El Blog

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Foros

Un Suplemento de:

Alojado en
ZoomBlog

ETA ha fijado un plazo al Gobierno para que cumpla los «compromisos» del alto el fuego

Por Narrador - 12 de Enero, 2007, 11:00, Categoría: General

En caso contrario, la banda cometería nuevos atentados y podría llegar a romper «oficialmente» la tregua

MADRID - ETA va a hacer llegar al Gobierno, si no lo ha hecho ya, un mensaje con un plazo perentorio para que empiece a cumplir con los «compromisos» que, según la banda, acordaron sus representantes con los del Ejecutivo en febrero del año pasado, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. En caso contrario, continuarán los atentados y se podría llegar a una ruptura «oficial» del alto el fuego.

En el comunicado que la organización criminal hizo público el pasado martes, los pistoleros amenazaban con responder con «determinación total» a los «ataques» (detenciones, acciones judiciales, etcétera) que sufriera «Euskal Herria. Las decisiones de ETA y sus respuestas serán consecuentes con el comportamiento del Gobierno de España». Estas advertencias hay que entenderlas, por lo tanto, referidas también a esos supuestos incumplimientos.

Mensaje privado

El mensaje, transmitido a través de los interlocutores que han participado en las conversaciones, es uno más de los que se han cruzado entre ambas partes durante el alto el fuego. En este caso, como ocurrió durante el pasado mes de julio, cuando ETA lanzó privadamente un primer ultimátum al Gobierno, no se hace público con el fin de dar al Ejecutivo un cierto margen de maniobra del que no dispondría si se conociera que los terroristas han puesto un plazo fijo para que se atiendan sus exigencias.

El diario «Gara», en su edición del pasado miércoles, publicaba el contenido de esos supuestos acuerdos, que ya anticipó el pasado 10 de julio, y que se resumen en que el Gobierno se comprometía «a respetar las decisiones que adopte la ciudadanía vasca y a cumplir garantías como no efectuar detenciones y normalizar la vida política» mientras que «ETA aceptó no realizar acciones armadas ni de abastecimiento».

De ser cierto, ambas partes habrían incumplido de forma reiterada esos supuestos y, después de la última operación policial en Francia, en la que fueron arrestados dos miembros de la banda terrorista, no se puede descartar un nuevo atentado.

El citado diario precisaba que los acuerdos eran consecuencia de «ocho meses de conversaciones discretas» y que ETA se había comprometido «efectivamente a no realizar acciones contra personas ni bienes, así como a no realizar acciones de abastecimiento de armas ni explosivos a partir de la declaración del alto el fuego permanente».

«El Ejecutivo español, por su parte, -agregaba “Gara”- aceptó que respetaría las decisiones que adoptaran libremente los ciudadanos vascos sobre su futuro. En este punto, se especificaba que el Ejecutivo español entiende que los acuerdos para ello se deberán alcanzar entre los partidos políticos vascos, así como entre los agentes sociales, económicos y sindicales vascos. Se recogía además que los acuerdos se refieren al futuro de los ciudadanos de Araba (Álava), Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa (Navarra)».

El diario aseguraba también que «el Ejecutivo de Zapatero aceptó que no se efectuaran detenciones por parte de la Guardia Civil, la Policía española, la Ertzaintza ni la Policía francesa, así como que disminuyera la presencia policial. También se ha incumplido el compromiso de aceptar de facto que las organizaciones de la izquierda abertzale pudieran realizar su labor política en igualdad de condiciones».

El Gobierno ha negado siempre haber suscrito esos acuerdos pero, al menos hasta el momento, la persona a la que se atribuye un papel protagonista en las conversaciones con la banda, el socialista Jesús Eguiguren, no ha abierto la boca ni aclarado, por tanto, si se comprometió a algo con José Antonio Urruticoechea, «Josu Ternera», portavoz de ETA. O si de sus palabras, el citado cabecilla pudo deducir que el Ejecutivo al que representaba (al menos así lo entendía la banda, porque en caso contrario no hubiera anunciado el alto el fuego) estaba dispuesto a cumplir las exigencias que los terroristas ponían encima de la mesa.

Las fuentes consultadas llaman la atención sobre la insistencia de ETA en reclamar unos acuerdos hasta el punto de romper, sin previo aviso, sus propios compromisos de no robar armas (sustracción de pistolas y revólveres en Vauvert, Francia) y cometer un atentado de grandes dimensiones, como el perpetrado el 30 de diciembre en el aeropuerto de Madrid Barajas. «Para no ser cierto están poniendo mucho empeño», agregaron.

Una información de J. M. Zuloaga publicada por el diario LA RAZON el viernes 12 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com