sede a los miembros de Batasuna cuando el intento ha sido denunciado por el Grupo Popular. Batasuna está en la lista europea de organizaciones terroristas.

Ante la previsible votación, socialistas y populares han empezado a recabar apoyos entre los grupos contrarios o de composición más variada, además de asegurar los propios. Con Jaime Mayor al frente, los eurodiputados del PP se multiplicarán en los próximos días para entrevistarse con liberales y conservadores no inscritos en el PPE para explicarles la apuesta de Zapatero de negociar con ETA.

Las cuentas

Todos los eurodiputados recibirán una carta de los populares españoles para ponerlos en antecedentes y una especial atención tendrán para los socialistas franceses, que pueden ser, en principio, más susceptibles con «la internacionalización del conflicto». Francia siempre ha considerado que ETA era un problema español y nunca ha aceptado que le metan en negociación alguna, aunque los terroristas cuenten con incluir parte del sur francés en su proyecto del «gran Euskadi» nacionalista independiente.

Los socialistas parten con un bloque mayoritario de entrada compuesto por los 201 eurodiputados propios más los 41 de Izquierda Unitaria, 42 de los verdes y buena parte de los 89 de Alianza de los Demócratas y Liberales, donde, a pesar de su denominación, se agrupan partidos de corte nacionalista tan radicales como el PNV. El PPE cuenta con sus 264 parlamentarios -entre los que también hay algún nacionalista local- y tiene que buscar apoyo entre los no inscritos (37) y otros grupos de derecha como Independencia y Democracia (ID), que suman otros 28 representantes.

En fuentes del PP aseguran que tienen posibilidades de poner en un aprieto a los socialistas y que, aunque no obtuvieran para su resolución más votos que la izquierda y los nacionalistas a favor de la negociación con ETA, siempre sería un éxito evitar que Zapatero lograra la imagen de que la UE como tal le apoya en su aventura. «No es lo mismo que pueda vender que cuenta con el aval europeo para las cesiones ante la banda que quedarse con el respaldo de poco más de la mitad de la Cámara, dicen en el Grupo Popular.

Seguro ganador

Ocurra lo que ocurra en la votación -si la hay, pues si presenta complicada los socialistas pueden evitar la resolución-, ETA habrá obtenido el éxito de que «el conflicto» que plantea con su historial de asesinatos se aborde en Estrasburgo, pero no como hasta ahora, para su derrota con el aislamiento internacional, sino como interlocutor del Gobierno en un «proceso de paz».

El portavoz de los populares españoles en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, ha denunciado que el pleno será «un rotundo disparate en el que el único vencedor será ETA», mientras que la socialista Rosa Díez ha destacado el nuevo desaire a las víctimas que supone la iniciativa de Zapatero. Pero ninguno de los antiguos constitucionalistas vascos cree que el resultado del debate servirá para frenar la negociación Gobierno-ETA en marcha y tampoco para dar satisfacción a la banda. Lo contrario que el Gobierno, que confía en que esa puesta de largo de «el proceso» en Europa anime a los terroristas a tomar «el camino de la política» y dejar «la violencia».

A Zapatero le será además útil para preparar la próxima legalización de Batasuna y las reuniones de la llamada «mesa de partidos», requisitos exigidos o comprometidos con ETA para continuar con «el proceso» hasta las elecciones municipales y autonómicas, un proceso que dice que será «largo» pero que se puede acelerar en estas próximas semanas después de la batalla de Estrasburgo.

La banda, que sufrió en tiempos del Gobierno del PP un duro golpe al quedar desarticulo el «aparato internacional» llamado Xaki, habrá logradoel 25 de octubre el éxito de adquirir condición «política» en la Eurocámara.

Una información de Ángel Collado publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Ofensiva del PP para no exportar el proceso

El PP ha decidido lanzar una ofensiva y «dar la batalla» para que su posición ante el llamado proceso de paz también sea conocido en Europa e intentar que no reciba un apoyo masivo la previsible votación que sobre el alto el fuego y el diálogo del Gobierno español con ETA se celebrará el próximo 25 de octubre en el Parlamento Europeo. Los parlamentarios del Grupo Popular en la Cámara europea Alejo Vidal Quadras y Pilar del Castillo están trabajando en la redacción de unas misivas que se remitirán a todos los miembros del Europarlamento y en las que se explicará, entre otras cosas, los motivos que llevaron al PP a oponerse a la celebración de un Pleno de estas características y su opinión sobre la tregua de la organización etarra.

Una información publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El espectáculo europeo” por Soledad Gallego-Díaz

El PSOE busca que eurodiputados del PPE respalden el proceso de paz

El debate en el Parlamento Europeo, el próximo día 25 de octubre, en apoyo del proceso de paz en el País Vasco está siendo objeto de una intensa actividad socialista en Bruselas y Estrasburgo, a fin de conseguir una mayoría de respaldo muy considerable. Se trata, sobre todo, de lograr que una parte sensible de los parlamentarios del Grupo Popular Europeo (PPE) vote a favor de la propuesta, a pesar de que sus colegas españoles, con Jaime Mayor Oreja a la cabeza, estén haciendo una importante campaña en contra de cualquier resolución que suene siquiera a apoyo para el Gobierno español.

En principio, la propuesta podría contar con el respaldo de algunos parlamentarios irlandeses, franceses y alemanes a los que, pese a militar en partidos equivalente al PP, les resulta incomprensible que el Partido Popular español no apoye al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en una eventual negociación con un grupo terrorista. Si finalmente ese apoyo se concreta, el Gobierno podría llegar a obtener el voto favorable de todos los grupos del Parlamento Europeo, salvo el del Grupo Popular, que, sin embargo, aparecería como claramente dividido.

La negociación está corriendo a cargo, fundamentalmente, de Enrique Barón, que preside el Grupo Parlamentario Socialista Europeo y que cuenta con excelentes relaciones con los demás grupos desde la etapa en que presidió la propia Cámara. Barón ha explicado reiteradamente que desea un acuerdo con el PP español y que está dispuesto a examinar las enmiendas que puedan presentar a un texto concreto.

"No tenemos ninguna preocupación sobre el posible resultado de la votación. La gran mayoría del Parlamento respaldará nuestras propuestas", asegura un miembro del grupo socialista del PE. Habrá una declaración favorable por parte de la Comisión y del presidente de turno del Consejo. "Lo único que interesa asegurar es el desarrollo mismo del debate para evitar intervenciones que puedan dar origen a la menor confusión". La idea es conseguir una puesta en escena en la que sólo tomen la palabra los jefes de cada grupo parlamentario, algo que aligeraría el debate y, sobre todo, lo mantendría dentro de unos completos "márgenes de seguridad".

Los socialistas están convencidos de que no se encontrarán con ninguna sorpresa en las intervenciones del Grupo Verde, ni tan siquiera en los portavoces que representan a partidos de índole nacionalista. "Todo el mundo quiere que el proceso vaya adelante y salga bien y todo el mundo confía en el Gobierno del país que toma una iniciativa de este tipo. Siempre ha sido así. El Parlamento Europeo tradicionalmente ha respaldado procesos de diálogo que permitan llegar al abandono de las armas. Todo el mundo salvo el PP", critica un parlamentario del PSOE.

Conversaciones con algunos europarlamentarios franceses, italianos y británicos permiten confirmar el asombro de buena parte del Parlamento Europeo por la división que demuestran los parlamentarios españoles en un tema que ellos mismos califican "de Estado". "Estamos dando un espectáculo triste, uno de esos espectáculos que reafirman los tópicos sobre nuestro país y sobre la dificultad que tenemos para entendernos entre nosotros", se queja otro parlamentario socialista.

Precedentes

Los parlamentarios socialistas españoles recuerdan los precedentes que ha habido en el Parlamento Europeo, muy especialmente en el caso irlandés. En aquella ocasión (septiembre de 1994), primero hubo una declaración del presidente de la Cámara: "Todos los líderes de esta Cámara me han pedido que haga una declaración sobre los excepcionales acontecimientos que se han producido en una de las regiones de nuestra Unión Europea, Irlanda del Norte". En la declaración, el presidente expresó la satisfacción del Parlamento por "el cese de la violencia por parte del IRA que, en nuestra opinión, brinda una oportunidad histórica para alcanzar la paz y el fin de la violencia en la zona". Y añadió: "Aunque los hechos acaecidos esta semana demuestran que en este conflicto aún no ha cesado toda la violencia" (en esos días se produjeron reiterados incidentes y un comando unionista asesinó a un católico norirlandés). "El diálogo político es el único camino para seguir adelante", prosiguió el presidente del PE, el alemán Klaus Hansch. "Es natural que los primeros pasos se den con cautela, pero hay que aprovechar esta oportunidad histórica. Alabo los esfuerzos de los gobiernos de Irlanda y de Gran Bretaña para alcanzar la paz. El cargo de estadista exige prudencia, pero también saber aprovechar las oportunidades...

Publicado en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com